Conoce los riesgos de las criptomonedas, cómo pueden robarte y, sobre todo, cómo protegerte

Protégete de tocomochos digitales

Aunque este artículo hablará mayormente del conocido Bitcoin, puede hacerse extensivo a otras monedas digitales, criptomonedas o criptodivisas que existen en la actualidad como Namecoin, Litecoin, Peercoin, Freicoin, etc. En sí, lo único que pretendo es adentrarme un poco en algunas de las problemáticas de las monedas digitales para que conozcas los riesgos que corres, como pueden robarte o utilizarte con fines no demasiado buenos y, sobre todo, cómo puedes protegerte.

La criptomoneda conocida como Bitcoin ha llegado a alcanzar cotizaciones impresionantes, superando puntualmente los 1000 dólares por unidad y manteniendo un alto nivel durante meses. En el momento de escribir esto, el Bitcoin o BTC cotiza a 204,63 euros (04/06/2015). Indudablemente todo esto desemboca en un interés manifiesto de los piratas informáticos por hacerse con Bitcoins.

Se considera una moneda muy segura pero debes tener una cosa muy clara: No importa cuán segura e innovadora sea en apariencia, en el fondo son sólo algunos bytes en un medio de almacenamiento digital y, como tal pueden ser copiados, así como cualquier otra información digital. Dicho en otras palabras, el BTC tiene sus riesgos y pueden ser robados.

La coyuntura que ha permitido la fama de los bitcoins es de todos conocida: desconfianza generalizada en los bancos centrales, deuda pública en niveles récord, miedo a la confiscación de los ahorros, Bitcoin entusiasma a los inversores más prestigiosos, algunos países empiezan a reconocer al bitcoin como “moneda privada”, las agencias gubernamentales de los EE.UU. se muestran prudentes ante el fenómeno Bitcoin, los medios de comunicación hacen a un lado la hostilidad y empiezan a tomar en serio al Bitcoin, cada vez es más conocida por más personas a nivel mundial, es ideal para protegerse de un corralito, etc.

Para que no se me acuse de ser injusto con los críticos, expondré también los argumentos en contra de Bitcoin que suelen esgrimir economistas muy laureados: ¡Peligro!, ¡Burbuja!, ¡Ponzi!,¡Tulipanes! Y así un largo etcétera.

En realidad poco importa que estemos a favor o en contra de los Bitcoins, la realidad es que esta moneda ha venido para quedarse con todo lo que ello conlleva. Tenemos que aceptarla como tal y cada vez son más los que acaban aceptándola como medio de pago.

Lo que realmente ha inclinado la balanza en mi caso para no invertir en BTC es la poca seguridad que mi intuición me dice que tiene el operar con Bitcoin.

No estoy diciendo que el Bitcoin no sea una moneda segura, ojo. Me refiero a que, al operar con Bitcoins, existen intermediarios, ordenadores de por medio, monederos virtuales, etc. que pueden ser fuente de inseguridades y que los ladrones saben buscar todos esos fallos de seguridad. El Bitcoin es una de las monedas más seguras, pero la operativa que lleva su uso puede llegar a ser muy insegura.

Todos hemos leído ya varios casos de robos millonarios en BTC: La compañía de intercambio de bitcoins Mt.Gox, uno de los mayores mercados mundiales de la divisa virtual, se declaró en quiebra tras sufrir un sonado robo de Bitcoins. Otra plataforma de intercambio de bitcoin, Poloniex, admitió que el 12,3% de sus depósitos en bitcoin habían sido robados. Otros sistemas, como Flexcoin, Bitcoinica, Linode, Iputs.io, y MyBitcoin han experimentado también robos.

Los ladrones corren un riesgo mínimo

El gran problema que le veo al BTC es el poco riesgo que corren los ladrones al robar Bitcoins de aquí o de allá. Si lo piensas fríamente, pueden robarlos impunemente porque seguramente no les pasará nada.

Los ladrones posiblemente actuarán desde terceros países para convertir las monedas virtuales en una divisa que no corresponderá a ninguno de los países donde fueron robados, situando el botín en un paraíso fiscal, lo más opaco posible, que no tendrá ningún acuerdo de colaboración con ninguno los países implicados (o dónde se cometió el robo o por donde fue pasando lo robado).

Las víctimas serán personas de todos los países del mundo, sujetas a diferentes legislaciones nacionales que, en unos casos, permitirán reclamar la persecución del robo a sus ciudadanos en un tercer país y, en otros casos, no; víctimas que hablan en multitud de lenguas, etc.

¿Cuál sería el Juzgado competente y la legislación aplicable? ¿Se ha robado a un particular, a un Banco, a una fundación o a una empresa? ¿Han robado dinero, divisas o derechos? ¿Cómo se acredita o certifican las cantidades robadas? ¿Quién sería la autoridad certificante? ¿Cómo se rastrea lo robado? ¿Dónde coño encuentro un abogado especializado en estos temas?

Si se celebrara, y mira que lo dudo, posiblemente nos enfrentáramos al más complicado juicio de la historia, por los elementos internacionales, el volumen de afectados, idiomas utilizados, extensión territorial, etc. y todo complementado con, posiblemente, el mayor conjunto de dudas jurídicas jamás planteadas en un solo caso.

Si después de todo esto te quedan dudas es que no miras la vida desde su justa perspectiva: Robar BTC tiene muy pocos riesgos para los ladrones.

Antes de que sigas leyendo y en el caso de que no sepas mucho sobre Bitcoin, te recomiendo que leas Bitcoin, ¿la moneda del futuro? para comprender un poco qué es el Bitcoin, el vocabulario que se utiliza, etc.

Formas en que pueden robarte tus bitcoins

Seguidamente, sin entrar en muchos detalles para no dar pistas sobre programas, software, etc. (que pudieran utilizar los ladrones para robarte), voy a enumerar un poco por encima los principales problemas que podemos encontrarnos al operar con Bitcoins o cómo pueden robárnoslos.

Pueden utilizarte, por ejemplo, para que hagas minería de bitcoins a su favor sin tú enterarte. Mucha gente se descarga películas, música, programas, etc. de Internet. En cualquiera de esas copias ilegales descargadas de la red estará oculto un virus que se dedicará a infectar tu ordenador con la finalidad de minar Bitcoin para los creadores del virus. De esta manera, y sin saberlo, estaremos aportando nuestro ordenador para que los creadores del virus ganen más Bitcoin. En principio, no buscan robar el dinero a nadie, sino secuestrar la capacidad de tu ordenador para crear más bitcoins que se quedan ellos.

También están aumentando el número de robos de Bitcoin a mano armada. Hace poco leí que la ciudad de Nueva York estaba sufriendo una creciente ola de robos de Bitcoins con violencia. No te creas que es algo tan difícil. Los atracadores te hacen concertar una cita con una persona supuestamente interesada en canjear la divisa virtual por dinero en efectivo y, una vez estáis en un sitio apartado te obligan, a punta de pistola, a transferir tus Bitcoins a donde ellos te indican.

En esencia es como si te atracan para robarte dinero en efectivo, si no cogen al ladrón, difícilmente podrán investigar la transacción por la mecánica del Bitcoin.

Dicen que robar a un ladrón tiene cien años de perdón. Pueden, por ejemplo, ofrecerte servicios de lavado de bitcoins. El propietario de Bitcoins puede enviar parte de ellos a sitios donde se encargan de mezclar los bitcoin y dividirlos y volver a unirlos después, de tal forma que finalmente ningún organismo pueda rastrearlos. Aunque no lo creas esos servicios existen y cobran comisiones por realizar ese lavado de Bitcoin. Imagina que alguien te ha pagado en BTC de dudosa procedencia y quieres “lavarlos por si acaso”. ¿Quién te dice que esa empresa de lavado es auténtica? ¿Y si sólo pretenden quedarse con tu dinero y, si te vi no me acuerdo? ¿Vas a denunciarlo cuando en realidad pretendías lavar esos BTC?

También pueden pedirte micro-prestamos o micro-inversiones. Mucha gente tiene “amigos” en Internet a los que ni siquiera conoce. Te dan conversación en redes sociales o en chats, se hacen amigos tuyos, hablan sobre Bitcoins o inversiones en BTC y un día te cuentan la historia de que han descubierto un sistema para multiplicar BTC o una inversión en BTC infalible o cosas similares. Te piden un micropréstamo o una microinversión de, por ejemplo, 0,0832 bitcoin y te dicen que te los devolverán al poco tiempo con bastantes bitcoins más para ti. Al ser poco lo que te piden, generalmente no más del equivalente a 50 euros, se lo prestas o lo inviertes y de repente desaparecen sin dejar rastro. El email deja de funcionar, no te cogen el teléfono, etc. ¡Te han robado!. El consejo es obvio: No prestes bitcoins a nadie, aunque te caiga bien y finja ser tu amigo.

Igualmente debes tener cuidado con los troyanos que puedan meterte en tu ordenador. Ya han aparecido por la red varios troyanos programados para robar bitcoins en los equipos infectados. Instalan una miniaplicación capaz de hacer transferencias de Bitcoins entre dos carteras, lo que sumado al hecho de que las transferencias son totalmente anónimas deja un plan casi perfecto para los ladrones.

Cuidado también con el software dudoso que pueden ofrecerte con diversas tretas. Existen supuestos programas para robar bitcoins, herramientas para lavar bitcoins, etc. Los trucos para obligar a la gente a descargárselos son de lo más variopinto pero siempre se basan en la codicia de la gente. Puedes leer descripciones como estas:

“Hemos estudiado a fondo el cliente Bitcoin desde dentro y hemos encontrado una falla casi imperceptible pero muy significativa (asociada con la comisión), usándolo hemos cometido una transacción Bitcoin en el que el destinatario ha recibido más Bitcoins…”

“Este software que sólo cuesta 10 euros permite buscar Bitcoins perdidos por Internet y te los va transfiriendo automáticamente a tu monedero (el promedio suele ser de 0,58 BTC por día, pero en algunos casos ha encontrado más de 1000 BTC en un solo día”

“El programa XXX roba Bitcoins de ordenadores de otros países en cuya legislación no se contempla ningún tipo de colaboración policial con otros países. Dicho claro: Puedes robar impunemente a personas de determinados países sin que te pase nada. Posteriormente el programa se encargará de lavar los BTC robados y enviarlos a tu monedero sin que nadie pueda seguirles el rastro”

Creerás que me he inventado esas descripciones de programas, pero te aseguro que son ciertas y, por increíble que pueda parecerte, la gente pica y se las descarga, pensando que se van a hacer con miles de bitcoins sin trabajar.

Ni que decir tiene que la aplicación o software que supuestamente encuentra, roba o transfiere Bitcoins a tu monedero es en realidad un malware creado para buscar y robar Bitcoin directamente de los archivos de la carpeta de la computadora de la víctima. La gente se lo instala pensado que van a poder robar impunemente y en realidad son ellos los robados.

Tampoco te conviene dejar tus BTC en los llamados “Depósitos de bitcoins” porque, en una gran mayoría de los casos, el destino que nos espera no es otro que timos cíclicos por parte de los administradores cuando deciden inteligentemente emprender la huida porque ya han conseguido bastante dinero y no quieren seguir arriesgándose a acumular más.

Algunos consejos para salvaguardar y resguardar tus Bitcoins

Supongamos que tienes BTC. Como has podido ver, el mantener tus Bitcoins seguros y resguardados debe ser una tarea primordial para ti. Muchos usuarios han perdido sus monedas por no asegurar correctamente sus monederos. Los Bitcoins son dinero y los ladrones van tras de él.

Ante todo es importante dividir tus Bitcoins en varios monederos. Así como en el banco tienes una cuenta corriente y una cuenta de ahorros, es recomendable hacer lo mismo con tus bitcoins. Ten un monedero de fácil acceso desde tu teléfono móvil o computadora para compras, pequeños gastos diarios y/o hacer trading y en dicho monedero guardaras una pequeña (mínima) parte de tus fondos, los cuales moverás constantemente. El resto de tus fondos en BTC guárdalos en un lugar más seguro, también es recomendable tener los fondos de ahorros repartidos en más de una cartera. No te confíes 100% de los servicios en línea. Si bien es cierto que cada vez los monederos en línea, casas de cambio y sitios de apuestas o de inversión y trading implementan nuevos métodos de seguridad, también es cierto que son los objetivos número uno de los hackers debido a la gran cantidad de Bitcoins que mueven y almacenan.

Como regla general activa la doble autenticación (2FA), para que de esta manera si te roban tu contraseña, no puedan acceder a tus fondos.

Crea copias de seguridad de tus monederos: La cartera de ahorros será guardada sin conexión como una cartera “en frío” y se utiliza para ir ahorrando los bitcoins recibidos. Ten en cuenta que una vez perdido o robado tu monedero, tus bitcoins desaparecerán para siempre. Así que mantén tu monedero secreto y seguro.

Las copias de seguridad te pueden salvar el día que tu ordenador se dañe o te roben tu teléfono móvil. Recobrar tus bitcoins utilizando las copias de seguridad es muy fácil.

Te conviene, además, tener varias copias de seguridad en diferentes formatos: pendrive, cd-rom o disco duro externo y te conviene cifrar tus copias encriptándolas con una potente contraseña para que, si alguien las llegara a conseguir, no pueda fácilmente acceder a tus fondos.

Crea copias de seguridad regularmente y actualízalas cada cierto tiempo, con el objeto de mantener actualizadas tus transacciones y direcciones.

Utiliza contraseñas complejas y no las reutilices. Esto es válido no sólo para la seguridad de tus Bitcoins sino para tu seguridad informática en general. Atrás quedaron los días donde las claves como nuestra fecha de nacimiento o el nombre de nuestra madre eran suficientes para proteger información.

Es muy importante no utilizar la misma clave para todo. Sí, lo sé, es difícil recordar 100 claves diferentes, pero evita repetir claves, al menos, en tu monedero Bitcoin. El uso repetido de la misma clave aumenta el riesgo de que seas víctima de un ataque.

Te voy a poner un ejemplo. Imagina que consigues la siguiente promoción en la web “regístrate hoy y te regalamos 0.001 BTC”, pues bien entras te registras con tu correo y tu súper-contraseña a prueba de balas. Te confirmas y en efecto te regalan los 0.001 BTC que mandan a tu monedero. Sólo para darte cuenta que a los días te han robado todos tus Bitcoins. ¿Qué pasó? El sitio era solamente una fachada para robar a incautos. Sin querer le diste tu correo electrónico, tu monedero y tu súper-contraseña. Con ella entraron a tu correo, buscaron un correo de respaldo de Blockchain donde estaba el identificador de tu monedero y ¡Zas! Les has dado la llave maestra para que vacíen tu cuenta.

También es aconsejable utilizar carteras offline o especializadas para guardar tus ahorros. El método más seguro para guardar tus ahorros son los monederos offline o desconectados de Internet, ¿porque? Porque cualquier dispositivo al estar conectado a Internet es proclive a ser atacado por Hackers.

Para finalizar, a mí por lo menos, me parece claro que van a surgir nuevas formas de delincuencia ligadas a esta nueva moneda digital. Nos conviene a todos estar informados de los trucos que usan para robar BTC, artimañas que emplean, investigar nuevas formas de protegerse, etc.

Espero que estos simples consejos de seguridad sobre bitcoin te ayuden a guardar y proteger tus ahorros. ¿Tienes algo más que agregar? ¿Inquietudes?. Déjanos un comentario u opinión y ayúdame a difundirlo en las redes sociales si te ha gustado pinchando en los botones.




¿Es tan buena idea erradicar el dinero en efectivo o sólo se trata de una idea que acabará aterrándonos por su perversidad?

El efectivo, en la cuerda floja

Supongo que todos os habréis dado cuenta de la intención de la mayoría de los países de acabar erradicando el dinero físico o en efectivo de nuestras vidas.

Tenemos montones de pistas por todos lados: se está potenciando el comercio electrónico, se pretende incrementar el número de compras por tarjeta o por móvil, algunos países prácticamente ya no usan las monedas de 1 y 2 céntimos, otros países también han anunciado un endurecimiento del uso de efectivo y, así, un largo etcétera.

Por poner algunos ejemplos, en el caso de Francia, los pagos con dinero en metálico se limitarán a mil euros y los bancos deberán informar a las autoridades de todas las transferencias que superen los 10.000 euros dentro de la UE.

En España, el Gobierno aprobó el año pasado la Ley de Lucha contra el Fraude, que prohíbe los pagos en efectivo por más de 2.500 euros (15.000 si el pagador es un particular no residente) y sanciones del 25% para quienes no cumplan.

Las medidas antifraude en Grecia son aún más drásticas, movidas por la salida de capitales derivada de la crisis que vive el país, todos los pagos que superen los 70 euros deberán realizarse con cheques o con tarjetas de crédito.

En 2012 Suecia evaluó la posibilidad de eliminar por completo el dinero físico para sustituirlo por dinero digital: tarjetas de crédito, medios de pago a través de Internet y teléfonos móviles.

Recientemente nos ha llegado la noticia de que Dinamarca quiere “prohibir” el dinero físico: no se podrá pagar en efectivo ropa, comida ni gasolina.

El gobierno español, por su parte, también ha incluido un nuevo límite a las comisiones que los comercios pagan por los pagos que los clientes hacen con tarjeta de crédito. A los límites generales, anunciados anteriormente —del 0,3% en las compras con tarjeta de crédito y del 0,2% en las de débito— añade ahora otro tope a las compras de menos de 20 euros: serán más bajas, del 0,2% para las tarjetas de crédito y del 0,1% para las de débito. Además, en todos los casos, sea cual sea el importe de la venta, para las de débito la comisión no podrá superar los siete céntimos. La rebaja de comisiones persigue impulsar los pagos electrónicos en comercios tales como bares o quioscos, que suelen evitan aceptar dinero de plástico porque los importes reducidos que la gente les compra no compensan por las comisiones que les cargan las tarjetas o los bancos. El objetivo, según señaló el Ministerio de Economía, es ajustar la normativa española en materia de pagos electrónicos a las exigencias que la Unión Europea impondrá a partir de 2016.

¿El motivo de todo esto?

Está claro. No es que les apetezca especialmente potenciar el comercio electrónico, lo que realmente quieren es eliminar el dinero físico en efectivo y, de esa forma tener controladas todas las transacciones económicas y, así, poder saber si los impuestos que pagamos se corresponden con los ingresos.

Según los gobiernos se obtienen un montón de ventajas, pero lo cierto es que, una idea en principio brillante podría convertirse en perversa como explicaré más adelante.

Argumentos a favor

Los argumentos a favor de esta idea serían:

- se acabaría con los robos y los atracos.

- se eliminaría el dinero negro y, por lo tanto, se acabaría con el blanqueo de dinero.

- se eliminaría la evasión de capitales.

- se erradicarían los sobornos y las mordidas.

En definitiva, eliminar el dinero físico sería un golpe tremendamente contundente contra la delincuencia y el crimen organizado; hasta ahí nada que objetar sino todo lo contrario. Pero… siempre hay “peros”.

Argumentos en contra

En contrapartida nacería el mayor Gran Hermano que jamás habría imaginado el ser humano, ni siquiera El Show de Truman se acercaría a la nueva realidad. Alguien podría pulsar por error, por orden, por negligencia o porque sí el botón de “no pagar” o “no abonar” y en su lugar el de “cargar en cuenta”, “embargar cuenta” o cosas peores inimaginables. Al hacer desaparecer el dinero físico, los estados, además de acabar instantáneamente con los trapicheos, podrían decidir hasta quién vive y quién muere; sin duda una terrible perversidad con una buena idea de fondo justificada.

Las políticas monetarias de los bancos centrales controlarían por completo la masa monetaria, un sueño de los gobiernos hecho realidad. La fiscalidad de todos los productos y su seguimiento serían exhaustivos, no se escaparía nada, ni nadie.

Habría que reinventar la corrupción tal y como la conocemos pero esa perversidad podría incluso ser un relevo mucho peor.

También hay que tener en cuenta que los nuevos sistemas dependen de la tecnología en gran medida, en concreto del acceso a Internet o de una línea telefónica. Una avería supondría que no existiría ninguna forma de pagar en las tiendas. No son casos frecuentes, pero todos hemos visto alguna vez un establecimiento con un cartel que avisa de que no aceptan tarjetas temporalmente por dificultades técnicas. Al final, pueden vivirse situaciones molestas por culpa de esto.

La eliminación del efectivo no es tan sencilla ni está exenta de riesgos. De hecho, el fraude electrónico se ha duplicado en el último año y los expertos auguran que habrá un crecimiento importante del crimen cibernético, un delito mucho más sofisticado y global que los tradicionales atracos.

Si esta medida se pone en marcha de una forma tan radical como parece, surge un nuevo riesgo: que cualquier incidencia en las comunicaciones o la pérdida del móvil nos dejen literalmente en la calle. Por no hablar de cómo sería la vida para los habitantes de pequeñas poblaciones, lugares montañosos y colectivos que no tienen ADSL o fibra óptica en el centro de sus vidas.

Por poner un ejemplo, tenemos el hipotético caso de las tormentas solares. Si se produjera una erupción solar en el momento justo y en el ángulo correcto, podría dar lugar a un pulso electromagnético que paralizaría nuestra sociedad al completo. Imagina lo que podría pasar si, en algún momento, nuestras computadoras, nuestros teléfonos celulares y nuestros equipos electrónicos quedaran fritos. ¿Cómo demostrar cuanto dinero electrónico teníamos antes de la tragedia? ¿Cómo pagar si no funciona ningún sistema?

El caso de Dinamarca

Dinamarca lleva varios años cercando el efectivo. El Banco Central del país ya abandonó la producción de monedas y billetes. En otros países escandinavos como Suecia los monederos cada vez son menos frecuentes y también han estudiado suprimir el dinero físico. El pago en efectivo apenas supone un 25% de las operaciones en Dinamarca y las transacciones con móvil están generalizadas.

El objetivo es eliminar los considerables costes administrativos y financieros que implica el manejo del dinero físico. Un estudio de la consultora McKinsey señala que entre 2007 y 2012 el coste del dinero físico en la UE fue del 0,45% del PIB, unos 306 euros por familia. La producción y distribución de billetes, los gastos de gestión de bancos y establecimientos así como la economía sumergida que el efectivo favorece, al ser más difícil de rastrear, provocan que los medios electrónicos sean más eficientes.

Lo que es más importante (y esto no lo dice con tanta claridad el gobierno danés) es que esta decisión ayudará a controlar el dinero en circulación, dificultará el blanqueo y pondrá trabas a la actividad de la economía sumergida, que en este país supone alrededor del 15% del PIB.

Dinamarca se ha propuesto ir acabando progresivamente con el pago en efectivo en algunos establecimientos con la excusa de que los comerciantes sean más eficientes. La propuesta parlamentaria, que entrará en vigor a principios de 2016, erradicará el dinero en efectivo en las transacciones en tiendas de ropa, gasolineras y restaurantes.

El objetivo es eliminar costes administrativos y financieros que implica el manejo de directo en efectivo según dicen. Dinamarca se quiere convertir en el primer estado que elimine el dinero en efectivo.

La medida planteada en Dinamarca coincide en el tiempo con la extensión de los pagos por móvil. Según distintos estudios, uno de cada tres daneses utiliza MobilePay, una aplicación para teléfonos inteligentes que permite transferir dinero y hacer pagos en comercios.

Dinamarca es un país donde ya se utilizan mucho las tarjetas de crédito para cualquier compra, no importa lo pequeña que sea ni el tipo de establecimiento (los puestos de comida en la calle las aceptan). La mitad de los pagos se realizan con un sistema propio de tarjetas danés, DanKort, fundado en 1983 y muy barato para los comerciantes; otro 25% con tarjetas de crédito tradicionales y la otra cuarta parte, en efectivo. El pago con dinero electrónico está experimentando un crecimiento notable.

Esta propuesta se apoya en la popularidad de los pagos móviles en algunos países del norte de Europa tales como Dinamarca, Suecia, Noruega, Islandia y Finlandia. Allí se ha extendido en los últimos años la tendencia de abonar incluso las compras más pequeñas -un periódico o un paquete de chicles, por ejemplo –sin usar dinero en efectivo.

La mayoría de los clientes pagan con tarjeta, no importa que sea una compra, un paquete de tabaco o una barra de pan. Desde hace un par de semanas, en una de las cajas disponen además de la posibilidad de pago con el teléfono a través de un sistema llamado MobilePay que consiste en conectarse a la caja a través de Bluetooth, marcar un código y transferir el dinero. Es casi instantáneo y también puede utilizarse entre particulares para enviarse efectivo.

MobilePay, que pertenece a DanksBank, está instalado ya en dos de cada tres terminales. Se usa para compras en pequeños comercios, donaciones o, cada vez más, pagos en administraciones públicas.

Lucha contra el fraude

En España las transacciones con dinero físico suponen un 46% del total, según un estudio de Mastercard. El peso del dinero en negro asciende al 19% de la economía nacional. A pesar de ello, nuestro país también parece haber comenzado a poner coto a la calderilla y al papel moneda. El principal cambio es cultural. Los pagos con tarjeta en tiendas sumaron el año pasado 105.854 millones, máximo histórico. Una cifra que se acerca al dinero retirado en cajeros, 111.404 millones.

La lucha contra la evasión fiscal es una de las razones detrás de esta potenciación de los medios electrónicos. Una de las medidas que introdujo la ley antifraude de 2012 en España fue limitar pagos en efectivo introduciendo un límite de 2.500 euros. Para las tarjetas de crédito, el Gobierno limitó el año pasado las comisiones que cobran los bancos a los comercios a un máximo del 0,3%. Las comisiones por los pagos electrónicos son más bajas que los costes por manejo, gestión y custodia del dinero en efectivo. España, con cerca de 120 transacciones electrónicas per cápita sigue estando algo por debajo de la media de la UE (en torno a 180 transacciones) y aún mueve mucho efectivo.

La propuesta ayudará (y mucho) a facilitar la supervisión y transparencia de las operaciones financieras no sólo en este país. Si prospera la propuesta danesa, los gobiernos saldrán ganando y la banca también, ya que aumentarán sus ingresos por comisiones y ahorrarán en gastos de gestión.

El fin de la privacidad

Una de las principales ventajas de la reducción de los pagos en efectivo sería que representaría un golpe tremendo para el dinero negro. Una de las principales desventajas tiene que ver con la privacidad. Si todos los pagos se efectuasen con tarjeta o a través del teléfono sería posible seguir los pasos, no sólo económicos, sino incluso físicos, de todo comprador. Todos esos datos procesados y cruzados con técnicas de Big Data pueden ofrecer una información gigantesca sobre los hábitos de consumo, pero también vitales, de cualquier ciudadano. Sería necesario buscar soluciones imaginativas como, por ejemplo, tarjetas de prepago, que se cargan con dinero y que, cuando se efectúa una compra, sólo figura el importe cargado, ni la mercancía comprada, ni el lugar, ni la hora.

Se inicia un mundo nuevo

El asunto va aún más allá. El uso de las aplicaciones móviles se ha extendido tanto en el norte de Europa que algunas iglesias y mendigos han empezado a usar lectores de tarjetas para gestionar las limosnas. Pronto las iglesias irán sustituyendo los tradicionales cepillos por sistemas colecta con microchip, pero parece evidente que no van a perder la oportunidad de que cualquiera haga su donativo.

La gente inteligente y con formación financiera buscará refugios para, al menos, una parte de su dinero. Supongo que el bitcoin y otras monedas similares experimentarán un gran auge. También se volverá a invertir en oro, diamantes, piedras y materiales preciosos, etc.

La delincuencia, ni que decir tiene, se reinventará a si misma y el timo de la estampita se convertirá en el timo del microchip y seguro que alguien inventará las lavadoras electrónicas de dinero electrónico.

Se abre todo un nuevo mundo de posibilidades, algunas buenas, pero, otras, realmente aterradoras por su perversidad. ¿No os parece?

Deja tu opinión

Espero que os haya gustado este artículo y que lo difundáis y compartáis en las redes sociales pinchando en los botoncitos si lo consideras interesante. Así mismo os invito a dejar todos los comentarios que os sugiera el artículo ya que, sin duda, serán interesantes para todos los lectores. Deja tu opinión.




Quizá no conozcas el lado oculto de Internet, donde se hacen negocios legales e ilegales, sino que además se mueven millones. Este artículo sólo pretende ser una mera aproximación al tema.

Negocios en la Deep Web

Seguramente habrás oído alguna vez hablar del lado oscuro de Internet, la Deep Web, Web profunda, el Internet invisible y otras denominaciones similares. No se trata de una leyenda urbana aunque en la mayoría de informaciones que encontrarás por Internet se refieren a ese lugar como algo terrorífico y aterrador donde adentrarse viene a ser como caminar por un campo sembrado de minas, y eso sí es una leyenda urbana.

Conocida también como Invisible Web, Dark Web o Hidden Web, es todo aquel contenido que no forma parte del Surface Web (que es el Internet que todos conocemos y sólo representa el 10%), estas páginas no están indexadas en los motores de búsqueda como Google, Bing o Yahoo.

Existir, desde luego que existe, pero al igual que en el Internet que todos conocemos, hay sitios buenos y sitios malos. En cualquier web nos pueden colar un virus o nos puede saltar un popup que nos lleve a una web de pornografía infantil o podemos ver supuestas o reales películas snuff y cosas de lo más gore.

En la Deep Web, también conocida como DW, pasa lo mismo que en el Internet de dominio público. Hay sitios buenos y malos. Si tratas de hacer cosas buenas como buscar agencias de viajes para planificar tus vacaciones, es raro que te metan un virus o te pase algo. Pero si quieres hacer cosas malas (o poco aconsejables) como bajarte un programa o una película pirata es más fácil que te encuentres virus, o te roben o te estafen. Como en la vida real, nuestros actos o con quien nos relacionemos nos puede llevar por el buen o por el mal camino.

Para comprender lo que es la DW, hay que imaginar Internet como un enorme iceberg flotando en el mar de la información. Sabes que lo que ves del iceberg es sólo la punta (un 10%), el 90% restante está oculto bajo el mar.

La Deep Web no es otra cosa que ese 90% que los motores de búsqueda no pueden indexar y donde está el 90% de los contenidos de Internet. La mayoría de la gente solo conoce un 10% de lo que existe en realidad.

Piensa que los motores de búsqueda no pueden entrar en sitios de acceso restringido como por ejemplo zonas o páginas restringidas de empresas, páginas que han sido encriptadas ya sea por seguridad o con fines delictivos, bases de datos restringidas y un larguísimo, etc.

En la Deep Web, por lo general, reina el anonimato absoluto y, por tanto, la impunidad es casi total. Se supone que no existe o no es fácil acceder a ella y por ello es un lugar de reunión ideal para la peor fauna que podemos encontrarnos en la sociedad: terroristas, sicarios, camellos, armeros, pedófilos traficantes de tarjetas de crédito o hackers con millones de ordenadores zombis para el chantaje y/o delitos cibernéticos. Se supone que la DW es el paraíso de la impunidad delictiva, pero no es cierto. Puedes encontrarte con ciber policías intentando atrapar a los malos, puedes darte de bruces con el FBI si intentas entrar a alguna web del Gobierno Estadounidense y un largo etc.

Por citarte un ejemplo, en noviembre de 2014, el FBI y Europol informaron del desmantelamiento del portal Silk Road 2, un gigantesco supermercado donde podía conseguirse desde drogas a pornografía infantil pasando por armamento y explosivos. Se realizaron detenciones en Bulgaria, República Checa, Finlandia, Francia, Alemania, Hungría, Irlanda, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Holanda, Rumania, Suecia, Suiza, Reino Unido y España. El FBI y Europol dijeron: “No sólo hemos arrancado estos servicios ilegales de Internet. Hemos llegado hasta las profundidades, allí donde los delincuentes se sentían a salvo”. Pero lo que no dijeron, y sí saben, es que la operación fue un grano de arena en el desierto.

Tecnológicamente armados hasta los dientes esos ciberpolicías hacen lo que pueden en ese mundillo oscuro que es la DW, donde además existen varios niveles: del 2 al 5 es el territorio de la delincuencia, del 6 al 7 inteligencia militar donde se libran guerras de espionaje. Al Qaeda, por ejemplo, suele moverse en niveles 2-3 de DW (un grupo terrorista ya no se mueve en el Internet normal, es un riesgo absurdo, van a DW donde tienen sus propios foros, sus chats y sus documentos de adoctrinamiento y captación).

¿Qué negocios se hacen en la DW?

Mucha gente es hipócrita al hablar de la DW. Aconsejan encarecidamente no entrar en ella pero… ¿cómo saben lo que hay allí si no han entrado ellos primero? Se parece de alguna manera al morbo de mucha gente cuando va por carretera y hay un accidente. Todos levantan el pie del acelerador para ver si ven los higadillos de alguien arrastrando por el suelo, todos giran la cabeza para verlo bien, algunos incluso agarran el móvil para tomar un video que luego puedan subir a Internet si han cazado algo interesante. Eso sí, luego te dirán que no mires, que aceleres que estás creando más atasco, que debiera darte pena lo que ves y un largo etc.

Buscando información sobre la DW pasa eso mismo. Te dirán con toda hipocresía que ellos han entrado sólo para documentarse o para satisfacer su curiosidad pero no te hablarán de las cosas interesantes que han visto, sino únicamente de la podredumbre que han encontrado y te lo ilustrarán con las fotos más desagradables que hayan encontrado y que en muchos casos no son más que burdos fotomontajes que se distinguen a la legua. El sensacionalismo vende más que la realidad.

Un ejemplo de negocio basado en la DW lo tenemos en una empresa que te ofrece vivencias en la DW por un módico precio. Por X euros te enseñan a entrar, te explican las herramientas que tienes que utilizar y te enseñan a bucear por sus entrañas, te muestran las atrocidades que puedes encontrar, dónde buscar, cómo saltarte barreras, etc. No pienso citar el nombre de dicha empresa pues me parece lamentable que saquen el dinero a la gente curiosa enseñándoles solamente el lado oscuro y más desagradable de la DW. Por desgracia ya sabemos que el morbo vende.

Los dos negocios más rentables para los malotes son los de alquiler de ordenadores zombis y el tráfico de datos de tarjetas de crédito.

En el primer caso, y explicado sin entrar en muchos detalles, un hacker inventa un virus que convierte a los ordenadores infectados en zombis de tal forma que esos ordenadores pueden hacer lo que el hacker quiere. Seguidamente el hacker solo tiene que vender en la DW un paquete de 100.000 ordenadores que él domina y con los que se puede hacer un ataque de inyección por ejemplo. Imagínate dos webs de empresas competidoras, una va a sacar un producto estrella y la otra decide que va a joderle la web ese mismo día con un ataque de inyección, denegación de servicio, etc., y consiguen bloquearla durante 24 horas. Ese día, que era importante para ese negocio, ha sido jodido por la competencia previo pago al hacker por sus servicios.

El otro negocio rentable para los hackers en DW hoy en día es el tráfico de tarjetas de crédito. Imagínate también un hacker que consigue acceder a la web de una importante empresa de reservas de hoteles o billetes de avión. Una vez dentro el hacker accede a la base de datos y consigue todos los números de tarjetas de crédito y sus correspondientes CCV que es el código de seguridad de tres cifras que está por detrás y que se usa para pagos por Internet. Recopilados esos datos los vende por paquetes, cobrando por ejemplo 10 euros por tarjeta. Una banda organizada cualquiera compra por ejemplo 100 tarjetas pagando mil euros. Una vez en su poder, empiezan a hacer compras por Internet, cogen un piso de alquiler para que envíen las compras, dejan a algún pardillo (por si las cosas se tuercen) para recoger los paquetes y a los 10 o 15 días se largan del piso alquilado con toda la mercancía. Entre que se tramitan las denuncias, se piden órdenes de registro y demás, cuando la policía llega ya no hay nadie y no se puede perseguir al que alquiló el piso pues lo más seguro es que lo alquilara con un DNI o un pasaporte falso comprado también en la DW.

En la mayoría de las ocasiones ante la DW no se puede hacer nada. Los ciberpolicías suelen ser meros espectadores en DW, entran, ven cómo se delinque y poco más pueden hacer pues las investigaciones son largas y a veces difíciles. Debemos pensar que la mayoría de los hackers y delincuentes que se mueven por DW son superdotados intelectuales que saben cubrir muy bien su rastro. Salvo que cometan un error es difícil atraparlos. Otras veces se caza a los poco inteligentes y menos precavidos que actúan a las órdenes de los peces gordos y se prefiere no actuar contra ellos, de momento, para ver si acaban conduciendo a los peces gordos.

En la DW se pueden hacer negocios buenos y malos. Se le puede dar un buen o mal uso. Por citar un ejemplo, las tendencias en la publicidad digital vienen de la Deep Web. Dada la naturaleza de algunos de los negocios que suceden allí, los vendedores utilizan formas innovadoras de negociar sus transacciones, mercadeo, distribución y cadenas de valor. Todas esas tendencias publicitarias pueden investigarse y extrapolarse o llevarse a la vida real (léase como oportunidades de negocio). Ejemplos: Gmail introduciendo el email patrocinado; la herramienta de publicidad social Thunderclap, que ganó un León de Innovación en Cannes en el 2013; y el gran éxito de la industria de la publicidad nativa, que está creciendo y su valor se estima en unos 11 mil millones de dólares para el 2017.

Puedes encontrar también trucos de lo más creativo. Por citar un ejemplo, me llamó mucho la atención un truco para recibir de forma anónima un paquete. Un usuario dejó la dirección de su oficina local de correos como dirección de envío en lugar de su casa. Como receptor, en lugar de su nombre presentó “Titular del billete de la Reserva Federal número #NNNNN”, siendo #NNNNN el número de serie de un billete de un dólar en su poder. Al parecer, fue a la oficina de correos y se identificó con el billete de dólar, y se le entregó el paquete (que puedo suponer contenía drogas o vete tu a saber qué ilegalidad dentro).

Al igual que en la zona visible de Internet hay que tener cuidado con los productos y ofertas que se encuentran o te ofrecen porque las estafas son algo a la orden del día. Imagina que encuentras por una cantidad irrisoria una motocicleta Harley Davison con toda la documentación en regla. Pueden pasarte varias cosas. Primera, es un engaño y la motocicleta es robada y si tiene papeles son falsificados. Segunda, es un anzuelo que tienden para que los peces tontos muerdan el anzuelo y sólo te quieren sacar información al dejar tus datos para la compra o robarte los datos de tu tarjeta. Tercero, recibes una vespa destartalada y mal tuneada que recuerda muy remotamente a una Harley.

Muchas veces dependiendo de lo que busques, acabarás bien o acabarás mal. Si eres un pervertido que entras en DW buscando pedofilia no cabe duda que encontrarás pedofilia y, con un poco de suerte, darás con un señor muy amable que te ofrecerá acceso a miles de fotos y cuando accedas descubrirás que era un ciberpolicía cazando pedófilos.

Si por el contrario entras buscando oportunidades de negocio legales las encontrarás. En la DW hay cientos de temas interesantes sobre oportunidades de negocio legales. Si buscas buena información y tienes dos dedos de frente encontrarás información buena.

La DW también puede abrirte nuevos horizontes a tu manera de navegar porque en DW, además de mucha mierda, también hay cosas útiles, como por ejemplo encontrar información que no se encuentra en el Internet visible.

Puedes encontrar manuales muy interesantes. Por citar ejemplos, curioseando por ahí encontré cosas interesantes como manuales sobre como invertir en materiales raros como el grafeno o manuales de inversión en tierras raras, sesudas comparativas entre fondos de inversión realizadas por economistas de reconocido prestigio, y un largo etc.

¿Cómo se paga en DW?

La moneda más o menos oficial es el Bitcoin. El Bitcoin al tener mucha popularidad es comúnmente aceptado. Otras como LTC también tendrán aceptación, aunque no tanta. Además, últimamente han surgido “monedas oscuras” diseñadas para cifrar las transacciones y complicar su rastreo, es posible que en los negocios más oscuros pronto empiecen a preferir dicho tipo de monedas.

Grandes empresas de capital riesgo ya han invertido millones de dólares en start-ups de criptomonedas o tecnología de cadena de bloques y saben que el momento de rehacer la cadena de valor del sector financiero, sobre todo con tecnología Bitcoin, podría ser realidad en un tiempo no demasiado lejano y si esto se confirma para muchos modelos de negocio más. Esta tendencia además podría verse reforzada por una crisis o por la liquidez del sistema financiero y monetario tal como lo conocemos hoy en día y, a partir de ahí, dar el salto a otros modelos de negocios listos para ser reinventados en un mundo que transfiere valor con sistemas descentralizados de valor.

También quiero advertir de la existencia de nuevos mundos comerciales en donde todo es negociable, sin que las autoridades puedan intervenirlos.

¿Qué es el Escrow y el Multisig Escrow?

En la Deep Web, el anonimato potencia de forma exponencial las posibilidades de que nos timen o estafen. Si no existiera el Escrow, no habría forma de protegerse contra las estafas. Todos los grandes mercados ofrecen este servicio: el dinero queda depositado en manos de los administradores de la tienda durante el proceso de compra, y no pasa al vendedor hasta que el producto se envía al comprador. Las tiendas cobran un porcentaje pequeño (alrededor de un 0,5%) por utilizar Escrow, además de un sistema de disputas si hay algún problema. Algunos vendedores te ofrecen un descuento si te saltas este mecanismo (pero posiblemente sea una estafa).

El Multi-Signature Escrow (o Multisig) es una alternativa en la que el dinero del comprador está retenido en una dirección de Bitcoin firmada tanto por él como por el vendedor. De esta forma, son los involucrados los que arbitran sobre el dinero.

¿Por qué no aparece la DW en los buscadores?

A la web profunda no puedes entrar como si fuese cualquier página. Voy a citarte algunas de las razones:

1. Por la estructura de la url. Las url tradicionales que conocemos tienen este formato: www (punto) paginaweb (punto) com

Por el contrario, las url en la deep web están encriptadas y tienen este formato: a124byasdfy56qwerty87ier4y8 (punto) onion

Como verás, las tres uves dobles y la página web se codifican con una secuencia de letras o números y una extensión “.onion”

Los buscadores no pueden indexarlas porque suelen estar protegidas o encriptadas y muchas veces son de acceso restringido. El buscador no puede entrar y es incapaz de saber si detrás de a124byasdfy56qwerty87ier4y8 hay cosas de terrorismo o de pedofilia o la base de datos de una empresa petrolera (por poner un ejemplo)

2. Los navegadores o browsers que usamos (Firefox, Chrome, IE, etc.) no están diseñados para permitir el acceso a este tipo de urls.

3. Muchas de esas páginas son de acceso restringido o están encriptadas o hay que pagar por acceder a ellas.

Conclusiones

A grandes rasgos, no he sacado casi nada bueno de la DW y sólo he saciado mi curiosidad al precio de herir mi sensibilidad por algunas cosas que he visto, pero tampoco se puede ni se debe negar su existencia pues internet va cambiando, la gente va cambiando y el mundo va cambiado.

Internet también tiene su lado oscuro, pero como todo en la vida. Esto lo sabe mucha gente, pero, en general, la sociedad no es consciente de ello y únicamente he compartido todo esto contigo para que conozcas su existencia.

Siempre me ha gustado la metáfora del Océano y del Iceberg para explicar el fenómeno digital. La Internet que tú conoces representa aproximadamente el 10% del total y el 90% restante se corresponde a la Internet Profunda. Tal y como ocurre con un Iceberg, tiene su parte visible y reducida y su parte invisible e inmensa.

La DW es otro mundo. Más bien es un inframundo. Las URL están encriptadas, no se puede acceder por navegadores normales, hacer determinadas cosas es ilegal, hay contenido peligroso, etc. Es un territorio sin ley, en el cual las autoridades policiales también “se sumergen” y la combaten en la medida que pueden.

Estoy convencido de que el mundo virtual es sólo una extrapolación del mundo real. Todos sabemos en la vida real los lugares a los que no debemos ir y, si lo hacemos, es bajo nuestro riesgo. En Internet ocurre lo mismo y ahora ya sabemos por qué sitios no debemos ir o no conviene ir.

En definitiva, Internet es una maravillosa herramienta que está transformando la sociedad y los negocios y nos brinda diversas oportunidades de negocio desconocidas hace décadas, pero es sólo eso, una herramienta. El uso que le damos a la misma ya sólo depende de las personas y, por supuesto, también tiene su lado oscuro.

La intención de este artículo no es incentivar, ni motivar a las personas a que ingresen a la Deep Web, sino única y exclusivamente divulgar su existencia y hacer una breve descripción sobre cómo se hacen negocios en ella. Por ello no facilitaré ninguna información sobre cómo entrar en la Deep Web y/o ver sus contenidos ni responderé ninguna pregunta al respecto.

Espero que te haya gustado este artículo y que lo difundas y compartas en las redes sociales pinchando en los botoncitos si lo consideras interesante.




Tipos de órdenes en trading

La teoría es sencilla: Comprar barato, vender caro. Pero… ¿Conoces las órdenes para hacerlo de la mejor manera posible?

La teoría es sencilla: Comprar barato, vender caro. Pero… ¿Conoces las órdenes para hacerlo de la mejor manera posible?

Resulta increíble que la gente no conozca los tipos de órdenes de compra y venta que existen y cuándo y cómo aplicarlas. Utilizar una u otra, dependiendo de las circunstancias del mercado, puede suponer ganar mucho dinero o perderlo con gigantescas minusvalías. Vamos, por tanto, a ver los distintos tipos de órdenes que existen. Debo advertir que algunos brokers no las tienen todas o no las permiten y sólo se centran en las más básicas, por lo que la elección de un broker u otro nos puede limitar mucho a la hora de hacer trading.

Por otro lado, siempre que no se hayan ejecutado podemos cambiar la orden. Algunos brokers cobran una comisión por cambiarla y otros no, algunos podrían incluso no permitirte cambiarla. Otra razón más para elegir bien al broker y para no lanzar órdenes a lo loco sin pensarlas antes.

Las órdenes en el trading, se utilizan para alcanzar ganancias y/o para protegerse de posibles pérdidas, con una nomenclatura propia que vamos a detallar a continuación.

A Mercado: Es una orden de compra o venta al precio actual del mercado, su ejecución es inmediata. Se puede ejecutar para abrir una posición o para liquidar una posición anterior. Cuando lanzas una orden de mercado, o a precio de mercado, estás asumiendo que no te importa la posible variación del precio desde que lo has consultado por última vez hasta que la orden termine de ejecutarse. Utilizaremos este tipo de órdenes sólo cuando necesitemos velocidad, y esto normalmente ocurre cuando necesitamos escapar a toda prisa de un daño mayor.

Limitada: Orden de compra o venta a un precio establecido y delimitado. En éstas, se fija el precio (cambio) y se deja abierto el cuándo. De este modo, cuando el gráfico de precios pase por el nivel de disparo, la orden se ejecutará. Pueden existir igualmente diferencias entre el precio deseado y el precio obtenido. Al dinero que llena el hueco entre el precio que tú quieres y el precio que obtienes se le llama deslizamiento.

Compra Limitada: Es un tipo de orden pendiente, que abrirá la posición de compra a un precio inferior al existente en el momento de crear la orden. Se lanzan previendo que las cotizaciones suban tras haber bajado previamente hasta un punto determinado.

Compra Stop: Abrirá la posición de compra, a un precio superior al actual, son lanzadas cuando creemos que las cotizaciones seguirán subiendo. Realmente, a esto deberíamos llamarle simplemente una orden condicionada, y en muchos sitios así lo hacen.

Venta Limitada: Abrirá la posición de venta, a un precio superior al existente en el momento de lanzar la orden. Son creadas con la esperanza que la cotización descienda después de haber subido previamente hasta un punto determinado.

Venta Stop: Abrirá lo posición de venta, a un precio inferior del existente en el momento de lanzar la orden. Creadas con la esperanza que la cotización siga descendiendo.

Stop Loss: Punto máximo de pérdidas que se desea soportar. Siempre tiene que estar fijado por debajo del precio de cotización actual en posición comprada o por encima del precio en posición vendida. Al alcanzar el stop loss la posición se cierra automáticamente.

Trailing Stop: Es un tipo de stop dinámico que se mueve con la cotización, para ir consolidando beneficios.

Take Profit: Marca el objetivo de beneficio en la cotización, al ser alcanzada se cierra automáticamente.

Orden Gtc “Good Till Canceled”: Es una orden que permanece activa en el mercado continuamente, hasta que el trader decide cancelarla.

Orden Gtd “Good Till Date”: Orden con vigencia hasta una fecha determinada.

Orden Oco “Order Cancels Other”: Es una mezcla entre limitada y stop loss, al ejecutarse una la otra se cancela automáticamente.

Cierre De Posición: Es una orden a mercado, porque no tienes que especificar ni límite ni condición. Cuando la ejecutas (tanto ganando como perdiendo dinero) se realiza la gestión de forma inmediata a precio de mercado.

Algunos Consejos

El principio de incertidumbre nos dice que no se puede conocer a la vez el cuándo y el dónde con precisión. Aplicado a la bolsa, si queremos comprar ahora mismo, no podemos saber con exactitud total el precio de la compra; y si queremos comprar exactamente a un precio determinado, entonces no sabemos en qué momento el precio pasará por ese punto exacto y se disparará nuestra orden.

Así pues, tiene que haber dos tipos de órdenes: aquellas en las que podemos decir cuándo queremos comprar (o vender) y aquellas en las que podemos especificar a cuánto queremos comprar (o vender). No existe una orden que nos permita hacer las dos cosas a la vez con total precisión.

Si el precio se está moviendo con rapidez, es posible que el deslizamiento supere a las comisiones. No obstante, la precisión que nos dan las órdenes limitadas a la hora de fijar el precio es muy superior a la que nos dan las de mercado.

En general, utilizaremos las órdenes limitadas cuando queramos estar en el mercado solamente bajo unas determinadas condiciones.

Un caso típico es cuando tenemos el precio oscilando entre los límites de un canal. Aún estamos lejos de la parte baja del canal y queremos comprar sólo si el precio baja lo suficiente como para aprovechar otro viaje hacia la parte alta del canal. Como apostamos por un rebote al alza cuando el precio llegue al suelo del canal, dejamos una orden limitada de compra. Aunque se la enviemos ahora a nuestro broker, ésta no se ejecutará mientras el precio se mantenga por encima del nivel límite. Sólo queremos comprar si el precio baja lo suficiente. Razonablemente, también pondríamos un stop loss, justo por debajo del canal, que estará colocado donde esperamos que el precio no llegue.

Por norma general, usa órdenes limitadas para abrir posiciones. Cuando abras largos, por ejemplo, compra a un precio limitado. Casi nunca te interesará comprar ya mismo. Lo que te suele convenir es comprar cuando el precio llegue a cierto valor, ya sea para que el beneficio/riesgo te compense o por otras cuestiones estratégicas.

Por norma general, usa órdenes de mercado para cerrar posiciones con pérdidas. Es decir, que tus stops sean a precio de mercado. Lo que importa es la velocidad de respuesta. Piensa que, cuando las cosas se ponen feas, lo que menos necesitas es ponerte a titubear mientras el precio se aleja alocadamente y, por una u otra razón, tu orden limitada de salida no se ejecuta.

Tampoco pongas los stop loss en cantidades redondas (10 euros es peor que 9,98 por ejemplo) o en los sitios donde la lógica dice que todos los traders los pondrán (por ejemplo inmediatamente pegados a una resistencia o a un soporte, es mejor dejar algo de holgura). Si no lo haces así, puede llegarte una barrida de stops y dejarte fuera para luego continuar la subida alegremente mientras a ti se te queda cara de bobo.

Por último, si juegas apuntando hacia un objetivo de beneficios, sí que puedes ordenar que tu orden de salida sea limitada y no a mercado. Esto te permitirá asegurar que tus ganancias se ciñan a lo previsto. No obstante, no hay inconveniente en que para esto, uses también una orden condicionada a precio de mercado.

Pese a ser un poco pesado quiero enfatizar que un stop loss debe ser a precio de mercado y que la orden debe estar lanzada de antemano (tanto cuando compras como cuando vendes, el stop loss debe estar fijado cuando das al botoncito que lanza la orden).

Hay novatos que piensan que serán capaces de salir en un precio de stop loss que mantienen en mente o gente que pone su orden de salida por pérdidas como limitada. Ambas maniobras son demasiado peligrosas y las desaconsejo porque palmarás más dinero que si el stop-loss salta a precio de mercado.

¿Qué pasa si hay un gap, te preguntarás? Muy sencillo: Las órdenes que pueden no activarse debido a un gap son siempre las limitadas. Por ello siempre recomiendo que los stops loss sean siempre condicionados de mercado.

Algunos brokers pueden cobrarte por hacer cambios. Salvo usura del broker (y entonces deberías cambiar de broker), puedes modificar lo que quieras, que lo que no se ejecuta no se cobra.

Si introducimos la orden para comprar al precio que nos venden, siempre compraremos más caro y venderemos más barato que si esperamos. Esa diferencia es el deslizamiento. El deslizamiento es la diferencia entre el lugar donde se coloca el stop y el punto donde realmente se ejecuta la orden. Dicho de otra forma, el término “slippage” se refiere a la diferencia entre el precio previsto de una transacción y el precio en el que la transacción tiene lugar de hecho.

El deslizamiento puede llegar a suponer el triple que las comisiones de compra o venta de acciones.

Si esta información te ha resultado útil, compártela en las redes sociales pinchando en los botoncitos. Si tienes dudas, preguntas o sugerencias, no dudes en dejarme un comentario.




Inocentadas en Bolsa

El día de los inocentes puede hacerte perder dinero. Ten mucho cuidado los días 1 de abril y 28 de diciembre.

El día de los inocentes puede hacerte perder dinero. Ten mucho cuidado los días 1 de abril y 28 de diciembre.

En España, cada vez que llega el 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes, comienza la tradición de los consumidores de prensa económica: buscar en su diario de referencia la noticia con la que el rotativo de turno ha decidido gastar una broma simpática a sus fieles lectores.

Estamos tan acostumbrados que es “difícil” cazarnos. Yo mismo intento colarle alguna inocentada a alguien de vez en cuando. Sin ir más lejos, lo intenté en 2012: “Burdelia entrará en el IBEX” http://cosasdedinero.com/2012/12/28/burdelia-entrara-en-el-ibex/

Sin embargo, es algo más fácil que nos la “cuelen” el 1 de abril. Sin mucho buscar he encontrado algunas perlas: “Nature” publica una investigación sobre la vuelta de los dragones, el CERN confirma la existencia de “la Fuerza”, la NASA diseña trajes espaciales para vacas…

No, no es que los científicos hayan perdido el norte, sino que han querido contribuir con humor a las inocentadas del April Fools’ Day.

Cada 1 de abril, el mundo anglosajón celebra el April Fools’ Day, una jornada de inocentadas en la que participan desde medios de comunicación a políticos, grandes corporaciones o instituciones científicas.

Mucho ojo por tanto a esos dos días (1 de abril y 28 de diciembre). Yo los tengo marcados con un gran círculo rojo en el calendario y, además, procuro no operar en bolsa esos días por lo que pueda pasar.

¿Recuerdas el 1 de abril de 2008?

Ese día el mercado de futuros se disparó después de que un reputado gestor de fondos bajista, Doug Kass, de Seabreeze Partners Short LP, asegurara en un artículo en The Street.com que había decidido mover sus fondos bajistas al mercado alcista. En el artículo apoyaba su decisión en una serie de consideraciones, tales como que el barril de petróleo iba a bajar hasta los 50 dólares, que esperaba una subida del 26% para el S&P 500 al cierre del año, que la economía americana no iba a entrar en recesión porque el precio de la vivienda estaba a punto de estabilizarse, etc. Sin embargo, lo que pretendía ser una broma para los lectores se convirtió en una bomba de relojería cuando los periodistas financieros se hicieron eco de la noticia.

Esto es lo que pasó: Wall Street subió bastante gracias a la inocentada. Incluso Bloomberg puso en marcha una detallada batería de alertas con los puntos principales del artículo de Kass: “Los datos del papel tóxico (periódicos) en el sistema financiero mundial ha exagerado dramáticamente la relevancia de la situación del crédito”; “Los grandes bancos centrales y los brokers serán un importante factor en el aumento del 25% de los beneficios corporativos”; “Las acciones del sector financiero, que han sido tratadas injustamente por la comunidad bajista el pasado año (monolines, bancos, etc.) pueden doblar su precio a final de 2008”. Y suma y sigue, incluso la caída del precio del crudo hasta 50 dólares (recordar que corría el año 2008, entonces era casi inimaginable ese precio).

Esto viene a demostrar como funcionan los mercados. ¿Dónde queda su siempre exaltada eficiencia? También quedan en evidencia esos expertos que encuentran explicación siempre a las variaciones de la Bolsa. Queda demostrada su ignorancia y la estupidez de los que se creen lo que dicen.

La gran inocentada de 2008 a los españoles

A finales de 2007, los analistas, la banca privada y los gestores de inversión, preveían una Bolsa en crecimiento “moderado”, alrededor del 10%, y aseguraban que en 2008 se consolidaría el nivel de los 17.000 puntos en el mercado de Madrid. Como ustedes saben acabamos 2008 muy lejos de tan optimistas profecías: alrededor de los 9.000 puntos y con unas pérdidas cercanas al 40%, con lo cual habrá que pensar que esos “super analistas” tenían un problema muy grave. Cualquier trabajador que tuviese el mismo nivel de errores sería despedido de forma inmediata y fulminante; pero ni ellos ni sus directivos (con contratos blindados por lo demás) acabaron en las colas del INEM.

Me diréis que lo de Lehman Brothers, o lo de Madoff era imprevisible. No tanto y no para todos, pero aquí (en España) estamos lidiando con responsables mucho más directos y más concretos. Muchas entidades aconsejaban en 2008, menuda inocentada, invertir en constructoras, en inmobiliarias y en bancos. Millones de ahorradores españoles fueron dirigidos así por sus asesores, que cobran por asesorarles o por analistas (que también cobran de una u otra forma). La única duda que queda después de la “broma” es si simplemente no conocen su oficio o si pretendían evitar a costa de la gente un hundimiento aún peor de los sectores que más han sufrido.

Inocentada en 2011 en el periódico Expansión

Nos informaban sobre la supuesta alianza entre Repsol y Burger King: “Repsol se alía con Burger King y se convierte en uno de sus mayores franquiciados mundiales” Repsol se convertiría, así, en franquiciado en exclusiva para estaciones de servicio en España de áreas de restauración de Burger King.

¿Picaría algún iluso comprando Repsol o Burguer King pensando que las acciones iban a subir? A mí, desde luego, aparte de no creérmelo, lo primero que se me ocurrió pensar era si pensaban usar el aceite reciclado de los coches para freír las patatas fritas o usarían algo menos indigesto.

Inocentadas imaginativas

Otras inocentadas son imaginativas, y un tanto diabólicas, pues aportan un beneficio al autor de la inocentada, como la que nos presentaba Fotonazos en 2010: “Ganar dinero con tu perfil de Facebook” Sí, no estáis leyendo mal, desde hoy 28 de diciembre de 2010 se puede empezar a ganar dinero con tu perfil de Facebook, tan solo debéis hacer clic en Me gusta y seguir las instrucciones. Una vez hayas hecho me gusta, tienes que decírselo a todos tus amigos para que hagan lo mismo, cuanto mayor sea la red que formes desde este punto más ganancias obtendrás, estamos hablando de unos 700 bookis por cada amigo que haga me gusta, ¿Qué no sabes lo que es un Booki? ¡Que desactualizado andas!, un booki es la nueva moneda virtual que Facebook ha presentado este 28 de diciembre, los bookis se cambian por Euros y el cambio está más o menos a 1Booki=0,75€, no está mal, nada mal, así que ya sabes, haz clic en me gusta, invita a tus amigos y difúndelo, cuantos más bookis, más €uros…

Personalmente, me parece una inocentada genial y no descarto copiarla en mi blog para que los lectores tuiteen o facebookeen o googleen. ¿Cuántos “me gusta” conseguirían con aquella inocentada? Me hubiera gustado saberlo.

La inocentada de Varoufakis en 2015

Me quito el sombrero ante la inocentada de Varoufakis: “Grecia adoptará el bitcoin si no llegamos a un acuerdo con el Eurogrupo” Además de estar muy bien estudiada, muy bien argumentada y muy bien planificada, me ha dado mucho que pensar por la mala leche que encierra.

El ministro de finanzas griego, Yanis Varoufakis, celebró el día de los inocentes, que recordamos en los países anglosajones es el 1 de abril, con una broma sobre el “Grexit” con el que tanto se ha especulado tras los problemas de deuda del país.

Varoufakis compartió en su cuenta de Twitter una noticia publicada por Greek Reporter según la cual el ministro aseguraría que, si no hay acuerdo con los acreedores, el país dejará el euro para utilizar el bitcoin.

Happy April Fool’s Day everyone… http://t.co/HELEDGDpOk
— Yanis Varoufakis (@yanisvaroufakis) April 1, 2015

Según Greek Reporter, mientras los acreedores presionan al Gobierno griego para aceptar sus condiciones, Varoufakis ya tendría un as bajo la manga. “Ya hemos tenido suficiente, utilizaremos el Bitcoin”, cita este medio, que atribuye la información a fuentes cercanas al ministro.

Según esta “inocentada”, Varoufakis habría mantenido una reunión de alto secreto con altos cargos del ministerio para prepararlos en caso de que las negociaciones con el eurogrupo fracasen. En esa reunión, todo el mundo en la sala se miraba mientras Varoufakis decía: “Utilizaremos el bitcoin, iremos por delante de todas las economías del mundo y, aunque sea doloroso al principio, la economía de Grecia prosperará a largo plazo”.

El ministro habría explicado qué es la divisa virtual y cómo se implementaría en la vida diaria en Grecia utilizando una especie de tarjeta electrónica con un chip. “Todos los ciudadanos llevarán esta tarjeta como una cartera electrónica, que será distribuida de manera gratuita a todos los griegos en las oficinas locales de Hacienda, pero también estará disponible en los puntos de entrada al país por 45 euros o 0,20 bitcoins. Además, la venta de estas tarjetas a los turistas sería otra fuente de ingresos para las arcas públicas”.

“Este es el movimiento más inteligente para luchar contra la corrupción y la evasión de impuestos. Todas las transacciones serán registradas por los nuevos servidores de bitcoin del Ministerio de Finanzas griego y podremos rastrear las transacciones en cualquier momento”, justificó Varoufakis en esa reunión ficticia. “Como griegos, somos innovadores, mirad a nuestra historia”, exclamó el ministro, que agregó que “el primer ordenador fue utilizado en Grecia, el mecanismo de Anticitera, nadie sabía lo que estaba comenzando entonces”.

“El futuro comienza en Grecia y seremos el primer país en utilizar la divisa del futuro, una divisa que no permite a terceras partes decirnos qué hacer o cómo vivir”.

Inocentadas ¿con segundas intenciones?

Una inocentada de Tesla, también el 1 de abril de 2013, hizo subir a sus acciones en bolsa. La compañía bromeó con un lanzamiento y varios medios lo dieron como noticia. Yo me pregunto: ¿es que ya no enseñan a los periodistas a confirmar una noticia antes de publicarla? ¿Es que todo lo publicado en Internet tiene que ser cierto por narices? Me parece una irresponsabilidad gravísima porque la gente puede creérsela y perder sus ahorros. Además, puestos a dudar, ¿no ha podido ser una inocentada premeditada de Tesla Motors para hacer subir artificialmente el precio de sus acciones?

Tesla Motors anunció en un comunicado el lanzamiento de un nuevo producto. Supuestamente era una broma y simplemente hacía mención a un reloj. Varios medios lo dieron como bueno y sus acciones subieron en bolsa un 3,5% en una hora

Si en Europa el gran protagonista del “april day” fue Varoufakis, en Estados Unidos Tesla Motors fue uno de los grandes nombres propios del día de los inocentes en países anglosajones.

La empresa publicó en su página web un comunicado en el que anunciaba un nuevo lanzamiento de un reloj y, sin embargo, no existía tal lanzamiento, sino que se trataba de una broma (yo al menos al leerlo veo claramente que es una broma, pero algunos periodistas parecen o no saber leer entre líneas o ser idiotas): “Este nuevo dispositivo increíble de Tesla no sólo dice el tiempo, sino que también indica la fecha. Lo que es más, es infinitamente ajustable, capaz de decir la hora, no importa en qué parte del planeta estés. Japón, Tombuctú, California, en cualquier lugar! Esto va a cambiar su vida. La realidad como usted sabe que nunca será lo mismo”, bromeaba el comunicado, con la foto de un reloj.

La secuencia ha sido más o menos la siguiente: Elon Musk, CEO de la compañía, anunció en Twitter que el próximo 30 de abril presentarán una “importante nueva línea de productos” y afirmó que no se trataba de un coche. El tweet tuvo una gran acogida en Wall Street. Las acciones se dispararon un 3,5% en una hora. Al respecto, Musk ha asegurado que el tweet no tenía como objetivo favorecer el comportamiento de los títulos de Tesla. Después, los inversores se han dejado de bromas. Los títulos de Tesla se han dejado un 1,18% en la sesión de este miércoles y acumulan caídas de casi el 14% en el acumulado del año.

Francamente, si yo fuera un inversor que ha comprado acciones de Tesla por las consecuencias de la bromita de Tesla… (prefiero no acabar la frase)

¿Conclusión de todo esto?

Dice el dicho que, “en bolsa no te fíes ni de tu padre” pero yo le agregaría “y menos aún si es 1 de abril o 28 de diciembre”

Si fuera uno de los perjudicados porque otros medios informativos se hayan hecho eco de la noticia, enviaría una carta al director de dichos medios para decirle cuatro palabras sobre la profesionalidad de los periodistas o reporteros que trabajan allí y que se hacen eco de las noticias sin comprobar y verificar su autenticidad.

Me parece lamentable tanto que estas cosas pasen como que la gente pique. Al planear una inocentada no se pueden mencionar empresas, ni productos ni servicios de una compañía real.

Cuando yo lancé mi inocentada sobre que Burdelia entraría en el IBEX, mi conciencia estaba totalmente tranquila porque sabía que nadie iba a poder comprar acciones de Burdelia, una empresa inexistente.

Pero cuando se citan nombres de empresas reales, el daño puede ser irreparable sin quererlo, por muy inocentada que sea. Por citar un ejemplo, cada vez que hecho gasolina en una estación de Repsol o paso cerca de un Burguer King, lo primero que me viene a la cabeza es lo que se me ocurrió sobre si pensaban freír las patatas con aceite reciclado de coches. De alguna forma, aquella inocentada de Expansión me ha condicionado y, si tengo posibilidades, prefiero ir a otra gasolinera o ir a tomarme la hamburguesa a otro sitio.

La noticia de Grecia y el Bitcoin también me ha hecho pensar mucho. Ya he dicho que me ha gustado mucho y he explicado las razones, pero también me ha dado la sensación de que los griegos se están riendo de Europa y que, con su inocentada, Varoufakis ha demostrado tener una mala leche increíble.

Inocentadas se pueden hacer, pero todo tiene un límite. O al menos, debiera tenerlo.

Y no olvidemos que cuando las inocentadas pueden suponerle pérdidas a alguien a nivel económico dejan de ser de mal gusto para convertirse en algo deleznable.

Si quieres dejar tu opinión en los comentarios, no dudes en hacerlo. ¿Qué opinas de las inocentadas? ¿Alguna vez has perdido dinero con ellas? ¿Alguna te ha llamado la atención? Si te ha gustado esta entrada del blog, te invito a difundirla en las redes sociales con los botones de abajo. No conseguirás “bookis” ni “piopios” ni “googlitos” ni ganarás dinero, pero al menos contribuirás a difundir una entrada que te ha gustado y eso ya tiene un gran valor para todos los lectores del blog.




Noticias, Azar y Bolsa

Noticias, Azar, Bolsa

Antes de seguir leyendo, te pido que mires los gráficos de la imagen. ¿Qué te sugieren?

Nadie duda que las noticias afectan de alguna manera a la bolsa. Eso es indiscutible. Nadie duda tampoco que el precio de una acción lo recoge todo, absolutamente todo, incluso muchas cosas que se nos escapan. Lo que ya es más discutible es si el azar afecta a las bolsas o no. ¿Tú que opinas?

Antes de seguir leyendo, te pido que mires los gráficos superiores de la imagen. ¿Qué te sugieren? Apunta en un papel lo que te sugieran. Si crees que uno de ellos es el gráfico de Telefónica, anótalo. Si ves parte del gráfico del IBEX en algún momento del año, anótalo también. No olvides tampoco anotar cualquier patrón o figura que encuentres. Pero hazlo, por favor, es importante por lo que verás después si sigues leyendo.

El maldito o bendito azar

Personalmente, estoy convencido que el azar nos afecta en todos los ámbitos de la vida y, en bolsa, mucho más. No vale de nada saberlo todo, haberlo estudiado todo y tomar todas las precauciones posibles. Solamente podemos intentar que el azar nos afecte lo mínimo posible, pero, sin duda, nos afectará. Unas veces tendremos suerte y otras no. Unas veces ganaremos y otras perderemos, pero el azar siempre se manifestará de una u otra forma.

¿Por qué es imposible predecir el comportamiento de la bolsa? ¿Por qué no se puede siquiera predecir el precio de una acción? Precisamente porque interviene el azar en las noticias.

Imagina un mundo perfecto donde pudiéramos juntar todas las malas noticias e ir soltándolas a lo largo del primer semestre. Luego, juntaríamos todas las buenas noticias y las iríamos soltando a lo largo del segundo semestre. Si tuviéramos esa posibilidad, todos seríamos ricos.

Obviamente, las malas noticias suelen afectar negativamente al precio, por lo que poniéndonos cortos, nos enriqueceríamos a lo largo del primer semestre donde se van dando a conocer todas las malas noticias (mientras el precio va bajando poco a poco) y, a principios del segundo semestre, compraríamos todo el papel posible para ir aprovechándonos de la paulatina subida de precios a medida que las buenas noticias se dieran a conocer y los precios de las acciones fueran subiendo progresivamente.

El azar es lo que lo tira todo por tierra y nos hace imposible enriquecernos de forma constante y sostenida. El azar impide una sucesión de buenas noticias e impide también una sucesión de malas noticias. Como es azar, no permite ni siquiera saber el número de buenas o malas noticias que se van a producir consecutivamente. El azar es el único que conoce la secuencia ganadora.

Podemos intentar minimizar la influencia del azar usando stop-loss, gestionando el riesgo, diversificando nuestra cartera, etc., pero siempre tendremos la espada de Damocles sobre nuestras cabezas esperando el momento más insospechado para cercenar de tajo nuestras inversiones en mayor o menor medida (dependerá del número de precauciones tomadas, pero siempre serán insuficientes).

¿Cómo afectan las noticias a la bolsa y cómo se influencian las noticias entre sí?

Sólo sabemos una cosa: las noticias pueden ser buenas o malas. Tenemos, en principio, más o menos un 50% de posibilidades de ganar o perder. Si la noticia es buena, el precio tenderá antes o después a subir y si es mala acabará bajando. A veces ni siquiera tenemos un 50% de posibilidades porque las noticias no son buenas o malas al 100% y encima se influyen entre ellas variando sus porcentajes.

El azar en la aparición de noticias y la influencia de las noticias entre sí hacen que una noticia nunca sea buena o mala al 100%. Imagina por ejemplo que Repsol descubre un gran yacimiento de petróleo en España. Eso en principio sería una buena noticia al 100%. Pero la noticia se junta con otra noticia: el intento del Gobierno de España de abaratar el precio de la gasolina, fomentando la competencia por el sistema de impedir que una empresa tenga demasiadas gasolineras en una misma provincia.

El 100%, lo ideal para Repsol, se ve recortado (por ejemplo en un 20%) por la noticia de la limitación del número de gasolineras. Una noticia muy buena al 100% queda convertida en una noticia menos buena (80%) por influencia de la segunda noticia (que supone restar un 20%.)

A su vez, la noticia buena para Repsol afectará negativamente a las otras petroleras que operan en España. Lo que sería en principio una noticia mala (al 100%) queda un poco disuelta al juntarse con la noticia de la limitación de número de gasolineras (que por ejemplo será del 5%, teniendo en cuenta que el 20% malo para Repsol de la segunda noticia se reparte/divide entre las petroleras que operan en España).

Al final, juntando las dos noticias, el resultado es bueno para Repsol en un 80% mientras que para las otras petroleras es malo al 95% (100%-5%).

Personalmente, nunca he conseguido ver una relación clara y directa entre el resultado de una noticia y el movimiento del precio. Muchísimas veces me he maravillado cuando supuestas malas noticias hacen subir los precios o cuando buenas noticias (o a mí me lo parecen) hacen bajar el precio. No hace falta que os ponga ejemplos porque tengo la seguridad absoluta que a todos os ha pasado alguna vez. Habrá expertos en el tema de valorar noticias, pero reconozco que no soy uno de ellos.

Ahora, hagamos un sencillo experimento jugando con el azar y las noticias

Vamos a suponer que podemos valorar las noticias entre +5 (si son muy buenas) y -5 (si son muy malas). Obviamente el 0 será que la noticia no es ni buena ni mala o que está en línea con lo que esperaba el consenso de analistas.

Volviendo a Repsol, vamos a coger cuatro noticias y vamos a valorarlas ficticiamente. Es solo un ejemplo:

Noticia 1: Repsol descubre el Yacimiento de Vaca Muerta en Argentina. Valoración: +4,85 (es una noticia muy buena, pero no del todo, porque descubrieron el yacimiento en un país no demasiado estable) Resultado: El precio de la acción sube porque la gente se puso a comprar acciones como loca.

Noticia 2: Argentina decide expropiar a Repsol. Valoración: -4,64 (es una mala noticia que muchos no esperaban) Resultado: El precio de la acción baja porque la gente se puso a vender ante la mala noticia.

Noticia 3: Repsol recibe la compensación por la expropiación en Argentina y decide repartir dividendo extraordinario. Valoración: +3,97 (no es mala noticia, pero sería mejor si hubiera podido explotar el petróleo y, además, las compensaciones siempre parecen menores de lo esperado) Resultado: El precio de la acción sube, pero con menos ímpetu que cuando descubrió el yacimiento.

Noticia 4: Repsol anuncia resultados ligeramente superiores a lo esperado por el consenso, pero por muy poco. Valoración: +0,57 (los analistas ya esperaban esos resultados que sólo se han desviado un poquito mejor de lo esperado). Resultado: El precio de la acción sube, pero muy poco, por ser algo casi descontado por el mercado.

Una vez dicho esto, cualquier gráfico de una acción o de un índice determinado no deja de ser, en el fondo, el resultado de ir sumando y restando, día a día, las buenas y malas noticias y la valoración que hace el mercado de las mismas. Intradía, se dan unos máximos y mínimos, pero al final, lo único que queda es el precio de cierre.

¿Recuerdas que te dije que estudiaras los gráficos al principio de este artículo? Seguramente habrás creído detectar movimientos alcistas y bajistas, movimientos laterales, banderines y triángulos. Algunos incluso han podido ver un doble suelo en alguno o un hombro-cabeza-hombro, soportes, resistencias, etc. ¿Qué figuras o patrones has detectado tú? Te rogaba que lo anotaras al principio.

Una de las cosas que tiene el azar (junto con la aparición de noticias) es que no parece que se comporte “al azar”, sino que suele dibujar patrones de análisis técnico que son fácilmente reconocibles. Como la mejor forma de hacerse una idea de esto es viéndolo, decidí crear una hoja de cálculo con dos columnas: la primera genera 365 valores al azar entre -5 y +5 (malas y buenas noticias, siendo el 0 noticias neutras), y la segunda va acumulando los resultados de la primera por simple suma o resta. Los gráficos son solamente la representación de dichos resultados obtenidos al azar.

Los gráficos representan los valores de la segunda columna, o sea, el resultado de ir sumando números al azar entre -5 y +5. A cada recálculo que se hace, se obtienen valores distintos y gráficos distintos.

Lamento desilusionarte si no has visto nada de lo que creías estar viendo al principio. Quizá estés incluso un poco cabreado porque, en parte, te he tomado un poco el pelo al pedirte al principio si eras capaz de identificar alguno de esos gráficos o alguna pauta concreta.

Pero así funciona la bolsa, y es lo que realmente quería explicarte. Las noticias influyen sin duda, pero el azar se encarga de introducir el caos suficiente como que la información que proporciona la noticia seguramente no sea aprovechable (o lo sea muy poco).

La bolsa es un juego

Sí. La bolsa es un juego. Y diría más…. Es un juego de azar en la medida en que uno no puede adivinar lo que va ocurrir en los mercados en las próximas horas o en los próximos días. Los buenos traders admiten que es imposible prever lo que harán las cotizaciones. No pueden asegurar que una operación acabará en ganancias. Pueden limitar las pérdidas, eso sí, pero no pueden saber de antemano si acabarán ganando o perdiendo dinero.

La bolsa es un juego de azar, pero no un juego de azar cualquiera. No es como la primitiva o la bonoloto, en la que el jugador debe asumir pasivamente el resultado (donde generalmente pierdes). La bolsa es un juego en el que uno, de alguna forma, puede controlar el resultado. A lo mejor uno no puede controlar el resultado de una jugada en particular, pero sí el resultado global de un gran número de jugadas (con mucha disciplina, autocontrol, gestión del riesgo y con un plan de Trading, o apaga y vámonos).

La bolsa es, en definitiva, un juego de estadísticas y de valoración de noticias y análisis técnico y fundamental. Es una frase que hemos oído muchas veces, pero a la que no se suele dar una utilidad práctica concreta.

Las noticias sólo afectan a los que operan intradía

Si operas intradía, las noticias impactan apreciablemente en la forma del gráfico de la sesión del día. Pueden ser más o menos relevantes, pero la huella suele ser perfectamente apreciable. Lo mejor suele ser hacerse a un lado y no operar.

¿La razón? Las noticias suelen provocar un pico de volatilidad tal que barren con casi todos los stop-loss y, aún acertando con el sentido del precio, lo más probable es que acabes perdiendo dinero.

Lo que tienes que saber es que no debes intentar lucrarte con las noticias ni dejar que afecten a tu operativa.

Tipos de noticias

Básicamente, hay tres tipos de noticias:

a) Noticias que conoce todo el mundo: No son noticia en realidad, son temas de actualidad y suelen ser la excusa perfecta para que los periodistas (muchas veces sin tener ni idea) nos expliquen con pelos y señales por qué los principales índices mundiales se tiñen de rojo o de verde.

Ejemplos de este tipo de noticias podrían ser La caída del precio del petróleo, La complicada situación en Ucrania, Las tensiones en Oriente Medio, Lo mal que está Grecia, etc.

Las noticias de este tipo hacen que los pececillos den bandazos (arruinándose generalmente) y que los tiburones se mantengan firmes (habitualmente enriqueciéndose).

b) Noticias “enlatadas”: Son las noticias interesadas que se han ocultado durante un tiempo hasta que los rumores se han hecho demasiado grandes para ocultarlas porque no tiene sentido ocultar un secreto a voces.

Ejemplos de este tipo de noticias podrían ser Pescanova, Gowex, etc. Pillaron por sorpresa a mucha gente, pero también había muchos inversores que empezaban a estar con la mosca tras la oreja y barruntaban que estaban pasando “cosas raras”.

Los tiburones y/o los inversores institucionales muchas veces tienen en su poder una noticia días, semanas o meses antes de su publicación. Dependiendo que la noticia sea buena o mala, actúan de una forma o de otra.

Antes de lanzar la noticia a los cuatro vientos, los peces gordos se van a poner primero a acumular o a distribuir todas las acciones que puedan sin que se note, y después, sólo después, la comunicarán a los medios.

Al ver la noticia, todos los pececillos se lanzarán a comprar o vender. Y lo que estará pasando en realidad, es que estarán levantando o bajando el precio para que los tiburones se lucren con la subida o con la bajada.

Para cuando se pasa el efecto de la noticia, los tiburones les han comprado o vendido todas sus acciones a los pobres pececillos que, como siempre, han vuelto a comprar en el peor momento posible (arriba o abajo del todo).

Las noticias “conservadas en lata” pueden ser aprovechables, pero sólo si las ves en los gráficos, sólo si les descubres posicionándose antes de que te cuenten la noticia. Ahí sí, el análisis técnico puede ser una grandísima ayuda y se puede sacar algún provecho.

c) Noticias que nadie se espera: Son las noticias que nadie predice ni se esperan. No suelen ser noticias aprovechables o muy pocos pueden aprovecharlas.

Ejemplos de este tipo de noticias podrían ser el tsunami de Fukushima, la caída de un meteorito en Rusia, la repentina erupción de un volcán, etc.

Sólo los muy enterados sobre los detalles y las verdaderas implicaciones del suceso pueden aprovechar la noticia para, a lo mejor, rascar algo antes de que todo el mundo quiera aprovechar la noticia. Por ejemplo, en el caso del volcán, sólo los que supieran que la erupción podía colapsar el espacio aéreo tuvieron oportunidad de vender acciones de aerolíneas para recomprarlas después a precios mucho más baratos.

¿Sabias que…?

La mayoría de las noticias intradía son concertadas bajo un estricto calendario; así que puedes saber cuándo se darán exactamente y podrás evitar estar dentro del mercado en ese preciso momento.

En este enlace, puedes ver las noticias programadas para las próximas horas y días, e incluso se añade una estimación de la magnitud del impacto que pudieran tener en el precio.

Las noticias intradía programadas no suelen importar a la larga y apenas serán apreciables en tus resultados, salvo quizás algún bombazo de la FED o el BCE o alguna noticia lo suficientemente gorda e inesperada como para que se desvíe el curso del precio durante meses.

Algunos consejos

- La mayoría de las noticias siguen un patrón. Son comentadas por los analistas de forma muy sesuda y elaborada, citando algunas opiniones de expertos, para acabar concluyendo que la bolsa o acción puede subir o bajar si pasa esto o aquello y citando los puntos de resistencia y de soporte.

- Salvo que seas un experto en la interpretación de noticias, te convendrá ignorarlas. La experiencia al leer noticias va ayudando para separar el grano de la paja, pero no suelen llevar, en el fondo, a nada más que a un montón de grano y otro de paja.

- Las noticias casi siempre serán interferencias para ti y fuentes molestas de ruido.

- Una noticia siempre te llegará mucho más tarde que el movimiento del precio que está reaccionando a esa noticia.

- Que las noticias afectan al movimiento del precio es algo que nadie pone en duda. La cuestión es cuánto afectan y cómo repercuten.

- Si operas a largo plazo las noticias no te afectarán significativamente el 99% de las veces. Solo generan, a la larga, pequeños altibajos que no repercuten en la tendencia general.

- Las noticias suelen ser sesgadas, no poco incorrectas y la mayoría de las veces interesadas o directamente publicitarias. Casi todo lo que sale en los medios está intervenido por intereses económicos, y no siempre se incluye la palabra “publicidad” en el texto de la noticia.

- Las noticias suelen generar demasiado ruido, y es muy difícil (que no imposible), separar el ruido de la señal.

- No mires el periódico, mira tus gráficos. En ellos verás la noticia antes de que la publique nadie. Si observas repentinas subidas o bajadas sabrás que ha pasado algo bueno o malo, pero cuando sepas lo que ocurre (te llegue la noticia) suele ser tarde para reaccionar.

Si este artículo te ha servido de ayuda, házmelo saber en los comentarios y, si te ha gustado, difúndelo en las redes sociales pinchando en los botones. ¿Qué opinas de las noticias? ¿Crees que el azar influye en la bolsa? ¿Has sacado alguna conclusión que pueda interesar a los lectores del blog? ¿Alguna crítica o comentario?




Destripamos el reto del ahorro en 52 semanas

Descubre cómo puedes ahorrar 1.378 euros en tan solo 52 semanas (un año) y descarga una plantilla gratuita para lograrlo.

Descubre cómo puedes ahorrar 1.378 euros en tan solo 52 semanas (un año) y descarga una plantilla gratuita para lograrlo.

Algunos lectores me han preguntado mi opinión acerca del reto de ahorro de las 52 semanas que lleva tiempo apareciendo en varios lugares en la red, principalmente en Estados Unidos.
Pues bien, me parece un concepto interesante y por ello creo que vale la pena analizarlo, destriparlo y ver formas de mejorarlo.
Ante todo diré que me pareció una buena y sencilla idea para ahorrar una buena suma de dinero que podría servir para diversos fines. Pero luego de ir pensando en el reto e ir destripándolo poco a poco, me dí cuenta que encierra una grandísima enseñanza y tiene un efecto acumulativo más que poderoso.

¿En qué consiste el Reto de Ahorro de las 52 Semanas?

Es un reto o desafío muy simple. Consiste en poner dinero durante 52 semanas en una lata, jarro o alguna caja que podamos utilizar.
El reto consiste en poner, cada semana, la cantidad de dinero equivalente al número de semana que nos toca. De este modo, en la semana 1 depositaremos 1 dólar, la semana 23 vamos a depositar 23 dólares y así hasta llegar a la semana número 52, la última que pondremos 52 dólares (el reto original viene de USA, de hecho, tiene hasta página oficial http://www.52weekmoneychallenge.net, por ello hablamos de dólares).
Obviamente, y dado que la paridad entre el euro y el dólar es casi un hecho, podemos tratar de hacer el desafío en euros: 1 euro la primera semana, 2 euros la segunda, 3 euros la tercera y así hasta poner 52 euros la semana 52.

¿Por qué debería tratar de superar el reto?

En primer lugar, porque dudo que alguien no quiera tener al finalizar el año exactamente 1.378 euros. Una cantidad importante que podría utilizarse para empezar a invertir, para pagar unas vacaciones o simplemente para tener una paga extra y encarar la cuesta de enero con optimismo. Si sumas 1+2+3+ … +25+26+27+ … +50+51+52 verás que salen 1.378 euros.
En segundo lugar, porque es un método sencillo que, si realmente lo aplicamos, sentimos que vamos progresando, hasta llegar a cantidades un poco más grandes, mientras nos va dando tiempo para analizar cómo hacer para tener o conseguir el próximo dinero necesario para depositar cada semana.
En tercer lugar, porque si por alguna razón debemos parar o no podemos seguir ahorrando, contamos con un dinero que, en caso contrario, nunca íbamos a ahorrar si no teníamos el hábito. Solo como ejemplo, si dejáramos de depositar dinero en la semana 35, tendríamos un total de 630 euros, una suma más que interesante.
Pensado fríamente, el desafío es sencillo, práctico e ideal para comenzar a adquirir unos hábitos positivos en relación al ahorro.

¿Cómo puedo conseguirlo?

Lo mejor del desafío es que una semana da tiempo suficiente como para analizar cómo hacer para ir consiguiendo a largo plazo ese dinero a depositar cada semana. El truco es ir cumpliendo cada semana y que nos vaya quedando algo para tener que hacer menos sacrificios la semana siguiente.
Voy a poneros un ejemplo de lo que podría hacer yo para ir cumpliendo semanalmente y de paso ir ahorrando algo para la semana siguiente:
La primera semana está chupado, dejo de tomarme un café (en España suelen rondar por 1,20 euros) y todavía me sobran 20 céntimos que me ayudarán a conseguir los 2 euros de la siguiente semana.
Si lo pienso fríamente, si dejo de tomarme uno sólo de los varios cafés que me tomo al día en el bar, ahorraré 1,20 euros diarios, lo que suponen un total de 8,40 euros semanales. Sólo eso me da para poder cumplir el reto las tres primeras semanas (1+2+3 y me quedan 2,40 euros de remanente para la cuarta semana).
Cuando me toque la cuarta semana, como ya tengo 2,40 euros sólo necesito otros 1,60 para conseguir los 4 euros de la cuarta semana. Calculo entonces cuantos cigarrillos puedo dejar de fumar al día y cuanto puedo ir ahorrando semanalmente en ese concepto y así voy recortando gastos que me permitan ir ahorrando. Cuando todos mis vicios como ir a cenar fuera el sábado, ir al cine de vez en cuando, etc. se hayan acabado y no pueda recortar más en vicios, pasaré a ver de ahorrar por otros lados como llamar a la compañía del teléfono para ver si tienen rebajas sobre la tarifa que pago en la actualidad y cuanto puedo ahorrar al mes/año. También puedo recortar en gasolina yendo a trabajar en transporte público o cosas similares.
Llegará sin duda un momento que no podamos recortar más nuestros gastos fijos para cumplir el reto semanal y entonces habrá que utilizar la imaginación como vender algo que no se use para conseguir dinero o ponerme a dar clases particulares, etc.
Otra opción sería empezar a comprar las llamadas marcas blancas cuando vamos a hacer la compra. Si en vez de comprar el detergente X nos pasamos al detergente Y (que prácticamente lava lo mismo de bien, o de mal, según se mire) ahorramos céntimos que se convierten en ahorro al multiplicar por todas las unidades de detergente que compremos.
Si no sabes cómo conseguir más dinero recortando gastos, fabrícalo. Te voy a poner un ejemplo, el primero que se me pasa por la cabeza. Eres mujer y tienes que cortarte el pelo. ¿Por qué en lugar de ir a la peluquería, que te cuesta un pastón, no le propones a tu amiga la peluquera que tú cuidas a sus niños una tarde y a cambio ella te corta el pelo? A continuación metes el dinero que te hubieras gastado en la peluquería en la hucha porque no deja de ser un dinero que no tienes que gastar.
Otro ejemplo: Eres autónomo y te dedicas a hacer páginas web. ¿Por qué no proponerle al que te lleva la contabilidad que le lleves tú el mantenimiento de su página web a cambio que él te lleve a ti tu contabilidad gratis? Ya has “fabricado dinero” que como es un gasto que no vas a tener que hacer, puedes meter directamente en la hucha.
Como ves, es relativamente sencillo cumplir el reto, al menos en teoría. Aprender a recortar gastos y desarrollar la imaginación y la inventiva sobre como conseguir dinero e ir creando poco a poco un hábito de ahorro puede ser una enorme y gratificante lección que iremos asimilando poco a poco.
Además, el ahorro que somos capaces de conseguir se va acelerando. Algo tan simple como dejar de tomar un café al día supone al año (1,20×365 días=438 euros) ¡Eso son 29 semanas del reto!

¿Algunos consejos?

Creo que este desafío podría ser más que interesante en pareja, de forma que cada semana, los dos se encarguen de depositar la mitad del dinero correspondiente a la semana, algo que se vuelve sumamente sencillo al dividir fuerzas.
Mejor aun si cada uno intenta cumplir el desafío por su parte. Mutuamente se pueden ir espoleando si consiguen ahorrar más que el otro, pero a su vez se pueden dar ánimos para no rendirse y también se pueden ir dando consejos sobre como lo van consiguiendo para que el otro pueda hacer lo mismo.
No tiene porqué ser tu pareja, puedes buscar un amigo o amiga y retaros mutuamente. Podría servir también para que un grupo de estudiantes pudiera ahorrar para irse de viaje de fin de curso, etc. Lo importante es hacer el reto con alguien pues sin duda ayuda mucho.
Os recomiendo colocar el dinero en un frasco de vidrio en un sitio muy visible, como la mesa de la cocina, el despacho o la puerta de casa para que no olvides que cada semana tienes el compromiso de sumar, sea como sea, la cantidad que te toque. Observarás que el bote te mira acusadoramente cuando no cumplas con él.
Para agregar un poco de incertidumbre puedes ahorrar un poco más de lo indicado para que la suma ahorrada varíe al final.
Debes ir previendo la forma de ahorrar por semanas cuando las sumas aumenten para que no te sea tan difícil.
Puedes empezar a vivir una vida solamente un poquito más frugal que hasta ahora, reduce tus gastos, aumenta tus ingresos o “fabrica el dinero como sea”.
Te verás tentado a gastártelo, todos tenemos esa recaída, pero puedes comenzar de nuevo y, la segunda vez, meterlo en el banco para no gastártelo.
Flexibiliza el uso de este desafío, cuando no puedas hacer los depósitos respectivos porque tus ingresos no dan para más, puedes detenerte hasta que te veas capacitado de afrontar la siguiente semana (mientras vete pensando como aumentar tus ingresos).
El sueldo se suele pagar mensualmente en España, así que tendrás que prever el ahorro semanal que tendrás que hacer para cada mes.
No es necesario que empieces el reto el 1 de enero. Esta misma semana puede ser la primera y que para ti el año acabe cuando hayan pasado 52 semanas. Hago un inciso jocoso para comentaros que un amigo me dijo que tendría que esperar a hacer el reto hasta el 1 de enero del próximo año porque ya estábamos en febrero… (sin duda la mejor excusa para no intentar el reto aunque se nos note que en realidad pasamos del reto y no queremos aceptar el desafío).

¿Ventajas de intentar el Reto del Ahorro de las 52 Semanas?

La intención del reto es que empezar a ahorrar sea fácil: al principio se requiere muy poquito esfuerzo. Es parte del atractivo: empezar poco a poco, sin que suene como algo que no podamos hacer.
Pero también el reto de ahorro nos pide un compromiso mayor a medida que vamos adquiriendo el hábito. Por ello las semanas siguientes serán bastante más retadoras que al principio, pero se trata precisamente de comprometernos. De ver que sí se puede, y entonces poner mayor esfuerzo para lograr la meta.
El incremento es bastante lineal. Para mucha gente sí es fácil ahorrar entre 1 y 10 euros cada semana por lo cual al principio no costará trabajo y eso levantará mucho los ánimos para seguir el reto hasta el final y cumplirlo.
Para las personas a las cuales les gustan los juegos y los desafíos y, además, les cuesta trabajo ahorrar, el reto del ahorro puede ser una motivación interesante, por lo cual no veo por qué no intentarlo.

Si no puedes cumplirlo, adáptalo a tus posibilidades

Con la crisis, hay gente que nos mostrará sus bolsillos vacíos, hay gente que por estar en paro o por tener un sueldo miserable no podrá ni plantearse el reto. En ese caso, les aconsejo cambiar el reto y adaptarlo a sus posibilidades.
Si no puedes ahorrar un 1 euro semanal ahorra de 50 en 50 céntimos, o de 20 en 20, o de 10 en 10 o, incluso de 1 en 1 céntimo.
También puedes hacer que el ahorro en vez de semanal sea mensual (acabando en 52 euros mensuales 52 meses después) o comprométete a ir realizando el reto a la medida de tus posibilidades (si tardas dos semanas en subir un escalón, que se le va a hacer, tu economía no da para más).
Si dividimos los 1.378 euros entre 52 semanas nos salen 26,5 euros semanales. Dicho de otra forma, en lugar de ir subiendo, comprométete a ahorrar 26,5 euros semanales y llegarás al mismo resultado.
Si dividimos los 1.378 euros entre 12 meses nos sale que deberemos ahorrar 114,84 euros mensuales (redondeando) para cumplir el reto.
Si dividimos los 1.378 euros entre 365 días supone que debemos conseguir unos 3,78 euros diarios para conseguir superar el desafío.

¿Vas a seguir el reto del ahorro durante este año? Algunas ideas

Resulta obvio que, con algunos ajustes, el resultado es mejor. Si ya estás acostumbrado a ahorrar, sería recomendable que te plantearas intentar hacerlo a la inversa, es decir, ahorrar cantidades decrecientes, ya que así se obtienen resultados inmediatos notables. La primera semana, entonces, debes ahorrar 52 euros; la segunda, 51; y para la última semana, la 52, sólo aportarás un euro.
Si lo haces de esta manera el resultado es inmediato, ya que en apenas seis semanas habrás ahorrado 297 euros (contra los 21 euros de la versión original) y eso te motivará, porque sabrás que cuentas con ahorros adicionales.
Además, al cambiar el reto estarías aprovechando el impulso inicial –como bien sabes, son pocos los seres humanos que siguen con el mismo entusiasmo a lo largo de un reto de año nuevo-, y te resultaría menos pesado ahorrar menos cantidad de dinero cuando la motivación y el compromiso van en declive.
Sea cuál sea la versión que más se adapte a tu estilo de vida, lo importante es que elijas ahorrar, ya que se trata de un excelente hábito de vida que puede sacarte de problemas inesperados.

El poder acumulativo del Reto

No es ninguna tontería el gran poder acumulativo del Reto. Se van aprendiendo importantes lecciones que pueden mejorar tu economía a corto plazo. Volviendo al ejemplo de cómo lo haría yo y a dejar de tomar uno solo de los muchos cafés que me tomo al día supone al año (1,20×365 días=438 euros). Con un solo cambio que soy perfectamente capaz de hacer, casi he conseguido un 0,32% del reto.
Si lo piensas fríamente, a poco que hagas cinco o seis pequeños cambios, podrás terminar el reto sin problemas.
Pero no sólo eso, seguramente, si te has acostumbrado a dejar de tomar un café al día (o incluso si te lo tomas en casa en vez de en el bar) lo más probable es que el próximo año no necesites tomarte ese café y ahorres lo mismo que este año.
Si para ahorrar este año intentando cumplir el reto has renegociado con tu compañía de teléfono unas tarifas más bajas, ese ahorro también lo tendrás el próximo año y el próximo, y el siguiente…
Cada escalón que vas subiendo por el reto de las 52 semanas supone ir mejorando enormemente tu economía sin darte cuenta. Los próximos años quizá decidas no volver a intentar hacer el reto, pero el poder acumulativo del reto te hará la vida más fácil, cada vez llegarás mejor a fin de mes y dejarás de decir eso de “tengo demasiado poco sueldo para tanto mes”.
Quizá la gran enseñanza del desafío o reto de las 52 semanas es que suprimiendo pequeños gastos inútiles o no necesarios, vamos cerrando a pasos agigantados el gran agujero negro que se come nuestro sueldo sin darnos cuenta.
Pensándolo despacio te darás cuenta que cada pequeño paso que das semana a semana, puede ser un gran paso en años venideros.

¿Intentamos mejorar los resultados del reto?

Sin duda para una gran mayoría, el desafío de las 52 semanas va a suponer un gran esfuerzo. ¿Y si tratamos de mejorar los resultados de nuestro esfuerzo?
En lugar de ir metiendo el ahorro semanal en un frasco de vidrio, ¿por qué no lo vas metiendo en una cuenta remunerada aunque solo te den el 1%? No hace falta que lo metas todas las semanas, vale con que vayas haciendo ingresos mensuales. No es que te vayas a hacer millonario, pero vas ganando intereses del dinero depositado y quizá te encuentres con 8 o 10 euros más al final del reto (y de paso te ahorras la tentación de desvalijar el bote que tienes en casa en un momento de debilidad).
Otra posibilidad es que vayas metiendo el dinero en un fondo de inversión comprando participaciones semanalmente. En acciones por desgracia no se puede hacer porque las comisiones de compra lo impiden, pero en un fondo de inversión lo puedes hacer perfectamente siempre que no sea un fondo de inversión que te pida mínimos de inversión.
Yo me he cogido un archivo Excel y he hecho varias pruebas. No son para tirar cohetes porque el año 2014 fue más bien malo bursátilmente hablando, pero he llegado a conclusiones interesantes.
Para hacer las pruebas utilicé los datos del Fondo Naranja IBEX 35 (Pudiera haber sido cualquier otro, pero ese fondo replica el IBEX y además tiene relativamente bajas comisiones y permite ir invirtiendo cantidades pequeñas y podía encontrar los valores de liquidación con facilidad). Para más datos fui cogiendo los valores de liquidación de los viernes para que no me acusen de haber elegido los mejores días para realizar el estudio. Cada semana he ido calculando las participaciones que hubiera comprado con el VL correspondiente.
La primera de todas las conclusiones es que es muy importante invertir en fondos de una determinada manera teniendo en cuenta si el año es alcista o bajista.
El 2014 fue de pendiente alcista, por ello se perdió dinero invirtiendo semanalmente de la forma tradicional (1+2+3+…+50+51+52 euros). Concretamente a final de año se conseguían 87,364407 participaciones que a 2 de enero valían 1373,36847 euros. Hubiéramos perdido casi 5 euros con respecto a los 1378 euros ahorrados en el bote.
Sin embargo la cosa cambiaría mucho si invirtiéramos el orden semanal de compra de participaciones (52+51+50+…+3+2+1 euros) porque en ese caso tendríamos a final de año 89,5666882 participaciones con un valor de 1407,99138 euros. Dicho de otro modo, hubiéramos ganado casi 30 euros respecto a lo acumulado en el bote y también bastante más que si lo hubiéramos metido en la cuenta remunerada.
¿Por qué ocurre esto? Es muy sencillo. Si la pendiente anual del fondo es alcista, conviene invertir lo máximo posible a primeros de año (52+51+50…) porque las participaciones valen menos dinero que a final de año. Así, vamos comprando más participaciones a precios bajos y menos participaciones a medida que van subiendo de valor.
Por el contrario, si se espera que el año sea bajista, conviene invertir con el orden (1+2+3+…) ya que los valores liquidativos irán bajando e iremos comprando más participaciones conforme el VL baje.
Para finalizar, se puede emplear un truco para maximizar todavía más el rendimiento. Si el año es alcista, las semanas que suba el VL no invertimos en el fondo y las ahorramos, mientras que las semanas que baje el VL invertimos lo de esa semana más las semanas que hemos ahorrado sin invertir.
Si lo hubiéramos hecho así, con el orden semanal inverso (52+51+50+…) y ahorrando las semanas que el VL suba e invirtiendo todo lo ahorrado hasta el momento, hubiéramos obtenido a final de año 90,168141 participaciones con un valor de 1417,44317 euros. Es decir 39,44 euros más que dejando el dinero en el bote de cristal.
Además de este último truco, hay otro que puede incrementar el beneficio, pero no me he tomado la molestia de calcularlo. Yo hice todos los cálculos y pruebas con los VL del viernes que suele ser un día alcista estadísticamente. Si lo hubiera hecho los lunes o los miércoles, el beneficio y el número de participaciones seguramente hubiera sido mayor ya que esos días suelen ser estadísticamente bajistas.

Aquí tienes la plantilla

Descarga la plantilla para seguir el reto de las 52 semanas pinchando aquí.

¿Algún comentario o sugerencia?

Para acabar, si este artículo te ha servido de ayuda, házmelo saber en los comentarios y difúndelo en las redes sociales pinchando en los botones. ¿Estás dispuesto a asumir el reto del ahorro de las 52 semanas? ¿Animarías a tus amigos a competir entre vosotros en este desafío? ¿Tienes alguna idea u opinión sobre el reto que consideras interesante comentar? Todos los lectores estarán encantados de leer vuestros comentarios, ideas y sugerencias.




Lecciones de la Historia (I): Todo está inventado

Te preguntarás: ¿Qué tendrán que ver las prensas de aceite con los futuros y las opciones? Tales de Mileto nos dejó una gran lección hace más de 2.500 años.

Te preguntarás: ¿Qué tendrán que ver las prensas de aceite con los futuros y las opciones? Tales de Mileto nos dejó una gran lección hace más de 2.500 años.

Si algo tengo claro es que, por raro que nos pueda parecer, casi todo está inventado. Muchas veces lo único que hace falta es que alguien coja “eso que ya está inventado” y le ponga un nombre. Así de fácil, por increíble que pueda parecer.

La historia nunca me ha gustado por parecerme aburrida, pero con el tiempo le voy cogiendo gustillo a eso de bucear en la historia para aprender cosas sobre economía. Por citar un ejemplo, mencionaré en este artículo un episodio relativamente desconocido de la vida de Tales de Mileto que seguramente dará que pensar a más de uno sobre las lecciones que se pueden extraer de la historia.

Podría haber titulado este artículo “Tales de Mileto, precursor en economía”, o quizá, usando un título con más gancho, “Tales de Mileto, inventor de futuros y opciones” o, si quisiera un título verdaderamente impactante podría haberlo titulado “El día que Tales de Mileto decidió hacerse rico con los mismos métodos usados en Wall Street”. Pero no, me gusta la simplicidad, por eso lo he titulado “Todo está inventado”, porque por encima de todo, la idea principal de este artículo es demostrar que, incluso conceptos relativamente recientes como Futuros y Opciones ya estaban inventados aunque se les diera otro nombre.

Imagino que tú que lees esto desconocerás (igual que yo) el mercado del aceite, pero ya verás la increíble enseñanza que nos dejó Tales de Mileto sobre como utilizar los conocimientos que tenemos para hacernos ricos. Lee este artículo con amplitud de miras porque se pueden aprender dos cosas de la historia que voy a contarte: Por un lado que todo está inventado (aunque se le diera otro nombre) y por otro lado que tus conocimientos (o algo que sepas) pueden permitirte hacerte rico si sabes como aplicar esos conocimientos.

Tales de Mileto es considerado como el fundador de la filosofía occidental, también fue la primera persona en aplicar el uso del razonamiento deductivo a la geometría y a la que se le puede atribuir un descubrimiento matemático. Algunos historiadores van más allá, catalogándole como el padre de la ciencia por haber descartado el uso de la mitología para explicar fenómenos naturales. Todos conocemos su famoso teorema. Menos famosa es, sin embargo, la extraordinaria manera en la que se hizo rico.

A pesar de su talento e inteligencia, a pesar de haber previsto eclipses o haber calculado la distancia entre un barco y la costa mediante el uso de las matemáticas, o saber como calcular la altura de una pirámide, Tales de Mileto debía soportar las habladurías de la gente debido a su pobreza: ¿De qué te vale saber tanto si no tienes donde caerte muerto? ¿Si eres tan habilidoso por qué en lugar de resolver los problemas del mundo no empiezas por los tuyos propios? ¿Si eres tan sabio por qué no te enriqueces, por qué no prosperas en lugar de ser un fracasado?

Harto de las murmuraciones Tales decidió hacer algo al respecto. Debido a sus grandes conocimientos en astronomía (yo presupongo que más bien se debió a sus probables conocimientos botánicos), previó durante el invierno que la cosecha de aceitunas iba a ser excelente al año siguiente, teniendo eso en cuenta, asumió que disponía de una información de gran calidad (puedes llamarlo información privilegiada) para ejecutar un movimiento de inversión.

Reunió el dinero que fue capaz y lo entregó como deposito para arrendar la totalidad de prensas de aceite ubicadas en Mileto y Quíos. La intención era clara: si la cosecha de aceitunas se demostraba copiosa habría una gran demanda de prensas de aceite y él se encontraría en una posición de monopolio en el sector del prensado. Firmar el contrato meses antes de la recolecta de aceitunas le ofrecía más ventajas añadidas: al no haber otros licitadores podía obtener el arriendo a un coste más bajo del que sería normal.

Aún así, Tales no disponía del dinero suficiente como para alquilar esas prensas, lo que estaba haciendo era utilizar un derivado financiero. Aristóteles, que cuenta la historia del filósofo en el capítulo IV del primer libro de su “Política”, no entra en detalles concretos sobre la forma específica del acuerdo:

“Citaré lo que se refiere a Tales de Mileto, a propósito de una especulación lucrativa que le dio un crédito singular, honor debido sin duda a su saber, pero que está al alcance de todo el mundo. Gracias a sus conocimientos en astronomía pudo presumir, desde el invierno, que la recolección próxima de aceite sería abundante, y al intento de responder a algunos cargos que se le hacían por su pobreza, de la cual no había podido librarle su inútil filosofía, empleó el poco dinero que poseía en darlo en garantía para el arriendo de todas las prensas de Mileto y de Quíos; y las obtuvo baratas, porque no hubo otros licitadores. Pero cuando llegó el tiempo oportuno, las prensas eran buscadas de repente por un crecido número de cultivadores, y él se las subarrendó al precio que quiso. La utilidad fue grande; y Tales probó por esta acertada especulación que los filósofos, cuando quieren, saben fácilmente enriquecerse, por más que no sea este el objeto de su atención. Se refiere esto como muestra de un grande ejemplo de habilidad de parte de Tales; pero, repito, esta especulación pertenece en general a todos los que están en posición de constituir en su favor un monopolio.”

Si leemos dicho texto con amplitud de miras, necesariamente debía de tratarse de una de dos posibilidades:

a) OPCIONES: En caso de que Tales hubiera pagado por disponer del derecho a arrendar las prensas si lo estimase oportuno, lo que implicaría que tuviese la posibilidad de no hacerlo si la cosecha de aceitunas fuera mala, perdiendo en esa situación solo el depósito adelantado, es decir, todo el dinero que tenía.

b) FUTUROS: Si Tales se hubiera comprometido además a hacer efectivo el alquiler, careciendo del derecho a volverse atrás.

Decantarse por un contrato del tipo a) o b) dependería de diversos factores:

La OPCIÓN le daría la seguridad de tener las pérdidas controladas en caso de un error de cálculo sobre la cosecha, pero los dueños de las prensas le pedirían un precio por el arriendo y un depósito mayores dado que si Tales se retiraba a última hora ellos deberían buscar un nuevo cliente.

El contrato de FUTUROS ofrecería la ventaja de tener que adelantar una señal más pequeña y obtener un precio de alquiler más bajo pero, en caso de un error en su previsión, las consecuencias serían desastrosas ya que se vería forzado a pagar el arriendo de las prensas.

En la práctica, el filósofo, con independencia de haber elegido una posibilidad u otra, se estaba apalancando para poder efectuar un negocio que de otra manera no habría podido ejecutar por falta de recursos económicos. Aún así se enfrentaba a perder todo lo que tenía, o todo lo que tenía y mucho más, especialmente en un contexto histórico en el que el impago podía llevar a consecuencias terribles. Tal como señala George Crawford, en su libro “Derivatives for Decision Makers: Strategic Management Issues” se trata del primer ejemplo histórico del uso de derivados financieros del que se tiene información específica.

Tales de Mileto acertó. Al llegar la época de cosechar las aceitunas su previsión fue acertada y la producción de aceitunas fue muy alta. Además, había sido capaz de arrinconar a los competidores al monopolizar la oferta de prensado y podía establecer el precio que quisiera (siempre que el límite fuera inferior al transporte de esas mismas aceitunas a otras ciudades).

El filósofo, habituado a la pobreza, el mismo que había calculado la altura de las pirámides, se había convertido en millonario. Supongo que debió ser para él como una venganza ante las habladurías sobre su pobreza y para callar a la gente malpensada. Personalmente, me hubiera gustado saber lo que hizo con el dinero, porque sin duda encerraría otra enseñanza, pero no he encontrado ninguna referencia histórica a como utilizó o gastó el dinero ganado con sus conocimientos y forma de pensar

En todo caso, lo relevante aquí no es que tomada literalmente la historia sea cierta o no. Lo relevante es que Aristóteles nos describe hace 2500 años cómo, mediante el uso de información privilegiada, la especulación financiera y el apalancamiento, puede uno enriquecerse.

Lo importante es que Aristóteles relata unos hechos que evidencian el uso y el conocimiento práctico de opciones y futuros por parte de Tales de Mileto y que, básicamente, son iguales a los de la actualidad.

¿Entiendes ahora a lo que me refería sobre que todo está inventado? ¿Entiendes también a lo que me refería sobre que puedes aplicar tus conocimientos o cosas que sabes para ganar dinero? El cómo lo hagas depende exclusivamente de ti.

Si este artículo te ha servido de ayuda, házmelo saber en los comentarios y difúndelo en las redes sociales pinchando en los botones. ¿Qué opinas de la lección de Tales de Mileto? ¿Usas tus conocimientos para ganar dinero? ¿Te ha sugerido algo este artículo? Todos los lectores de este blog estarán encantados de leer vuestros comentarios, ideas y sugerencias.




La Cuádruple Hora Bruja o Freaky Friday

Antes o después oirás hablar de la Cuádruple Hora Bruja, pero… ¿por qué es tan importante este día en los mercados?

Antes o después oirás hablar de la Cuádruple Hora Bruja, pero… ¿por qué es tan importante este día en los mercados?

Como siempre me han gustado las curiosidades, os diré que la Cuádruple Hora Bruja, aunque muy pocos los saben, es una sesión a la que también se llama Freaky Friday. Esta última definición se refiere directamente a los movimientos “raros” que se dice hacen los mercados en esta sesión. Freaky (adjetivo) significa raro o estrafalario y Friday (sujeto) significa viernes. Por tanto, Freaky Friday viene a ser un viernes raro o viernes estrafalario.

Para explicarlo de una forma que todos puedan entender, podríamos equiparar la Cuádruple Hora Bruja a una jornada en la que las carreteras vivieran de forma simultánea una operación salida y otra operación retorno. ¿Puedes imaginarlo? Inmensos atascos en los dos sentidos, locos del volante intentando hacer de las suyas pero sin poder hacer el loco porque el inmenso tráfico no les deja, accidentes de tráfico que incluso pueden ser en ambos sentidos y en el mismo punto de la carretera que provocan todavía mas desbarajuste, guardias civiles que no sabrán si ponerse a dirigir el tráfico o ponerse a multar a los locos del volante que intentan adelantar por el arcén, etc., etc., etc. Si eres capaz de imaginarlo verás que la realidad es que va a haber mucho tráfico en esa jornada y un montón de problemas. Ahora traslada todo lo que has imaginado a la bolsa e imagínate el tráfico bursátil que puede llegar a haber, repentinas subidas de precio seguidas por repentinas bajadas, un inmenso volumen de negociación, una volatilidad por las nubes, etc.

Este fenómeno aumenta enormemente el nerviosismo de los inversores, lo que, traducido para los novatos, significa que en bolsa todo puede cambiar mucho en uno de estos días especiales, ya sea para bien o para mal.

El tercer viernes del último mes de cada trimestre del año son días especiales para la bolsa. Aunque para cualquier persona este es un día normal y corriente, en el mundo de la bolsa es un día especial que se conoce como “Cuádruple Hora Bruja”. Pero, ¿por qué es tan importante este día en los mercados?

Tradicionalmente se utilizaba el término “Triple Hora Bruja” para designar al tercer viernes de marzo, junio, septiembre y diciembre, meses en los que vencen los contratos trimestrales de opciones y futuros sobre índices y las opciones sobre acciones. Posteriormente, tras el lanzamiento de los futuros sobre acciones la famosa hora bruja ha pasado a denominarse “cuádruple”. Hoy en día, además, los vencimientos mensuales también acumulan posición abierta y, por tanto, también el tercer viernes de cada mes tiene su “hora bruja”.

El término Cuádruple Hora Bruja se ha ido haciendo muy popular entre inversores y operadores debido a la intensidad, tensión y hasta emoción con que se espera y vive ese momento y sus, a veces, notables consecuencias.

La razón para adjudicarle el calificativo de “bruja” a esa hora o día no es otra que el supuesto extra de volatilidad que, durante un periodo corto de tiempo, se produce en los precios de los valores cotizados.

El día de la cuádruple hora bruja ocurre cuatro veces al año: el tercer viernes de Marzo, el tercer viernes de Junio, el tercer viernes de Septiembre y el tercer viernes de Diciembre, es decir, el tercer viernes del último mes de cada trimestre. Para la bolsa es un día especial porque en esos días vencen los contratos de derivados financieros, es decir, contratos de futuros sobre acciones e índices de la bolsa. Un derivado financiero es un producto cuyo precio depende de otro activo. Son contratos que se hacen a futuros y pueden ser tanto de venta como de compra.

Por poneros un ejemplo yo puedo comprar un derivado financiero de acciones del Santander que me permitirá comprar acciones a 6€ dentro de 3 meses. Supongamos que ese derivado cuesta 1€. Si dentro de tres meses la acción cuesta 8€, ejerceré mi derecho de compra y compraré acciones que valen a 8€ por 6€. Mi ganancia será de 1€ (2€ de ganancia por acción menos 1€ que me ha costado el derivado). Si por contra, la acción vale 4€, no ejerceré mi derecho (porque no voy a pagar 6€ por algo que cuesta 4€ en el mercado) y mi perdida será el euro que me ha costado ese derivado.

Todos estos derivados de los que hay infinidad en los mercados financieros vencen el día de la cuádruple hora bruja y originan un volumen de operaciones brutal que se suele traducir en una alta volatilidad (es decir que los precios bajan y suben mucho y, además, lo hacen muy rápidamente).

El nerviosismo de los inversores esos 4 días del año aumenta y el mercado, por decirlo de alguna manera, se distorsiona originando bruscas variaciones de precios y alta tensión en los mercados. Es por ello, que en estos días, cualquier noticia negativa referente a la economía puede ser una bomba bursátil que desate el pánico entre los inversores ya que los mercados están más sensibles de lo normal, es un día en el que el nerviosismo entra de lleno en los mercados financieros.

Las cuatro semanas del año en las que se produce el vencimiento trimestral de opciones y futuros sobre índices y acciones, conocido como Cuádruple Hora Bruja, se consideran históricamente semanas alcistas y, en concreto, de la sesión del viernes en que se produce este vencimiento se asegura que es una jornada de mucha volatilidad y elevado volumen. Sin embargo y como dice el refrán, los mitos están para desmontarlos o, al menos, relativizarlos, pero lo que sí suele ser cierto es que las sesiones brujas suelen marcar la tendencia de las siguientes semanas.

La Cuádruple Hora Bruja, aunque muy pocos los saben, como ya he dicho al principio, es una sesión a la que también se llama Freaky Friday. Esta última definición se refiere directamente a los movimientos “raros” que se dice hacen los mercados en esta sesión. No obstante, hay quienes no están de acuerdo con que así sea: Los futuros están estrechamente marcados por los especuladores mientras hacen el roll-over de las posiciones, pero éste suele producirse durante las tres o cuatro sesiones anteriores al vencimiento. Por tanto, el cierre de las posiciones que vencen el viernes se realiza antes de que el vencimiento llegue a su fin. Muchos analistas la consideran un mito mientras que otros esperan con emoción (y otros con miedo) su llegada.

Se denomina cuádruple porque se da el vencimiento trimestral de futuros y opciones, de índices bursátiles y de acciones. Suele ser una jornada con movimientos extraños, de mucho volumen y alta volatilidad. Esto es debido a que muchos inversores cierran sus posiciones y abren otras nuevas de cara al siguiente trimestre.

La Cuádruple Hora Bruja o Freaky Friday ocurre cuatro veces al año; el tercer viernes de Marzo, Junio, Septiembre y Diciembre (meses en los que termina un trimestre).

El vencimiento de derivados no se produce simultáneamente en el mundo ni por subyacentes. Los horarios de los principales vencimientos son estos:

* A las 12.00h. Futuros y opciones sobre el EuroStoxx.

* A las 13.00h. Futuros y opciones sobre el Dax.

* A las 14.30h. Futuros Mini Nasdaq, Mini Russell, Mini SP, Mini Dow.

* A las 16.00h. Futuros y opciones CAC-40.

* A las 16.45h. Futuros sobre el Ibex y Mini-Ibex y opciones.

* A las 17.35h. Futuros sobre Acciones de MEFF.

Por ejemplo, en el mercado español, el Precio de Liquidación del futuro Ibex 35 se calcula como la media aritmética del índice Ibex 35 entre las 16:15 y las 16:45 de la fecha de vencimiento, tomando un valor por minuto. Durante este periodo, los operadores que arbitran entre contado y derivados tienen que deshacer su posición en el mercado de contado a razón de una trigésima parte de la cartera por minuto durante 30 minutos.

El motivo de hacerlo así es para replicar lo más posible el precio de liquidación del futuro. Su objetivo es lograr que su posición de contado se deshaga al mismo precio que MEFF liquida los futuros y lograr así un arbitraje perfecto en el que el precio de futuro es igual al precio de contado en el día de vencimiento. Esta operativa trae como consecuencia, en general, un extra de volumen negociado en el mercado de contado en los valores subyacentes de derivados y de volatilidad en sus precios especialmente durante esa media hora.

Las consecuencias de la “cuádruple hora bruja” son un aumento de volumen, que trae consigo un incremento de la volatilidad, lo que se traduce en jornadas habitualmente muy inestables. También es una importante ocasión que aprovechan los inversores para tomar posiciones trimestrales, pues marca la tendencia de los índices a corto plazo.

Conviene destacar que la Cuádruple Hora Bruja del mes de diciembre suele ser la más importante de todas ya que cierra el año fiscal. Muchos operadores dan por cerrado el año y se largan de vacaciones a pasar las navidades con la familia dando por finalizado el año y no vuelven hasta mediados de enero.

A medida que nos vamos acercando a esa sesión se produce mucha manipulación por parte de los grandes operadores, por parte de los grandes tenedores de opciones, tanto de compra como de venta, en la que intentan llevar a un determinado índice o acción a un determinado lugar.

Como dije antes, las consecuencias pueden ser terribles pues la “Cuádruple Hora Bruja” suele crear jornadas bursátiles inestables en las que los índices pasan de las ganancias a las pérdidas en breves momentos. Por si fuera poco, los inversores aprovechan para tomar posiciones para el siguiente trimestre lo que provoca una tendencia indefinida a corto plazo. Además, los grandes inversores, tratan de influir en la evolución de acciones e índices en los momentos previos al vencimiento para ganar más dinero cuando ocurra el cierre. En el mercado de derivados, se gana o se pierde dinero en función del comportamiento de los activos subyacentes que sirven como base para crear las opciones o futuros.

Resumiendo y a modo de consejo:

1.- Marcar en el calendario los días del año que ocurre esto.

2.- Evitar operar las tardes del tercer viernes de cada mes y, sobre todo, el tercer viernes de los meses que terminan cada trimestre.

3.- Procurar no tener ninguna orden de compra o venta activa en ese momento, se os ejecutará y puede que no sea al precio más recomendable para vuestros intereses.

4.- Eliminar los stops-dinámicos y los stop-loss programados hasta que pase todo el ruido y el mercado vuelva a su posición de estabilidad.

5.- El volumen de negocio de ese día (e incluso de esa semana) no se contabilizará o no se tendrá muy en cuenta.

6.- Las medias móviles exponenciales de corto plazo se distorsionarán y darán lecturas falsas.

Para finalizar, algunas observaciones:

Desde luego es un día muy indicado para estar pendiente de la bolsa, porque lo que apuesten los inversores de futuros y opciones para los próximos tres meses, es muy posible que se acabe cumpliendo.

Curiosamente y para los amigos de las estadísticas, la semana anterior suele ser bajista y la del último vencimiento del ejercicio alcista, ya que muchos operadores dan el año por finalizado, calculando los bonus sobre resultados para empezar a disfrutar de las fiestas, dedicándose a ajustar las carteras, en muchos casos por motivos fiscales, y a preparar la estrategia de inversión para el próximo año.

Personalmente considero la Cuádruple Hora Bruja un poco un mito y prefiero ampliar el concepto a la semana de la Cuádruple Hora Bruja, pero no cabe duda que el viernes (y por ampliación todos los días de esa semana) suelen ser emocionantes y pueden pasar muchísimas cosas.

Para acabar si este artículo te ha servido de ayuda, házmelo saber en los comentarios y difúndelo en las redes sociales pinchando en los botones. ¿Crees en la Cuádruple Hora Bruja o te parece un mito? ¿Ganaste o perdiste mucho dinero ese día? ¿Operas o prefieres quedarte quieto? ¿Tienes alguna idea u opinión que consideras interesante comentar? Todos los lectores estarán encantados de leer vuestros comentarios, ideas y sugerencias.




Algunos consejos para invertir

Estos son algunos consejos que a mí me habría gustado saber antes de comenzar a invertir.

Estos son algunos consejos que a mí me habría gustado saber antes de comenzar a invertir.

No tengo ninguna bolita mágica que me diga cuándo y cómo invertir ni tampoco soy un genio capaz de batir constantemente a los mercados. Por ello no te puedo decir cómo hacer dinero invirtiendo. Si acaso, lo único que puedo hacer es darte algunos consejos para que no pierdas todo tu dinero o que, al menos, pierdas el menor dinero posible.

Lo que sí puedo hacer es compartir contigo algunos consejos que a mí me habría gustado saber antes de comenzar a “invertir” y que, aun sabiendo que me dejaré muchos en el tintero, son los siguientes:

- Aprende a poner cara de idiota. Te aconsejo que antes de empezar a invertir o antes de comenzar a hacer trading te pongas delante del espejo y practiques cómo poner cara de idiota, de imbecil, de bobo, incluso de gilipollas. Te hará falta saber poner esas caras porque antes o después tendrás que ponerlas y, si has practicado, lo harás con toda naturalidad.

- No lo apuestes todo a una carta. Muchos inversores novatos se lo juegan todo a una carta. Eso no es invertir, eso es ludopatía. Si vas a invertir todos tus ahorros, es mejor que te vayas al casino y lo inviertas todo en la ruleta apostando al rojo, así al menos tienes un 50% de posibilidades de ganar. No es “todo o nada”. En ninguna parte se dice que debamos invertir todo nuestro dinero en una única posición a la vez o sacarla de ella al mismo tiempo. Escalar las inversiones permite testar el mercado y agregar/quitar dinero cuando el movimiento va en la dirección que nos interesa.

- Todo lo que sabemos de la vida suele ser contrario al sentido común de los mercados. El mejor ejemplo que puedo ponerte es la clásica idea de “vender con las buenas noticias y comprar con las malas”.

- Tienes que saber de antemano dónde cortar tus pérdidas. Antes de abrir cualquier operación debes tener claro dónde vas a cortar la operación si sale mal (stoploss), nunca puedes dejar que una operación pierda más de un 1% o un 2% de tu cuenta.

- No es fácil recuperarse de las pérdidas. Imagina que compras una acción a 40 y baja a 20. Ha bajado un 50% y tienes la mitad del dinero. Para pasar de 20 a 40 nuevamente tienen que subir un 100% (el doble de lo que perdiste).

- No pretendas recuperar una pérdida de una tacada. Muchos traders pierden dinero y pretenden recuperar la inmensa pérdida con una sola operación arriesgada. En la mayoría de los casos acaban perdiéndolo todo. Si vas recuperando “a poquitos” y gestionas bien tu capital tienes muchas más posibilidades de recuperarte.

- Debes asumir que vas a equivocarte, y mucho. Una de las ideas más difíciles de introducir en los duros cráneos de los traders novatos es que en algún momento estarán equivocados (y muchas veces) y deberán aceptarlo. Siempre y cuando “cortemos” nuestras pérdidas rápidamente (benditos sean los stoploss) y mantengamos buenos ratios riesgo/beneficio en nuestras apuestas conseguiremos ganar dinero. Si tu sistema no está funcionando, busca dónde está fallando y porqué y rehaz tu sistema para que empiece a darte beneficios.

- La complejidad es tu enemiga. Si echamos un vistazo a cualquier plataforma de negociación o software de gráficos y trading actual, veremos más estudios, indicadores y herramientas de las que podemos necesitar. Al final del día, todos los indicadores son un derivado de precio y volumen. Diseña un sistema de inversión sencillo, que funcione y no sea demasiado complejo. No ganarás millones, pero al menos ganarás algo y, sobre todo, no perderás (dependerá del sistema que uses).

- Fórmate y aprende. Sin formación y sin saber lo que haces y porqué lo haces no irás a ningún lado. Practica con cuentas demo, lee libros, abre tu mente, diseña un plan de inversión y, sólo entonces, lánzate a operar.

- Especialízate en algo concreto. Cuando comencé en el mundo de las inversiones pensaba que tenía que ser capaz de invertir en todo. Pensaba que esa era la definición de un buen operador, pero ahora sé que la clave está en ser “bueno” en algún tipo de activo o instrumento, y una vez que se domine (es decir, genere dinero de forma constante) te puedes plantear incorporar algo nuevo a tu repertorio de inversiones.

- Jamás pienses en el trading como algo emocionante. En el trading hay dos bandos, los que ganan y los que no. Si tú no pones todo tu empeño en el trading ya puedes olvidarte del dinero, tarde o temprano el mercado te echará. Esto es como una profesión. Nunca juegues a operar a la gente si antes no has presenciado cómo lo hacen los cirujanos, has practicado la operación y además te ha salido todo bien. No juegues a operar en bolsa si antes no has practicado en demo y te ha salido todo bien.

- No te maques objetivos irreales. No puedes pensar en duplicar o triplicar tu dinero en una sola mañana. No sueñes. Piensa únicamente en entrar de forma correcta a la próxima operación cumpliendo de forma metódica cada paso de tu sistema de inversión. Solamente de esa forma llegarán los resultados. Un equipo de futbol siempre habla de ir ganando partido a partido. Un entrenador nunca habla de ganar la liga en la jornada 2. Un trader se parece mucho a un corredor de fondo, puede desfallecer en algunos momentos de la carrera, otras veces puede correr más porque va cuesta abajo, pero pese a todos los problemas que pueda encontrar durante la carrera solamente piensa en dosificar el esfuerzo para llegar a la meta.

- Nunca culpes al mercado de tus pérdidas. Acéptalo, has perdido tú y sólo tú. El mercado no va en tu contra, simplemente no sabes aún cómo posicionarte a su favor. Acepta las pérdidas con deportividad y piensa en los motivos que te han hecho fallar y soluciónalos. Al empezar a invertir lo más normal es estrellarse de morros contra el mercado, luego poco a poco uno va aprendiendo a seguir al mercado y, cuando se tiene experiencia, incluso a veces se puede batir al mercado. Lo importante es asumir las pérdidas y aprender a no tropezar dos veces en la misma piedra.

- Pide ayuda y consejos. A primera vista el trading parece una actividad solitaria, pero aunque todos sabemos que no existe una característica que garantice el éxito en el mundo de la inversión, creo que lo que más nos acerca al éxito es la capacidad de tener un intercambio abierto y honesto de ideas entre inversores. Entra en foros de opinión y consulta tus dudas, entérate de cómo invierten otros, escucha sus consejos u organiza reuniones de inversores dónde analicéis inversiones, donde todos opinen si una operación puede ser buena o no, etc. Luego saca conclusiones sin fiarte de nadie pero teniendo en cuenta todo lo que hayas aprendido de ellos.

- Las respuestas no siempre están en los libros. Salvo raras excepciones, los libros sobre trading son sólo para entretenerse, para formarse y para aprender. Piensa que jamás podrás operar como lo hace (o hizo en el pasado) el autor. Además, muchas veces sus ideas, conceptos o técnicas quedan obsoletos rápidamente porque el mercado es dinámico y cambia constantemente.

- Aprende a ignorar la historia. Echar la vista atrás a los acontecimientos del pasado y usar estadísticas está en el ADN evolutivo del ser humano y, por ende, en el de los traders: A muchos les encanta elaborar la historia estadística de un valor para emplearla como justificación de las subidas o bajadas del mismo. Esta idea solo te hará perder dinero y, cuanto más rápido aprendas a ignorarla, mejor. Conviene mirar al pasado para ver qué pasó entonces para tenerlo en cuenta, pero siempre pensando que las circunstancias han cambiado y que la historia no tiene porqué volver a repetirse.

- No te enamores de una acción determinada o de un activo en concreto. Muchos inversores sólo invierten en una o dos acciones porque están “enamorados” de ellas y les perdonan todos los sinsabores y amarguras que les causan porque las “aman” (y si lo piensas fríamente, eso implica perder dinero).

- Solamente importa el dinero. Esta afirmación puede parecer obvia, pero cuando muchos traders comienzan a invertir, están más interesados en demostrar lo inteligentes que son. Compran libros, software y asisten a conferencias y seminarios porque es “muy guay” eso de ser trader, pero mientras lo hacen no paran de perder dinero. Seamos sinceros, la inversión trata sólo de hacer dinero, todo lo demás es hablar por hablar. A pocos traders que ganen dinero con consistencia les verás presumir de lo buenos que son y de cuánto dinero ganan.

- Nunca abras una operación con un mal ratio pérdidas/beneficio. Cuando abres una operación debes asegurarte de que los beneficios esperados superan las pérdidas esperadas, la esperanza matemática de un sistema de trading siempre debe ser positiva.

- Jamás operes según las noticias. Si te centras en lo buenas o malas que son las noticias para abrir una operación puedes estar seguro de que perderás. Cuando una noticia llega a ti ha pasado por manos de cientos de profesionales del trading, así que esa “noticia” ya lleva horas o días descontada en el mercado. ¿Qué mejor ejemplo que los que compraron Repsol cuando descubrieron el yacimiento de Vaca Muerta con todo lo que pasó después? Algunos todavía están recuperándose de aquella “buena noticia”.

- Jamás hagas caso a los analistas. Muchas opiniones y análisis son interesados. ¿Quién no te dice a ti que no te están recomendando comprar algo porque a ellos les interesa vendértelo? Otras veces recomiendan acciones o activos porque todos los analistas los están recomendando y los gráficos parecen darles la razón… ¿Te suenan de algo Pescanova, Gowex, etc? Haz únicamente caso a aquellos analistas que hayan demostrado que se equivocan pocas veces y piensa en todo momento que aunque suelan acertar muchas veces también se equivocan en ocasiones, por lo que sólo se deben considerar como opiniones, nunca como “dogmas de fe”.

- No se te ocurra invertir sin tener un plan. Debes preparar un plan de acción. ¿Dónde vas a comprar? ¿Qué mercados operas? ¿Cómo organizo mi tiempo de análisis? ¿Mi sistema es tendencial o no? ¿Cuáles serán mis señales de entrada y de salida? Todo esto es vital, además te recomiendo que anotes todas tus operaciones en un cuadernillo para tener un registro de todo lo que haces, tanto de lo bueno como de lo malo. Aprende de las operaciones. Indica que falló o en qué acertaste y porqué. Aprende tanto de tus aciertos como de tus errores y nunca dejes de depurar el sistema.

- No tengas miedo a perder en una operación. A mucha gente le asusta tener que decir a los amigos o familia que ha perdido dinero en una operación. No tengas miedo a perder. Así es el trading. No quieras ganar cada día, ni en cada operación, ¡nadie lo hace! Piensa en el campeón del mundo de póker, no gana todas las manos, simplemente gestiona su dinero de tal forma que aunque pierda pueda seguir vivo en las partidas esperando manos mejores. Lo único que debiera importante es que, a la larga, el número de operaciones acertadas superen a las operaciones perdidas y que vayas ganando siempre más dinero del que pierdes en momentos puntuales.

Para acabar, como siempre digo, si este artículo te ha servido de ayuda, házmelo saber en los comentarios y difúndelo en las redes sociales pinchando en los botones. Soy consciente que me he dejado muchos buenos consejos en el tintero o que algunos pueden ser discutibles. ¿Quieres colaborar con algún consejo? ¿Quieres opinar sobre alguno de mis consejos? ¿Tienes alguna idea u opinión que consideras interesante comentar? Todos los lectores de este blog estarán encantados de leer vuestros comentarios, ideas y sugerencias.