Publicidad engañosa de Google

Un regalo que acaba quedándose en nada o un claro ejemplo de publicidad engañosa.

Un regalo que acaba quedándose en nada o un claro ejemplo de publicidad engañosa.

Me cabrea enormemente cuando tratan de engañarme con la publicidad y los banners. ¿A tí no? Pues bien, Google acaba de intentar engañarme con publicidad engañosa.

Navegando por ahí, no mencionaré la página donde estaba colocado el banner, he visto un banner que decía claramente: Te regalamos 75 €. ¡Empieza ahora! Prueba Google Adwords.

¡Qué bien!, he pensado yo. Me regalan 75 euros para promocionar mi blog. Estupendo, voy a pinchar el banner. Y zas, me encuentro en una página donde descubro que todo es mentira. No te regalan 75 euros, te regalan un cupón que podrás hacer efectivo cuando hayas gastado 25 euros en Adwords. Puedes verlo en: http://www.google.es/adwords/coupons/

¿Por qué hablan de regalo cuando es un cupón promocional? Pero la cosa no acaba ahí, si vas bajando por la página, al final, muy al final, cuando ya te has aburrido de bajar el cursor, donde no quieren que se vea, aparecen unos términos y condiciones aplicables a la oferta.

¿Pero no era un regalo? En el banner ponía claramente REGALAMOS y no ponía nada de oferta, ni de términos, ni de condiciones, ni de cupones.

La publicidad engañosa es aquella que, de cualquier forma -incluida su presentación-, puede inducir a error a sus destinatarios o afectar su comportamiento económico. La ley también entiende por engañosa la publicidad que silencia datos fundamentales de los bienes, actividades, o servicios, siempre que dicha omisión induzca a error a los destinatarios.

Dicho en otras palabras, la publicidad engañosa es aquella que realiza afirmaciones engañosas, exageradas o falsas acerca del producto o servicio y que afectan al bolsillo del comprador y/o perjudican a algún competidor (práctica comercial desleal).

Formas de Publicidad Engañosa

Voy a indicarte algunas formas de publicidad engañosa, detallando algunos ejemplos y formas que son o pueden ser considerados (dependiendo de las leyes de cada país) como publicidad engañosa:

* Mensajes publicitarios que incluyen cláusulas “especiales”. Esas cláusulas pueden ser consideradas como limitación de la oferta poco clara y confusa para el consumidor, que queda totalmente sometido a la interpretación unilateral del vendedor o fabricante vulnerándose la buena fe y el justo equilibrio de las prestaciones en detrimento del consumidor. Google incluye dichas cláusulas en el supuesto regalo, así que es publicidad engañosa.

* Mensajes que incluyen expresiones ambiguas, desconocidas o con una pluralidad de significados que dan lugar al riesgo de que el destinatario interprete el mensaje en un sentido que no corresponde con la realidad. La cláusula donde Google dice “Los códigos promocionales no tienen valor promocional, y el introducir el código promocional solamente sirve para poder optar al crédito promocional asociado” es un claro ejemplo de lenguaje ambiguo y con pluralidad de significados.

* Utilización de letra pequeña, ilegible o diminuta en los anuncios, con la intención o no, que el destinatario no los perciba. Google no usa letra pequeña, pero como lo pone al final de la página, detrás de amplios espacios en blanco para que parezca que la página ha terminado y el usuario no siga bajando el cursor, casi equivale a un deseo de que el destinarlo no lo perciba, ¿no te parece?

* Utilización de mensajes que estimulan al comprador a tomar una decisión rápida pero que no se cumplen. Google te pone el formulario para que no pienses, para que lo rellenes, para que tomes una decisión rápida, sin haber leído las cláusulas al final de la página. ¿Eso no es engañoso?

* Inclusión del precio sin IVA en el anuncio, con la intención de que el destinatario vea un precio más atractivo o menor al de la competencia. Google no dice en ningún sitio si los 25 euros que tienes que gastar antes de recibir el “regalo envenenado” son con IVA o sin IVA. ¿Más publicidad engañosa?

* Omisión de datos fundamentales que puedan influir en la decisión del consumidor, por ejemplo, en cuanto a la peligrosidad, el precio completo, las condiciones jurídicas, etc. Google solamente pone en la página unos términos y condiciones incompletos, si quieres ver los términos y condiciones completos tienes que ir a otra página: http://www.google.es/intl/es/adwords/coupons/terms.html ¿Eso no es ocultar datos fundamentales?

* Realización de promesas que luego no se cumplen, intencionadamente o no. Google no te asegura que te den el bono si en el plazo de 31 días no has gastado los 25 euros que te obligan a pagar para darte tu regalo. Si pasan esos 31 días y no has gastado los 25 euros, tu regalo se queda en nada. ¿Eso es un regalo? ¿Eso es un código u oferta promocional? ¿Eso no será más bien una estafa por parte de Google?

* Presentación de mensajes publicitarios ante los ojos de los consumidores sin que éstos puedan identificarlos como tales. Por ejemplo, cuando el mensaje publicitario se presenta bajo la forma de mensaje informativo, artístico o creativo. Google presenta un banner donde dice que te regalan 75 euros, no te cuenta todo lo que viene después y no te dice que si no cumples los términos y condiciones te quedas sin “regalo”.

No sé si con esta entrada los abogados de Google se me echarán encima o no. Quizá mi blog deje de aparecer misteriosamente en el buscador de Google o mi pagerank quede reducido a cero o vete tú a saber. Me da igual. Están haciendo publicidad engañosa y es mi obligación moral denunciarlo. De cualquier modo, invito a Google a dar su opinión sobre este tema pues yo puedo estar equivocado. Si recibo alguna comunicación de Google respecto a esta entrada ya os contaré, pero hasta escuchar “su versión” para mí están haciendo una descarada publicidad engañosa, y os he dado mis razones, vosotros decidís.

También podría interesarte:

  1. ¿Es adsense una estafa?