Plan de inversión para mileuristas

dos billetes de 500 euros

Dos billetes de 500 euros, eso es lo que gana de promedio mensualmente un mileurista. ¿Se puede invertir con tan poco dinero?

Eres mileurista, ganas alrededor de mil euros mensuales, dos billetes de 500 euros cada mes. Sé que estás jodido. Poca inversión puedes hacer ganando tan poco. Voy a darte una receta, estrategia, plan (o como quieras llamarlo) muy simple para invertir a largo plazo pero con la particularidad que está pensada para mileuristas que no pueden ahorrar grandes cantidades. Esta receta está pensada para un ahorro mensual de 50 o 100 euros. Tienes que ahorrar como mínimo un 5 o un 10% de tu sueldo. Podrá parecerte que poco puedes hacer con tan poco ahorro, pero a la larga, después de 20 o 30 años podrías estar ganando más con tu plan de inversión que con tu sueldo. Lo único que está claro es lo siguiente: Si no empiezas un plan de inversión seguirás muriéndote de asco toda tu vida y vivirás amargado a no ser que te cases con una millonaria que te mantenga. Te recuerdo, eso sí, que las millonarias salva-mileuristas y casaderas escasean.

FUNCIONAMIENTO DE LA ESTRATEGIA

A grandes rasgos funciona de esta manera: Lo primero de todo es abrirse una cuenta remunerada en algún banco que nos dé algún interés por nuestro dinero. Utilizaremos esa cuenta para tener en ella nuestra liquidez o dinero del que dispongamos.

Una vez tenemos una cuenta remunerada vamos invirtiendo todos los meses 100 euros en fondos de inversión hasta ahorrar unos 1000 o 1500 euros. En ese momento vendemos el fondo de inversión (solamente si vamos ganando dinero) y con el dinero más los 100 euros que ahorramos ese mes compramos un paquete de acciones que den dividendo. Es decir, compramos 1100 euros en acciones. El motivo de invertir también ese mes los 100 euros mensuales en acciones es que aprovechando que vamos a comprar acciones intentamos comprar todo lo posible para minorar las comisiones de compra de las acciones. Una vez compradas las acciones las dejamos quietecitas y volvemos a empezar el ahorro mensual de 100 euros nuevamente en fondos de inversión hasta conseguir otros 1000 o 1500 euros, momento en que nuevamente vendemos (recuerda, si ganamos dinero) y compramos otro paquete de acciones diferente del que ya tenemos.

Como ves, la idea es ahorrar en un fondo de inversión hasta llegar a mil euros y entonces vender el fondo y comprar acciones, pero cada vez acciones distintas. Así vamos diversificando las acciones y corremos menos riesgo, pues quizá unas bajen, pero otras subirán y se van compensando unas con otras.

Una vez que tengamos cinco tipos de acciones diferentes, ya podemos considerar que nuestra cartera está bastante diversificada y a partir de ese momento iremos comprando con los 1000 euros las primeras acciones que compramos (más los dividendos que nos hayan dado en este tiempo), luego compraremos de las segundas (más los dividendos) y así hasta acabar de nuevo el ciclo de 5 acciones y volvemos a empezar de nuevo.

Como ves, en lugar de lanzarnos directamente a comprar acciones vamos primero ahorrando en un fondo de inversión. ¿Por qué? Por que con esas cantidades de ahorro, en principio deberás olvidarte de la bolsa porque la compra-venta de acciones conlleva unas comisiones que se comerían todo tu beneficio o incluso te harían perder dinero; pero a partir de 1000 euros ya se puede plantear uno comprar acciones.

¿Porqué te recomiendo comprar acciones con buenos dividendos? Para que te beneficies de la teoría de Los perros del Dow (Dogs of the Dow) que ya he comentado en este blog.

CONSEJOS MIENTRAS ESTEMOS OPERANDO CON FONDOS

Mi propuesta es que al principio inviertas todos los meses 100 euros en fondos de inversión. Todos los meses tienes que invertir 100 euros, no vale ir invirtiendo más o menos según vayamos teniendo dinero. La cantidad mínima que tienes que respetar por encima de todo son esos 100 euros. Si algún mes puedes ahorrar más dinero, inviértelo sin duda alguna, pero jamás inviertas menos.

Si tu economía es tan penosa que no puedes invertir mensualmente más que 50 euros, pues invierte solo 50 euros, pero irás la mitad de rápido.

Vamos a suponer que ahorras 100 euros mensuales. Lo primero, y es importante, es que tienes que diversificar por si las cosas salen mal, ya sabes que recomiendan no tener todos los huevos en la misma cesta. Por ello te recomendaría invertir en dos fondos diferentes, uno de renta fija y otro de renta variable. Por ejemplo 50 euros en cada uno.

La ventaja del fondo de renta fija es que siempre suele dar rentabilidades positivas aunque sean mucho más pequeñas que las rentabilidades del fondo de renta variable (por eso nos aseguramos al menos un 50% de nuestro capital con rentabilidad positiva).

La ventaja del fondo de renta variable es que las rentabilidades suelen ser mucho mayores que la renta fija cuando la bolsa sube aunque también puedes perder dinero mientras la bolsa baja. En caso de que el fondo baje, no te preocupes, sigue ahorrando que ya se recuperará (y si sigues ahorrando sin darte cuenta irás aplicando el sistema Dollar Cost Averaging (DCA) de cuyas bondades ya te he hablado en otra entrada de este blog).

En principio lo recomendable es invertir al 50% en ambos tipos de fondos (renta fija y variable e ir haciendo DCA) aunque otra táctica que puedes utilizar es invertir los 100 euros de golpe solo en renta fija cuando la bolsa suba e invertir los 100 euros solo en renta variable cuando la bolsa baje (así también optimizamos el uso de nuestro dinero pues lo que perdemos de ir haciendo DCA en ambos fondos lo ganamos en rentabilidad).

A algunos puede parecerles un contrasentido esto que digo porque la lógica les dice que es mejor invertir en renta variable cuando la bolsa sube, pero están equivocados. Si la bolsa sube, las participaciones del fondo estarán más caras y por tanto estamos comprando caro. Por el contrario, si la bolsa baja, las participaciones serán más baratas y compraremos más participaciones. Por eso es importante operar en sentido contrario.

Una ventaja de los fondos de inversión es que podemos pasar dinero de un fondo a otro sin que nos cueste dinero y sin pagar impuestos, por lo que podríamos ir pasando del fondo de renta fija al de renta variable cuando la bolsa baje y viceversa cuando la bolsa suba.

Por último, mientras estamos operando en la parte relativa a fondos de esta estrategia, te recomiendo plantearte usar para invertir los 100 euros el sistema gad, el sistema twinvest o el sistema ferrari (que ya he comentado en este blog). A la larga suelen funcionar mucho mejor que el DCA y como buenos mileuristas querremos exprimir a tope cada euro que invirtamos.

CONSEJOS MIENTRAS ESTEMOS OPERANDO CON ACCIONES

Te recomendé comprar acciones que den buenos dividendos porque suelen ser las que más tienden a revalorizarse con el tiempo además de darnos dividendos. Mi consejo es que siempre reinviertas los dividendos porque así sacamos todo el beneficio del interés compuesto. Para ahorrarte comisiones puedes comprar acciones que tengan planes de reinversión del dividendo ya que así en lugar de darte dinero te dan más acciones sin que tengas que comprar acciones con los dividendos y pagarás menos comisiones e impuestos por ello.

Por encima de todo te aconsejo que no compres chicharros. Compra solamente acciones fuertes, con buenos resultados y con buenos dividendos.

Por ponerte un ejemplo, yo compraría algunas de las siguientes acciones: BME, Santander, Iberdrola, Repsol, Abertis, Ferrovial, Mapfre y Viscofan. Como ves no compraría más que una empresa de cada sector (un banco, una eléctrica, una petrolera, una de servicios, una aseguradora, etc.) Si por ejemplo solamente compráramos bancos y llega una crisis como la de Chipre, todos nuestro ahorros podrían irse al carajo o casi… Sin embargo, comprando acciones de diversos sectores, estamos diversificados y es más difícil que todos los sectores caigan hasta hacernos perder todos nuestros ahorros.

Si las acciones suben mucho, véndelas y deja el dinero en la cuenta remunerada mientras planificas tu próxima compra de acciones. No caigas en la tentación de comprar en cuanto tienes dinero porque es mejor esperar a que bajen un poquito para comprar. Para ello es bueno marcarte unos precios objetivo por encima de los cuales jamás comprarás y por debajo de los cuales te interesa comprar.

Intenta ir también equilibrando tu cartera de acciones. Si tienes muchas de una empresa vete comprando de otras empresas distintas para tener más o menos la misma cantidad invertida en cada una. Como en nuestro ejemplo nos hemos limitado a acciones de 5 empresas distintas, debiéramos tener un 20% del total invertido en cada una de ellas.

Al principio, sobre todo si no sabes nada de bolsa importará poco lo que compres porque lo fundamental es hacerse lo antes posible con una cartera de acciones diversificada, pero con el tiempo te compensará ir aprendiendo análisis técnico para aprender cuándo comprar y cuándo vender, que acciones prometen mayores beneficios, etc.

Como al principio tendremos pocas acciones, no te recomiendo usar los sistemas gad, twinvest o ferrari porque no merecen la pena para tan pocas acciones y porque las comisiones se comerían todos los beneficios. Es mejor utilizar DCA para ir comprando más cuando la bolsa baje y comprar menos cuando la bolsa suba.

CONSEJOS MIENTRAS OPERAMOS CON LA CUENTA REMUNERADA

Te recomendaba lo primero de todo abrir una cuenta remunerada en algún banco que nos dé algún interés por nuestro dinero, aunque sólo sea un 1 o un 2%. Recuerda que es donde tendremos nuestra liquidez o dinero del que dispongamos. Aunque normalmente habrá en ella cantidades pequeñas algún dinero nos rentará en intereses aunque solo sean unos céntimos mensuales (y recuerda que estamos en todo momento tratando de exprimir al máximo nuestro dinero). En esa cuenta iremos dejando el dinero que nos sobre mientras operamos con fondos y utilizamos el GAD, el Twinvest o el Sistema Ferrari. También dejaremos en ella los dividendos que vayamos obteniendo con nuestras acciones hasta que consigamos un nuevo paquete de dinero para comprar acciones. Todo el dinero que tengamos allí nos irá dando unos intereses mensuales que a la larga pueden suponer bastante dinero inyectado en nuestro plan de inversión.

Cuando vayamos a comprar acciones conviene utilizar toda la liquidez que tengamos en ese momento en la cuenta remunerada para poder comprar más acciones y que las comisiones de compra de acciones supongan lo mínimo posible para nuestra inversión.

No se ha encontrado contenido relacionado.