Categoria: Reflexiones

¿Es tan buena idea erradicar el dinero en efectivo o sólo se trata de una idea que acabará aterrándonos por su perversidad?

El efectivo, en la cuerda floja

Supongo que todos os habréis dado cuenta de la intención de la mayoría de los países de acabar erradicando el dinero físico o en efectivo de nuestras vidas.

Tenemos montones de pistas por todos lados: se está potenciando el comercio electrónico, se pretende incrementar el número de compras por tarjeta o por móvil, algunos países prácticamente ya no usan las monedas de 1 y 2 céntimos, otros países también han anunciado un endurecimiento del uso de efectivo y, así, un largo etcétera.

Por poner algunos ejemplos, en el caso de Francia, los pagos con dinero en metálico se limitarán a mil euros y los bancos deberán informar a las autoridades de todas las transferencias que superen los 10.000 euros dentro de la UE.

En España, el Gobierno aprobó el año pasado la Ley de Lucha contra el Fraude, que prohíbe los pagos en efectivo por más de 2.500 euros (15.000 si el pagador es un particular no residente) y sanciones del 25% para quienes no cumplan.

Las medidas antifraude en Grecia son aún más drásticas, movidas por la salida de capitales derivada de la crisis que vive el país, todos los pagos que superen los 70 euros deberán realizarse con cheques o con tarjetas de crédito.

En 2012 Suecia evaluó la posibilidad de eliminar por completo el dinero físico para sustituirlo por dinero digital: tarjetas de crédito, medios de pago a través de Internet y teléfonos móviles.

Recientemente nos ha llegado la noticia de que Dinamarca quiere “prohibir” el dinero físico: no se podrá pagar en efectivo ropa, comida ni gasolina.

El gobierno español, por su parte, también ha incluido un nuevo límite a las comisiones que los comercios pagan por los pagos que los clientes hacen con tarjeta de crédito. A los límites generales, anunciados anteriormente —del 0,3% en las compras con tarjeta de crédito y del 0,2% en las de débito— añade ahora otro tope a las compras de menos de 20 euros: serán más bajas, del 0,2% para las tarjetas de crédito y del 0,1% para las de débito. Además, en todos los casos, sea cual sea el importe de la venta, para las de débito la comisión no podrá superar los siete céntimos. La rebaja de comisiones persigue impulsar los pagos electrónicos en comercios tales como bares o quioscos, que suelen evitan aceptar dinero de plástico porque los importes reducidos que la gente les compra no compensan por las comisiones que les cargan las tarjetas o los bancos. El objetivo, según señaló el Ministerio de Economía, es ajustar la normativa española en materia de pagos electrónicos a las exigencias que la Unión Europea impondrá a partir de 2016.

¿El motivo de todo esto?

Está claro. No es que les apetezca especialmente potenciar el comercio electrónico, lo que realmente quieren es eliminar el dinero físico en efectivo y, de esa forma tener controladas todas las transacciones económicas y, así, poder saber si los impuestos que pagamos se corresponden con los ingresos.

Según los gobiernos se obtienen un montón de ventajas, pero lo cierto es que, una idea en principio brillante podría convertirse en perversa como explicaré más adelante.

Argumentos a favor

Los argumentos a favor de esta idea serían:

- se acabaría con los robos y los atracos.

- se eliminaría el dinero negro y, por lo tanto, se acabaría con el blanqueo de dinero.

- se eliminaría la evasión de capitales.

- se erradicarían los sobornos y las mordidas.

En definitiva, eliminar el dinero físico sería un golpe tremendamente contundente contra la delincuencia y el crimen organizado; hasta ahí nada que objetar sino todo lo contrario. Pero… siempre hay “peros”.

Argumentos en contra

En contrapartida nacería el mayor Gran Hermano que jamás habría imaginado el ser humano, ni siquiera El Show de Truman se acercaría a la nueva realidad. Alguien podría pulsar por error, por orden, por negligencia o porque sí el botón de “no pagar” o “no abonar” y en su lugar el de “cargar en cuenta”, “embargar cuenta” o cosas peores inimaginables. Al hacer desaparecer el dinero físico, los estados, además de acabar instantáneamente con los trapicheos, podrían decidir hasta quién vive y quién muere; sin duda una terrible perversidad con una buena idea de fondo justificada.

Las políticas monetarias de los bancos centrales controlarían por completo la masa monetaria, un sueño de los gobiernos hecho realidad. La fiscalidad de todos los productos y su seguimiento serían exhaustivos, no se escaparía nada, ni nadie.

Habría que reinventar la corrupción tal y como la conocemos pero esa perversidad podría incluso ser un relevo mucho peor.

También hay que tener en cuenta que los nuevos sistemas dependen de la tecnología en gran medida, en concreto del acceso a Internet o de una línea telefónica. Una avería supondría que no existiría ninguna forma de pagar en las tiendas. No son casos frecuentes, pero todos hemos visto alguna vez un establecimiento con un cartel que avisa de que no aceptan tarjetas temporalmente por dificultades técnicas. Al final, pueden vivirse situaciones molestas por culpa de esto.

La eliminación del efectivo no es tan sencilla ni está exenta de riesgos. De hecho, el fraude electrónico se ha duplicado en el último año y los expertos auguran que habrá un crecimiento importante del crimen cibernético, un delito mucho más sofisticado y global que los tradicionales atracos.

Si esta medida se pone en marcha de una forma tan radical como parece, surge un nuevo riesgo: que cualquier incidencia en las comunicaciones o la pérdida del móvil nos dejen literalmente en la calle. Por no hablar de cómo sería la vida para los habitantes de pequeñas poblaciones, lugares montañosos y colectivos que no tienen ADSL o fibra óptica en el centro de sus vidas.

Por poner un ejemplo, tenemos el hipotético caso de las tormentas solares. Si se produjera una erupción solar en el momento justo y en el ángulo correcto, podría dar lugar a un pulso electromagnético que paralizaría nuestra sociedad al completo. Imagina lo que podría pasar si, en algún momento, nuestras computadoras, nuestros teléfonos celulares y nuestros equipos electrónicos quedaran fritos. ¿Cómo demostrar cuanto dinero electrónico teníamos antes de la tragedia? ¿Cómo pagar si no funciona ningún sistema?

El caso de Dinamarca

Dinamarca lleva varios años cercando el efectivo. El Banco Central del país ya abandonó la producción de monedas y billetes. En otros países escandinavos como Suecia los monederos cada vez son menos frecuentes y también han estudiado suprimir el dinero físico. El pago en efectivo apenas supone un 25% de las operaciones en Dinamarca y las transacciones con móvil están generalizadas.

El objetivo es eliminar los considerables costes administrativos y financieros que implica el manejo del dinero físico. Un estudio de la consultora McKinsey señala que entre 2007 y 2012 el coste del dinero físico en la UE fue del 0,45% del PIB, unos 306 euros por familia. La producción y distribución de billetes, los gastos de gestión de bancos y establecimientos así como la economía sumergida que el efectivo favorece, al ser más difícil de rastrear, provocan que los medios electrónicos sean más eficientes.

Lo que es más importante (y esto no lo dice con tanta claridad el gobierno danés) es que esta decisión ayudará a controlar el dinero en circulación, dificultará el blanqueo y pondrá trabas a la actividad de la economía sumergida, que en este país supone alrededor del 15% del PIB.

Dinamarca se ha propuesto ir acabando progresivamente con el pago en efectivo en algunos establecimientos con la excusa de que los comerciantes sean más eficientes. La propuesta parlamentaria, que entrará en vigor a principios de 2016, erradicará el dinero en efectivo en las transacciones en tiendas de ropa, gasolineras y restaurantes.

El objetivo es eliminar costes administrativos y financieros que implica el manejo de directo en efectivo según dicen. Dinamarca se quiere convertir en el primer estado que elimine el dinero en efectivo.

La medida planteada en Dinamarca coincide en el tiempo con la extensión de los pagos por móvil. Según distintos estudios, uno de cada tres daneses utiliza MobilePay, una aplicación para teléfonos inteligentes que permite transferir dinero y hacer pagos en comercios.

Dinamarca es un país donde ya se utilizan mucho las tarjetas de crédito para cualquier compra, no importa lo pequeña que sea ni el tipo de establecimiento (los puestos de comida en la calle las aceptan). La mitad de los pagos se realizan con un sistema propio de tarjetas danés, DanKort, fundado en 1983 y muy barato para los comerciantes; otro 25% con tarjetas de crédito tradicionales y la otra cuarta parte, en efectivo. El pago con dinero electrónico está experimentando un crecimiento notable.

Esta propuesta se apoya en la popularidad de los pagos móviles en algunos países del norte de Europa tales como Dinamarca, Suecia, Noruega, Islandia y Finlandia. Allí se ha extendido en los últimos años la tendencia de abonar incluso las compras más pequeñas -un periódico o un paquete de chicles, por ejemplo –sin usar dinero en efectivo.

La mayoría de los clientes pagan con tarjeta, no importa que sea una compra, un paquete de tabaco o una barra de pan. Desde hace un par de semanas, en una de las cajas disponen además de la posibilidad de pago con el teléfono a través de un sistema llamado MobilePay que consiste en conectarse a la caja a través de Bluetooth, marcar un código y transferir el dinero. Es casi instantáneo y también puede utilizarse entre particulares para enviarse efectivo.

MobilePay, que pertenece a DanksBank, está instalado ya en dos de cada tres terminales. Se usa para compras en pequeños comercios, donaciones o, cada vez más, pagos en administraciones públicas.

Lucha contra el fraude

En España las transacciones con dinero físico suponen un 46% del total, según un estudio de Mastercard. El peso del dinero en negro asciende al 19% de la economía nacional. A pesar de ello, nuestro país también parece haber comenzado a poner coto a la calderilla y al papel moneda. El principal cambio es cultural. Los pagos con tarjeta en tiendas sumaron el año pasado 105.854 millones, máximo histórico. Una cifra que se acerca al dinero retirado en cajeros, 111.404 millones.

La lucha contra la evasión fiscal es una de las razones detrás de esta potenciación de los medios electrónicos. Una de las medidas que introdujo la ley antifraude de 2012 en España fue limitar pagos en efectivo introduciendo un límite de 2.500 euros. Para las tarjetas de crédito, el Gobierno limitó el año pasado las comisiones que cobran los bancos a los comercios a un máximo del 0,3%. Las comisiones por los pagos electrónicos son más bajas que los costes por manejo, gestión y custodia del dinero en efectivo. España, con cerca de 120 transacciones electrónicas per cápita sigue estando algo por debajo de la media de la UE (en torno a 180 transacciones) y aún mueve mucho efectivo.

La propuesta ayudará (y mucho) a facilitar la supervisión y transparencia de las operaciones financieras no sólo en este país. Si prospera la propuesta danesa, los gobiernos saldrán ganando y la banca también, ya que aumentarán sus ingresos por comisiones y ahorrarán en gastos de gestión.

El fin de la privacidad

Una de las principales ventajas de la reducción de los pagos en efectivo sería que representaría un golpe tremendo para el dinero negro. Una de las principales desventajas tiene que ver con la privacidad. Si todos los pagos se efectuasen con tarjeta o a través del teléfono sería posible seguir los pasos, no sólo económicos, sino incluso físicos, de todo comprador. Todos esos datos procesados y cruzados con técnicas de Big Data pueden ofrecer una información gigantesca sobre los hábitos de consumo, pero también vitales, de cualquier ciudadano. Sería necesario buscar soluciones imaginativas como, por ejemplo, tarjetas de prepago, que se cargan con dinero y que, cuando se efectúa una compra, sólo figura el importe cargado, ni la mercancía comprada, ni el lugar, ni la hora.

Se inicia un mundo nuevo

El asunto va aún más allá. El uso de las aplicaciones móviles se ha extendido tanto en el norte de Europa que algunas iglesias y mendigos han empezado a usar lectores de tarjetas para gestionar las limosnas. Pronto las iglesias irán sustituyendo los tradicionales cepillos por sistemas colecta con microchip, pero parece evidente que no van a perder la oportunidad de que cualquiera haga su donativo.

La gente inteligente y con formación financiera buscará refugios para, al menos, una parte de su dinero. Supongo que el bitcoin y otras monedas similares experimentarán un gran auge. También se volverá a invertir en oro, diamantes, piedras y materiales preciosos, etc.

La delincuencia, ni que decir tiene, se reinventará a si misma y el timo de la estampita se convertirá en el timo del microchip y seguro que alguien inventará las lavadoras electrónicas de dinero electrónico.

Se abre todo un nuevo mundo de posibilidades, algunas buenas, pero, otras, realmente aterradoras por su perversidad. ¿No os parece?

Deja tu opinión

Espero que os haya gustado este artículo y que lo difundáis y compartáis en las redes sociales pinchando en los botoncitos si lo consideras interesante. Así mismo os invito a dejar todos los comentarios que os sugiera el artículo ya que, sin duda, serán interesantes para todos los lectores. Deja tu opinión.




Quizá no conozcas el lado oculto de Internet, donde se hacen negocios legales e ilegales, sino que además se mueven millones. Este artículo sólo pretende ser una mera aproximación al tema.

Negocios en la Deep Web

Seguramente habrás oído alguna vez hablar del lado oscuro de Internet, la Deep Web, Web profunda, el Internet invisible y otras denominaciones similares. No se trata de una leyenda urbana aunque en la mayoría de informaciones que encontrarás por Internet se refieren a ese lugar como algo terrorífico y aterrador donde adentrarse viene a ser como caminar por un campo sembrado de minas, y eso sí es una leyenda urbana.

Conocida también como Invisible Web, Dark Web o Hidden Web, es todo aquel contenido que no forma parte del Surface Web (que es el Internet que todos conocemos y sólo representa el 10%), estas páginas no están indexadas en los motores de búsqueda como Google, Bing o Yahoo.

Existir, desde luego que existe, pero al igual que en el Internet que todos conocemos, hay sitios buenos y sitios malos. En cualquier web nos pueden colar un virus o nos puede saltar un popup que nos lleve a una web de pornografía infantil o podemos ver supuestas o reales películas snuff y cosas de lo más gore.

En la Deep Web, también conocida como DW, pasa lo mismo que en el Internet de dominio público. Hay sitios buenos y malos. Si tratas de hacer cosas buenas como buscar agencias de viajes para planificar tus vacaciones, es raro que te metan un virus o te pase algo. Pero si quieres hacer cosas malas (o poco aconsejables) como bajarte un programa o una película pirata es más fácil que te encuentres virus, o te roben o te estafen. Como en la vida real, nuestros actos o con quien nos relacionemos nos puede llevar por el buen o por el mal camino.

Para comprender lo que es la DW, hay que imaginar Internet como un enorme iceberg flotando en el mar de la información. Sabes que lo que ves del iceberg es sólo la punta (un 10%), el 90% restante está oculto bajo el mar.

La Deep Web no es otra cosa que ese 90% que los motores de búsqueda no pueden indexar y donde está el 90% de los contenidos de Internet. La mayoría de la gente solo conoce un 10% de lo que existe en realidad.

Piensa que los motores de búsqueda no pueden entrar en sitios de acceso restringido como por ejemplo zonas o páginas restringidas de empresas, páginas que han sido encriptadas ya sea por seguridad o con fines delictivos, bases de datos restringidas y un larguísimo, etc.

En la Deep Web, por lo general, reina el anonimato absoluto y, por tanto, la impunidad es casi total. Se supone que no existe o no es fácil acceder a ella y por ello es un lugar de reunión ideal para la peor fauna que podemos encontrarnos en la sociedad: terroristas, sicarios, camellos, armeros, pedófilos traficantes de tarjetas de crédito o hackers con millones de ordenadores zombis para el chantaje y/o delitos cibernéticos. Se supone que la DW es el paraíso de la impunidad delictiva, pero no es cierto. Puedes encontrarte con ciber policías intentando atrapar a los malos, puedes darte de bruces con el FBI si intentas entrar a alguna web del Gobierno Estadounidense y un largo etc.

Por citarte un ejemplo, en noviembre de 2014, el FBI y Europol informaron del desmantelamiento del portal Silk Road 2, un gigantesco supermercado donde podía conseguirse desde drogas a pornografía infantil pasando por armamento y explosivos. Se realizaron detenciones en Bulgaria, República Checa, Finlandia, Francia, Alemania, Hungría, Irlanda, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Holanda, Rumania, Suecia, Suiza, Reino Unido y España. El FBI y Europol dijeron: “No sólo hemos arrancado estos servicios ilegales de Internet. Hemos llegado hasta las profundidades, allí donde los delincuentes se sentían a salvo”. Pero lo que no dijeron, y sí saben, es que la operación fue un grano de arena en el desierto.

Tecnológicamente armados hasta los dientes esos ciberpolicías hacen lo que pueden en ese mundillo oscuro que es la DW, donde además existen varios niveles: del 2 al 5 es el territorio de la delincuencia, del 6 al 7 inteligencia militar donde se libran guerras de espionaje. Al Qaeda, por ejemplo, suele moverse en niveles 2-3 de DW (un grupo terrorista ya no se mueve en el Internet normal, es un riesgo absurdo, van a DW donde tienen sus propios foros, sus chats y sus documentos de adoctrinamiento y captación).

¿Qué negocios se hacen en la DW?

Mucha gente es hipócrita al hablar de la DW. Aconsejan encarecidamente no entrar en ella pero… ¿cómo saben lo que hay allí si no han entrado ellos primero? Se parece de alguna manera al morbo de mucha gente cuando va por carretera y hay un accidente. Todos levantan el pie del acelerador para ver si ven los higadillos de alguien arrastrando por el suelo, todos giran la cabeza para verlo bien, algunos incluso agarran el móvil para tomar un video que luego puedan subir a Internet si han cazado algo interesante. Eso sí, luego te dirán que no mires, que aceleres que estás creando más atasco, que debiera darte pena lo que ves y un largo etc.

Buscando información sobre la DW pasa eso mismo. Te dirán con toda hipocresía que ellos han entrado sólo para documentarse o para satisfacer su curiosidad pero no te hablarán de las cosas interesantes que han visto, sino únicamente de la podredumbre que han encontrado y te lo ilustrarán con las fotos más desagradables que hayan encontrado y que en muchos casos no son más que burdos fotomontajes que se distinguen a la legua. El sensacionalismo vende más que la realidad.

Un ejemplo de negocio basado en la DW lo tenemos en una empresa que te ofrece vivencias en la DW por un módico precio. Por X euros te enseñan a entrar, te explican las herramientas que tienes que utilizar y te enseñan a bucear por sus entrañas, te muestran las atrocidades que puedes encontrar, dónde buscar, cómo saltarte barreras, etc. No pienso citar el nombre de dicha empresa pues me parece lamentable que saquen el dinero a la gente curiosa enseñándoles solamente el lado oscuro y más desagradable de la DW. Por desgracia ya sabemos que el morbo vende.

Los dos negocios más rentables para los malotes son los de alquiler de ordenadores zombis y el tráfico de datos de tarjetas de crédito.

En el primer caso, y explicado sin entrar en muchos detalles, un hacker inventa un virus que convierte a los ordenadores infectados en zombis de tal forma que esos ordenadores pueden hacer lo que el hacker quiere. Seguidamente el hacker solo tiene que vender en la DW un paquete de 100.000 ordenadores que él domina y con los que se puede hacer un ataque de inyección por ejemplo. Imagínate dos webs de empresas competidoras, una va a sacar un producto estrella y la otra decide que va a joderle la web ese mismo día con un ataque de inyección, denegación de servicio, etc., y consiguen bloquearla durante 24 horas. Ese día, que era importante para ese negocio, ha sido jodido por la competencia previo pago al hacker por sus servicios.

El otro negocio rentable para los hackers en DW hoy en día es el tráfico de tarjetas de crédito. Imagínate también un hacker que consigue acceder a la web de una importante empresa de reservas de hoteles o billetes de avión. Una vez dentro el hacker accede a la base de datos y consigue todos los números de tarjetas de crédito y sus correspondientes CCV que es el código de seguridad de tres cifras que está por detrás y que se usa para pagos por Internet. Recopilados esos datos los vende por paquetes, cobrando por ejemplo 10 euros por tarjeta. Una banda organizada cualquiera compra por ejemplo 100 tarjetas pagando mil euros. Una vez en su poder, empiezan a hacer compras por Internet, cogen un piso de alquiler para que envíen las compras, dejan a algún pardillo (por si las cosas se tuercen) para recoger los paquetes y a los 10 o 15 días se largan del piso alquilado con toda la mercancía. Entre que se tramitan las denuncias, se piden órdenes de registro y demás, cuando la policía llega ya no hay nadie y no se puede perseguir al que alquiló el piso pues lo más seguro es que lo alquilara con un DNI o un pasaporte falso comprado también en la DW.

En la mayoría de las ocasiones ante la DW no se puede hacer nada. Los ciberpolicías suelen ser meros espectadores en DW, entran, ven cómo se delinque y poco más pueden hacer pues las investigaciones son largas y a veces difíciles. Debemos pensar que la mayoría de los hackers y delincuentes que se mueven por DW son superdotados intelectuales que saben cubrir muy bien su rastro. Salvo que cometan un error es difícil atraparlos. Otras veces se caza a los poco inteligentes y menos precavidos que actúan a las órdenes de los peces gordos y se prefiere no actuar contra ellos, de momento, para ver si acaban conduciendo a los peces gordos.

En la DW se pueden hacer negocios buenos y malos. Se le puede dar un buen o mal uso. Por citar un ejemplo, las tendencias en la publicidad digital vienen de la Deep Web. Dada la naturaleza de algunos de los negocios que suceden allí, los vendedores utilizan formas innovadoras de negociar sus transacciones, mercadeo, distribución y cadenas de valor. Todas esas tendencias publicitarias pueden investigarse y extrapolarse o llevarse a la vida real (léase como oportunidades de negocio). Ejemplos: Gmail introduciendo el email patrocinado; la herramienta de publicidad social Thunderclap, que ganó un León de Innovación en Cannes en el 2013; y el gran éxito de la industria de la publicidad nativa, que está creciendo y su valor se estima en unos 11 mil millones de dólares para el 2017.

Puedes encontrar también trucos de lo más creativo. Por citar un ejemplo, me llamó mucho la atención un truco para recibir de forma anónima un paquete. Un usuario dejó la dirección de su oficina local de correos como dirección de envío en lugar de su casa. Como receptor, en lugar de su nombre presentó “Titular del billete de la Reserva Federal número #NNNNN”, siendo #NNNNN el número de serie de un billete de un dólar en su poder. Al parecer, fue a la oficina de correos y se identificó con el billete de dólar, y se le entregó el paquete (que puedo suponer contenía drogas o vete tu a saber qué ilegalidad dentro).

Al igual que en la zona visible de Internet hay que tener cuidado con los productos y ofertas que se encuentran o te ofrecen porque las estafas son algo a la orden del día. Imagina que encuentras por una cantidad irrisoria una motocicleta Harley Davison con toda la documentación en regla. Pueden pasarte varias cosas. Primera, es un engaño y la motocicleta es robada y si tiene papeles son falsificados. Segunda, es un anzuelo que tienden para que los peces tontos muerdan el anzuelo y sólo te quieren sacar información al dejar tus datos para la compra o robarte los datos de tu tarjeta. Tercero, recibes una vespa destartalada y mal tuneada que recuerda muy remotamente a una Harley.

Muchas veces dependiendo de lo que busques, acabarás bien o acabarás mal. Si eres un pervertido que entras en DW buscando pedofilia no cabe duda que encontrarás pedofilia y, con un poco de suerte, darás con un señor muy amable que te ofrecerá acceso a miles de fotos y cuando accedas descubrirás que era un ciberpolicía cazando pedófilos.

Si por el contrario entras buscando oportunidades de negocio legales las encontrarás. En la DW hay cientos de temas interesantes sobre oportunidades de negocio legales. Si buscas buena información y tienes dos dedos de frente encontrarás información buena.

La DW también puede abrirte nuevos horizontes a tu manera de navegar porque en DW, además de mucha mierda, también hay cosas útiles, como por ejemplo encontrar información que no se encuentra en el Internet visible.

Puedes encontrar manuales muy interesantes. Por citar ejemplos, curioseando por ahí encontré cosas interesantes como manuales sobre como invertir en materiales raros como el grafeno o manuales de inversión en tierras raras, sesudas comparativas entre fondos de inversión realizadas por economistas de reconocido prestigio, y un largo etc.

¿Cómo se paga en DW?

La moneda más o menos oficial es el Bitcoin. El Bitcoin al tener mucha popularidad es comúnmente aceptado. Otras como LTC también tendrán aceptación, aunque no tanta. Además, últimamente han surgido “monedas oscuras” diseñadas para cifrar las transacciones y complicar su rastreo, es posible que en los negocios más oscuros pronto empiecen a preferir dicho tipo de monedas.

Grandes empresas de capital riesgo ya han invertido millones de dólares en start-ups de criptomonedas o tecnología de cadena de bloques y saben que el momento de rehacer la cadena de valor del sector financiero, sobre todo con tecnología Bitcoin, podría ser realidad en un tiempo no demasiado lejano y si esto se confirma para muchos modelos de negocio más. Esta tendencia además podría verse reforzada por una crisis o por la liquidez del sistema financiero y monetario tal como lo conocemos hoy en día y, a partir de ahí, dar el salto a otros modelos de negocios listos para ser reinventados en un mundo que transfiere valor con sistemas descentralizados de valor.

También quiero advertir de la existencia de nuevos mundos comerciales en donde todo es negociable, sin que las autoridades puedan intervenirlos.

¿Qué es el Escrow y el Multisig Escrow?

En la Deep Web, el anonimato potencia de forma exponencial las posibilidades de que nos timen o estafen. Si no existiera el Escrow, no habría forma de protegerse contra las estafas. Todos los grandes mercados ofrecen este servicio: el dinero queda depositado en manos de los administradores de la tienda durante el proceso de compra, y no pasa al vendedor hasta que el producto se envía al comprador. Las tiendas cobran un porcentaje pequeño (alrededor de un 0,5%) por utilizar Escrow, además de un sistema de disputas si hay algún problema. Algunos vendedores te ofrecen un descuento si te saltas este mecanismo (pero posiblemente sea una estafa).

El Multi-Signature Escrow (o Multisig) es una alternativa en la que el dinero del comprador está retenido en una dirección de Bitcoin firmada tanto por él como por el vendedor. De esta forma, son los involucrados los que arbitran sobre el dinero.

¿Por qué no aparece la DW en los buscadores?

A la web profunda no puedes entrar como si fuese cualquier página. Voy a citarte algunas de las razones:

1. Por la estructura de la url. Las url tradicionales que conocemos tienen este formato: www (punto) paginaweb (punto) com

Por el contrario, las url en la deep web están encriptadas y tienen este formato: a124byasdfy56qwerty87ier4y8 (punto) onion

Como verás, las tres uves dobles y la página web se codifican con una secuencia de letras o números y una extensión “.onion”

Los buscadores no pueden indexarlas porque suelen estar protegidas o encriptadas y muchas veces son de acceso restringido. El buscador no puede entrar y es incapaz de saber si detrás de a124byasdfy56qwerty87ier4y8 hay cosas de terrorismo o de pedofilia o la base de datos de una empresa petrolera (por poner un ejemplo)

2. Los navegadores o browsers que usamos (Firefox, Chrome, IE, etc.) no están diseñados para permitir el acceso a este tipo de urls.

3. Muchas de esas páginas son de acceso restringido o están encriptadas o hay que pagar por acceder a ellas.

Conclusiones

A grandes rasgos, no he sacado casi nada bueno de la DW y sólo he saciado mi curiosidad al precio de herir mi sensibilidad por algunas cosas que he visto, pero tampoco se puede ni se debe negar su existencia pues internet va cambiando, la gente va cambiando y el mundo va cambiado.

Internet también tiene su lado oscuro, pero como todo en la vida. Esto lo sabe mucha gente, pero, en general, la sociedad no es consciente de ello y únicamente he compartido todo esto contigo para que conozcas su existencia.

Siempre me ha gustado la metáfora del Océano y del Iceberg para explicar el fenómeno digital. La Internet que tú conoces representa aproximadamente el 10% del total y el 90% restante se corresponde a la Internet Profunda. Tal y como ocurre con un Iceberg, tiene su parte visible y reducida y su parte invisible e inmensa.

La DW es otro mundo. Más bien es un inframundo. Las URL están encriptadas, no se puede acceder por navegadores normales, hacer determinadas cosas es ilegal, hay contenido peligroso, etc. Es un territorio sin ley, en el cual las autoridades policiales también “se sumergen” y la combaten en la medida que pueden.

Estoy convencido de que el mundo virtual es sólo una extrapolación del mundo real. Todos sabemos en la vida real los lugares a los que no debemos ir y, si lo hacemos, es bajo nuestro riesgo. En Internet ocurre lo mismo y ahora ya sabemos por qué sitios no debemos ir o no conviene ir.

En definitiva, Internet es una maravillosa herramienta que está transformando la sociedad y los negocios y nos brinda diversas oportunidades de negocio desconocidas hace décadas, pero es sólo eso, una herramienta. El uso que le damos a la misma ya sólo depende de las personas y, por supuesto, también tiene su lado oscuro.

La intención de este artículo no es incentivar, ni motivar a las personas a que ingresen a la Deep Web, sino única y exclusivamente divulgar su existencia y hacer una breve descripción sobre cómo se hacen negocios en ella. Por ello no facilitaré ninguna información sobre cómo entrar en la Deep Web y/o ver sus contenidos ni responderé ninguna pregunta al respecto.

Espero que te haya gustado este artículo y que lo difundas y compartas en las redes sociales pinchando en los botoncitos si lo consideras interesante.




Inocentadas en Bolsa

El día de los inocentes puede hacerte perder dinero. Ten mucho cuidado los días 1 de abril y 28 de diciembre.

El día de los inocentes puede hacerte perder dinero. Ten mucho cuidado los días 1 de abril y 28 de diciembre.

En España, cada vez que llega el 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes, comienza la tradición de los consumidores de prensa económica: buscar en su diario de referencia la noticia con la que el rotativo de turno ha decidido gastar una broma simpática a sus fieles lectores.

Estamos tan acostumbrados que es “difícil” cazarnos. Yo mismo intento colarle alguna inocentada a alguien de vez en cuando. Sin ir más lejos, lo intenté en 2012: “Burdelia entrará en el IBEX” http://cosasdedinero.com/2012/12/28/burdelia-entrara-en-el-ibex/

Sin embargo, es algo más fácil que nos la “cuelen” el 1 de abril. Sin mucho buscar he encontrado algunas perlas: “Nature” publica una investigación sobre la vuelta de los dragones, el CERN confirma la existencia de “la Fuerza”, la NASA diseña trajes espaciales para vacas…

No, no es que los científicos hayan perdido el norte, sino que han querido contribuir con humor a las inocentadas del April Fools’ Day.

Cada 1 de abril, el mundo anglosajón celebra el April Fools’ Day, una jornada de inocentadas en la que participan desde medios de comunicación a políticos, grandes corporaciones o instituciones científicas.

Mucho ojo por tanto a esos dos días (1 de abril y 28 de diciembre). Yo los tengo marcados con un gran círculo rojo en el calendario y, además, procuro no operar en bolsa esos días por lo que pueda pasar.

¿Recuerdas el 1 de abril de 2008?

Ese día el mercado de futuros se disparó después de que un reputado gestor de fondos bajista, Doug Kass, de Seabreeze Partners Short LP, asegurara en un artículo en The Street.com que había decidido mover sus fondos bajistas al mercado alcista. En el artículo apoyaba su decisión en una serie de consideraciones, tales como que el barril de petróleo iba a bajar hasta los 50 dólares, que esperaba una subida del 26% para el S&P 500 al cierre del año, que la economía americana no iba a entrar en recesión porque el precio de la vivienda estaba a punto de estabilizarse, etc. Sin embargo, lo que pretendía ser una broma para los lectores se convirtió en una bomba de relojería cuando los periodistas financieros se hicieron eco de la noticia.

Esto es lo que pasó: Wall Street subió bastante gracias a la inocentada. Incluso Bloomberg puso en marcha una detallada batería de alertas con los puntos principales del artículo de Kass: “Los datos del papel tóxico (periódicos) en el sistema financiero mundial ha exagerado dramáticamente la relevancia de la situación del crédito”; “Los grandes bancos centrales y los brokers serán un importante factor en el aumento del 25% de los beneficios corporativos”; “Las acciones del sector financiero, que han sido tratadas injustamente por la comunidad bajista el pasado año (monolines, bancos, etc.) pueden doblar su precio a final de 2008”. Y suma y sigue, incluso la caída del precio del crudo hasta 50 dólares (recordar que corría el año 2008, entonces era casi inimaginable ese precio).

Esto viene a demostrar como funcionan los mercados. ¿Dónde queda su siempre exaltada eficiencia? También quedan en evidencia esos expertos que encuentran explicación siempre a las variaciones de la Bolsa. Queda demostrada su ignorancia y la estupidez de los que se creen lo que dicen.

La gran inocentada de 2008 a los españoles

A finales de 2007, los analistas, la banca privada y los gestores de inversión, preveían una Bolsa en crecimiento “moderado”, alrededor del 10%, y aseguraban que en 2008 se consolidaría el nivel de los 17.000 puntos en el mercado de Madrid. Como ustedes saben acabamos 2008 muy lejos de tan optimistas profecías: alrededor de los 9.000 puntos y con unas pérdidas cercanas al 40%, con lo cual habrá que pensar que esos “super analistas” tenían un problema muy grave. Cualquier trabajador que tuviese el mismo nivel de errores sería despedido de forma inmediata y fulminante; pero ni ellos ni sus directivos (con contratos blindados por lo demás) acabaron en las colas del INEM.

Me diréis que lo de Lehman Brothers, o lo de Madoff era imprevisible. No tanto y no para todos, pero aquí (en España) estamos lidiando con responsables mucho más directos y más concretos. Muchas entidades aconsejaban en 2008, menuda inocentada, invertir en constructoras, en inmobiliarias y en bancos. Millones de ahorradores españoles fueron dirigidos así por sus asesores, que cobran por asesorarles o por analistas (que también cobran de una u otra forma). La única duda que queda después de la “broma” es si simplemente no conocen su oficio o si pretendían evitar a costa de la gente un hundimiento aún peor de los sectores que más han sufrido.

Inocentada en 2011 en el periódico Expansión

Nos informaban sobre la supuesta alianza entre Repsol y Burger King: “Repsol se alía con Burger King y se convierte en uno de sus mayores franquiciados mundiales” Repsol se convertiría, así, en franquiciado en exclusiva para estaciones de servicio en España de áreas de restauración de Burger King.

¿Picaría algún iluso comprando Repsol o Burguer King pensando que las acciones iban a subir? A mí, desde luego, aparte de no creérmelo, lo primero que se me ocurrió pensar era si pensaban usar el aceite reciclado de los coches para freír las patatas fritas o usarían algo menos indigesto.

Inocentadas imaginativas

Otras inocentadas son imaginativas, y un tanto diabólicas, pues aportan un beneficio al autor de la inocentada, como la que nos presentaba Fotonazos en 2010: “Ganar dinero con tu perfil de Facebook” Sí, no estáis leyendo mal, desde hoy 28 de diciembre de 2010 se puede empezar a ganar dinero con tu perfil de Facebook, tan solo debéis hacer clic en Me gusta y seguir las instrucciones. Una vez hayas hecho me gusta, tienes que decírselo a todos tus amigos para que hagan lo mismo, cuanto mayor sea la red que formes desde este punto más ganancias obtendrás, estamos hablando de unos 700 bookis por cada amigo que haga me gusta, ¿Qué no sabes lo que es un Booki? ¡Que desactualizado andas!, un booki es la nueva moneda virtual que Facebook ha presentado este 28 de diciembre, los bookis se cambian por Euros y el cambio está más o menos a 1Booki=0,75€, no está mal, nada mal, así que ya sabes, haz clic en me gusta, invita a tus amigos y difúndelo, cuantos más bookis, más €uros…

Personalmente, me parece una inocentada genial y no descarto copiarla en mi blog para que los lectores tuiteen o facebookeen o googleen. ¿Cuántos “me gusta” conseguirían con aquella inocentada? Me hubiera gustado saberlo.

La inocentada de Varoufakis en 2015

Me quito el sombrero ante la inocentada de Varoufakis: “Grecia adoptará el bitcoin si no llegamos a un acuerdo con el Eurogrupo” Además de estar muy bien estudiada, muy bien argumentada y muy bien planificada, me ha dado mucho que pensar por la mala leche que encierra.

El ministro de finanzas griego, Yanis Varoufakis, celebró el día de los inocentes, que recordamos en los países anglosajones es el 1 de abril, con una broma sobre el “Grexit” con el que tanto se ha especulado tras los problemas de deuda del país.

Varoufakis compartió en su cuenta de Twitter una noticia publicada por Greek Reporter según la cual el ministro aseguraría que, si no hay acuerdo con los acreedores, el país dejará el euro para utilizar el bitcoin.

Happy April Fool’s Day everyone… http://t.co/HELEDGDpOk
— Yanis Varoufakis (@yanisvaroufakis) April 1, 2015

Según Greek Reporter, mientras los acreedores presionan al Gobierno griego para aceptar sus condiciones, Varoufakis ya tendría un as bajo la manga. “Ya hemos tenido suficiente, utilizaremos el Bitcoin”, cita este medio, que atribuye la información a fuentes cercanas al ministro.

Según esta “inocentada”, Varoufakis habría mantenido una reunión de alto secreto con altos cargos del ministerio para prepararlos en caso de que las negociaciones con el eurogrupo fracasen. En esa reunión, todo el mundo en la sala se miraba mientras Varoufakis decía: “Utilizaremos el bitcoin, iremos por delante de todas las economías del mundo y, aunque sea doloroso al principio, la economía de Grecia prosperará a largo plazo”.

El ministro habría explicado qué es la divisa virtual y cómo se implementaría en la vida diaria en Grecia utilizando una especie de tarjeta electrónica con un chip. “Todos los ciudadanos llevarán esta tarjeta como una cartera electrónica, que será distribuida de manera gratuita a todos los griegos en las oficinas locales de Hacienda, pero también estará disponible en los puntos de entrada al país por 45 euros o 0,20 bitcoins. Además, la venta de estas tarjetas a los turistas sería otra fuente de ingresos para las arcas públicas”.

“Este es el movimiento más inteligente para luchar contra la corrupción y la evasión de impuestos. Todas las transacciones serán registradas por los nuevos servidores de bitcoin del Ministerio de Finanzas griego y podremos rastrear las transacciones en cualquier momento”, justificó Varoufakis en esa reunión ficticia. “Como griegos, somos innovadores, mirad a nuestra historia”, exclamó el ministro, que agregó que “el primer ordenador fue utilizado en Grecia, el mecanismo de Anticitera, nadie sabía lo que estaba comenzando entonces”.

“El futuro comienza en Grecia y seremos el primer país en utilizar la divisa del futuro, una divisa que no permite a terceras partes decirnos qué hacer o cómo vivir”.

Inocentadas ¿con segundas intenciones?

Una inocentada de Tesla, también el 1 de abril de 2013, hizo subir a sus acciones en bolsa. La compañía bromeó con un lanzamiento y varios medios lo dieron como noticia. Yo me pregunto: ¿es que ya no enseñan a los periodistas a confirmar una noticia antes de publicarla? ¿Es que todo lo publicado en Internet tiene que ser cierto por narices? Me parece una irresponsabilidad gravísima porque la gente puede creérsela y perder sus ahorros. Además, puestos a dudar, ¿no ha podido ser una inocentada premeditada de Tesla Motors para hacer subir artificialmente el precio de sus acciones?

Tesla Motors anunció en un comunicado el lanzamiento de un nuevo producto. Supuestamente era una broma y simplemente hacía mención a un reloj. Varios medios lo dieron como bueno y sus acciones subieron en bolsa un 3,5% en una hora

Si en Europa el gran protagonista del “april day” fue Varoufakis, en Estados Unidos Tesla Motors fue uno de los grandes nombres propios del día de los inocentes en países anglosajones.

La empresa publicó en su página web un comunicado en el que anunciaba un nuevo lanzamiento de un reloj y, sin embargo, no existía tal lanzamiento, sino que se trataba de una broma (yo al menos al leerlo veo claramente que es una broma, pero algunos periodistas parecen o no saber leer entre líneas o ser idiotas): “Este nuevo dispositivo increíble de Tesla no sólo dice el tiempo, sino que también indica la fecha. Lo que es más, es infinitamente ajustable, capaz de decir la hora, no importa en qué parte del planeta estés. Japón, Tombuctú, California, en cualquier lugar! Esto va a cambiar su vida. La realidad como usted sabe que nunca será lo mismo”, bromeaba el comunicado, con la foto de un reloj.

La secuencia ha sido más o menos la siguiente: Elon Musk, CEO de la compañía, anunció en Twitter que el próximo 30 de abril presentarán una “importante nueva línea de productos” y afirmó que no se trataba de un coche. El tweet tuvo una gran acogida en Wall Street. Las acciones se dispararon un 3,5% en una hora. Al respecto, Musk ha asegurado que el tweet no tenía como objetivo favorecer el comportamiento de los títulos de Tesla. Después, los inversores se han dejado de bromas. Los títulos de Tesla se han dejado un 1,18% en la sesión de este miércoles y acumulan caídas de casi el 14% en el acumulado del año.

Francamente, si yo fuera un inversor que ha comprado acciones de Tesla por las consecuencias de la bromita de Tesla… (prefiero no acabar la frase)

¿Conclusión de todo esto?

Dice el dicho que, “en bolsa no te fíes ni de tu padre” pero yo le agregaría “y menos aún si es 1 de abril o 28 de diciembre”

Si fuera uno de los perjudicados porque otros medios informativos se hayan hecho eco de la noticia, enviaría una carta al director de dichos medios para decirle cuatro palabras sobre la profesionalidad de los periodistas o reporteros que trabajan allí y que se hacen eco de las noticias sin comprobar y verificar su autenticidad.

Me parece lamentable tanto que estas cosas pasen como que la gente pique. Al planear una inocentada no se pueden mencionar empresas, ni productos ni servicios de una compañía real.

Cuando yo lancé mi inocentada sobre que Burdelia entraría en el IBEX, mi conciencia estaba totalmente tranquila porque sabía que nadie iba a poder comprar acciones de Burdelia, una empresa inexistente.

Pero cuando se citan nombres de empresas reales, el daño puede ser irreparable sin quererlo, por muy inocentada que sea. Por citar un ejemplo, cada vez que hecho gasolina en una estación de Repsol o paso cerca de un Burguer King, lo primero que me viene a la cabeza es lo que se me ocurrió sobre si pensaban freír las patatas con aceite reciclado de coches. De alguna forma, aquella inocentada de Expansión me ha condicionado y, si tengo posibilidades, prefiero ir a otra gasolinera o ir a tomarme la hamburguesa a otro sitio.

La noticia de Grecia y el Bitcoin también me ha hecho pensar mucho. Ya he dicho que me ha gustado mucho y he explicado las razones, pero también me ha dado la sensación de que los griegos se están riendo de Europa y que, con su inocentada, Varoufakis ha demostrado tener una mala leche increíble.

Inocentadas se pueden hacer, pero todo tiene un límite. O al menos, debiera tenerlo.

Y no olvidemos que cuando las inocentadas pueden suponerle pérdidas a alguien a nivel económico dejan de ser de mal gusto para convertirse en algo deleznable.

Si quieres dejar tu opinión en los comentarios, no dudes en hacerlo. ¿Qué opinas de las inocentadas? ¿Alguna vez has perdido dinero con ellas? ¿Alguna te ha llamado la atención? Si te ha gustado esta entrada del blog, te invito a difundirla en las redes sociales con los botones de abajo. No conseguirás “bookis” ni “piopios” ni “googlitos” ni ganarás dinero, pero al menos contribuirás a difundir una entrada que te ha gustado y eso ya tiene un gran valor para todos los lectores del blog.




Noticias, Azar y Bolsa

Noticias, Azar, Bolsa

Antes de seguir leyendo, te pido que mires los gráficos de la imagen. ¿Qué te sugieren?

Nadie duda que las noticias afectan de alguna manera a la bolsa. Eso es indiscutible. Nadie duda tampoco que el precio de una acción lo recoge todo, absolutamente todo, incluso muchas cosas que se nos escapan. Lo que ya es más discutible es si el azar afecta a las bolsas o no. ¿Tú que opinas?

Antes de seguir leyendo, te pido que mires los gráficos superiores de la imagen. ¿Qué te sugieren? Apunta en un papel lo que te sugieran. Si crees que uno de ellos es el gráfico de Telefónica, anótalo. Si ves parte del gráfico del IBEX en algún momento del año, anótalo también. No olvides tampoco anotar cualquier patrón o figura que encuentres. Pero hazlo, por favor, es importante por lo que verás después si sigues leyendo.

El maldito o bendito azar

Personalmente, estoy convencido que el azar nos afecta en todos los ámbitos de la vida y, en bolsa, mucho más. No vale de nada saberlo todo, haberlo estudiado todo y tomar todas las precauciones posibles. Solamente podemos intentar que el azar nos afecte lo mínimo posible, pero, sin duda, nos afectará. Unas veces tendremos suerte y otras no. Unas veces ganaremos y otras perderemos, pero el azar siempre se manifestará de una u otra forma.

¿Por qué es imposible predecir el comportamiento de la bolsa? ¿Por qué no se puede siquiera predecir el precio de una acción? Precisamente porque interviene el azar en las noticias.

Imagina un mundo perfecto donde pudiéramos juntar todas las malas noticias e ir soltándolas a lo largo del primer semestre. Luego, juntaríamos todas las buenas noticias y las iríamos soltando a lo largo del segundo semestre. Si tuviéramos esa posibilidad, todos seríamos ricos.

Obviamente, las malas noticias suelen afectar negativamente al precio, por lo que poniéndonos cortos, nos enriqueceríamos a lo largo del primer semestre donde se van dando a conocer todas las malas noticias (mientras el precio va bajando poco a poco) y, a principios del segundo semestre, compraríamos todo el papel posible para ir aprovechándonos de la paulatina subida de precios a medida que las buenas noticias se dieran a conocer y los precios de las acciones fueran subiendo progresivamente.

El azar es lo que lo tira todo por tierra y nos hace imposible enriquecernos de forma constante y sostenida. El azar impide una sucesión de buenas noticias e impide también una sucesión de malas noticias. Como es azar, no permite ni siquiera saber el número de buenas o malas noticias que se van a producir consecutivamente. El azar es el único que conoce la secuencia ganadora.

Podemos intentar minimizar la influencia del azar usando stop-loss, gestionando el riesgo, diversificando nuestra cartera, etc., pero siempre tendremos la espada de Damocles sobre nuestras cabezas esperando el momento más insospechado para cercenar de tajo nuestras inversiones en mayor o menor medida (dependerá del número de precauciones tomadas, pero siempre serán insuficientes).

¿Cómo afectan las noticias a la bolsa y cómo se influencian las noticias entre sí?

Sólo sabemos una cosa: las noticias pueden ser buenas o malas. Tenemos, en principio, más o menos un 50% de posibilidades de ganar o perder. Si la noticia es buena, el precio tenderá antes o después a subir y si es mala acabará bajando. A veces ni siquiera tenemos un 50% de posibilidades porque las noticias no son buenas o malas al 100% y encima se influyen entre ellas variando sus porcentajes.

El azar en la aparición de noticias y la influencia de las noticias entre sí hacen que una noticia nunca sea buena o mala al 100%. Imagina por ejemplo que Repsol descubre un gran yacimiento de petróleo en España. Eso en principio sería una buena noticia al 100%. Pero la noticia se junta con otra noticia: el intento del Gobierno de España de abaratar el precio de la gasolina, fomentando la competencia por el sistema de impedir que una empresa tenga demasiadas gasolineras en una misma provincia.

El 100%, lo ideal para Repsol, se ve recortado (por ejemplo en un 20%) por la noticia de la limitación del número de gasolineras. Una noticia muy buena al 100% queda convertida en una noticia menos buena (80%) por influencia de la segunda noticia (que supone restar un 20%.)

A su vez, la noticia buena para Repsol afectará negativamente a las otras petroleras que operan en España. Lo que sería en principio una noticia mala (al 100%) queda un poco disuelta al juntarse con la noticia de la limitación de número de gasolineras (que por ejemplo será del 5%, teniendo en cuenta que el 20% malo para Repsol de la segunda noticia se reparte/divide entre las petroleras que operan en España).

Al final, juntando las dos noticias, el resultado es bueno para Repsol en un 80% mientras que para las otras petroleras es malo al 95% (100%-5%).

Personalmente, nunca he conseguido ver una relación clara y directa entre el resultado de una noticia y el movimiento del precio. Muchísimas veces me he maravillado cuando supuestas malas noticias hacen subir los precios o cuando buenas noticias (o a mí me lo parecen) hacen bajar el precio. No hace falta que os ponga ejemplos porque tengo la seguridad absoluta que a todos os ha pasado alguna vez. Habrá expertos en el tema de valorar noticias, pero reconozco que no soy uno de ellos.

Ahora, hagamos un sencillo experimento jugando con el azar y las noticias

Vamos a suponer que podemos valorar las noticias entre +5 (si son muy buenas) y -5 (si son muy malas). Obviamente el 0 será que la noticia no es ni buena ni mala o que está en línea con lo que esperaba el consenso de analistas.

Volviendo a Repsol, vamos a coger cuatro noticias y vamos a valorarlas ficticiamente. Es solo un ejemplo:

Noticia 1: Repsol descubre el Yacimiento de Vaca Muerta en Argentina. Valoración: +4,85 (es una noticia muy buena, pero no del todo, porque descubrieron el yacimiento en un país no demasiado estable) Resultado: El precio de la acción sube porque la gente se puso a comprar acciones como loca.

Noticia 2: Argentina decide expropiar a Repsol. Valoración: -4,64 (es una mala noticia que muchos no esperaban) Resultado: El precio de la acción baja porque la gente se puso a vender ante la mala noticia.

Noticia 3: Repsol recibe la compensación por la expropiación en Argentina y decide repartir dividendo extraordinario. Valoración: +3,97 (no es mala noticia, pero sería mejor si hubiera podido explotar el petróleo y, además, las compensaciones siempre parecen menores de lo esperado) Resultado: El precio de la acción sube, pero con menos ímpetu que cuando descubrió el yacimiento.

Noticia 4: Repsol anuncia resultados ligeramente superiores a lo esperado por el consenso, pero por muy poco. Valoración: +0,57 (los analistas ya esperaban esos resultados que sólo se han desviado un poquito mejor de lo esperado). Resultado: El precio de la acción sube, pero muy poco, por ser algo casi descontado por el mercado.

Una vez dicho esto, cualquier gráfico de una acción o de un índice determinado no deja de ser, en el fondo, el resultado de ir sumando y restando, día a día, las buenas y malas noticias y la valoración que hace el mercado de las mismas. Intradía, se dan unos máximos y mínimos, pero al final, lo único que queda es el precio de cierre.

¿Recuerdas que te dije que estudiaras los gráficos al principio de este artículo? Seguramente habrás creído detectar movimientos alcistas y bajistas, movimientos laterales, banderines y triángulos. Algunos incluso han podido ver un doble suelo en alguno o un hombro-cabeza-hombro, soportes, resistencias, etc. ¿Qué figuras o patrones has detectado tú? Te rogaba que lo anotaras al principio.

Una de las cosas que tiene el azar (junto con la aparición de noticias) es que no parece que se comporte “al azar”, sino que suele dibujar patrones de análisis técnico que son fácilmente reconocibles. Como la mejor forma de hacerse una idea de esto es viéndolo, decidí crear una hoja de cálculo con dos columnas: la primera genera 365 valores al azar entre -5 y +5 (malas y buenas noticias, siendo el 0 noticias neutras), y la segunda va acumulando los resultados de la primera por simple suma o resta. Los gráficos son solamente la representación de dichos resultados obtenidos al azar.

Los gráficos representan los valores de la segunda columna, o sea, el resultado de ir sumando números al azar entre -5 y +5. A cada recálculo que se hace, se obtienen valores distintos y gráficos distintos.

Lamento desilusionarte si no has visto nada de lo que creías estar viendo al principio. Quizá estés incluso un poco cabreado porque, en parte, te he tomado un poco el pelo al pedirte al principio si eras capaz de identificar alguno de esos gráficos o alguna pauta concreta.

Pero así funciona la bolsa, y es lo que realmente quería explicarte. Las noticias influyen sin duda, pero el azar se encarga de introducir el caos suficiente como que la información que proporciona la noticia seguramente no sea aprovechable (o lo sea muy poco).

La bolsa es un juego

Sí. La bolsa es un juego. Y diría más…. Es un juego de azar en la medida en que uno no puede adivinar lo que va ocurrir en los mercados en las próximas horas o en los próximos días. Los buenos traders admiten que es imposible prever lo que harán las cotizaciones. No pueden asegurar que una operación acabará en ganancias. Pueden limitar las pérdidas, eso sí, pero no pueden saber de antemano si acabarán ganando o perdiendo dinero.

La bolsa es un juego de azar, pero no un juego de azar cualquiera. No es como la primitiva o la bonoloto, en la que el jugador debe asumir pasivamente el resultado (donde generalmente pierdes). La bolsa es un juego en el que uno, de alguna forma, puede controlar el resultado. A lo mejor uno no puede controlar el resultado de una jugada en particular, pero sí el resultado global de un gran número de jugadas (con mucha disciplina, autocontrol, gestión del riesgo y con un plan de Trading, o apaga y vámonos).

La bolsa es, en definitiva, un juego de estadísticas y de valoración de noticias y análisis técnico y fundamental. Es una frase que hemos oído muchas veces, pero a la que no se suele dar una utilidad práctica concreta.

Las noticias sólo afectan a los que operan intradía

Si operas intradía, las noticias impactan apreciablemente en la forma del gráfico de la sesión del día. Pueden ser más o menos relevantes, pero la huella suele ser perfectamente apreciable. Lo mejor suele ser hacerse a un lado y no operar.

¿La razón? Las noticias suelen provocar un pico de volatilidad tal que barren con casi todos los stop-loss y, aún acertando con el sentido del precio, lo más probable es que acabes perdiendo dinero.

Lo que tienes que saber es que no debes intentar lucrarte con las noticias ni dejar que afecten a tu operativa.

Tipos de noticias

Básicamente, hay tres tipos de noticias:

a) Noticias que conoce todo el mundo: No son noticia en realidad, son temas de actualidad y suelen ser la excusa perfecta para que los periodistas (muchas veces sin tener ni idea) nos expliquen con pelos y señales por qué los principales índices mundiales se tiñen de rojo o de verde.

Ejemplos de este tipo de noticias podrían ser La caída del precio del petróleo, La complicada situación en Ucrania, Las tensiones en Oriente Medio, Lo mal que está Grecia, etc.

Las noticias de este tipo hacen que los pececillos den bandazos (arruinándose generalmente) y que los tiburones se mantengan firmes (habitualmente enriqueciéndose).

b) Noticias “enlatadas”: Son las noticias interesadas que se han ocultado durante un tiempo hasta que los rumores se han hecho demasiado grandes para ocultarlas porque no tiene sentido ocultar un secreto a voces.

Ejemplos de este tipo de noticias podrían ser Pescanova, Gowex, etc. Pillaron por sorpresa a mucha gente, pero también había muchos inversores que empezaban a estar con la mosca tras la oreja y barruntaban que estaban pasando “cosas raras”.

Los tiburones y/o los inversores institucionales muchas veces tienen en su poder una noticia días, semanas o meses antes de su publicación. Dependiendo que la noticia sea buena o mala, actúan de una forma o de otra.

Antes de lanzar la noticia a los cuatro vientos, los peces gordos se van a poner primero a acumular o a distribuir todas las acciones que puedan sin que se note, y después, sólo después, la comunicarán a los medios.

Al ver la noticia, todos los pececillos se lanzarán a comprar o vender. Y lo que estará pasando en realidad, es que estarán levantando o bajando el precio para que los tiburones se lucren con la subida o con la bajada.

Para cuando se pasa el efecto de la noticia, los tiburones les han comprado o vendido todas sus acciones a los pobres pececillos que, como siempre, han vuelto a comprar en el peor momento posible (arriba o abajo del todo).

Las noticias “conservadas en lata” pueden ser aprovechables, pero sólo si las ves en los gráficos, sólo si les descubres posicionándose antes de que te cuenten la noticia. Ahí sí, el análisis técnico puede ser una grandísima ayuda y se puede sacar algún provecho.

c) Noticias que nadie se espera: Son las noticias que nadie predice ni se esperan. No suelen ser noticias aprovechables o muy pocos pueden aprovecharlas.

Ejemplos de este tipo de noticias podrían ser el tsunami de Fukushima, la caída de un meteorito en Rusia, la repentina erupción de un volcán, etc.

Sólo los muy enterados sobre los detalles y las verdaderas implicaciones del suceso pueden aprovechar la noticia para, a lo mejor, rascar algo antes de que todo el mundo quiera aprovechar la noticia. Por ejemplo, en el caso del volcán, sólo los que supieran que la erupción podía colapsar el espacio aéreo tuvieron oportunidad de vender acciones de aerolíneas para recomprarlas después a precios mucho más baratos.

¿Sabias que…?

La mayoría de las noticias intradía son concertadas bajo un estricto calendario; así que puedes saber cuándo se darán exactamente y podrás evitar estar dentro del mercado en ese preciso momento.

En este enlace, puedes ver las noticias programadas para las próximas horas y días, e incluso se añade una estimación de la magnitud del impacto que pudieran tener en el precio.

Las noticias intradía programadas no suelen importar a la larga y apenas serán apreciables en tus resultados, salvo quizás algún bombazo de la FED o el BCE o alguna noticia lo suficientemente gorda e inesperada como para que se desvíe el curso del precio durante meses.

Algunos consejos

- La mayoría de las noticias siguen un patrón. Son comentadas por los analistas de forma muy sesuda y elaborada, citando algunas opiniones de expertos, para acabar concluyendo que la bolsa o acción puede subir o bajar si pasa esto o aquello y citando los puntos de resistencia y de soporte.

- Salvo que seas un experto en la interpretación de noticias, te convendrá ignorarlas. La experiencia al leer noticias va ayudando para separar el grano de la paja, pero no suelen llevar, en el fondo, a nada más que a un montón de grano y otro de paja.

- Las noticias casi siempre serán interferencias para ti y fuentes molestas de ruido.

- Una noticia siempre te llegará mucho más tarde que el movimiento del precio que está reaccionando a esa noticia.

- Que las noticias afectan al movimiento del precio es algo que nadie pone en duda. La cuestión es cuánto afectan y cómo repercuten.

- Si operas a largo plazo las noticias no te afectarán significativamente el 99% de las veces. Solo generan, a la larga, pequeños altibajos que no repercuten en la tendencia general.

- Las noticias suelen ser sesgadas, no poco incorrectas y la mayoría de las veces interesadas o directamente publicitarias. Casi todo lo que sale en los medios está intervenido por intereses económicos, y no siempre se incluye la palabra “publicidad” en el texto de la noticia.

- Las noticias suelen generar demasiado ruido, y es muy difícil (que no imposible), separar el ruido de la señal.

- No mires el periódico, mira tus gráficos. En ellos verás la noticia antes de que la publique nadie. Si observas repentinas subidas o bajadas sabrás que ha pasado algo bueno o malo, pero cuando sepas lo que ocurre (te llegue la noticia) suele ser tarde para reaccionar.

Si este artículo te ha servido de ayuda, házmelo saber en los comentarios y, si te ha gustado, difúndelo en las redes sociales pinchando en los botones. ¿Qué opinas de las noticias? ¿Crees que el azar influye en la bolsa? ¿Has sacado alguna conclusión que pueda interesar a los lectores del blog? ¿Alguna crítica o comentario?




Lecciones de la Historia (I): Todo está inventado

Te preguntarás: ¿Qué tendrán que ver las prensas de aceite con los futuros y las opciones? Tales de Mileto nos dejó una gran lección hace más de 2.500 años.

Te preguntarás: ¿Qué tendrán que ver las prensas de aceite con los futuros y las opciones? Tales de Mileto nos dejó una gran lección hace más de 2.500 años.

Si algo tengo claro es que, por raro que nos pueda parecer, casi todo está inventado. Muchas veces lo único que hace falta es que alguien coja “eso que ya está inventado” y le ponga un nombre. Así de fácil, por increíble que pueda parecer.

La historia nunca me ha gustado por parecerme aburrida, pero con el tiempo le voy cogiendo gustillo a eso de bucear en la historia para aprender cosas sobre economía. Por citar un ejemplo, mencionaré en este artículo un episodio relativamente desconocido de la vida de Tales de Mileto que seguramente dará que pensar a más de uno sobre las lecciones que se pueden extraer de la historia.

Podría haber titulado este artículo “Tales de Mileto, precursor en economía”, o quizá, usando un título con más gancho, “Tales de Mileto, inventor de futuros y opciones” o, si quisiera un título verdaderamente impactante podría haberlo titulado “El día que Tales de Mileto decidió hacerse rico con los mismos métodos usados en Wall Street”. Pero no, me gusta la simplicidad, por eso lo he titulado “Todo está inventado”, porque por encima de todo, la idea principal de este artículo es demostrar que, incluso conceptos relativamente recientes como Futuros y Opciones ya estaban inventados aunque se les diera otro nombre.

Imagino que tú que lees esto desconocerás (igual que yo) el mercado del aceite, pero ya verás la increíble enseñanza que nos dejó Tales de Mileto sobre como utilizar los conocimientos que tenemos para hacernos ricos. Lee este artículo con amplitud de miras porque se pueden aprender dos cosas de la historia que voy a contarte: Por un lado que todo está inventado (aunque se le diera otro nombre) y por otro lado que tus conocimientos (o algo que sepas) pueden permitirte hacerte rico si sabes como aplicar esos conocimientos.

Tales de Mileto es considerado como el fundador de la filosofía occidental, también fue la primera persona en aplicar el uso del razonamiento deductivo a la geometría y a la que se le puede atribuir un descubrimiento matemático. Algunos historiadores van más allá, catalogándole como el padre de la ciencia por haber descartado el uso de la mitología para explicar fenómenos naturales. Todos conocemos su famoso teorema. Menos famosa es, sin embargo, la extraordinaria manera en la que se hizo rico.

A pesar de su talento e inteligencia, a pesar de haber previsto eclipses o haber calculado la distancia entre un barco y la costa mediante el uso de las matemáticas, o saber como calcular la altura de una pirámide, Tales de Mileto debía soportar las habladurías de la gente debido a su pobreza: ¿De qué te vale saber tanto si no tienes donde caerte muerto? ¿Si eres tan habilidoso por qué en lugar de resolver los problemas del mundo no empiezas por los tuyos propios? ¿Si eres tan sabio por qué no te enriqueces, por qué no prosperas en lugar de ser un fracasado?

Harto de las murmuraciones Tales decidió hacer algo al respecto. Debido a sus grandes conocimientos en astronomía (yo presupongo que más bien se debió a sus probables conocimientos botánicos), previó durante el invierno que la cosecha de aceitunas iba a ser excelente al año siguiente, teniendo eso en cuenta, asumió que disponía de una información de gran calidad (puedes llamarlo información privilegiada) para ejecutar un movimiento de inversión.

Reunió el dinero que fue capaz y lo entregó como deposito para arrendar la totalidad de prensas de aceite ubicadas en Mileto y Quíos. La intención era clara: si la cosecha de aceitunas se demostraba copiosa habría una gran demanda de prensas de aceite y él se encontraría en una posición de monopolio en el sector del prensado. Firmar el contrato meses antes de la recolecta de aceitunas le ofrecía más ventajas añadidas: al no haber otros licitadores podía obtener el arriendo a un coste más bajo del que sería normal.

Aún así, Tales no disponía del dinero suficiente como para alquilar esas prensas, lo que estaba haciendo era utilizar un derivado financiero. Aristóteles, que cuenta la historia del filósofo en el capítulo IV del primer libro de su “Política”, no entra en detalles concretos sobre la forma específica del acuerdo:

“Citaré lo que se refiere a Tales de Mileto, a propósito de una especulación lucrativa que le dio un crédito singular, honor debido sin duda a su saber, pero que está al alcance de todo el mundo. Gracias a sus conocimientos en astronomía pudo presumir, desde el invierno, que la recolección próxima de aceite sería abundante, y al intento de responder a algunos cargos que se le hacían por su pobreza, de la cual no había podido librarle su inútil filosofía, empleó el poco dinero que poseía en darlo en garantía para el arriendo de todas las prensas de Mileto y de Quíos; y las obtuvo baratas, porque no hubo otros licitadores. Pero cuando llegó el tiempo oportuno, las prensas eran buscadas de repente por un crecido número de cultivadores, y él se las subarrendó al precio que quiso. La utilidad fue grande; y Tales probó por esta acertada especulación que los filósofos, cuando quieren, saben fácilmente enriquecerse, por más que no sea este el objeto de su atención. Se refiere esto como muestra de un grande ejemplo de habilidad de parte de Tales; pero, repito, esta especulación pertenece en general a todos los que están en posición de constituir en su favor un monopolio.”

Si leemos dicho texto con amplitud de miras, necesariamente debía de tratarse de una de dos posibilidades:

a) OPCIONES: En caso de que Tales hubiera pagado por disponer del derecho a arrendar las prensas si lo estimase oportuno, lo que implicaría que tuviese la posibilidad de no hacerlo si la cosecha de aceitunas fuera mala, perdiendo en esa situación solo el depósito adelantado, es decir, todo el dinero que tenía.

b) FUTUROS: Si Tales se hubiera comprometido además a hacer efectivo el alquiler, careciendo del derecho a volverse atrás.

Decantarse por un contrato del tipo a) o b) dependería de diversos factores:

La OPCIÓN le daría la seguridad de tener las pérdidas controladas en caso de un error de cálculo sobre la cosecha, pero los dueños de las prensas le pedirían un precio por el arriendo y un depósito mayores dado que si Tales se retiraba a última hora ellos deberían buscar un nuevo cliente.

El contrato de FUTUROS ofrecería la ventaja de tener que adelantar una señal más pequeña y obtener un precio de alquiler más bajo pero, en caso de un error en su previsión, las consecuencias serían desastrosas ya que se vería forzado a pagar el arriendo de las prensas.

En la práctica, el filósofo, con independencia de haber elegido una posibilidad u otra, se estaba apalancando para poder efectuar un negocio que de otra manera no habría podido ejecutar por falta de recursos económicos. Aún así se enfrentaba a perder todo lo que tenía, o todo lo que tenía y mucho más, especialmente en un contexto histórico en el que el impago podía llevar a consecuencias terribles. Tal como señala George Crawford, en su libro “Derivatives for Decision Makers: Strategic Management Issues” se trata del primer ejemplo histórico del uso de derivados financieros del que se tiene información específica.

Tales de Mileto acertó. Al llegar la época de cosechar las aceitunas su previsión fue acertada y la producción de aceitunas fue muy alta. Además, había sido capaz de arrinconar a los competidores al monopolizar la oferta de prensado y podía establecer el precio que quisiera (siempre que el límite fuera inferior al transporte de esas mismas aceitunas a otras ciudades).

El filósofo, habituado a la pobreza, el mismo que había calculado la altura de las pirámides, se había convertido en millonario. Supongo que debió ser para él como una venganza ante las habladurías sobre su pobreza y para callar a la gente malpensada. Personalmente, me hubiera gustado saber lo que hizo con el dinero, porque sin duda encerraría otra enseñanza, pero no he encontrado ninguna referencia histórica a como utilizó o gastó el dinero ganado con sus conocimientos y forma de pensar

En todo caso, lo relevante aquí no es que tomada literalmente la historia sea cierta o no. Lo relevante es que Aristóteles nos describe hace 2500 años cómo, mediante el uso de información privilegiada, la especulación financiera y el apalancamiento, puede uno enriquecerse.

Lo importante es que Aristóteles relata unos hechos que evidencian el uso y el conocimiento práctico de opciones y futuros por parte de Tales de Mileto y que, básicamente, son iguales a los de la actualidad.

¿Entiendes ahora a lo que me refería sobre que todo está inventado? ¿Entiendes también a lo que me refería sobre que puedes aplicar tus conocimientos o cosas que sabes para ganar dinero? El cómo lo hagas depende exclusivamente de ti.

Si este artículo te ha servido de ayuda, házmelo saber en los comentarios y difúndelo en las redes sociales pinchando en los botones. ¿Qué opinas de la lección de Tales de Mileto? ¿Usas tus conocimientos para ganar dinero? ¿Te ha sugerido algo este artículo? Todos los lectores de este blog estarán encantados de leer vuestros comentarios, ideas y sugerencias.




Distorsiones en el Ibex 35

Mirando el gráfico del Ibex Total Return (mensual) apreciaremos que estamos en subida libre, cosa que no nos muestra con tanta claridad el gráfico mensual del Ibex 35.

Mirando el gráfico del Ibex Total Return (mensual) apreciaremos que estamos en subida libre, cosa que no nos muestra con tanta claridad el gráfico mensual del Ibex 35.

Nada mejor que un ejemplo para explicaros que una caída en el Ibex 35 no tiene porque ser del todo real y puede estar distorsionada.

El Ibex35 está compuesto por diferentes empresas que ponderan de forma muy diferente en el cálculo del Ibex. Así, 6 empresas (Santander, Telefónica, BBVA, Inditex, Iberdrola y Repsol) ponderan aproximadamente un 65% del índice Ibex 35 mientras que el resto de valores (29 empresas restantes) ponderan solamente un 35% del índice Ibex 35.

No pongo la fórmula del cálculo del Ibex porque es demasiado compleja para explicarla con detalle. Solamente te diré que depende, entre otras cosas, de la la capitalización bursátil del free float de las compañías que integran el índice, de un coeficiente usado para ajustar el índice para que no se vea afectado por ampliaciones de capital, etc.

Las empresas con mayor capitalización bursátil tienen mayor peso dentro del índice y sus alzas y bajas influirán en mayor medida en el movimiento final del IBEX. Esto significa que cuando Santander, Telefónica, BBVA, Inditex, Iberdrola o Repsol están en baja, el IBEX tiene gran preocupación porque éstas influyen mucho sobre el índice general. Por eso hay que mirar dichos valores de los índices con mucha frecuencia y mucha atención.

Sobre todo hay que tener muy en cuenta las ampliaciones de capital y reparto de dividendos que realizan las citadas empresas porque pueden distorsionar el Ibex de forma que muchos no llegan ni a imaginar.

El pasado 7 de mayo de 2014, Telefónica repartió un dividendo en efectivo de 0,40 euros. Ese día se produjeron fuertes caídas “falsas” en un Ibex afectado por el dividendo de Telefónica.

Como siempre que Telefónica reparte dividendo, además de que éste sí era real, pues no se trataba del típico “scrip dividend” que está de moda desde hace años, se produjo una importante distorsión en el Ibex 35.

Las bolsas europeas terminaron ese día con subidas del 0,25% de media, mientras que el Ibex 35 cerró con una caída del 0,64%, en los 10.413,8 puntos. Dicho descenso pronunciado no era real, estaba distorsionado y tenía una explicación técnica.

Gran parte de la corrección del pasado 7 de mayo de 2014 en el selectivo se debió a que el Ibex 35 no ajusta por dividendo y descontó que Telefónica había estado cayendo alrededor de un 3%, cuando en realidad sus acciones se habían movido planas e incluso terminaron con ligeras subidas. Descontando el dividendo, Telefónica cerró ese día con subidas del 0,25%, en los 11,92 euros.

¿Qué importancia tiene esto?, se preguntará más de uno. Tiene mucha más importancia de lo que parece.

Por un lado, el Ibex descontó unas caídas de alrededor del 3% en Telefónica, de forma que la caída, tanto del Ibex como de Telefónica, se aceleró en algunos momentos al empezar a saltar los “stop-loss” de los que no habían tenido en cuenta el efecto dividendo. Más de uno perdió dinero sin darse cuenta porque, descontando el dividendo, las acciones subieron en realidad un 0,25%.

Por otro lado, todos aquellos inversores que, a groso modo, compraron títulos de Telefónica durante el periodo de 2001 a 2007 y no hayan vendido sus acciones, están ganando dinero, y algunos mucho dinero, a los actuales niveles de precio de la operadora. ¿Por qué? Muy sencillo: porque, aun cuando el precio de compra de la acción pudiera estar muy por encima de los precios actuales, los dividendos y las acciones recibidas de ampliaciones de capital compensan con creces lo que puedan estar perdiendo con las acciones. Aquí es donde se hace más evidente la necesidad de analizar los gráficos en una plataforma que ajuste por dividendos y ampliaciones.

En determinadas circunstancias, el reparto de dividendos puede llegar a distorsionar el Ibex de forma totalmente perjudicial para los inversores por crearse la tormenta perfecta. Imagina, por citar un ejemplo, que ese reparto del dividendo de Telefónica del 7 de mayo de 2014 hubiera coincidido con que fuera fiesta en mercados importantes como Londres y Estados Unidos. No quiero pensar cuánto podría haber bajado el Ibex ese día, porque todos sabemos que, en un día sin las referencias de Londres y Estados Unidos, ello supondría un menor volumen de negocio pero, cuidado, porque el menor volumen a menudo implica movimientos bruscos y sustos en los mercados.

¿Es tan importante descontar dividendos? La respuesta es rotunda: sí. En comparación con el inicio de la crisis el Ibex está casi en máximos históricos.

Seguramente me dirás:¡Ah! ¿Sí? “Mentira”. Pero te aseguro que sí. En un gráfico que descuente dividendos y ampliaciones de capital, como es el Ibex Total Return, estamos por encima del inicio de la crisis. El récord, antes de la crisis, estaba en 25.470,7, máximos de noviembre de 2007. Ahora estamos por encima, en 25.518,60 (a 25/07/2014), aunque el récord se marcó el 1/06/2014 y quedó en 26.106,69.

Esto quiere decir que cualquier inversor de largo plazo que hubiera mantenido su cartera, teóricamente indexada al Ibex, ya no perdería absolutamente nada. Estaría ganando dinero pese a la crisis que hemos sufrido.

¿Por qué? Muy sencillo: todos los dividendos que se habrían ido ingresado en cada una de las posiciones de la cartera que replica el Ibex, compensarían la pérdida por el valor actual de muchas de las acciones.

Por todo lo anteriormente expuesto os recomiendo que empecéis a plantearos operar con una plataforma que descuente dividendo. Existe un gráfico del Ibex que hace exactamente eso: ajustar por dividendos y se llama Ibex Total Return. No tienes más que buscarlo en cualquier buscador y encontrarás varias páginas que lo ofrecen de forma gratuita.

Mucha gente está empezando a realizar el análisis técnico utilizando el gráfico del Ibex Total Return en lugar de conformarse con el gráfico del Ibex. Las caídas fruto del pago de dividendos, han hecho que algunos se planteen una variante del estudio de análisis técnico sobre gráficos haciendo que, cuando se paga un dividendo, a efectos como tal no se vea descontado en el gráfico.

Por ponerte un ejemplo, imagina una acción que vale 10€ y paga un dividendo de 0,50€/acción. El gráfico del Ibex lo contabiliza como que el precio ha bajado a 9,50€/acción, mientras que en el gráfico del Ibex Total Return continuará valiendo 10€/acción.

Si alguno se toma la molestia de comparar el gráfico del Ibex con el gráfico del Ibex Total Return, os fijareis que en el corto plazo los movimientos del precio son bastante similares, pero en el largo plazo es donde realmente se marca la diferencia.

Podríamos comparar por ejemplo el máximo de noviembre de 2007, donde el Ibex Total Return ya lo ha batido, mientras que en el Ibex35 clásico aún le quedaría recorrido. Dicho esto, ¿qué gráfico creéis que tiene más credibilidad?

Os dejo un par de puntos para la reflexión:

Por un lado, pensar que el dinero repartido en dividendos o en ampliaciones de capital no desaparece. Va a parar al inversor que mantiene las acciones de la empresa y ahora dispone de mayor liquidez.

Por otro lado, cada vez vemos más el uso de “scrip dividends” en valores (dividendos con elección, donde el accionista elige si cobrar el dividendo o reinvertirlo por la parte proporcional en acciones) y la opción por defecto en caso de no haber decidido nada, son acciones.

Si este artículo te ha servido de ayuda, házmelo saber en los comentarios y difúndelo en las redes sociales pinchando en los botones. ¿Qué opinas del Ibex Total Return? ¿Lo usas para hacer trading? Todos los lectores de este blog estarán encantados de leer vuestros comentarios, ideas y sugerencias.




¿Cuánto crees que vales?

¿Vales tu peso en oro?

Si piensas que vales tu peso en oro quizá te convenga analizar fríamente y con realismo cuánto vales realmente.

Es muy difícil valorarse adecuadamente. Voy a contaros cuatro historias y espero que os hagan pensar sobre cómo debemos aprender a valorarnos y nos permitan reflexionar sobre cuánto valemos realmente.

Historia 1: EL EXAMEN FINAL

El profesor se paró delante de su clase de 30 estudiantes. Era su último año como profesor porque iba a jubilarse. El último día les dirigió unas palabras antes de pasarles las hojas del examen final de la asignatura que impartía.

-Ha sido un gran privilegio ser maestro durante todos estos años-, les dijo. -Sé cuánto han trabajado y lo mucho que se han preparado para este examen. Sé que muchos de ustedes desean ejercer como médicos, abogados, científicos, etc. Soy consciente de cuánta presión tienen para mantener lo más elevada posible su nota media y poder ir a la universidad que deseen, y como sé que todos ustedes son capaces de entender ya muy bien el contenido de mi asignatura, estoy preparado para ofrecer una calificación automática de un aprobado a cualquiera de ustedes que prefiera no realizar el examen. Me jubilo y me dolería suspender a alguien en mi último día de docencia, así que he decidido regalar un aprobado a todos aquellos que se conformen con esa nota-.

La exclamación de alivio fue grande a medida que un número de estudiantes casi brincaban para aceptar la oferta del profesor y salían del aula. El profesor miró al puñado de estudiantes que permanecían sentados y volvió a ofrecerles: -¿Alguien más quiere aceptar mi oferta? Esta es su última oportunidad de sacar un aprobado-. Un último estudiante decidió salirse también.

Siete estudiantes se quedaron en el aula. El profesor cerró la puerta y pasó lista de asistencia. Luego, les entregó el papel que se suponía era el examen final. Había únicamente tres frases escritas en él: “¡Felicidades! Ustedes acaban de obtener un sobresaliente en su examen. ¡Sigan creyendo en ustedes…!”

La moraleja es obvia: Mucha gente se conforma con lo fácil y sencillo y no está dispuesta a arriesgarse para mejorar en la vida. ¿Crees en ti mismo? Si no crees en ti mismo y en tus posibilidades nunca dejarás de pertenecer al montón. Te cerrarás muchas puertas.

Historia 2: EL ANILLO

El joven se acercó al maestro en búsqueda de un poco de sosiego:

-Maestro-, le dijo al viejo -me siento inseguro, nada me resulta como yo quiero. Todos me dicen que soy un tonto y que no sirvo para nada. Sólo me critican, sin valorar lo que hago. ¿Me podrías ayudar?-

-Ahora no me es posible muchacho -respondió el anciano-. Tengo mis propios problemas. Más bien ayúdame tú a mí a vender este anillo-.

El muchacho recibió la sortija de mala gana pensando que una vez más sus necesidades pasarían a un segundo plano.

-Escucha-, dijo de nuevo el anciano -ve al mercado y ofrécelo, pero de ninguna manera lo vendas por menos de una moneda de oro-.

El joven ofreció el anillo a muchas personas. La mayoría lo desdeñaba con desprecio, unos pocos se reían y escasamente alguno llegaba a mostrar interés. Alguien le propuso comprarlo por dos monedas de plata y un candelabro de bronce, lo cual representaba menos de la mitad de lo que el maestro quería. El muchacho llegó a la conclusión que el viejo estaba loco, y que esa gran suma que pedía únicamente podría ser el resultado de un alto valor emocional.

Dejando de lado esos razonamientos, el joven persistió haciendo lo mejor para ayudar al anciano, no obstante la tarea le parecía cada vez más difícil. Desanimado, decidió regresar y contarle al viejo lo acontecido:

-Hice lo posible, pero aun los que parecían ser los más expertos no ofrecían una cantidad ni siquiera cercana a la que tú pides- explicó el joven.

-Tal vez tienes razón. Quizás no conozco su verdadero valor- replicó el maestro. -¿Por qué no lo llevas donde el joyero y se lo muestras? No lo vendas por ninguna cantidad, sólo cuéntame lo que opina-.

Renegando por la terquedad del anciano, el joven llevó el anillo al joyero. Después de observarla detenidamente un rato, éste le dijo: -Ésta es una verdadera joya. Dile al maestro que le doy 58 monedas de oro, en realidad puede venderse hasta por setenta, pero, si tiene prisa, ésa es mi oferta-.

Cuando el muchacho, entusiasmado, se lo contó al viejo, éste tranquilamente respondió: -Tú eres como una joya valiosa. Si te sientes mal no es porque los demás no te valoren, sino porque tú mismo no te valoras lo suficiente-.

La moraleja también es bastante obvia: Debes creer en tu valor y en el de lo que haces. Quienes no se percatan de lo que vales lo hacen por ignorancia o porque pretenden aprovecharse de ti. Si buscas la aprobación de los demás, tarde o temprano te decepcionarás y te sentirás poca cosa. Tú eres el único ser habilitado a poner o quitar valor a tu mundo exterior e interior. ¿Qué valor le das a lo que haces? ¿Qué valor le das a lo que puedes ofrecer a los demás? Si buscas la aprobación de los demás, tarde o temprano te decepcionarás, a riesgo de creer que no eres bueno para nada.

Historia 3: ¿QUIERES 50 EUROS?

Julián, con el rostro abatido de pesar se reúne con su amiga Pilar en un bar a tomar un café. Deprimido descarga en ella sus angustias y preocupaciones… El trabajo… El dinero… Su relación con su pareja… Su vocación… Todo parecía estar mal en su vida.

Pilar introdujo la mano en su cartera, sacó un billete de 50 euros y le dijo:

-¿Julián, quieres este billete?-

Julián, un poco confundido al principio, inmediatamente le dijo: -Claro Pilar… Son 50 euros, ¿quién no los querría?-

Entonces Pilar tomó el billete en uno de sus puños y lo arrugó hasta hacerlo una pequeña pelotita arrugada. Mostrando la estrujada pelotita anaranjada a Julián volvió a preguntarle: -¿Y ahora igual lo quieres?-

-Pilar, no sé qué pretendes con esto, pero siguen siendo 50 euros, claro que los tomaré si me los entregas-.

Entonces Pilar desdobló el arrugado billete, lo tiró al piso y lo restregó con su pie en el suelo, levantándolo luego sucio y marcado. -¿Lo sigues queriendo?-

-Mira Pilar, sigo sin entender que pretendes, pero ese es un billete de 50 euros y mientras no lo rompas conserva su valor…-

-Entonces Julián, debes saber que aunque a veces algo no salga como quieres, aunque la vida te arrugue o pisotee, sigues siendo tan valioso como siempre lo hayas sido… Lo que debes preguntarte es cuánto vales en realidad y no lo golpeado y maltratado que puedas estar en un momento determinado.

Julián se quedó mirando a Pilar sin decir palabra alguna mientras el impacto del mensaje penetraba profundamente en su cerebro.

Pilar puso el arrugado billete de su lado en la mesa y con una sonrisa cómplice agregó: -Toma, guárdalo para que te recuerdes de esto cuando te sientas mal… Pero me debes un billete nuevo de 50 euros para poder usarlo con el próximo amigo que lo necesite-

La moraleja: Con frecuencia dudamos de nuestro valor, ya que nos calificamos en función de lo que tenemos o dejamos de tener y de compararnos con otras personas. Recuerda que no existe nadie como tú y eso te hace único y muy valioso. Trabaja con tu autoestima, si te hace falta, lucha por aquello que desees, no te desanimes ante los fracasos porque éstos nos enseñan y ayudan a crecer, disfruta de la vida y no te fijes únicamente en lo superficial.

Historia 4: BUSCANDO MARIDO EN NEW YORK (Historia Real)

Este anuncio fue publicado en un portal financiero de un diario de EE.UU. (y, aunque cueste creerlo, es verídico) Puede muy bien considerarse como un ejemplo de análisis de inversión. Una mujer escribió pidiendo consejos sobre cómo conseguir un marido rico. Eso, de por sí, ya es gracioso, pero lo mejor de la historia es que un tipo le dio una respuesta bien fundamentada.

Ella: “Soy una chica hermosa (yo diría que muy hermosa) de 25 años, bien formada y tengo clase. Quiero casarme con alguien que gane como mínimo medio millón de dólares al año. ¿Tienen en este portal algún hombre que gane 500.000 dólares o más? Quizás las esposas de los que ganen eso me puedan dar algunos consejos. Estuve de novia con hombres que ganan de 200 a 250 mil, pero no puedo pasar de eso, y 250 mil no me van a hacer vivir en el Central Park West. Conozco a una mujer, de mi clase de yoga, que se casó con un banquero y vive en Tribeca, y ella no es tan bonita como yo, ni es tan inteligente. Entonces, ¿qué es lo que ella hizo y yo no hice? ¿Cómo puedo llegar al nivel de ella? Firmado: Rafaela S.”

El: “Leí su consulta con gran interés, pensé cuidadosamente en su caso e hice un análisis de la situación. Primeramente, no estoy haciéndole perder tiempo, pues gano más de 500 mil por año. Aclarado esto, considero los hechos de la siguiente forma: Lo que Ud. ofrece, visto desde la perspectiva de un hombre como el que Ud. busca, es simplemente un pésimo negocio. He aquí los porqués: Dejando los rodeos de lado, lo que Ud. propone es un simple negocio: Ud. pone la belleza física y yo pongo el dinero. Propuesta clara, sin recovecos. Sin embargo existe un problema. Con seguridad, su belleza va a decaer, y un día va a terminar, y lo más probable es que mi dinero continúe creciendo. Así, en términos económicos, Ud. es un activo que sufre depreciación y yo soy un activo que rinde dividendos. Ud. no sólo sufre depreciación, sino que, como ésta es progresiva, ¡aumenta siempre! Aclarando más, Ud. tiene hoy 25 años y va a continuar siendo linda durante los próximos 5 a 10 años; pero siempre un poco menos cada año, y de repente, si se compara con una foto de hoy, verá que ya estará envejecida. Esto quiere decir, que Ud. está hoy en “alza”, en la época ideal de ser vendida, no de ser comprada. Usando el lenguaje de Wall Street, quien la tiene hoy la debe de tener en “trading position” (posición para comercializar), y no en “buy and hold” (compre y retenga), que es para lo que Ud. se ofrece… Por lo tanto, todavía en términos comerciales, el casamiento (que es un “buy and hold”) con Ud. no es un buen negocio a mediano o largo plazo, pero alquilarla puede ser en términos comerciales un negocio razonable que podemos meditar y discutir usted y yo. Yo pienso que mediante certificación de cuán “bien formada, con clase y maravillosamente linda” es, yo, probable futuro locatario de esa “máquina”, quiero lo que es de práctica habitual: Hacer una prueba, o sea un “test drive…” para concretar la operación. En resumidas cuentas: como comprarla es un mal negocio, por su devaluación creciente, le propongo alquilarla por el tiempo en que el material esté en buen uso. Esperando noticias suyas, me despido cordialmente. Firmado: UN MILLONARIO QUE POR ESO ES MILLONARIO”

Humor aparte, la moraleja también es muy obvia: Tampoco debemos pasarnos al valorarnos. Es bueno tener un poco de realismo y ser sinceros con nosotros mismos para no caer en el error, demasiado frecuente, de valorarnos en demasía. Ni podemos valorarnos tan poquito que nos creamos un despojo de la sociedad ni podemos, tampoco, valorarnos en exceso porque lo más normal es que acaben riéndose de nosotros.

Si este artículo te ha servido de ayuda, házmelo saber en los comentarios y difúndelo en las redes sociales pinchando en los botones. ¿Qué te han parecido estas cuatro historias? Todos los lectores de este blog estarán encantados de leer vuestros comentarios, ideas y sugerencias.




Vendedores de humo

Antes de comprar acciones sin pensártelo dos veces pregúntate si no te estarán vendiendo humo. Al menos no perderás dinero.

Antes de comprar acciones sin pensártelo dos veces pregúntate si no te estarán vendiendo humo. Al menos no perderás dinero.

No deja de sorprenderme la inmensa cantidad de vendedores de humo que se mueven a la sombra de las oportunidades fáciles. Lo malo es que los vendedores de humo sacan beneficio de sus seguidores y, además, lo hacen de forma que no se nota, por lo que su prestigio nunca queda en entredicho pero terminan con los bolsillos llenos y mirando sonrientes e impertérritos a los pardillos que acaban de desplumar sin que ninguno se dé cuenta que ha sido desplumado.

La naturaleza humana es lo que es y siempre habrá aprovechados sin escrúpulos que exploten la ignorancia ajena, hagan promesas que no pueden cumplir e intenten aprovechar el tirón del área objetivamente más próspera y prometedora de nuestra economía tanto en USA como en Europa para beneficio propio.

¿Qué es un vendedor de humo? Al decir que “alguien vende humo” se está queriendo expresar que esa persona ofrece un producto de escaso o nulo valor. Su forma de actuar es muy sencilla: Te convence de algo que es obvio, te vende el producto y luego se larga con tu dinero en los bolsillos y encima le agradeces que te haya intentado ayudar. Luego, cuando el tiempo pasa, quizá te enteres que te timó o te estafó, pero ya es demasiado tarde.

Cada vez veo más vendedores de humo y más vendedores de pieles de león antes de haber cazado el animal. Y lo malo es que la gente sigue picando. Es demasiado fácil engañar a la gente.

Voy a poner algunos ejemplos recientes de vendedores de humo. Las famosas olimpiadas que podrían enriquecernos con total seguridad son un excelente ejemplo. Imagina que eres un vendedor de humo, buscas una noticia a la que puedas sacarle dinero y te pones a venderla. Sabes que si hubieran dado las olimpiadas a Madrid, seguramente las constructoras y las empresas de seguridad ganarían dinero. Te adelantas a todo el mundo y compras acciones de constructoras y de seguridad. Una vez las tienes, te pones a vender la idea de que Madrid tiene asegurada la elección como sede olímpica y que es el momento de comprar constructoras y empresas de seguridad. Es obvio que van a subir porque las constructoras tendrán que acabar de construir las instalaciones olímpicas y dichas instalaciones necesitarán luego contratar seguridad, vigilantes jurados, alarmas de seguridad, etc.

Una inmensa manada de borregos te cree a pies juntillas porque es obvio que habrá que construir instalaciones si nos dan las olimpiadas y es obvio que habrá que incrementar la seguridad. Si además excitas su egoísmo diciéndoles que los analistas (da igual si es verdad o no, alguno habrá) esperan revalorizaciones del 20 o 30% ya los tienes comprando como locos las acciones que tu compraste a precio bajo. Igual recibes ayuda de otros vendedores de humo, como por ejemplo algunos periódicos que no hace falta citar, que pronostican que Madrid se llevará con total y absoluta seguridad las olimpiadas.

Una vez que el mercado está maduro, es decir justo el día antes de la elección de la sede olímpica el vendedor de humo vende todas las acciones que tiene de constructoras y de seguridad. Al vendedor de humo le da igual si nos dan o no las olimpiadas, él ya ha hecho su negocio comprando acciones baratas y vendiéndolas cuando han subido por las falsas expectativas que tiene la gente.

Si nos hubieran dado las olimpiadas igual se arrepentía de haberlas vendido, porque sin duda subirían de precio, pero si lo pensamos fríamente ese no es su negocio, su negocio ya lo tiene hecho. Su negocio consistía en comprar y acumular acciones baratas, luego comer el tarro a la gente sobre que esas acciones iban a subir para inflar los precios de forma artificial y, por último, venderlas justo antes de que lo que sea suceda. El vendedor de humo ya ha ganado lo que quería ganar y seguro que ya está pensando en como aprovechar lo de Siria para ganar dinero.

Mientras un montón de pardillos se preguntan con cara de idiotas el porqué de la elección de Tokio, el vendedor de humo vuelve a empezar analizando lo que puede suceder si hay guerra en Siria. Sin duda subirá el petróleo, el oro también suele subir porque cuando hay dudas en los mercados el oro es el valor refugio preferido de muchos. También pueden subir las empresas de armamento, aviones de combate, etc.

El vendedor de humo se va adelantando a los mercados y va comprando petroleras, invierte en oro, compra armamentísticas y cuando ya tiene suficiente, se pone a hacer sesudos estudios de análisis técnico y fundamental que pronostican subidas astronómicas. En cuanto ve que los precios suben como la espuma vende todo a la máxima velocidad posible porque si Barack Obama cambia de opinión el ya tiene el negocio hecho.

Y así van actuando una y otra vez. Nadie puede recriminarles nada por que, si las cosas sucedieran, evidentemente todos los que le hacen caso hubieran ganado dinero, pero el vendedor de humo no tiene la culpa que los del miembros de COI sean unos ………….(rellene la línea de puntos con la palabra que le parezca más apropiada) ni tiene la culpa de que la comunidad internacional se ponga en contra de Obama y le obligue a cambiar de opinión.

Es muy sencillo no caer en las trampas de los vendedores de humo. La misma Ana Botella nos dio el antídoto contra los vendedores de humo: es tan sencillo como sentarse a esperar a ver que pasa tomándose una “relaxing cup of café con leche”.

Si nos dan las olimpiadas nos ponemos a comprar constructoras o seguridad. Si se lanza el primer misil contra Siria nos ponemos a comprar petróleo, pero solo cuando lo que tenga que suceder suceda, nunca antes. Vale, nos perderemos la subida inicial, pero seguro que subirán. Lo que no podemos hacer es comprar humo por si acaso sucede algo o comprar la piel del león antes de que lo hayan cazado.

Personalmente, mientras espero a que sucedan las cosas, yo prefiero tomarme un “coffee on the rocks” porque me gusta tomar el café solo con hielo, pero para los que lo prefieran menos concentrado, sin duda, es mucho mejor una “relaxing cup of café con leche”.

Los vendedores de humo seguirán haciendo negocio y seguirán vendiendo humo, pero al menos no será a consta nuestra.




El dinero habla

Los billetes hablan y nos cuentan historias cuando nos tomamos la molestia de escucharlos.

Los billetes hablan y nos cuentan historias cuando nos tomamos la molestia de escucharlos.

Siempre recordaré un cuento corto de Cornell Woolrich titulado “El dinero habla”. Cornell George Hopley-Woolrich, más conocido por sus seudónimos William Irish o George Hopley (1903 – 1968), fue un escritor estadounidense de novelas policíacas y de misterio.

“El dinero habla” me encantó por el ingenio desplegado por un abogado de dudosa moralidad que evita que ingrese en la cárcel un ladronzuelo acusado de robar unos billetes y por la idea de que el dinero, en concreto los billetes, siempre acaban hablando. No os cuento la historia porque recomiendo su lectura, es un cuento breve muy entretenido donde Cornell Woolrich nos acaba haciendo pensar.

Todo esto viene a que hoy voy a tocar en el blog el tema de los billetes que hablan, billetes que cuentan historias, billetes usados como forma de publicidad, etc. y, dándole vueltas al tema, me gustaría que los billetes pudieran hablar y contar tantas y tantas historias acontecidas a las personas que los han tenido en sus manos.

Por suerte o por desgracia, los billetes nos cuentan historias, pero solamente nos dan pequeñas pistas de las historias que tenemos, forzosamente, que completar con nuestra imaginación.

¿A vosotros nos os gustaría conocer las historias que encierran los billetes? Si los billetes hablaran, podrían contarnos montones de historias: divertidas, trágicas, románticas, nostálgicas, curiosas, innovadoras… Dejando al margen leyendas urbanas (o quizá no lo sean tanto) sobre las trazas de cocaína que hay en un porcentaje determinado de billetes y la cantidad de microbios y guarrerías que deben acumularse encima, ¿quién no ha pensado alguna vez en lo curioso que sería poder seguir las aventuras de un billete en concreto?

La idea de escribir en los billetes no es nueva. Por ejemplo, escribir mensajes políticos sobre los billetes de curso legal se ha hecho siempre, en todas partes. Escribir sobre un billete es fácil y, como tiene valor, nadie lo rompe como haría con una octavilla que no le gustase. Y el billete circula de mano en mano, con lo que el mensaje se difunde. Tanto es así que, en muchos países hay circulares de los bancos centrales que advierten sobre los billetes con mensajes políticos. En India, por ejemplo: “Cualquier billete en el que haya escrito algún eslogan o mensaje de carácter político deja de ser moneda de curso legal y el derecho sobre tal billete será rechazado…”. En Israel, los bancos advirtieron que no aceptarían ni un solo billete marcado con una frase subversiva. Recuerdo haber visto monedas con las palabras “Pujol Catalunya” grabadas sobre la cara de Franco. Y, lustros después, billetes con la demanda de “Llibertat, amnistia i Estatut d’autonomia!”. No sé si los bancos tenían instrucciones de no aceptarlos, pero, los aceptasen o no, circulaban con toda normalidad. Ayer eran nuestros abuelos y nuestros padres los que escribían sobre los billetes y ahora nos toca a nosotros.

Podemos encontrar frases divertidas como “Me sobra mes a final de sueldo”, pequeños pataleos ciudadanos como “Se alquila esclavo económico” o denuncias sociales del tipo “No es una crisis, es una estafa”.

Yo mismo, cuando era joven, inocente de mí, me dio por hacer una pequeña marca en algunos billetes para comprobar si con el tiempo algún billete volvía a mis manos (y, por desgracia, nunca volvió ninguno a mis manos).

Que yo sepa, sin perjuicio del interés que tiene el Banco de España en preservar la calidad de los billetes en circulación, no hay en principio ninguna disposición en nuestro ordenamiento jurídico que prohíba expresamente escribir sobre los billetes.

Algunas personas hacen publicidad gratuita en los billetes que consiste en escribir una dirección web en los billetes. Puede parecer una idiotez, pero a la larga pudiera ser una publicidad efectiva teniendo en cuenta que los euros viajan por muchos países. Cuanto más pequeño es el billete más cambia de manos, por lo que imagino que los de 5 euros serán los mejores. Los que hacen este tipo de publicidad, por lo que he comprobado, escriben por la cara mate y, como el billete se suele dar por la cara brillante poca gente se da cuenta cuando lo entregas, pero luego cuando en casa se den cuenta es muy probable que les entre la curiosidad y miren la web o quizá no, no lo sé.

Se han hecho intentos para seguir la pista a los billetes. Quizá algún lector del blog recuerde que Jesús Hermida, cual visionario adelantado a su época, intentó seguirle la pista a un billete de mil pesetas cuando tenía un programa en TVE. La verdad es que nunca supe cómo acabó esa historia, pero se me quedó grabado y supongo que a todos nos gustaría seguir la pista a los billetes que pasan por nuestras manos.

En Estados Unidos circulan billetes con un sello rojo que dice “track this bill” y facilita la dirección de la página web “Where’s George?”. Eso demuestra que a más de uno nos pica mucho la curiosidad. ¿Por cuántas manos habrá pasado mi billete? ¿Qué lugares habrá recorrido? Está claro que sólo una parte de las personas por las que ha pasado el billete se da cuenta del mensaje, y menor número aún el que se toma la molestia de “ficharlo” en Internet, pero aún así la intriga es muy emocionante.

La página en cuestión se llama “Where’s George?” porque la mayoría de los billetes en seguimiento son de un dólar (el que tiene la cara de George Washington). Sólo hay que registrarse en la susodicha página e introducir los datos del billete (denominación, número y serie) y, además, te animan a que incluyas notas sobre el estado del billete, cómo lo conseguiste, dónde te lo has gastado, etc.

Los resultados, lo reconozco, suelen ser bastante decepcionantes. La inmensa mayoría de los billetes sólo han sido registrados una vez (presumiblemente, la persona que lo marcó) y no parecen haber viajado mucho.

La pregunta que me surgió después, claro está, es por qué no hacíamos algo parecido en Europa, y la respuesta me sorprendió: ¡En Europa lo hacemos desde la llegada del euro! Según la wikipedia, esto del seguimiento de billetes (Currency bill tracking), se hace en muchos países además de EEUU y Canadá, tales como India o Suiza, pero es que desde 2002 hay al menos 4 páginas web que se dedican al seguimiento de los euros. La más famosa es Euro Bill Tracker. Es especialmente popular en Finlandia y Austria, a juzgar por las páginas de estadísticas, sin embargo, los resultados más llamativos no lo son tanto como en EEUU y hay mucho sesgo hacia los dos países que he mencionado. Además no parece tan divertida como la de los yanquis, creo que no puedes incluir notas y todo tiene un regustillo más estadístico que otra cosa. A pesar de todo, se pueden ver algunos recorridos curiosos: http://es.eurobilltracker.com

Otras personas utilizan los billetes de formas muy imaginativas por lo que he encontrado curioseando por ahí. Antonio, por ejemplo, encontró trabajo como repartidor de mercancías escribiendo en los billetes “Es el último que me queda y estoy en paro, si puedes darme trabajo te lo agradeceré inmensamente (y ponía su número de móvil)”.

Una argentina escribe en los billetes que busca novio y pone su email para que la escriban aunque al parecer todavía sigue buscando su media naranja.

Otros, como el ejemplo que aparece en la imagen, utilizan los billetes para mandar mensajes a Emilio Botín.

Personalmente considero que escribir sobre un billete es tan reprobable como hacer un graffiti sobre un monumento; pero analizándolo fríamente es una manera de comunicarse con el resto del mundo. Poner mensajes en los billetes de curso legal se ha hecho siempre y, como tienen valor, nadie los rompe como harían seguramente con un papelito publicitario distribuido en la calle que no gustase. Por otro lado, el billete circula de mano en mano, con lo que el mensaje se difunde quieras que no. La gente escribe frases revolucionarias y los billetes funcionan como flyers gratuitos y muy eficientes. Además, los billetes cambian de mano tan rápidamente que es imposible encontrar al presunto autor del delito. Tranquilamente puedes afirmar que no lo has escrito tú, que te lo entregaron así.

Se pueden encontrar declaraciones de amor, números anotados que tienen que ver con la lotería o un circulito alrededor de una parte del número de serie. También se encuentran oraciones, frases filosóficas, deseos y mensajes desesperados. Otra cosa muy común es ver un numerito que seguramente escribió alguien que estaría contando billetes, para acordarse de cuántos había en la pila hasta ese momento.

Los billetes hablan y nos cuentan historias cuando nos tomamos la molestia de escucharlos.




Reinventando la gallina de los huevos de oro

Las gallinas de los huevos de oro no existen, pero... ¿podemos crearlas? Sí. Aquí explicamos cómo. Luego dependerá de cada uno dar con su propia gallina de los huevos de oro.

Las gallinas de los huevos de oro no existen, pero… ¿podemos crearlas? Sí. Aquí explicamos cómo. Luego dependerá de cada uno dar con su propia gallina de los huevos de oro.

Todos conocemos el mito de la gallina de los huevos de oro. A todos nos gustaría tener unas cuantas gallinas que, día a día, fueran poniendo huevos de oro que nos fueran enriqueciendo. Por desgracia, las gallinas de los huevos de oro no existen.

Pero… ¿podemos reinventar la gallina de los huevos de oro? Tampoco tiene por qué ser una gallina, podría valernos con un gusano que hilara capullos de oro en vez de capullos de seda, o una mariposa con alas de oro.

Seguro que muchos piensan que es descabellado utilizar la naturaleza para crear riqueza. ¿Os suenan de algo las ostras perlíferas? Las ostras crean perlas para proteger su cuerpo de alguna impureza o grano de arenilla que entra dentro de su concha y nosotros nos aprovechamos de las ostras extrayendo sus perlas y vendiéndolas para hacer collares, anillos, pendientes y todo tipo de joyas.

Por desgracia no todas las ostras perlíferas contienen dentro una perla porque no entra alguna impureza en todas ellas que las fuerce a crear la perla a su alrededor, pero incluso eso se ha solucionado introduciendo a la fuerza partículas que fuercen a la ostra a crear la perla.

Ahora ya no te parecerá demasiada tontería lo de plantearse reinventar la gallina de los huevos de oro. ¿Se podrá hacer?

Sí, se puede. Lo único que tenemos que hacer es mirar las posibilidades que ofrece la naturaleza e idear algún sistema para poner a trabajar a cualquier animalejo a nuestro servicio. No solamente podemos criar ostras perlíferas, existen muchas otras posibilidades y, lo mejor de todo, es que están todavía casi todas por descubrir.

Crear nuestra “gallina de los huevos de oro” es posible. Sólo necesitamos algo de imaginación, un poco de ingenio y conocer un poco la naturaleza que nos rodea. Así de sencillo y, a la vez, así de difícil.

Mucha gente no conocerá unos bichejos acuáticos que en España se conocen como frigáneas. Aquí os dejo una breve descripción que os debiera dar una pista sobre como podemos crear nuestra particular “gallina de los huevos de oro”:

Los tricópteros o frigáneas (Trichoptera, del griego trichos, “pelo” y pteron, “ala”) son un orden de insectos endopterigotos (con metamorfosis completa), emparentados con los lepidópteros (mariposas y polillas), cuyas larvas y pupas son acuáticas, y viven dentro de pequeños estuches en forma de tubo que ellas mismas fabrican a base de seda a la que adhieren granos de arena, restos vegetales, etc. Los adultos son voladores, y se caracterizan por presentar dos pares de alas cubiertas de pelos que, en posición de reposo, se pliegan sobre el cuerpo en forma de tejado. Se conocen entre 7.000 y 10.000 especies.

¿No te ha dado ninguna idea la descripción anterior? Vuelvo a remarcarte lo más importante de todo: Las larvas de frigáneas se caracterizan por construir estuches de protección para su abdomen empleando materiales próximos a ellas como granos de arena, fragmentos de materia vegetal e incluso conchas vacías de moluscos.

¿Todavía sigues sin ver ningún negocio potencial? Pues para que compruebes que es posible crear nuestra propia gallina de los huevos de oro, te diré que, desde principios de los años 80, el artista francés Hubert Duprat ha empleado estos insectos para crear algunas maravillosas esculturas que, supongo, venderá a buen precio.

La única genialidad que tuvo Hubert Duprat, es que a él se le ocurrió ofrecer a las larvas de frigáneas diversos materiales como piedras preciosas, lentejuelas, perlas, pequeñas pepitas de oro y de plata, diamantes, zafiros, rubíes, perlas, turquesas, etc.; para que las frigáneas le construyan estuches que podrían pasar enteramente por creaciones de un reputado joyero.

Duprat comenzó su trabajo con larvas a principios del año 1980. Una vez que obtiene las larvas de su ambiente natural (los ríos) son llevadas a su estudio, lugar donde se origina esta mágica creación por el simple procedimiento de meterlas en un acuario donde el fondo está sembrado de todos los materiales anteriormente mencionados.

Las larvas de frigáneas colaboran involuntariamente con Hubert Duprat para crear estas sensacionales esculturas naturales.

Las larvas de frigáneas colaboran involuntariamente con Hubert Duprat para crear estas sensacionales esculturas naturales.

Las pequeñas larvas de frigáneas, caddis o tricópteros, antes de alcanzar su etapa voladora, presentan una morfología de gusano blando, que vive en nuestros ríos y se usa frecuentemente como cebo para la pesca. Son conscientes de su debilidad frente a los depredadores, por lo que se han convertido en pequeños arquitectos dentro de los arroyos: recogen las piedras y palitos que encuentran a su alrededor, y se construyen el estuche en el que estarán seguras uniendo los pedacitos con una especie de hilo de seda. Cuando crezcan, tendrán que abandonarlo y construirse otro más grande, hasta alcanzar su fase adulta, en que saldrán volando y abandonarán el río.

El artista francés Hubert Duprat ha creado su propia gallina de los huevos de oro colocando estas larvas en un entorno poco habitual: sustituye su hábitat de sedimentos fluviales por otro lleno de pepitas de oro, turquesas, corales, lapislázulis, zafiros, perlas, rubís y diamantes. Así, el pequeño arquitecto de los ríos se convierte en joyero. ¿Verdad que es curioso?

Imagina las posibilidades de los estuches una vez son abandonados voluntariamente por sus creadores al hacerse adultos: se pueden vender como colgantes, como pendientes, engarzadas en un anillo, como gemelos para camisas, etc.

¿A que ahora ya no tienes dudas sobre mi afirmación de que podemos reinventar las gallinas de los huevos de oro? Todo es cosa de ponerse a ello como has podido comprobar.