Categoria: Miscelánea

Destripamos el reto del ahorro en 52 semanas

Descubre cómo puedes ahorrar 1.378 euros en tan solo 52 semanas (un año) y descarga una plantilla gratuita para lograrlo.

Descubre cómo puedes ahorrar 1.378 euros en tan solo 52 semanas (un año) y descarga una plantilla gratuita para lograrlo.

Algunos lectores me han preguntado mi opinión acerca del reto de ahorro de las 52 semanas que lleva tiempo apareciendo en varios lugares en la red, principalmente en Estados Unidos.
Pues bien, me parece un concepto interesante y por ello creo que vale la pena analizarlo, destriparlo y ver formas de mejorarlo.
Ante todo diré que me pareció una buena y sencilla idea para ahorrar una buena suma de dinero que podría servir para diversos fines. Pero luego de ir pensando en el reto e ir destripándolo poco a poco, me dí cuenta que encierra una grandísima enseñanza y tiene un efecto acumulativo más que poderoso.

¿En qué consiste el Reto de Ahorro de las 52 Semanas?

Es un reto o desafío muy simple. Consiste en poner dinero durante 52 semanas en una lata, jarro o alguna caja que podamos utilizar.
El reto consiste en poner, cada semana, la cantidad de dinero equivalente al número de semana que nos toca. De este modo, en la semana 1 depositaremos 1 dólar, la semana 23 vamos a depositar 23 dólares y así hasta llegar a la semana número 52, la última que pondremos 52 dólares (el reto original viene de USA, de hecho, tiene hasta página oficial http://www.52weekmoneychallenge.net, por ello hablamos de dólares).
Obviamente, y dado que la paridad entre el euro y el dólar es casi un hecho, podemos tratar de hacer el desafío en euros: 1 euro la primera semana, 2 euros la segunda, 3 euros la tercera y así hasta poner 52 euros la semana 52.

¿Por qué debería tratar de superar el reto?

En primer lugar, porque dudo que alguien no quiera tener al finalizar el año exactamente 1.378 euros. Una cantidad importante que podría utilizarse para empezar a invertir, para pagar unas vacaciones o simplemente para tener una paga extra y encarar la cuesta de enero con optimismo. Si sumas 1+2+3+ … +25+26+27+ … +50+51+52 verás que salen 1.378 euros.
En segundo lugar, porque es un método sencillo que, si realmente lo aplicamos, sentimos que vamos progresando, hasta llegar a cantidades un poco más grandes, mientras nos va dando tiempo para analizar cómo hacer para tener o conseguir el próximo dinero necesario para depositar cada semana.
En tercer lugar, porque si por alguna razón debemos parar o no podemos seguir ahorrando, contamos con un dinero que, en caso contrario, nunca íbamos a ahorrar si no teníamos el hábito. Solo como ejemplo, si dejáramos de depositar dinero en la semana 35, tendríamos un total de 630 euros, una suma más que interesante.
Pensado fríamente, el desafío es sencillo, práctico e ideal para comenzar a adquirir unos hábitos positivos en relación al ahorro.

¿Cómo puedo conseguirlo?

Lo mejor del desafío es que una semana da tiempo suficiente como para analizar cómo hacer para ir consiguiendo a largo plazo ese dinero a depositar cada semana. El truco es ir cumpliendo cada semana y que nos vaya quedando algo para tener que hacer menos sacrificios la semana siguiente.
Voy a poneros un ejemplo de lo que podría hacer yo para ir cumpliendo semanalmente y de paso ir ahorrando algo para la semana siguiente:
La primera semana está chupado, dejo de tomarme un café (en España suelen rondar por 1,20 euros) y todavía me sobran 20 céntimos que me ayudarán a conseguir los 2 euros de la siguiente semana.
Si lo pienso fríamente, si dejo de tomarme uno sólo de los varios cafés que me tomo al día en el bar, ahorraré 1,20 euros diarios, lo que suponen un total de 8,40 euros semanales. Sólo eso me da para poder cumplir el reto las tres primeras semanas (1+2+3 y me quedan 2,40 euros de remanente para la cuarta semana).
Cuando me toque la cuarta semana, como ya tengo 2,40 euros sólo necesito otros 1,60 para conseguir los 4 euros de la cuarta semana. Calculo entonces cuantos cigarrillos puedo dejar de fumar al día y cuanto puedo ir ahorrando semanalmente en ese concepto y así voy recortando gastos que me permitan ir ahorrando. Cuando todos mis vicios como ir a cenar fuera el sábado, ir al cine de vez en cuando, etc. se hayan acabado y no pueda recortar más en vicios, pasaré a ver de ahorrar por otros lados como llamar a la compañía del teléfono para ver si tienen rebajas sobre la tarifa que pago en la actualidad y cuanto puedo ahorrar al mes/año. También puedo recortar en gasolina yendo a trabajar en transporte público o cosas similares.
Llegará sin duda un momento que no podamos recortar más nuestros gastos fijos para cumplir el reto semanal y entonces habrá que utilizar la imaginación como vender algo que no se use para conseguir dinero o ponerme a dar clases particulares, etc.
Otra opción sería empezar a comprar las llamadas marcas blancas cuando vamos a hacer la compra. Si en vez de comprar el detergente X nos pasamos al detergente Y (que prácticamente lava lo mismo de bien, o de mal, según se mire) ahorramos céntimos que se convierten en ahorro al multiplicar por todas las unidades de detergente que compremos.
Si no sabes cómo conseguir más dinero recortando gastos, fabrícalo. Te voy a poner un ejemplo, el primero que se me pasa por la cabeza. Eres mujer y tienes que cortarte el pelo. ¿Por qué en lugar de ir a la peluquería, que te cuesta un pastón, no le propones a tu amiga la peluquera que tú cuidas a sus niños una tarde y a cambio ella te corta el pelo? A continuación metes el dinero que te hubieras gastado en la peluquería en la hucha porque no deja de ser un dinero que no tienes que gastar.
Otro ejemplo: Eres autónomo y te dedicas a hacer páginas web. ¿Por qué no proponerle al que te lleva la contabilidad que le lleves tú el mantenimiento de su página web a cambio que él te lleve a ti tu contabilidad gratis? Ya has “fabricado dinero” que como es un gasto que no vas a tener que hacer, puedes meter directamente en la hucha.
Como ves, es relativamente sencillo cumplir el reto, al menos en teoría. Aprender a recortar gastos y desarrollar la imaginación y la inventiva sobre como conseguir dinero e ir creando poco a poco un hábito de ahorro puede ser una enorme y gratificante lección que iremos asimilando poco a poco.
Además, el ahorro que somos capaces de conseguir se va acelerando. Algo tan simple como dejar de tomar un café al día supone al año (1,20×365 días=438 euros) ¡Eso son 29 semanas del reto!

¿Algunos consejos?

Creo que este desafío podría ser más que interesante en pareja, de forma que cada semana, los dos se encarguen de depositar la mitad del dinero correspondiente a la semana, algo que se vuelve sumamente sencillo al dividir fuerzas.
Mejor aun si cada uno intenta cumplir el desafío por su parte. Mutuamente se pueden ir espoleando si consiguen ahorrar más que el otro, pero a su vez se pueden dar ánimos para no rendirse y también se pueden ir dando consejos sobre como lo van consiguiendo para que el otro pueda hacer lo mismo.
No tiene porqué ser tu pareja, puedes buscar un amigo o amiga y retaros mutuamente. Podría servir también para que un grupo de estudiantes pudiera ahorrar para irse de viaje de fin de curso, etc. Lo importante es hacer el reto con alguien pues sin duda ayuda mucho.
Os recomiendo colocar el dinero en un frasco de vidrio en un sitio muy visible, como la mesa de la cocina, el despacho o la puerta de casa para que no olvides que cada semana tienes el compromiso de sumar, sea como sea, la cantidad que te toque. Observarás que el bote te mira acusadoramente cuando no cumplas con él.
Para agregar un poco de incertidumbre puedes ahorrar un poco más de lo indicado para que la suma ahorrada varíe al final.
Debes ir previendo la forma de ahorrar por semanas cuando las sumas aumenten para que no te sea tan difícil.
Puedes empezar a vivir una vida solamente un poquito más frugal que hasta ahora, reduce tus gastos, aumenta tus ingresos o “fabrica el dinero como sea”.
Te verás tentado a gastártelo, todos tenemos esa recaída, pero puedes comenzar de nuevo y, la segunda vez, meterlo en el banco para no gastártelo.
Flexibiliza el uso de este desafío, cuando no puedas hacer los depósitos respectivos porque tus ingresos no dan para más, puedes detenerte hasta que te veas capacitado de afrontar la siguiente semana (mientras vete pensando como aumentar tus ingresos).
El sueldo se suele pagar mensualmente en España, así que tendrás que prever el ahorro semanal que tendrás que hacer para cada mes.
No es necesario que empieces el reto el 1 de enero. Esta misma semana puede ser la primera y que para ti el año acabe cuando hayan pasado 52 semanas. Hago un inciso jocoso para comentaros que un amigo me dijo que tendría que esperar a hacer el reto hasta el 1 de enero del próximo año porque ya estábamos en febrero… (sin duda la mejor excusa para no intentar el reto aunque se nos note que en realidad pasamos del reto y no queremos aceptar el desafío).

¿Ventajas de intentar el Reto del Ahorro de las 52 Semanas?

La intención del reto es que empezar a ahorrar sea fácil: al principio se requiere muy poquito esfuerzo. Es parte del atractivo: empezar poco a poco, sin que suene como algo que no podamos hacer.
Pero también el reto de ahorro nos pide un compromiso mayor a medida que vamos adquiriendo el hábito. Por ello las semanas siguientes serán bastante más retadoras que al principio, pero se trata precisamente de comprometernos. De ver que sí se puede, y entonces poner mayor esfuerzo para lograr la meta.
El incremento es bastante lineal. Para mucha gente sí es fácil ahorrar entre 1 y 10 euros cada semana por lo cual al principio no costará trabajo y eso levantará mucho los ánimos para seguir el reto hasta el final y cumplirlo.
Para las personas a las cuales les gustan los juegos y los desafíos y, además, les cuesta trabajo ahorrar, el reto del ahorro puede ser una motivación interesante, por lo cual no veo por qué no intentarlo.

Si no puedes cumplirlo, adáptalo a tus posibilidades

Con la crisis, hay gente que nos mostrará sus bolsillos vacíos, hay gente que por estar en paro o por tener un sueldo miserable no podrá ni plantearse el reto. En ese caso, les aconsejo cambiar el reto y adaptarlo a sus posibilidades.
Si no puedes ahorrar un 1 euro semanal ahorra de 50 en 50 céntimos, o de 20 en 20, o de 10 en 10 o, incluso de 1 en 1 céntimo.
También puedes hacer que el ahorro en vez de semanal sea mensual (acabando en 52 euros mensuales 52 meses después) o comprométete a ir realizando el reto a la medida de tus posibilidades (si tardas dos semanas en subir un escalón, que se le va a hacer, tu economía no da para más).
Si dividimos los 1.378 euros entre 52 semanas nos salen 26,5 euros semanales. Dicho de otra forma, en lugar de ir subiendo, comprométete a ahorrar 26,5 euros semanales y llegarás al mismo resultado.
Si dividimos los 1.378 euros entre 12 meses nos sale que deberemos ahorrar 114,84 euros mensuales (redondeando) para cumplir el reto.
Si dividimos los 1.378 euros entre 365 días supone que debemos conseguir unos 3,78 euros diarios para conseguir superar el desafío.

¿Vas a seguir el reto del ahorro durante este año? Algunas ideas

Resulta obvio que, con algunos ajustes, el resultado es mejor. Si ya estás acostumbrado a ahorrar, sería recomendable que te plantearas intentar hacerlo a la inversa, es decir, ahorrar cantidades decrecientes, ya que así se obtienen resultados inmediatos notables. La primera semana, entonces, debes ahorrar 52 euros; la segunda, 51; y para la última semana, la 52, sólo aportarás un euro.
Si lo haces de esta manera el resultado es inmediato, ya que en apenas seis semanas habrás ahorrado 297 euros (contra los 21 euros de la versión original) y eso te motivará, porque sabrás que cuentas con ahorros adicionales.
Además, al cambiar el reto estarías aprovechando el impulso inicial –como bien sabes, son pocos los seres humanos que siguen con el mismo entusiasmo a lo largo de un reto de año nuevo-, y te resultaría menos pesado ahorrar menos cantidad de dinero cuando la motivación y el compromiso van en declive.
Sea cuál sea la versión que más se adapte a tu estilo de vida, lo importante es que elijas ahorrar, ya que se trata de un excelente hábito de vida que puede sacarte de problemas inesperados.

El poder acumulativo del Reto

No es ninguna tontería el gran poder acumulativo del Reto. Se van aprendiendo importantes lecciones que pueden mejorar tu economía a corto plazo. Volviendo al ejemplo de cómo lo haría yo y a dejar de tomar uno solo de los muchos cafés que me tomo al día supone al año (1,20×365 días=438 euros). Con un solo cambio que soy perfectamente capaz de hacer, casi he conseguido un 0,32% del reto.
Si lo piensas fríamente, a poco que hagas cinco o seis pequeños cambios, podrás terminar el reto sin problemas.
Pero no sólo eso, seguramente, si te has acostumbrado a dejar de tomar un café al día (o incluso si te lo tomas en casa en vez de en el bar) lo más probable es que el próximo año no necesites tomarte ese café y ahorres lo mismo que este año.
Si para ahorrar este año intentando cumplir el reto has renegociado con tu compañía de teléfono unas tarifas más bajas, ese ahorro también lo tendrás el próximo año y el próximo, y el siguiente…
Cada escalón que vas subiendo por el reto de las 52 semanas supone ir mejorando enormemente tu economía sin darte cuenta. Los próximos años quizá decidas no volver a intentar hacer el reto, pero el poder acumulativo del reto te hará la vida más fácil, cada vez llegarás mejor a fin de mes y dejarás de decir eso de “tengo demasiado poco sueldo para tanto mes”.
Quizá la gran enseñanza del desafío o reto de las 52 semanas es que suprimiendo pequeños gastos inútiles o no necesarios, vamos cerrando a pasos agigantados el gran agujero negro que se come nuestro sueldo sin darnos cuenta.
Pensándolo despacio te darás cuenta que cada pequeño paso que das semana a semana, puede ser un gran paso en años venideros.

¿Intentamos mejorar los resultados del reto?

Sin duda para una gran mayoría, el desafío de las 52 semanas va a suponer un gran esfuerzo. ¿Y si tratamos de mejorar los resultados de nuestro esfuerzo?
En lugar de ir metiendo el ahorro semanal en un frasco de vidrio, ¿por qué no lo vas metiendo en una cuenta remunerada aunque solo te den el 1%? No hace falta que lo metas todas las semanas, vale con que vayas haciendo ingresos mensuales. No es que te vayas a hacer millonario, pero vas ganando intereses del dinero depositado y quizá te encuentres con 8 o 10 euros más al final del reto (y de paso te ahorras la tentación de desvalijar el bote que tienes en casa en un momento de debilidad).
Otra posibilidad es que vayas metiendo el dinero en un fondo de inversión comprando participaciones semanalmente. En acciones por desgracia no se puede hacer porque las comisiones de compra lo impiden, pero en un fondo de inversión lo puedes hacer perfectamente siempre que no sea un fondo de inversión que te pida mínimos de inversión.
Yo me he cogido un archivo Excel y he hecho varias pruebas. No son para tirar cohetes porque el año 2014 fue más bien malo bursátilmente hablando, pero he llegado a conclusiones interesantes.
Para hacer las pruebas utilicé los datos del Fondo Naranja IBEX 35 (Pudiera haber sido cualquier otro, pero ese fondo replica el IBEX y además tiene relativamente bajas comisiones y permite ir invirtiendo cantidades pequeñas y podía encontrar los valores de liquidación con facilidad). Para más datos fui cogiendo los valores de liquidación de los viernes para que no me acusen de haber elegido los mejores días para realizar el estudio. Cada semana he ido calculando las participaciones que hubiera comprado con el VL correspondiente.
La primera de todas las conclusiones es que es muy importante invertir en fondos de una determinada manera teniendo en cuenta si el año es alcista o bajista.
El 2014 fue de pendiente alcista, por ello se perdió dinero invirtiendo semanalmente de la forma tradicional (1+2+3+…+50+51+52 euros). Concretamente a final de año se conseguían 87,364407 participaciones que a 2 de enero valían 1373,36847 euros. Hubiéramos perdido casi 5 euros con respecto a los 1378 euros ahorrados en el bote.
Sin embargo la cosa cambiaría mucho si invirtiéramos el orden semanal de compra de participaciones (52+51+50+…+3+2+1 euros) porque en ese caso tendríamos a final de año 89,5666882 participaciones con un valor de 1407,99138 euros. Dicho de otro modo, hubiéramos ganado casi 30 euros respecto a lo acumulado en el bote y también bastante más que si lo hubiéramos metido en la cuenta remunerada.
¿Por qué ocurre esto? Es muy sencillo. Si la pendiente anual del fondo es alcista, conviene invertir lo máximo posible a primeros de año (52+51+50…) porque las participaciones valen menos dinero que a final de año. Así, vamos comprando más participaciones a precios bajos y menos participaciones a medida que van subiendo de valor.
Por el contrario, si se espera que el año sea bajista, conviene invertir con el orden (1+2+3+…) ya que los valores liquidativos irán bajando e iremos comprando más participaciones conforme el VL baje.
Para finalizar, se puede emplear un truco para maximizar todavía más el rendimiento. Si el año es alcista, las semanas que suba el VL no invertimos en el fondo y las ahorramos, mientras que las semanas que baje el VL invertimos lo de esa semana más las semanas que hemos ahorrado sin invertir.
Si lo hubiéramos hecho así, con el orden semanal inverso (52+51+50+…) y ahorrando las semanas que el VL suba e invirtiendo todo lo ahorrado hasta el momento, hubiéramos obtenido a final de año 90,168141 participaciones con un valor de 1417,44317 euros. Es decir 39,44 euros más que dejando el dinero en el bote de cristal.
Además de este último truco, hay otro que puede incrementar el beneficio, pero no me he tomado la molestia de calcularlo. Yo hice todos los cálculos y pruebas con los VL del viernes que suele ser un día alcista estadísticamente. Si lo hubiera hecho los lunes o los miércoles, el beneficio y el número de participaciones seguramente hubiera sido mayor ya que esos días suelen ser estadísticamente bajistas.

Aquí tienes la plantilla

Descarga la plantilla para seguir el reto de las 52 semanas pinchando aquí.

¿Algún comentario o sugerencia?

Para acabar, si este artículo te ha servido de ayuda, házmelo saber en los comentarios y difúndelo en las redes sociales pinchando en los botones. ¿Estás dispuesto a asumir el reto del ahorro de las 52 semanas? ¿Animarías a tus amigos a competir entre vosotros en este desafío? ¿Tienes alguna idea u opinión sobre el reto que consideras interesante comentar? Todos los lectores estarán encantados de leer vuestros comentarios, ideas y sugerencias.




La Cuádruple Hora Bruja o Freaky Friday

Antes o después oirás hablar de la Cuádruple Hora Bruja, pero… ¿por qué es tan importante este día en los mercados?

Antes o después oirás hablar de la Cuádruple Hora Bruja, pero… ¿por qué es tan importante este día en los mercados?

Como siempre me han gustado las curiosidades, os diré que la Cuádruple Hora Bruja, aunque muy pocos los saben, es una sesión a la que también se llama Freaky Friday. Esta última definición se refiere directamente a los movimientos “raros” que se dice hacen los mercados en esta sesión. Freaky (adjetivo) significa raro o estrafalario y Friday (sujeto) significa viernes. Por tanto, Freaky Friday viene a ser un viernes raro o viernes estrafalario.

Para explicarlo de una forma que todos puedan entender, podríamos equiparar la Cuádruple Hora Bruja a una jornada en la que las carreteras vivieran de forma simultánea una operación salida y otra operación retorno. ¿Puedes imaginarlo? Inmensos atascos en los dos sentidos, locos del volante intentando hacer de las suyas pero sin poder hacer el loco porque el inmenso tráfico no les deja, accidentes de tráfico que incluso pueden ser en ambos sentidos y en el mismo punto de la carretera que provocan todavía mas desbarajuste, guardias civiles que no sabrán si ponerse a dirigir el tráfico o ponerse a multar a los locos del volante que intentan adelantar por el arcén, etc., etc., etc. Si eres capaz de imaginarlo verás que la realidad es que va a haber mucho tráfico en esa jornada y un montón de problemas. Ahora traslada todo lo que has imaginado a la bolsa e imagínate el tráfico bursátil que puede llegar a haber, repentinas subidas de precio seguidas por repentinas bajadas, un inmenso volumen de negociación, una volatilidad por las nubes, etc.

Este fenómeno aumenta enormemente el nerviosismo de los inversores, lo que, traducido para los novatos, significa que en bolsa todo puede cambiar mucho en uno de estos días especiales, ya sea para bien o para mal.

El tercer viernes del último mes de cada trimestre del año son días especiales para la bolsa. Aunque para cualquier persona este es un día normal y corriente, en el mundo de la bolsa es un día especial que se conoce como “Cuádruple Hora Bruja”. Pero, ¿por qué es tan importante este día en los mercados?

Tradicionalmente se utilizaba el término “Triple Hora Bruja” para designar al tercer viernes de marzo, junio, septiembre y diciembre, meses en los que vencen los contratos trimestrales de opciones y futuros sobre índices y las opciones sobre acciones. Posteriormente, tras el lanzamiento de los futuros sobre acciones la famosa hora bruja ha pasado a denominarse “cuádruple”. Hoy en día, además, los vencimientos mensuales también acumulan posición abierta y, por tanto, también el tercer viernes de cada mes tiene su “hora bruja”.

El término Cuádruple Hora Bruja se ha ido haciendo muy popular entre inversores y operadores debido a la intensidad, tensión y hasta emoción con que se espera y vive ese momento y sus, a veces, notables consecuencias.

La razón para adjudicarle el calificativo de “bruja” a esa hora o día no es otra que el supuesto extra de volatilidad que, durante un periodo corto de tiempo, se produce en los precios de los valores cotizados.

El día de la cuádruple hora bruja ocurre cuatro veces al año: el tercer viernes de Marzo, el tercer viernes de Junio, el tercer viernes de Septiembre y el tercer viernes de Diciembre, es decir, el tercer viernes del último mes de cada trimestre. Para la bolsa es un día especial porque en esos días vencen los contratos de derivados financieros, es decir, contratos de futuros sobre acciones e índices de la bolsa. Un derivado financiero es un producto cuyo precio depende de otro activo. Son contratos que se hacen a futuros y pueden ser tanto de venta como de compra.

Por poneros un ejemplo yo puedo comprar un derivado financiero de acciones del Santander que me permitirá comprar acciones a 6€ dentro de 3 meses. Supongamos que ese derivado cuesta 1€. Si dentro de tres meses la acción cuesta 8€, ejerceré mi derecho de compra y compraré acciones que valen a 8€ por 6€. Mi ganancia será de 1€ (2€ de ganancia por acción menos 1€ que me ha costado el derivado). Si por contra, la acción vale 4€, no ejerceré mi derecho (porque no voy a pagar 6€ por algo que cuesta 4€ en el mercado) y mi perdida será el euro que me ha costado ese derivado.

Todos estos derivados de los que hay infinidad en los mercados financieros vencen el día de la cuádruple hora bruja y originan un volumen de operaciones brutal que se suele traducir en una alta volatilidad (es decir que los precios bajan y suben mucho y, además, lo hacen muy rápidamente).

El nerviosismo de los inversores esos 4 días del año aumenta y el mercado, por decirlo de alguna manera, se distorsiona originando bruscas variaciones de precios y alta tensión en los mercados. Es por ello, que en estos días, cualquier noticia negativa referente a la economía puede ser una bomba bursátil que desate el pánico entre los inversores ya que los mercados están más sensibles de lo normal, es un día en el que el nerviosismo entra de lleno en los mercados financieros.

Las cuatro semanas del año en las que se produce el vencimiento trimestral de opciones y futuros sobre índices y acciones, conocido como Cuádruple Hora Bruja, se consideran históricamente semanas alcistas y, en concreto, de la sesión del viernes en que se produce este vencimiento se asegura que es una jornada de mucha volatilidad y elevado volumen. Sin embargo y como dice el refrán, los mitos están para desmontarlos o, al menos, relativizarlos, pero lo que sí suele ser cierto es que las sesiones brujas suelen marcar la tendencia de las siguientes semanas.

La Cuádruple Hora Bruja, aunque muy pocos los saben, como ya he dicho al principio, es una sesión a la que también se llama Freaky Friday. Esta última definición se refiere directamente a los movimientos “raros” que se dice hacen los mercados en esta sesión. No obstante, hay quienes no están de acuerdo con que así sea: Los futuros están estrechamente marcados por los especuladores mientras hacen el roll-over de las posiciones, pero éste suele producirse durante las tres o cuatro sesiones anteriores al vencimiento. Por tanto, el cierre de las posiciones que vencen el viernes se realiza antes de que el vencimiento llegue a su fin. Muchos analistas la consideran un mito mientras que otros esperan con emoción (y otros con miedo) su llegada.

Se denomina cuádruple porque se da el vencimiento trimestral de futuros y opciones, de índices bursátiles y de acciones. Suele ser una jornada con movimientos extraños, de mucho volumen y alta volatilidad. Esto es debido a que muchos inversores cierran sus posiciones y abren otras nuevas de cara al siguiente trimestre.

La Cuádruple Hora Bruja o Freaky Friday ocurre cuatro veces al año; el tercer viernes de Marzo, Junio, Septiembre y Diciembre (meses en los que termina un trimestre).

El vencimiento de derivados no se produce simultáneamente en el mundo ni por subyacentes. Los horarios de los principales vencimientos son estos:

* A las 12.00h. Futuros y opciones sobre el EuroStoxx.

* A las 13.00h. Futuros y opciones sobre el Dax.

* A las 14.30h. Futuros Mini Nasdaq, Mini Russell, Mini SP, Mini Dow.

* A las 16.00h. Futuros y opciones CAC-40.

* A las 16.45h. Futuros sobre el Ibex y Mini-Ibex y opciones.

* A las 17.35h. Futuros sobre Acciones de MEFF.

Por ejemplo, en el mercado español, el Precio de Liquidación del futuro Ibex 35 se calcula como la media aritmética del índice Ibex 35 entre las 16:15 y las 16:45 de la fecha de vencimiento, tomando un valor por minuto. Durante este periodo, los operadores que arbitran entre contado y derivados tienen que deshacer su posición en el mercado de contado a razón de una trigésima parte de la cartera por minuto durante 30 minutos.

El motivo de hacerlo así es para replicar lo más posible el precio de liquidación del futuro. Su objetivo es lograr que su posición de contado se deshaga al mismo precio que MEFF liquida los futuros y lograr así un arbitraje perfecto en el que el precio de futuro es igual al precio de contado en el día de vencimiento. Esta operativa trae como consecuencia, en general, un extra de volumen negociado en el mercado de contado en los valores subyacentes de derivados y de volatilidad en sus precios especialmente durante esa media hora.

Las consecuencias de la “cuádruple hora bruja” son un aumento de volumen, que trae consigo un incremento de la volatilidad, lo que se traduce en jornadas habitualmente muy inestables. También es una importante ocasión que aprovechan los inversores para tomar posiciones trimestrales, pues marca la tendencia de los índices a corto plazo.

Conviene destacar que la Cuádruple Hora Bruja del mes de diciembre suele ser la más importante de todas ya que cierra el año fiscal. Muchos operadores dan por cerrado el año y se largan de vacaciones a pasar las navidades con la familia dando por finalizado el año y no vuelven hasta mediados de enero.

A medida que nos vamos acercando a esa sesión se produce mucha manipulación por parte de los grandes operadores, por parte de los grandes tenedores de opciones, tanto de compra como de venta, en la que intentan llevar a un determinado índice o acción a un determinado lugar.

Como dije antes, las consecuencias pueden ser terribles pues la “Cuádruple Hora Bruja” suele crear jornadas bursátiles inestables en las que los índices pasan de las ganancias a las pérdidas en breves momentos. Por si fuera poco, los inversores aprovechan para tomar posiciones para el siguiente trimestre lo que provoca una tendencia indefinida a corto plazo. Además, los grandes inversores, tratan de influir en la evolución de acciones e índices en los momentos previos al vencimiento para ganar más dinero cuando ocurra el cierre. En el mercado de derivados, se gana o se pierde dinero en función del comportamiento de los activos subyacentes que sirven como base para crear las opciones o futuros.

Resumiendo y a modo de consejo:

1.- Marcar en el calendario los días del año que ocurre esto.

2.- Evitar operar las tardes del tercer viernes de cada mes y, sobre todo, el tercer viernes de los meses que terminan cada trimestre.

3.- Procurar no tener ninguna orden de compra o venta activa en ese momento, se os ejecutará y puede que no sea al precio más recomendable para vuestros intereses.

4.- Eliminar los stops-dinámicos y los stop-loss programados hasta que pase todo el ruido y el mercado vuelva a su posición de estabilidad.

5.- El volumen de negocio de ese día (e incluso de esa semana) no se contabilizará o no se tendrá muy en cuenta.

6.- Las medias móviles exponenciales de corto plazo se distorsionarán y darán lecturas falsas.

Para finalizar, algunas observaciones:

Desde luego es un día muy indicado para estar pendiente de la bolsa, porque lo que apuesten los inversores de futuros y opciones para los próximos tres meses, es muy posible que se acabe cumpliendo.

Curiosamente y para los amigos de las estadísticas, la semana anterior suele ser bajista y la del último vencimiento del ejercicio alcista, ya que muchos operadores dan el año por finalizado, calculando los bonus sobre resultados para empezar a disfrutar de las fiestas, dedicándose a ajustar las carteras, en muchos casos por motivos fiscales, y a preparar la estrategia de inversión para el próximo año.

Personalmente considero la Cuádruple Hora Bruja un poco un mito y prefiero ampliar el concepto a la semana de la Cuádruple Hora Bruja, pero no cabe duda que el viernes (y por ampliación todos los días de esa semana) suelen ser emocionantes y pueden pasar muchísimas cosas.

Para acabar si este artículo te ha servido de ayuda, házmelo saber en los comentarios y difúndelo en las redes sociales pinchando en los botones. ¿Crees en la Cuádruple Hora Bruja o te parece un mito? ¿Ganaste o perdiste mucho dinero ese día? ¿Operas o prefieres quedarte quieto? ¿Tienes alguna idea u opinión que consideras interesante comentar? Todos los lectores estarán encantados de leer vuestros comentarios, ideas y sugerencias.




El dinero habla

Los billetes hablan y nos cuentan historias cuando nos tomamos la molestia de escucharlos.

Los billetes hablan y nos cuentan historias cuando nos tomamos la molestia de escucharlos.

Siempre recordaré un cuento corto de Cornell Woolrich titulado “El dinero habla”. Cornell George Hopley-Woolrich, más conocido por sus seudónimos William Irish o George Hopley (1903 – 1968), fue un escritor estadounidense de novelas policíacas y de misterio.

“El dinero habla” me encantó por el ingenio desplegado por un abogado de dudosa moralidad que evita que ingrese en la cárcel un ladronzuelo acusado de robar unos billetes y por la idea de que el dinero, en concreto los billetes, siempre acaban hablando. No os cuento la historia porque recomiendo su lectura, es un cuento breve muy entretenido donde Cornell Woolrich nos acaba haciendo pensar.

Todo esto viene a que hoy voy a tocar en el blog el tema de los billetes que hablan, billetes que cuentan historias, billetes usados como forma de publicidad, etc. y, dándole vueltas al tema, me gustaría que los billetes pudieran hablar y contar tantas y tantas historias acontecidas a las personas que los han tenido en sus manos.

Por suerte o por desgracia, los billetes nos cuentan historias, pero solamente nos dan pequeñas pistas de las historias que tenemos, forzosamente, que completar con nuestra imaginación.

¿A vosotros nos os gustaría conocer las historias que encierran los billetes? Si los billetes hablaran, podrían contarnos montones de historias: divertidas, trágicas, románticas, nostálgicas, curiosas, innovadoras… Dejando al margen leyendas urbanas (o quizá no lo sean tanto) sobre las trazas de cocaína que hay en un porcentaje determinado de billetes y la cantidad de microbios y guarrerías que deben acumularse encima, ¿quién no ha pensado alguna vez en lo curioso que sería poder seguir las aventuras de un billete en concreto?

La idea de escribir en los billetes no es nueva. Por ejemplo, escribir mensajes políticos sobre los billetes de curso legal se ha hecho siempre, en todas partes. Escribir sobre un billete es fácil y, como tiene valor, nadie lo rompe como haría con una octavilla que no le gustase. Y el billete circula de mano en mano, con lo que el mensaje se difunde. Tanto es así que, en muchos países hay circulares de los bancos centrales que advierten sobre los billetes con mensajes políticos. En India, por ejemplo: “Cualquier billete en el que haya escrito algún eslogan o mensaje de carácter político deja de ser moneda de curso legal y el derecho sobre tal billete será rechazado…”. En Israel, los bancos advirtieron que no aceptarían ni un solo billete marcado con una frase subversiva. Recuerdo haber visto monedas con las palabras “Pujol Catalunya” grabadas sobre la cara de Franco. Y, lustros después, billetes con la demanda de “Llibertat, amnistia i Estatut d’autonomia!”. No sé si los bancos tenían instrucciones de no aceptarlos, pero, los aceptasen o no, circulaban con toda normalidad. Ayer eran nuestros abuelos y nuestros padres los que escribían sobre los billetes y ahora nos toca a nosotros.

Podemos encontrar frases divertidas como “Me sobra mes a final de sueldo”, pequeños pataleos ciudadanos como “Se alquila esclavo económico” o denuncias sociales del tipo “No es una crisis, es una estafa”.

Yo mismo, cuando era joven, inocente de mí, me dio por hacer una pequeña marca en algunos billetes para comprobar si con el tiempo algún billete volvía a mis manos (y, por desgracia, nunca volvió ninguno a mis manos).

Que yo sepa, sin perjuicio del interés que tiene el Banco de España en preservar la calidad de los billetes en circulación, no hay en principio ninguna disposición en nuestro ordenamiento jurídico que prohíba expresamente escribir sobre los billetes.

Algunas personas hacen publicidad gratuita en los billetes que consiste en escribir una dirección web en los billetes. Puede parecer una idiotez, pero a la larga pudiera ser una publicidad efectiva teniendo en cuenta que los euros viajan por muchos países. Cuanto más pequeño es el billete más cambia de manos, por lo que imagino que los de 5 euros serán los mejores. Los que hacen este tipo de publicidad, por lo que he comprobado, escriben por la cara mate y, como el billete se suele dar por la cara brillante poca gente se da cuenta cuando lo entregas, pero luego cuando en casa se den cuenta es muy probable que les entre la curiosidad y miren la web o quizá no, no lo sé.

Se han hecho intentos para seguir la pista a los billetes. Quizá algún lector del blog recuerde que Jesús Hermida, cual visionario adelantado a su época, intentó seguirle la pista a un billete de mil pesetas cuando tenía un programa en TVE. La verdad es que nunca supe cómo acabó esa historia, pero se me quedó grabado y supongo que a todos nos gustaría seguir la pista a los billetes que pasan por nuestras manos.

En Estados Unidos circulan billetes con un sello rojo que dice “track this bill” y facilita la dirección de la página web “Where’s George?”. Eso demuestra que a más de uno nos pica mucho la curiosidad. ¿Por cuántas manos habrá pasado mi billete? ¿Qué lugares habrá recorrido? Está claro que sólo una parte de las personas por las que ha pasado el billete se da cuenta del mensaje, y menor número aún el que se toma la molestia de “ficharlo” en Internet, pero aún así la intriga es muy emocionante.

La página en cuestión se llama “Where’s George?” porque la mayoría de los billetes en seguimiento son de un dólar (el que tiene la cara de George Washington). Sólo hay que registrarse en la susodicha página e introducir los datos del billete (denominación, número y serie) y, además, te animan a que incluyas notas sobre el estado del billete, cómo lo conseguiste, dónde te lo has gastado, etc.

Los resultados, lo reconozco, suelen ser bastante decepcionantes. La inmensa mayoría de los billetes sólo han sido registrados una vez (presumiblemente, la persona que lo marcó) y no parecen haber viajado mucho.

La pregunta que me surgió después, claro está, es por qué no hacíamos algo parecido en Europa, y la respuesta me sorprendió: ¡En Europa lo hacemos desde la llegada del euro! Según la wikipedia, esto del seguimiento de billetes (Currency bill tracking), se hace en muchos países además de EEUU y Canadá, tales como India o Suiza, pero es que desde 2002 hay al menos 4 páginas web que se dedican al seguimiento de los euros. La más famosa es Euro Bill Tracker. Es especialmente popular en Finlandia y Austria, a juzgar por las páginas de estadísticas, sin embargo, los resultados más llamativos no lo son tanto como en EEUU y hay mucho sesgo hacia los dos países que he mencionado. Además no parece tan divertida como la de los yanquis, creo que no puedes incluir notas y todo tiene un regustillo más estadístico que otra cosa. A pesar de todo, se pueden ver algunos recorridos curiosos: http://es.eurobilltracker.com

Otras personas utilizan los billetes de formas muy imaginativas por lo que he encontrado curioseando por ahí. Antonio, por ejemplo, encontró trabajo como repartidor de mercancías escribiendo en los billetes “Es el último que me queda y estoy en paro, si puedes darme trabajo te lo agradeceré inmensamente (y ponía su número de móvil)”.

Una argentina escribe en los billetes que busca novio y pone su email para que la escriban aunque al parecer todavía sigue buscando su media naranja.

Otros, como el ejemplo que aparece en la imagen, utilizan los billetes para mandar mensajes a Emilio Botín.

Personalmente considero que escribir sobre un billete es tan reprobable como hacer un graffiti sobre un monumento; pero analizándolo fríamente es una manera de comunicarse con el resto del mundo. Poner mensajes en los billetes de curso legal se ha hecho siempre y, como tienen valor, nadie los rompe como harían seguramente con un papelito publicitario distribuido en la calle que no gustase. Por otro lado, el billete circula de mano en mano, con lo que el mensaje se difunde quieras que no. La gente escribe frases revolucionarias y los billetes funcionan como flyers gratuitos y muy eficientes. Además, los billetes cambian de mano tan rápidamente que es imposible encontrar al presunto autor del delito. Tranquilamente puedes afirmar que no lo has escrito tú, que te lo entregaron así.

Se pueden encontrar declaraciones de amor, números anotados que tienen que ver con la lotería o un circulito alrededor de una parte del número de serie. También se encuentran oraciones, frases filosóficas, deseos y mensajes desesperados. Otra cosa muy común es ver un numerito que seguramente escribió alguien que estaría contando billetes, para acordarse de cuántos había en la pila hasta ese momento.

Los billetes hablan y nos cuentan historias cuando nos tomamos la molestia de escucharlos.




Reinventando la gallina de los huevos de oro

Las gallinas de los huevos de oro no existen, pero... ¿podemos crearlas? Sí. Aquí explicamos cómo. Luego dependerá de cada uno dar con su propia gallina de los huevos de oro.

Las gallinas de los huevos de oro no existen, pero… ¿podemos crearlas? Sí. Aquí explicamos cómo. Luego dependerá de cada uno dar con su propia gallina de los huevos de oro.

Todos conocemos el mito de la gallina de los huevos de oro. A todos nos gustaría tener unas cuantas gallinas que, día a día, fueran poniendo huevos de oro que nos fueran enriqueciendo. Por desgracia, las gallinas de los huevos de oro no existen.

Pero… ¿podemos reinventar la gallina de los huevos de oro? Tampoco tiene por qué ser una gallina, podría valernos con un gusano que hilara capullos de oro en vez de capullos de seda, o una mariposa con alas de oro.

Seguro que muchos piensan que es descabellado utilizar la naturaleza para crear riqueza. ¿Os suenan de algo las ostras perlíferas? Las ostras crean perlas para proteger su cuerpo de alguna impureza o grano de arenilla que entra dentro de su concha y nosotros nos aprovechamos de las ostras extrayendo sus perlas y vendiéndolas para hacer collares, anillos, pendientes y todo tipo de joyas.

Por desgracia no todas las ostras perlíferas contienen dentro una perla porque no entra alguna impureza en todas ellas que las fuerce a crear la perla a su alrededor, pero incluso eso se ha solucionado introduciendo a la fuerza partículas que fuercen a la ostra a crear la perla.

Ahora ya no te parecerá demasiada tontería lo de plantearse reinventar la gallina de los huevos de oro. ¿Se podrá hacer?

Sí, se puede. Lo único que tenemos que hacer es mirar las posibilidades que ofrece la naturaleza e idear algún sistema para poner a trabajar a cualquier animalejo a nuestro servicio. No solamente podemos criar ostras perlíferas, existen muchas otras posibilidades y, lo mejor de todo, es que están todavía casi todas por descubrir.

Crear nuestra “gallina de los huevos de oro” es posible. Sólo necesitamos algo de imaginación, un poco de ingenio y conocer un poco la naturaleza que nos rodea. Así de sencillo y, a la vez, así de difícil.

Mucha gente no conocerá unos bichejos acuáticos que en España se conocen como frigáneas. Aquí os dejo una breve descripción que os debiera dar una pista sobre como podemos crear nuestra particular “gallina de los huevos de oro”:

Los tricópteros o frigáneas (Trichoptera, del griego trichos, “pelo” y pteron, “ala”) son un orden de insectos endopterigotos (con metamorfosis completa), emparentados con los lepidópteros (mariposas y polillas), cuyas larvas y pupas son acuáticas, y viven dentro de pequeños estuches en forma de tubo que ellas mismas fabrican a base de seda a la que adhieren granos de arena, restos vegetales, etc. Los adultos son voladores, y se caracterizan por presentar dos pares de alas cubiertas de pelos que, en posición de reposo, se pliegan sobre el cuerpo en forma de tejado. Se conocen entre 7.000 y 10.000 especies.

¿No te ha dado ninguna idea la descripción anterior? Vuelvo a remarcarte lo más importante de todo: Las larvas de frigáneas se caracterizan por construir estuches de protección para su abdomen empleando materiales próximos a ellas como granos de arena, fragmentos de materia vegetal e incluso conchas vacías de moluscos.

¿Todavía sigues sin ver ningún negocio potencial? Pues para que compruebes que es posible crear nuestra propia gallina de los huevos de oro, te diré que, desde principios de los años 80, el artista francés Hubert Duprat ha empleado estos insectos para crear algunas maravillosas esculturas que, supongo, venderá a buen precio.

La única genialidad que tuvo Hubert Duprat, es que a él se le ocurrió ofrecer a las larvas de frigáneas diversos materiales como piedras preciosas, lentejuelas, perlas, pequeñas pepitas de oro y de plata, diamantes, zafiros, rubíes, perlas, turquesas, etc.; para que las frigáneas le construyan estuches que podrían pasar enteramente por creaciones de un reputado joyero.

Duprat comenzó su trabajo con larvas a principios del año 1980. Una vez que obtiene las larvas de su ambiente natural (los ríos) son llevadas a su estudio, lugar donde se origina esta mágica creación por el simple procedimiento de meterlas en un acuario donde el fondo está sembrado de todos los materiales anteriormente mencionados.

Las larvas de frigáneas colaboran involuntariamente con Hubert Duprat para crear estas sensacionales esculturas naturales.

Las larvas de frigáneas colaboran involuntariamente con Hubert Duprat para crear estas sensacionales esculturas naturales.

Las pequeñas larvas de frigáneas, caddis o tricópteros, antes de alcanzar su etapa voladora, presentan una morfología de gusano blando, que vive en nuestros ríos y se usa frecuentemente como cebo para la pesca. Son conscientes de su debilidad frente a los depredadores, por lo que se han convertido en pequeños arquitectos dentro de los arroyos: recogen las piedras y palitos que encuentran a su alrededor, y se construyen el estuche en el que estarán seguras uniendo los pedacitos con una especie de hilo de seda. Cuando crezcan, tendrán que abandonarlo y construirse otro más grande, hasta alcanzar su fase adulta, en que saldrán volando y abandonarán el río.

El artista francés Hubert Duprat ha creado su propia gallina de los huevos de oro colocando estas larvas en un entorno poco habitual: sustituye su hábitat de sedimentos fluviales por otro lleno de pepitas de oro, turquesas, corales, lapislázulis, zafiros, perlas, rubís y diamantes. Así, el pequeño arquitecto de los ríos se convierte en joyero. ¿Verdad que es curioso?

Imagina las posibilidades de los estuches una vez son abandonados voluntariamente por sus creadores al hacerse adultos: se pueden vender como colgantes, como pendientes, engarzadas en un anillo, como gemelos para camisas, etc.

¿A que ahora ya no tienes dudas sobre mi afirmación de que podemos reinventar las gallinas de los huevos de oro? Todo es cosa de ponerse a ello como has podido comprobar.




¿Hacemos EbookCrossing de libros de economía?

Si te gusta leer y aprender tanto como a mí, te invito a hacer ebookcrossing con tus libros electrónicos de bolsa, economía, análisis técnico, etc.

Si te gusta leer y aprender tanto como a mí, te invito a hacer ebookcrossing con tus libros electrónicos de bolsa, economía, análisis técnico, etc.

Nunca me ha importado reconocer que soy un fanático de la lectura. Me encanta leer, me apasiona. Siempre he dicho que es una pena que se acabe un libro, sobre todo cuando me ha gustado porque hubiera preferido que tuviera algunas páginas más para seguir devorándolo. Pero todo lo bueno se acaba.

Lo malo de los libros es que, cuando los acabas, lo normal es dejarlos tirados en una estantería para que vayan criando polvo. Algunos, los redescubres años después mientras haces limpieza y vuelves a leerlos, pero por regla general, una vez leídos pierden nuestro interés. Es como si los abandonáramos en alguna estantería o alguna caja para que fueran muriéndose poco a poco.

Afortunadamente a alguien se le ocurrió dar una nueva vida a los libros. Es tan sencillo como, en lugar de dejar el libro en una estantería, dejarlo abandonado en una parada de autobús, en un bar o en el metro. Seguro que alguien lo descubre y, si es aficionado a la lectura, se lo llevará a casa para leerlo y, posiblemente, disfrutará tanto o más que tú cuando lo leíste.

Los “libros libres” es una de las principales máximas que defiende el BookCrossing, una gran comunidad de lectura que apuesta por los conocimientos compartidos y por el intercambio cultural, sin importar el tiempo ni el espacio que pueda existir entre sus miles de usuarios.

Pero, ¿en qué consiste exactamente esta iniciativa? El BookCrossing hace referencia al acto de liberar un libro una vez se haya leído, otorgándole así una nueva vida. Con este movimiento se acaban los libros polvorientos y olvidados en las estanterías. Y es que un libro está para leerlo, y cuantas más personas puedan beneficiarse de él, más tiempo de vida tendrá esa obra.

Si te interesa a iniciativa, tienes más información en http://www.bookcrossing.com/

Por mi parte, hace tiempo dejé de comprar libros en papel, no porque no me gusten, sino por problemas de espacio. Mi mujer me regaló un lector de libros electrónicos y, aunque al principio no me llamó mucho la atención, le fui cogiendo cariño y empecé a descubrir las ventajas de los libros electrónicos.

Por citar ejemplos, no ocupan espacio físico (en una tarjeta de memoria te caben miles de ellos), prácticamente llevas toda tu biblioteca en el lector de libros electrónicos. Si te cansas de leer un libro por el motivo que sea, puedes dejarlo y ponerte a leer otro libro para descansar y volver con renovadas energías a la página donde dejaste el libro anterior, etc. Además, y esto es importante, los libros electrónicos suelen ser más baratos porque las editoriales se ahorran la impresión, la distribución, etc.

Cuesta acostumbrarse a los libros electrónicos, pero una vez que lo haces te olvidas de los libros en papel y por eso nunca le agradeceré suficientemente a mi mujer haberme abierto los ojos a los libros electrónicos.

Volviendo al tema del BookCrossing y relacionándolo con los libros electrónicos se me ha ocurrido… ¿Porqué no crear algo llamado EbookCrossing? Si un libro en papel se puede dejar abandonado, ¿por qué no se puede hacer lo mismo con un libro electrónico, sea un PDF, un EPUB o un simple archivo DOC?. Obviamente, como es un producto virtual, habría que enviarlo por correo electrónico o dejarlo colgado en Internet con algún sistema que permita su borrado una vez descargado u otro sistema similar.

Soy plenamente consciente que las editoriales se pondrán de uñas si leen esto. Pensarán automáticamente que van a perder ventas porque un ebook que yo libero y recoge otra persona es un ebook que dicha editorial deja de vender. Puede ser que pierdan ventas por un lado, pero por otro lado las ganarán. Voy a poner un ejemplo. Un amigo me prestó un par de ebooks de un autor que no conocía y me gustaron tanto que no perdí ni diez minutos en ir a comprar otros libros de dicho autor porque me había gustado mucho. Si mi amigo no me hubiera prestado sus eBooks, nunca hubiera conocido al autor y nunca hubiera comprado otros libros y la editorial que los vendía jamás hubiera ganado dinero conmigo.

Yo creo que el BookCrossing es bueno para las editoriales, pero también es verdad que las editoriales tienen que cambiar sus modelos de negocio. No pueden pretender ganar el mismo dinero con un libro virtual que con un libro impreso que conlleva muchos más gastos. No pueden pretender llevarse la parte del león mientras el autor se lleva a lo sumo un 5% del precio de venta del libro. No pueden pretender seguir cobrando lo mismo cuando eliminan a impresores, a distribuidores, etc. Pero bueno, eso es problema de las editoriales, no mío.

Si yo he comprado un libro electrónico, es MIO, ha dejado de ser SUYO. Puedo hacer con él lo que quiera. Puedo prestárselo a un amigo, puedo regalarlo o puedo hacer lo que quiera porque es un libro de mi propiedad. Incluso podría venderlo a un precio más barato que lo que me costó porque no olvidemos que es un ebook “usado”.

Una vez dejada clara mi postura, se me ha ocurrido llevar la idea del EbookCrossing un paso más allá. Tengo algunos libros de bolsa, de economía, de análisis técnico, etc. que ya he leído y que me gustaría intercambiar por otros de temática similar.

Si nos reunimos diez personas e intercambiamos todos nuestros eBooks de economía sería como tener los libros de todos nosotros a disposición de todos los demás, con lo que tendríamos acceso a una gran biblioteca de eBooks de bolsa y economía totalmente gratis. Organizando algo similar a un club de intercambio de eBooks incluso podríamos pagar entre todos otros libros que nos apeteciera leer y luego írnoslos pasando de mano en mano a medida que los vamos leyendo.

Quede claro que no hablo de piratería. Hablo de intercambiar libros electrónicos que son de nuestra propiedad. Yo te envío el mío y tú me envías el tuyo y una vez que nos hemos asegurado que han llegado a nuestras manos borramos los eBooks que hemos enviado como intercambio. Así nadie nos podrá acusar de piratería.

No sé muy bien como organizar este club de intercambio de libros así que los interesados en la iniciativa podéis dejar vuestros comentarios e ideas para ver como nos organizamos y seguro que, entre todos, podemos leer un buen montón de libros que nos permitan seguir aprendiendo cosas interesantes para nuestras inversiones.




Buscar trabajo 2.0

Estamos en una situación excepcional y sólo podemos arreglarla entre todos con medidas excepcionales

Estamos en una situación excepcional y sólo podemos arreglarla entre todos con medidas excepcionales

Me preguntaréis: ¿Qué haces escribiendo en un blog el día el trabajo? ¿No aprovechas para descansar? Pues la respuesta es: No, no descanso. Yo tengo trabajo pero soy consciente que millones de españoles no lo tienen y por eso he querido aportar mi granito de arena para dar ideas al gobierno, a las empresas y a los parados. Si una sola persona consigue trabajo gracias a alguna idea que proponga en esta entrada me daré por satisfecho.

El gobierno nos pide paciencia, nos dice que están haciendo lo que deben, que la cosa va a mejorar pero la triste realidad es que, al menos por el momento, seguimos yendo a peor. El paro no deja de crecer. En el momento de escribir esto se supone que un 27% de la población está en paro. Y digo “se supone” porque estoy convencido que las cifras han sido maquilladas.

Hay un dato sobre el paro en España que es muchísimo peor que los 6.277.000 desempleados que afirman tenemos en nuestro país. Lo que realmente es dramático del paro en España es la evolución que está teniendo la duración del paro. El verdadero drama lo encontramos en el número de personas que llevan ya más de dos años sin poder trabajar y en el incremento del número de familias donde todos los miembros están parados. Dicha cifra se está incrementando de forma exponencial y ya representa el 9% del 27% de la tasa de paro.

Es la tasa de paro más alta de la historia de España. Además, es especialmente preocupante que casi tres millones de personas llevan más de un año parados y que casi dos millones de hogares tienen a todos sus miembros en paro.

¿Qué podemos esperar del gobierno?

El gobierno podría hacer muchas cosas, pero se limita a decir que ya está haciendo lo que debe, que a mi entender es nada. Como se limitan a pedir paciencia, supongo que están cruzados de brazos esperando que la situación se resuelva por si sola por arte de magia. Si estuvieran haciendo algo dirían lo que están haciendo en vez de pedir paciencia. Así que poco podemos esperar del gobierno.

Podrían por ejemplo implantar una semana laboral de cuatro días. Hasta ahora, esa es la solución más afortunada en los países desarrollados. Se trata de trabajar las mismas horas a lo largo de la semana (unas 40), pero en sólo cuatro días, es decir, concentrar la semana laboral liberando tres días para el descanso.

Si todos estuviéramos dispuestos a apechugar con la situación incluso se podría hablar de jornadas laborales de 32 o 35 horas (cobrando menos eso sí, pero cobrando mucha más gente).

¿Ventajas? Reduce sensiblemente el consumo energético en los centros de trabajo, con el ahorro que ello conlleva, y en los lugares donde se ha implantado se ha incrementado la productividad de los empleados y se ha reducido la realización de horas extras, lo que también es un ahorro, que se puede canalizar a aumentar los beneficios… o a generar nuevos puestos de trabajo. Colateralmente, la gente, al tener más tiempo libre puede hacer otras actividades que generan consumo y riqueza a la sociedad.

La reducción de la jornada laboral permitiría a los empresarios con X trabajadores tener X+Y repartiéndose la carga de trabajo y el salario proporcionalmente. Más gente trabajando, menos paro, aunque provisionalmente cobremos menos dinero, ya hablaremos de sueldos cuando la cosa mejore.

Las ayudas vinculadas a cursos de formación, como todos sospechamos no son más que formas de maquillar cifras. Los cursos de formación sólo crean algunos puestos de formadores en el mejor de los casos porque la formación que aportan deja muchísimo que desear.

El gobierno debiera crear incentivos fiscales a la contratación y al mantenimiento de empleo a jornada completa. De tal forma que un empresario que tiene X trabajadores pueda tener X+Y pagando los mismos impuestos (X) y algunos nuevos salarios. No se aumenta la recaudación de impuestos, pero disminuyen los gastos por desempleo.

También sería necesario sustituir las subvenciones dadas a fondo perdido por créditos a bajo o nulo interés. Dentro de algunos sectores como el cine, la agricultura y la ganadería o la energía hay demasiada gente que vive exclusivamente de las subvenciones, y no del rendimiento. Si esa subvención se transforma en un crédito, la obligación de devolverlo, aunque sea sin intereses, reconduce el gasto hacia una inversión de la que se espere obtener rendimiento y que genere crecimiento.

El gobierno debiera olvidarse, o al menos hacer la vista gorda durante una larga temporada, en la persecución del fraude, de la economía sumergida y de personas que están en paro y que están trabajando “en negro” porque es su única posibilidad de comer. Cuando la cosa mejore ya habrá tiempo de perseguir ese fraude, pero creo que ahora es el peor momento porque la pescadilla que se muerde la cola cada vez da mordiscos más gordos y a este paso no va a quedar ni la espina.

¿Qué podemos esperar de las empresas?

Aunque no lo parezca, estoy convencido que muchísimas empresas ya hacen lo que pueden para no generar más paro, así que poco pueden hacer para generar empleo, máxime cuando el gobierno exige tanta austeridad, tanto aumento de la productividad y tanta normativa laboral que no genera empleo en absoluto.

De hecho, me consta que muchas empresas intentan contratar a trabajadores de forma sumergida, no porque les salga más barato ni por defraudar, sino por ayudar a la máxima gente que pueden.

No todos los empresarios piensan exclusivamente en su propio beneficio y yo soy partidario que si pueden dar trabajo a alguien, aunque sea pagándoles con dinero negro, bienvenida sea la iniciativa. Estamos en una situación excepcional y sólo podemos arreglarla entre todos con medidas excepcionales. El gobierno más que pensar en personas que dejan de pagar impuestos por cobrar en negro debiera pensar en personas que consiguen comer precisamente por cobrar en negro.

Sé con certeza que algunas empresas utilizan los contratos a tiempo parciales como contratos encubiertos a jornada completa, exentos de un elevado porcentaje de cotización, en el que el empleado es explotado si quiere trabajar. Por ejemplo hay contratos de ese tipo disfrazados de programas de prácticas en empresas por los que se puede pagar a un universitario titulado menos de 600 euros brutos por una jornada laboral completa, con el beneplácito de administraciones varias. Pero no voy a hablar de esas empresas que sólo piensan en su propio beneficio.

Hay empresas que están utilizando los contratos de media jornada o a tiempo parcial para ayudar a toda la gente que pueden. En vez de contratar a un solo empleado a jornada completa contratan a 2 personas a media jornada y así aseguran un ingreso, aunque sea más pequeño, a dos personas (quizá a dos familias que dependen de ese sueldo) en vez de a una sola.

La colaboración empresarial también puede generar empleo, aparentemente de menor calidad, pero empleo al fin y al cabo. Por citar un ejemplo, ¿porqué no ponerse de acuerdo tres empresas para contratar a un contable? Al contable le daría igual pues cobra un sueldo completo aunque le paguen tres empresas distintas y las empresas podrían permitirse menos costes con el aumento de la productividad que ello conlleva.

Otra posibilidad de las empresas es crear minitrabajos o minijobs y compartir multitrabajadores. Por ejemplo tres empresas se juntan para alquilar un local en común para almacenar sus artículos y contratan en común a un transportista que les haga los portes, al contable anteriormente mencionado y a un manipulador que prepare los pedidos con el ahorro que supone para cada empresa. Una sola empresa quizá no podría permitirse contratar a tres personas pero tres empresas si pueden contratar en común a esas tres personas por el mismo precio que pagarían a una sola. ¿Qué más les da a los tres trabajadores si trabajan en el mismo sitio y con un sueldo completo aunque les paguen tres empresas distintas?

Otra posibilidad de los minitrabajos es que las empresas podrían convertir en empleo las horas extra. En vez de pagar a un empleado horas extra ¿porque no crear un minitrabajo para poder contratar a otra persona a tiempo parcial?

Quizá algunos se lleven las manos a la cabeza al leer esto, pero recuerdo que la situación es excepcional y que las medidas deben ser excepcionales si queremos generar empleo. Además, las estadísticas me dan la razón. La relación estadística es directa: a mayor cantidad de trabajo a tiempo parcial, menor es el nivel de paro de una economía. El poco trabajo que hay tenemos que repartirlo para generar riqueza y poder generar más trabajo. Quizá todos cobremos menos dinero a final de mes, pero al menos todos podremos comer o pagar las hipotecas y evitar los desahucios por ejemplo.

Otra posibilidad que están poniendo en práctica muchas empresas es reciclarse para generar empleo o, al menos, mantenerlo. Por citar un ejemplo, muchas empresas de construcción de viviendas han tenido que olvidarse de construir pisos y ahora se dedican a rehabilitación de inmuebles dotándoles de instalaciones de eficiencia energética, etc. La mayoría de los trabajadores están desadaptados, su capacidad no coincide con lo que pueden ofrecer, por lo que las empresas tienen que crear programas de formación para su readaptación.

Y por último, tú. ¿Qué puedes hacer para conseguir empleo?

La solución más obvia es que intentes trabajar por cuenta propia creando tu propia empresa y prestando los servicios que puedes prestar. Es duro, pero si nadie va a contratarte mejor luchar por una posibilidad de trabajar aunque sea más arriesgada. En Internet tienes cientos de recursos e información para emprendedores así que no voy a entrar en el tema.

También puedes utilizar tu imaginación en la búsqueda de empleo y olvidarte de enviar el tradicional currículum vitae a las empresas. Te aseguro que en el 99% de los casos tu CV acaba directamente en la basura. Algunas de las ideas que voy a proponerte pueden parecerte ideas estrambóticas y seguramente más de uno pensará que estoy bebido o fumado, pero si lo piensas fríamente quizá no sean ideas tan descabelladas.

En tiempos de crisis, la originalidad tiene premio. Con millones de personas en busca activa de empleo, llamar la atención de los empresarios no es tarea fácil. Sin embargo, hay quien se las ingenia para convertir su situación desesperada en una ventaja competitiva con sólo unas gotitas de creatividad.

El programador francés Philippe Dubost no era más que uno de los aproximadamente 25 millones de parados que hay en la Unión Europea. Sin embargo decidió arriesgar y diseñó su currículum como si se tratase de un producto a la venta en Amazon.com, la mayor tienda online. El éxito no tardó en llegar. En las siguientes 24 horas las visitas de su web se multiplicaron por 10 hasta las 80.000 en una sola jornada. Su currículum online registró picos de hasta 1.000 personas conectadas a la vez desde lugares como Reino Unido, Estados Unidos, Australia o Japón. Su iniciativa pronto se convirtió en una incesante lluvia de propuestas de trabajo.

Algunos jóvenes están volviendo al campo mientras se dedican a hacer teletrabajos. La vida en los pueblos es muy barata y con un pequeño huerto y algunas gallinas o un par de cerdos se puede vivir bastante bien con sueldos pequeños o realizando minitrabajos por Internet.

En España también hemos asistido a intentos poco comunes de llamar la atención de los empresarios. En 2010, dos desempleados valencianos buscaron trabajo a través de un anuncio en una valla publicitaria, una original iniciativa con la que pretenden conseguir el empleo que no habían logrado durante varios meses por los medios tradicionales. Francisco Jover, un licenciado en Administración y Dirección de Empresas de 26 años, y la diseñadora gráfica Susana Alcolea fueron los dos ganadores valencianos del concurso “Vende-T”, con el que la empresa publicitaria CBS Outdoor publicita los currículum de desempleados de toda España de forma gratuita durante un mes.

Adam Paccitti, por su parte, decidió alquilar una valla publicitaria para buscar trabajo. Se veía su foto junto a un texto que decía “He gastado mis últimas 500 libras en este anuncio. Por favor, dame un trabajo. Y su página web: employadam.com”

Otro innovador fue Michiel Das, quien ideó una campaña para encontrar trabajo. Según la teoría de 6 grados de separación, cada persona está conectada con el resto del mundo a través de 6 contactos. Das creó 3 tarjetas de visita y se las dio a tres amigos, con el objetivo de ver hasta dónde llegaban, y encontrar un trabajo en el área de marketing y las redes sociales. El resultado en su web: elviajedemitarjeta.com

Victor Petit introdujo un código QR en su curriculum sobre una imagen suya de forma el código QR enlazaba con un vídeo presentación. La idea era buena, un pdf de dos páginas, en una su currículum y en la otra una foto a tamaño A4 con un código QR sobre su boca, como si estuviera amordazado. Al pasar un teléfono con lector de códigos QR te llevaba a un video de presentación.

Alec Brownstein ideó una campaña en Google Adwords de forma que cada vez que los directores de agencias publicitarias teclearan su nombre en la caja de búsqueda de Google apareciera el anuncio “Googlear tu nombre es divertido. Contratarme a mí también“.

Otra posibilidad es crearte una tarjeta de visita 2.0 ¿Cómo te presentas online si no puedes dar una tarjeta de visita de papel? Puedes crear una tarjeta de visita electrónica aprovechando aplicaciones web (algunas gratis) para generar páginas de presentación atractivas y gratuitas.

También puedes experimentar con formatos de CV menos tradicionales. Un currículum de papel no suele llamar la atención, pero un vídeo-CV sí, especialmente si es poco convencional. Para crearlo, basta con tener una cámara y buenas ideas.

Arturo Torres encontró empleo creando su propia publicidad haciendo billetes falsos de 500 euros. Se trataba de un billete de 500 euros con la frase “Te regalo 500 euros si me ayudas a conseguir empleo” Imprimió dicha publicidad y se dedicó a repartirla por coches y buzonearla. Un mes después un desconocido le puso en contacto con un empresario que le proporcionó empleo y, además, no le exigieron que pagara los 500 euros que ofrecía.

Como puedes ver, el Empleo 2.0 no es buscar oportunidades, es hacer que te encuentren.

Según el Informe Infoempleo-Adecco 2012, el 80% de los reclutadores de personal de las empresas ya buscan a los profesionales en las redes sociales. Internet y las redes sociales son los nuevos escenarios para la búsqueda de empleo y para los profesionales que quieren demostrar lo que valen.

El nuevo “buscar empleo 2.0” es convertir tus servicios en una oferta comercial en la que no te vendes tú, sino tu trabajo. Puedes ofrecer microservicios o postularte para realizar minitrabajos. Si, por ejemplo, eres periodista puedes ofrecerte a escribir para otros blogs. Te pagarán poco por cada artículo, pero sumando todas las ganancias a final de mes pueden ser un sueldo perfectamente decente.

En las redes sociales no vendes, “te compran” basándose en la imagen o marca profesional que proyectas y en lo que otras personas dicen de ti. Hazte visible para que las oportunidades te encuentren.

¿Sabes presentarte profesionalmente en 30 segundos y en 140 caracteres? Como si se tratara de una conversación casual con un desconocido en un ascensor deberías poder explicar qué sabes hacer de forma breve y concisa, pero sobre todo ten preparadas presentaciones profesionales en diversos formatos (texto, powerpoints originales, vídeos, audios, pdfs interactivos, etc.) que puedas usar en las redes sociales y en el cara a cara en función de cada contexto. Si no sabes decir quién eres y qué haces, los demás no sabrán quién eres ni qué haces.

Recuerda: La situación es excepcional y de todos depende tomar medidas excepcionales. Lo único importante ahora es generar empleo como sea, luego, cuando vengan las vacas gordas ya hablaremos de mejorar el empleo.

Por mi parte espero haber aportado algo y ojala alguien consiga empleo leyendo esto. Sería la mejor recompensa por haber trabajado el día del trabajo.




No cojáis la calculadora

¿Sabías que los billetes y las monedas del euro suman en total 888,88 euros?

¿Sabías que los billetes y las monedas del euro suman en total 888,88 euros?

Hoy es uno de esos días que empecé pensando en escribir algo divertido sobre el euro y me veo forzado a acabar hablando de cosas totalmente distintas a las que había pensado comentar.

Mi primera pregunta fue la siguiente: ¿cuánto dinero ahorraríamos si metiéramos en la hucha una moneda de cada tipo y un billete de cada tipo? Te invito a coger la calculadora y ponerte a sumar: 1 céntimo, 2 céntimos, 5 céntimos, 10 céntimos, 20 céntimos, 50 céntimos, 1 euro y 2 euros. Luego seguimos sumando los billetes: 5 euros, 10 euros, 20 euros, 50 euros, 100 euros, 200 euros y 500 euros. ¿Verdad que te sale un número la mar de curioso? Efectivamente, tendríamos en nuestra hucha ahorrados la cifra mágica de 888,88 euros.

Como me salía mucho ocho, me he puesto a navegar por páginas de numerología para ver que me sugería el número 8. No creo nada en la numerología, pero a veces salen datos curiosos. Y la verdad es que me he acojonado un poquito con el número 8 y parece estar demasiado relacionado con el dinero para que todo sea una casualidad.

Hago un breve inciso para explicar que la numerología es una práctica adivinatoria que utiliza los números. Es un conjunto de creencias o tradiciones que pretende establecer una relación mística entre los números, los seres vivos y las fuerzas físicas o espirituales. Su estudio fue popular entre los primeros matemáticos, pero no se la considera una disciplina matemática. Los científicos afirman que la numerología es una pseudociencia o una superstición, al igual que la astrología con respecto a la astronomía, o la alquimia  con respecto a la química.

¿Qué he averiguado sobre el número 8 según la numerología?

Simboliza la igualdad. Según Pitágoras, designaba la ley natural, porque es el primero que puede dividirse en 2 números cuadrados iguales (4+4).

La tradición popular asigna que soñar con él es un aviso de futura pérdida de dinero (y nos han salido 5 ochos al sumar, que miedo). Para los griegos, el octavo día era el mejor para encontrarse con los buenos amigos, pero para los egipcios, el día 8 de cada mes estaba relacionado con el pago de diezmos o impuestos (ahora los cinco ochos empiezan a dar canguelo).

Se le considera habitualmente como un día próspero, salvo para cuestiones financieras (empieza el pánico, demasiados ochos).

El número de Jesucristo es 888 y se opone al célebre 666 del Anticristo (esto no me dice ni fú ni fá, pero no deja de ser curioso).

A través de la escritura sánscrita y luego de la árabe, su trazo a llegado a nosotros como un simbolismo gráfico muy similar al del infinito, aunque girado 90 grados (menos mal, ya me quedo más tranquilo, debe haber infinito dinero por ahí).

En este momento me he preguntado: ¿Cuántos euros habrá circulando por ahí? Soy curioso por naturaleza y me he puesto a investigar cuántas monedas y billetes de euro habrá en bolsillos, carteras, huchas, bolsos, debajo de los colchones, en cajas de los bancos, etc.

El primer dato que me ha llamado la atención que casi el 68% del dinero en circulación sea en billetes de 500 euros. La gran mayoría de los mortales casi nunca ve esos billetes (por algo son conocidos jocosamente como binladens) y resulta que suponen el 68% de todos los euros que se mueven en el planeta.

Un estudio del Banco Central Europeo (BCE) apunta a que sólo un tercio de los billetes de 500 euros en circulación se utilizan para fines de transacciones, mientras que la Agencia Británica contra el Crimen Organizado señala que el 90% de ellos está en manos del crimen organizado.

Pero, más curioso todavía, si las páginas de economía no mienten, la mayoría de esos billetes se mueven por España. Al parecer, los billetes de 500 euros suponen cerca del 70% del dinero que circula en España, frente al poco más del 33% que representan de media en el ámbito de la zona Euro. De hecho, casi dos de cada diez billetes de 500 euros se encuentran en España. ¿Somos un país de defraudadores o criminales organizados o simplemente a los españoles nos gusta guardar nuestros ahorrillos en billetes grandes bajo el colchón?

Pero lo que verdaderamente me ha preocupado, suponiendo que mi inglés macarrónico no me haya jugado una mala pasada o que haya malinterpretado mal los datos es el total de euros que hay en circulación. (Los datos los he sacado de http://www.ecb.int/stats/euro/circulation/html/index.en.html)

La cantidad total de billetes impresos y monedas troqueladas, es decir el total de euros líquidos en circulación asciende, según datos de marzo de 2013, a 919.930 millones de euros, de los cuales 896.358 millones son en billetes y 23.573 millones en monedas.

La proyección de personas de la zona euro para el 1/7/2013 estima que seremos unos 331.450.000 habitantes (http://es.wikipedia.org/wiki/Eurozona)

Si no me he equivocado, me sale lo siguiente:

Tocamos a unos 2775 euros totales por persona, de los cuales, en billetes nos corresponderían unos 2705 euros por persona y otros 70 euros en monedas por persona.

No sé a vosotros pero a mí las cuentas no me salen. Me parece poquísimo dinero físico. He hecho los cálculos con el total de euros en circulación, pero a eso habría que restarle la cantidad que lleva de media la gente en los bolsillos, las cantidades que pueda haber en máquinas (tragaperras, expendedoras de bebidas y alimentos, máquinas de cambio, etc.), la cantidad en ahorro casero (huchas, cerditos, colchones, etc.), la cantidad en líquido en los bancos (cajeros automáticos y cajas fuertes de la UE y no UE), las cantidades guardadas en empresas/negocios (cajas registradores de bares y tiendas, cajas fuertes de empresas, etc.) Si restamos todo eso a los 2775 euros que se supone que tocamos por persona, la cantidad por persona bajaría drásticamente.

Suponiendo que todo ese dinero que habría que restar no existe, me quedo realmente asombrado, porqué si todos nos quedáramos con nuestros 2775 euros bajo el colchón arruinaríamos el sistema o todo debería ser dinero electrónico. Realmente sorprende que el sistema funcione, ¿no os parece?

Una persona anciana promedio, que lleve trabajando 50 años y tenga ahorrados unos 50.000 euros en el banco tiene ahorrado el dinero equivalente a lo que en teoría nos toca a 18 personas. Con la cantidad de ancianos que hay, o me sobran personas, o me falta dinero físico o la inmensa mayoría del dinero es virtual.

Vale, algunos diréis que hay que tener en cuenta el efecto multiplicador del dinero o dinero creado por los bancos a través de los sucesivos préstamos a diferentes individuos. Pero no podemos olvidar que dicho efecto multiplicador depende del coeficiente de caja (parte del dinero de los depósitos que están obligados los bancos a guardar/depositar en el banco central).

¿He fallado en mis cálculos? ¿Somos todos más pobres que las ratas? ¿Todo es dinero electrónico? ¿Tan poco dinero físico hay en realidad?

Lo único claro que me queda es que, en realidad, mis billetes y mis monedas en el fondo no valen una mierda mirados desde la óptica de la calculadora. Ahora solamente me queda comerme el tarro para estudiar la posibilidad de incrementar la cantidad de dinero virtual o electrónico que tengo en el banco porque ahora miro los billetes y las monedas con un cierto asquito. Eso sí, podré fardar y presumir delante de mis amigos al comentarles que si suman todas las monedas y billetes del euro se obtiene la mágica cifra de 888,88 euros. Más capicúa imposible.




Regalos baratos para el Día del Padre

Es sencillísimo decir a tu padre que le quieres mucho de forma original.

Es sencillísimo decir a tu padre que le quieres mucho de forma original.

Un año más se acerca el Día del Padre y mucha gente tiene tan poca imaginación que se pone a buscar por Internet el regalo más original, más tremendamente rabioso o más caro que encuentre. Con tanta crisis y sabiendo que muchos presupuestos serán de lo más ajustado, aquí encontrareis unas ideas de lo más barato para regalar a vuestros padres.

Siempre he pensado que el Día del Padre es un invento de las tiendas de regalo para deshacerse de su stock de productos sacándolos al mercado. Navegando por webs que dan ideas de regalo solamente veo fomento del consumismo por todos sitios y, la mayoría de las veces, proponen regalos inútiles o despiadadamente caros para aquellos que tienen mala conciencia por no haber sido buenos hijos (como si comprando lo más caro se arreglara el haber sido mal hijo).

Pero también pienso que los padres se merecen tener un día especial y no está de más que les hagamos algún regalo porque se han ganado sobradamente el que un día al año nos acordemos de ellos y les hagamos un regalo por habernos dado la vida (entre otras muchas miles de cosas).

Yo, por desgracia, ya no tengo un padre al que felicitar en ese día tan señalado (me lo arrebató un cáncer) y quizá por eso valoro mucho más que antes este día tan señalado y el único regalo que puedo hacerle es acordarme de él y ofrecerle esta entrada del blog que espero leerá allí donde esté.

Para los que todavía tenéis padre os voy a sugerir algunas ideas baratas y económicas para regalar a vuestros padres.

Idea 1: ¡Decirles que les queréis un huevo!

Seguramente les arranquéis una sonrisa cuando abran su caja de regalo y encuentren un huevo dentro donde pone claramente que les queréis un huevo. La foto es lo suficientemente ilustrativa como para no tener que dar muchas explicaciones. Sólo necesitáis un huevo, un rotulador, una cinta de colores y un poco de pegamento. Gracias a huevoregalo.com por la idea.

Idea 2: Regálale un calendario de Emoticonos

Porque no todos los días pueden ser buenos y, por suerte, tampoco todos pueden ser malos. ¿Qué te parece si le permites a tu padre llevar una especie de estadística de cómo ha sido su año? Por ello presento el calendario de emoticones o emoticonos para regalar a vuestros padres.

El calendario se presenta en formato de póster en tamaño A3 con los 365 días representados por un círculo amarillo. De esta manera, las opciones para calificar cada día son las siguientes: muy bueno, bueno, regular, malo y muy malo. Cada uno de ellos representado por un emoticono diferente que deberá ser dibujado sobre cada uno de los círculos con un rotulador negro.

Solamente necesitas descargarte el PDF de tamaño A3 y comprar un rotulador de color negro. Si conoces algún amigo con una impresora A3 llévale el PDF para que te lo imprima en una cartulina blanca o, sino, puedes buscar algunas de esas imprentas rápidas baratas que te imprima una copia del PDF.

Si no puedes, imprímelo en tu propia impresora ajustando la impresión a tamaño A4 y ya está, la intención es lo que cuenta y a tu padre seguramente le encantará.

Descarga aquí el PDF del Calendario de Emoticonos

Idea 3: Regálale un vale por un abrazo

A buen seguro tu padre tendrá algún día malo y le vendrá bien que su hijo o hija le abracen y le digan que le quieren y le brinden su ayuda. Pero no tiene que ser necesariamente un regalo a entregar el Día del Padre así que… ¿porqué no le regalas a tu padre un vale por un abrazo y le sugieres que lo use cuando quiera?

Es tan sencillo como coger una hoja de papel y escribir un texto que valga por un abrazo para que tu padre pueda hacerlo efectivo cuando necesite un poco de amor y cariño de su hijo/a. Dile en el vale que sólo tiene que llamarte cuando lo necesite.

Idea 4: Regálarle un Diploma

Sólo tenéis que descargar el Diploma, imprimirlo, firmarlo por todos los hijos, enrollarlo como si fuera un pergamino con una cinta de colores y entregárselo a vuestro padre. También podéis estiraros un poquito y enmarcárselo para que quede más serio y oficial. Si no os gusta el texto podéis redactar vuestro propio texto. Lo importante es que vuestro padre vea que tiene unos hijos que se preocupan por él y se ponen a su disposición cuando sea necesario.

Descarga aquí el PDF del Diploma del Día del Padre

Y bueno, poco más puedo decir. Os he dado cuatro ideas a cual más barata para regalar a vuestros padres en ese día tan señalado. Lo único importante si todavía tenéis padres a los que hacer regalos es que les deis todo vuestro cariño y amor. El regalo en sí mismo es lo que menos importa, os lo aseguro.




Regalo barato y original para San Valentín

Calendario del Amor y Calendario de Emoticones, dos regalos originales y baratos para San Valentín

Calendario del Amor y Calendario de Emoticones, dos regalos originales y baratos para San Valentín

Siempre he pensado que el día de San Valentín es un invento de las tiendas de regalo para sacarnos los dineros a costa de hacernos quedar mal si no compramos algún regalo a la persona que amamos. Por ello en esta entrada de blog te voy a hacer una propuesta que te permita ahorrarte quebraderos de cabeza, te permita no perder horas de tiempo buscando algún regalo original y sobre todo, te permita ahorrar dinero.

Solamente necesitas comprar un rotulador rojo o un rotulador negro, según sea el caso, y descargarte el PDF que te regalo para imprimirlo. Aconsejo imprimir el calendario en una cartulina para que quede más serio y profesional.

¿Qué regalar a tu novia, mujer, esposa o amiga?

Porque, sin duda, cada instante que se pasa junto a la pareja es de gran importancia y el día a día marca el destino de quienes se aman. Es por ello que presento el calendario del amor para regalar a las mujeres.

Se trata de un calendario que marca 365 días representados por la forma de un corazón. Un corazón que cada usuaria pintará de acuerdo con las referencias que aparecen debajo del calendario y que se encuentra dividido en cuatro partes que corresponden a: tiempo juntos, conversación, caricias/mimos y sexo.

De este modo, de acuerdo a como se haya desarrollado la relación durante ese día, se pintará el calendario. Verlo completamente rojo será, entonces, estar en presencia de un día ideal de amor, tiempo compartido, palabras y pasión.

Solamente necesitas descargarte el PDF de tamaño A3 y comprar un rotulador de color rojo. Si conoces algún amigo con una impresora A3 llévale el PDF para que te lo imprima en una cartulina blanca o, sino, puedes buscar algunas de esas imprentas rápidas baratas que te impriman una copia del PDF.

Si no puedes, imprímelo en tu propia impresora ajustando la impresión a tamaño A4 y ya está, la intención es lo que cuenta y a tu chica, novia, esposa o amiga le encantará.

Descarga aquí el PDF del Calendario del Amor

La persona amada podrá llevar la contabilidad del amor o de los días buenos y malos. Solo necesitas comprar un rotulador rojo o negro.

La persona amada podrá llevar la contabilidad del amor o de los días buenos y malos. Solo necesitas comprar un rotulador rojo o negro.

¿Qué regalar a tu novio, hombre, marido o amigo?

Porque no todos los días pueden ser buenos y, por suerte, tampoco todos pueden ser malos. ¿Qué te parece si le permites a tu hombre llevar una especie de estadística de cómo ha sido su año? Por ello presento el calendario de emoticones o emoticonos para regalar a vuestros hombres.

El calendario se presenta en formato de póster en tamaño A3 con los 365 días representados por un círculo amarillo. De esta manera, las opciones para calificar cada día son las siguientes: muy bueno, bueno, regular, malo y muy malo. Cada uno de ellos representado por un emoticono diferente que deberá ser dibujado sobre cada uno de los círculos con un rotulador negro.

Solamente necesitas descargarte el PDF de tamaño A3 y comprar un rotulador de color negro. Si conoces algún amigo con una impresora A3 llévale el PDF para que te lo imprima en una cartulina blanca o, sino, puedes buscar algunas de esas imprentas rápidas baratas que te imprima una copia del PDF.

Si no puedes, imprímelo en tu propia impresora ajustando la impresión a tamaño A4 y ya está, la intención es lo que cuenta y a tu chico, novio, esposo o amigo le encantará.

Descarga aquí el PDF del Calendario de Emoticonos

Espero que esta entrada de blog te haya sido de utilidad y, sobre todo, te permita ahorrar dinero. Como ves te regalo los calendarios para que los imprimas, pero si lo deseas, puedes hacerme una donación a través de paypal para ayudarme a sustentar este blog. Muchas gracias.




Burdelia entrará en el IBEX

Según acaba de confirmar la CNMIV, Burdelia empezará a cotizar a partir del 30 de febrero en el IBEX33. La importante empresa nacional de casas de citas y locales de alterne se congratula ante esta noticia y promete a sus accionistas revisar las políticas de dividendo para 2013.

No podemos olvidar que durante 2012, pese a la crisis, Burdelia abonó cerca de 233 euros en dividendos, lo que no está nada mal para unas acciones que valen poco más que un vulgar preservativo. No contamos los dividendos en “especie” pues, además de ser difíciles de cuantificar, no se pueden mencionar en este artículo ni explicar en qué consisten por la posible presencia de inversores menores de edad.

La Comisión Nacional del Mercado de Inversionistas Viciosos (CNMIV) ha destacado que la creciente internacionalización de esta empresa, que incluirá la progresiva apertura de nuevos centros de relax en todas las carreteras del mundo, ha sido sin duda la razón de su desmesurado crecimiento.

Según palabras de Inocencio Libidin Oso, gerente de la compañía, “mientras existan esposas y novias poco complacientes, nuestra compañía no dejará de atraer a inversionistas poco satisfechos y con unas necesidades muy concretas”.

En lo que a análisis técnico se refiere, el reciente suelo en forma de V del mes de septiembre recordó a muchos inversores un monte de Venus y desde entonces la cotización no ha dejado de subir al alza sin encontrar resistencias ni soportes significativos por lo que es indudable que se encuentra en subida libre. Ello, unido a la clásica figura hombro-cabeza-hombro que parece ofrecer un claro soporte en un 69 hará que sin duda la cotización vuelva a dispararse al alza mientras la imaginación calenturienta de los inversores se dispara.

Por todo ello recomiendo, si no se quiere invertir en la compañía, al menos tatuarnos unas acciones en nuestras partes pudendas. Así, en ocasiones, veremos crecer nuestra inversión, podremos acariciar nuestros ahorros en la intimidad del hogar y no nos importará demasiado que nuestra esposa nos exprima los ahorros.

Y, sobre todo, te recuerdo no olvides el consejo de no invertir el día 28 de diciembre en España pues, además de ser el día de los Santos Inocentes, en cualquier blog te pueden dar consejos interesados con la malsana intención de provocar al menos alguna sonrisa entre los lectores.


Etiquetas: