Etiquetas: bitcoin

Conoce los riesgos de las criptomonedas, cómo pueden robarte y, sobre todo, cómo protegerte

Protégete de tocomochos digitales

Aunque este artículo hablará mayormente del conocido Bitcoin, puede hacerse extensivo a otras monedas digitales, criptomonedas o criptodivisas que existen en la actualidad como Namecoin, Litecoin, Peercoin, Freicoin, etc. En sí, lo único que pretendo es adentrarme un poco en algunas de las problemáticas de las monedas digitales para que conozcas los riesgos que corres, como pueden robarte o utilizarte con fines no demasiado buenos y, sobre todo, cómo puedes protegerte.

La criptomoneda conocida como Bitcoin ha llegado a alcanzar cotizaciones impresionantes, superando puntualmente los 1000 dólares por unidad y manteniendo un alto nivel durante meses. En el momento de escribir esto, el Bitcoin o BTC cotiza a 204,63 euros (04/06/2015). Indudablemente todo esto desemboca en un interés manifiesto de los piratas informáticos por hacerse con Bitcoins.

Se considera una moneda muy segura pero debes tener una cosa muy clara: No importa cuán segura e innovadora sea en apariencia, en el fondo son sólo algunos bytes en un medio de almacenamiento digital y, como tal pueden ser copiados, así como cualquier otra información digital. Dicho en otras palabras, el BTC tiene sus riesgos y pueden ser robados.

La coyuntura que ha permitido la fama de los bitcoins es de todos conocida: desconfianza generalizada en los bancos centrales, deuda pública en niveles récord, miedo a la confiscación de los ahorros, Bitcoin entusiasma a los inversores más prestigiosos, algunos países empiezan a reconocer al bitcoin como “moneda privada”, las agencias gubernamentales de los EE.UU. se muestran prudentes ante el fenómeno Bitcoin, los medios de comunicación hacen a un lado la hostilidad y empiezan a tomar en serio al Bitcoin, cada vez es más conocida por más personas a nivel mundial, es ideal para protegerse de un corralito, etc.

Para que no se me acuse de ser injusto con los críticos, expondré también los argumentos en contra de Bitcoin que suelen esgrimir economistas muy laureados: ¡Peligro!, ¡Burbuja!, ¡Ponzi!,¡Tulipanes! Y así un largo etcétera.

En realidad poco importa que estemos a favor o en contra de los Bitcoins, la realidad es que esta moneda ha venido para quedarse con todo lo que ello conlleva. Tenemos que aceptarla como tal y cada vez son más los que acaban aceptándola como medio de pago.

Lo que realmente ha inclinado la balanza en mi caso para no invertir en BTC es la poca seguridad que mi intuición me dice que tiene el operar con Bitcoin.

No estoy diciendo que el Bitcoin no sea una moneda segura, ojo. Me refiero a que, al operar con Bitcoins, existen intermediarios, ordenadores de por medio, monederos virtuales, etc. que pueden ser fuente de inseguridades y que los ladrones saben buscar todos esos fallos de seguridad. El Bitcoin es una de las monedas más seguras, pero la operativa que lleva su uso puede llegar a ser muy insegura.

Todos hemos leído ya varios casos de robos millonarios en BTC: La compañía de intercambio de bitcoins Mt.Gox, uno de los mayores mercados mundiales de la divisa virtual, se declaró en quiebra tras sufrir un sonado robo de Bitcoins. Otra plataforma de intercambio de bitcoin, Poloniex, admitió que el 12,3% de sus depósitos en bitcoin habían sido robados. Otros sistemas, como Flexcoin, Bitcoinica, Linode, Iputs.io, y MyBitcoin han experimentado también robos.

Los ladrones corren un riesgo mínimo

El gran problema que le veo al BTC es el poco riesgo que corren los ladrones al robar Bitcoins de aquí o de allá. Si lo piensas fríamente, pueden robarlos impunemente porque seguramente no les pasará nada.

Los ladrones posiblemente actuarán desde terceros países para convertir las monedas virtuales en una divisa que no corresponderá a ninguno de los países donde fueron robados, situando el botín en un paraíso fiscal, lo más opaco posible, que no tendrá ningún acuerdo de colaboración con ninguno los países implicados (o dónde se cometió el robo o por donde fue pasando lo robado).

Las víctimas serán personas de todos los países del mundo, sujetas a diferentes legislaciones nacionales que, en unos casos, permitirán reclamar la persecución del robo a sus ciudadanos en un tercer país y, en otros casos, no; víctimas que hablan en multitud de lenguas, etc.

¿Cuál sería el Juzgado competente y la legislación aplicable? ¿Se ha robado a un particular, a un Banco, a una fundación o a una empresa? ¿Han robado dinero, divisas o derechos? ¿Cómo se acredita o certifican las cantidades robadas? ¿Quién sería la autoridad certificante? ¿Cómo se rastrea lo robado? ¿Dónde coño encuentro un abogado especializado en estos temas?

Si se celebrara, y mira que lo dudo, posiblemente nos enfrentáramos al más complicado juicio de la historia, por los elementos internacionales, el volumen de afectados, idiomas utilizados, extensión territorial, etc. y todo complementado con, posiblemente, el mayor conjunto de dudas jurídicas jamás planteadas en un solo caso.

Si después de todo esto te quedan dudas es que no miras la vida desde su justa perspectiva: Robar BTC tiene muy pocos riesgos para los ladrones.

Antes de que sigas leyendo y en el caso de que no sepas mucho sobre Bitcoin, te recomiendo que leas Bitcoin, ¿la moneda del futuro? para comprender un poco qué es el Bitcoin, el vocabulario que se utiliza, etc.

Formas en que pueden robarte tus bitcoins

Seguidamente, sin entrar en muchos detalles para no dar pistas sobre programas, software, etc. (que pudieran utilizar los ladrones para robarte), voy a enumerar un poco por encima los principales problemas que podemos encontrarnos al operar con Bitcoins o cómo pueden robárnoslos.

Pueden utilizarte, por ejemplo, para que hagas minería de bitcoins a su favor sin tú enterarte. Mucha gente se descarga películas, música, programas, etc. de Internet. En cualquiera de esas copias ilegales descargadas de la red estará oculto un virus que se dedicará a infectar tu ordenador con la finalidad de minar Bitcoin para los creadores del virus. De esta manera, y sin saberlo, estaremos aportando nuestro ordenador para que los creadores del virus ganen más Bitcoin. En principio, no buscan robar el dinero a nadie, sino secuestrar la capacidad de tu ordenador para crear más bitcoins que se quedan ellos.

También están aumentando el número de robos de Bitcoin a mano armada. Hace poco leí que la ciudad de Nueva York estaba sufriendo una creciente ola de robos de Bitcoins con violencia. No te creas que es algo tan difícil. Los atracadores te hacen concertar una cita con una persona supuestamente interesada en canjear la divisa virtual por dinero en efectivo y, una vez estáis en un sitio apartado te obligan, a punta de pistola, a transferir tus Bitcoins a donde ellos te indican.

En esencia es como si te atracan para robarte dinero en efectivo, si no cogen al ladrón, difícilmente podrán investigar la transacción por la mecánica del Bitcoin.

Dicen que robar a un ladrón tiene cien años de perdón. Pueden, por ejemplo, ofrecerte servicios de lavado de bitcoins. El propietario de Bitcoins puede enviar parte de ellos a sitios donde se encargan de mezclar los bitcoin y dividirlos y volver a unirlos después, de tal forma que finalmente ningún organismo pueda rastrearlos. Aunque no lo creas esos servicios existen y cobran comisiones por realizar ese lavado de Bitcoin. Imagina que alguien te ha pagado en BTC de dudosa procedencia y quieres “lavarlos por si acaso”. ¿Quién te dice que esa empresa de lavado es auténtica? ¿Y si sólo pretenden quedarse con tu dinero y, si te vi no me acuerdo? ¿Vas a denunciarlo cuando en realidad pretendías lavar esos BTC?

También pueden pedirte micro-prestamos o micro-inversiones. Mucha gente tiene “amigos” en Internet a los que ni siquiera conoce. Te dan conversación en redes sociales o en chats, se hacen amigos tuyos, hablan sobre Bitcoins o inversiones en BTC y un día te cuentan la historia de que han descubierto un sistema para multiplicar BTC o una inversión en BTC infalible o cosas similares. Te piden un micropréstamo o una microinversión de, por ejemplo, 0,0832 bitcoin y te dicen que te los devolverán al poco tiempo con bastantes bitcoins más para ti. Al ser poco lo que te piden, generalmente no más del equivalente a 50 euros, se lo prestas o lo inviertes y de repente desaparecen sin dejar rastro. El email deja de funcionar, no te cogen el teléfono, etc. ¡Te han robado!. El consejo es obvio: No prestes bitcoins a nadie, aunque te caiga bien y finja ser tu amigo.

Igualmente debes tener cuidado con los troyanos que puedan meterte en tu ordenador. Ya han aparecido por la red varios troyanos programados para robar bitcoins en los equipos infectados. Instalan una miniaplicación capaz de hacer transferencias de Bitcoins entre dos carteras, lo que sumado al hecho de que las transferencias son totalmente anónimas deja un plan casi perfecto para los ladrones.

Cuidado también con el software dudoso que pueden ofrecerte con diversas tretas. Existen supuestos programas para robar bitcoins, herramientas para lavar bitcoins, etc. Los trucos para obligar a la gente a descargárselos son de lo más variopinto pero siempre se basan en la codicia de la gente. Puedes leer descripciones como estas:

“Hemos estudiado a fondo el cliente Bitcoin desde dentro y hemos encontrado una falla casi imperceptible pero muy significativa (asociada con la comisión), usándolo hemos cometido una transacción Bitcoin en el que el destinatario ha recibido más Bitcoins…”

“Este software que sólo cuesta 10 euros permite buscar Bitcoins perdidos por Internet y te los va transfiriendo automáticamente a tu monedero (el promedio suele ser de 0,58 BTC por día, pero en algunos casos ha encontrado más de 1000 BTC en un solo día”

“El programa XXX roba Bitcoins de ordenadores de otros países en cuya legislación no se contempla ningún tipo de colaboración policial con otros países. Dicho claro: Puedes robar impunemente a personas de determinados países sin que te pase nada. Posteriormente el programa se encargará de lavar los BTC robados y enviarlos a tu monedero sin que nadie pueda seguirles el rastro”

Creerás que me he inventado esas descripciones de programas, pero te aseguro que son ciertas y, por increíble que pueda parecerte, la gente pica y se las descarga, pensando que se van a hacer con miles de bitcoins sin trabajar.

Ni que decir tiene que la aplicación o software que supuestamente encuentra, roba o transfiere Bitcoins a tu monedero es en realidad un malware creado para buscar y robar Bitcoin directamente de los archivos de la carpeta de la computadora de la víctima. La gente se lo instala pensado que van a poder robar impunemente y en realidad son ellos los robados.

Tampoco te conviene dejar tus BTC en los llamados “Depósitos de bitcoins” porque, en una gran mayoría de los casos, el destino que nos espera no es otro que timos cíclicos por parte de los administradores cuando deciden inteligentemente emprender la huida porque ya han conseguido bastante dinero y no quieren seguir arriesgándose a acumular más.

Algunos consejos para salvaguardar y resguardar tus Bitcoins

Supongamos que tienes BTC. Como has podido ver, el mantener tus Bitcoins seguros y resguardados debe ser una tarea primordial para ti. Muchos usuarios han perdido sus monedas por no asegurar correctamente sus monederos. Los Bitcoins son dinero y los ladrones van tras de él.

Ante todo es importante dividir tus Bitcoins en varios monederos. Así como en el banco tienes una cuenta corriente y una cuenta de ahorros, es recomendable hacer lo mismo con tus bitcoins. Ten un monedero de fácil acceso desde tu teléfono móvil o computadora para compras, pequeños gastos diarios y/o hacer trading y en dicho monedero guardaras una pequeña (mínima) parte de tus fondos, los cuales moverás constantemente. El resto de tus fondos en BTC guárdalos en un lugar más seguro, también es recomendable tener los fondos de ahorros repartidos en más de una cartera. No te confíes 100% de los servicios en línea. Si bien es cierto que cada vez los monederos en línea, casas de cambio y sitios de apuestas o de inversión y trading implementan nuevos métodos de seguridad, también es cierto que son los objetivos número uno de los hackers debido a la gran cantidad de Bitcoins que mueven y almacenan.

Como regla general activa la doble autenticación (2FA), para que de esta manera si te roban tu contraseña, no puedan acceder a tus fondos.

Crea copias de seguridad de tus monederos: La cartera de ahorros será guardada sin conexión como una cartera “en frío” y se utiliza para ir ahorrando los bitcoins recibidos. Ten en cuenta que una vez perdido o robado tu monedero, tus bitcoins desaparecerán para siempre. Así que mantén tu monedero secreto y seguro.

Las copias de seguridad te pueden salvar el día que tu ordenador se dañe o te roben tu teléfono móvil. Recobrar tus bitcoins utilizando las copias de seguridad es muy fácil.

Te conviene, además, tener varias copias de seguridad en diferentes formatos: pendrive, cd-rom o disco duro externo y te conviene cifrar tus copias encriptándolas con una potente contraseña para que, si alguien las llegara a conseguir, no pueda fácilmente acceder a tus fondos.

Crea copias de seguridad regularmente y actualízalas cada cierto tiempo, con el objeto de mantener actualizadas tus transacciones y direcciones.

Utiliza contraseñas complejas y no las reutilices. Esto es válido no sólo para la seguridad de tus Bitcoins sino para tu seguridad informática en general. Atrás quedaron los días donde las claves como nuestra fecha de nacimiento o el nombre de nuestra madre eran suficientes para proteger información.

Es muy importante no utilizar la misma clave para todo. Sí, lo sé, es difícil recordar 100 claves diferentes, pero evita repetir claves, al menos, en tu monedero Bitcoin. El uso repetido de la misma clave aumenta el riesgo de que seas víctima de un ataque.

Te voy a poner un ejemplo. Imagina que consigues la siguiente promoción en la web “regístrate hoy y te regalamos 0.001 BTC”, pues bien entras te registras con tu correo y tu súper-contraseña a prueba de balas. Te confirmas y en efecto te regalan los 0.001 BTC que mandan a tu monedero. Sólo para darte cuenta que a los días te han robado todos tus Bitcoins. ¿Qué pasó? El sitio era solamente una fachada para robar a incautos. Sin querer le diste tu correo electrónico, tu monedero y tu súper-contraseña. Con ella entraron a tu correo, buscaron un correo de respaldo de Blockchain donde estaba el identificador de tu monedero y ¡Zas! Les has dado la llave maestra para que vacíen tu cuenta.

También es aconsejable utilizar carteras offline o especializadas para guardar tus ahorros. El método más seguro para guardar tus ahorros son los monederos offline o desconectados de Internet, ¿porque? Porque cualquier dispositivo al estar conectado a Internet es proclive a ser atacado por Hackers.

Para finalizar, a mí por lo menos, me parece claro que van a surgir nuevas formas de delincuencia ligadas a esta nueva moneda digital. Nos conviene a todos estar informados de los trucos que usan para robar BTC, artimañas que emplean, investigar nuevas formas de protegerse, etc.

Espero que estos simples consejos de seguridad sobre bitcoin te ayuden a guardar y proteger tus ahorros. ¿Tienes algo más que agregar? ¿Inquietudes?. Déjanos un comentario u opinión y ayúdame a difundirlo en las redes sociales si te ha gustado pinchando en los botones.




Quizá no conozcas el lado oculto de Internet, donde se hacen negocios legales e ilegales, sino que además se mueven millones. Este artículo sólo pretende ser una mera aproximación al tema.

Negocios en la Deep Web

Seguramente habrás oído alguna vez hablar del lado oscuro de Internet, la Deep Web, Web profunda, el Internet invisible y otras denominaciones similares. No se trata de una leyenda urbana aunque en la mayoría de informaciones que encontrarás por Internet se refieren a ese lugar como algo terrorífico y aterrador donde adentrarse viene a ser como caminar por un campo sembrado de minas, y eso sí es una leyenda urbana.

Conocida también como Invisible Web, Dark Web o Hidden Web, es todo aquel contenido que no forma parte del Surface Web (que es el Internet que todos conocemos y sólo representa el 10%), estas páginas no están indexadas en los motores de búsqueda como Google, Bing o Yahoo.

Existir, desde luego que existe, pero al igual que en el Internet que todos conocemos, hay sitios buenos y sitios malos. En cualquier web nos pueden colar un virus o nos puede saltar un popup que nos lleve a una web de pornografía infantil o podemos ver supuestas o reales películas snuff y cosas de lo más gore.

En la Deep Web, también conocida como DW, pasa lo mismo que en el Internet de dominio público. Hay sitios buenos y malos. Si tratas de hacer cosas buenas como buscar agencias de viajes para planificar tus vacaciones, es raro que te metan un virus o te pase algo. Pero si quieres hacer cosas malas (o poco aconsejables) como bajarte un programa o una película pirata es más fácil que te encuentres virus, o te roben o te estafen. Como en la vida real, nuestros actos o con quien nos relacionemos nos puede llevar por el buen o por el mal camino.

Para comprender lo que es la DW, hay que imaginar Internet como un enorme iceberg flotando en el mar de la información. Sabes que lo que ves del iceberg es sólo la punta (un 10%), el 90% restante está oculto bajo el mar.

La Deep Web no es otra cosa que ese 90% que los motores de búsqueda no pueden indexar y donde está el 90% de los contenidos de Internet. La mayoría de la gente solo conoce un 10% de lo que existe en realidad.

Piensa que los motores de búsqueda no pueden entrar en sitios de acceso restringido como por ejemplo zonas o páginas restringidas de empresas, páginas que han sido encriptadas ya sea por seguridad o con fines delictivos, bases de datos restringidas y un larguísimo, etc.

En la Deep Web, por lo general, reina el anonimato absoluto y, por tanto, la impunidad es casi total. Se supone que no existe o no es fácil acceder a ella y por ello es un lugar de reunión ideal para la peor fauna que podemos encontrarnos en la sociedad: terroristas, sicarios, camellos, armeros, pedófilos traficantes de tarjetas de crédito o hackers con millones de ordenadores zombis para el chantaje y/o delitos cibernéticos. Se supone que la DW es el paraíso de la impunidad delictiva, pero no es cierto. Puedes encontrarte con ciber policías intentando atrapar a los malos, puedes darte de bruces con el FBI si intentas entrar a alguna web del Gobierno Estadounidense y un largo etc.

Por citarte un ejemplo, en noviembre de 2014, el FBI y Europol informaron del desmantelamiento del portal Silk Road 2, un gigantesco supermercado donde podía conseguirse desde drogas a pornografía infantil pasando por armamento y explosivos. Se realizaron detenciones en Bulgaria, República Checa, Finlandia, Francia, Alemania, Hungría, Irlanda, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Holanda, Rumania, Suecia, Suiza, Reino Unido y España. El FBI y Europol dijeron: “No sólo hemos arrancado estos servicios ilegales de Internet. Hemos llegado hasta las profundidades, allí donde los delincuentes se sentían a salvo”. Pero lo que no dijeron, y sí saben, es que la operación fue un grano de arena en el desierto.

Tecnológicamente armados hasta los dientes esos ciberpolicías hacen lo que pueden en ese mundillo oscuro que es la DW, donde además existen varios niveles: del 2 al 5 es el territorio de la delincuencia, del 6 al 7 inteligencia militar donde se libran guerras de espionaje. Al Qaeda, por ejemplo, suele moverse en niveles 2-3 de DW (un grupo terrorista ya no se mueve en el Internet normal, es un riesgo absurdo, van a DW donde tienen sus propios foros, sus chats y sus documentos de adoctrinamiento y captación).

¿Qué negocios se hacen en la DW?

Mucha gente es hipócrita al hablar de la DW. Aconsejan encarecidamente no entrar en ella pero… ¿cómo saben lo que hay allí si no han entrado ellos primero? Se parece de alguna manera al morbo de mucha gente cuando va por carretera y hay un accidente. Todos levantan el pie del acelerador para ver si ven los higadillos de alguien arrastrando por el suelo, todos giran la cabeza para verlo bien, algunos incluso agarran el móvil para tomar un video que luego puedan subir a Internet si han cazado algo interesante. Eso sí, luego te dirán que no mires, que aceleres que estás creando más atasco, que debiera darte pena lo que ves y un largo etc.

Buscando información sobre la DW pasa eso mismo. Te dirán con toda hipocresía que ellos han entrado sólo para documentarse o para satisfacer su curiosidad pero no te hablarán de las cosas interesantes que han visto, sino únicamente de la podredumbre que han encontrado y te lo ilustrarán con las fotos más desagradables que hayan encontrado y que en muchos casos no son más que burdos fotomontajes que se distinguen a la legua. El sensacionalismo vende más que la realidad.

Un ejemplo de negocio basado en la DW lo tenemos en una empresa que te ofrece vivencias en la DW por un módico precio. Por X euros te enseñan a entrar, te explican las herramientas que tienes que utilizar y te enseñan a bucear por sus entrañas, te muestran las atrocidades que puedes encontrar, dónde buscar, cómo saltarte barreras, etc. No pienso citar el nombre de dicha empresa pues me parece lamentable que saquen el dinero a la gente curiosa enseñándoles solamente el lado oscuro y más desagradable de la DW. Por desgracia ya sabemos que el morbo vende.

Los dos negocios más rentables para los malotes son los de alquiler de ordenadores zombis y el tráfico de datos de tarjetas de crédito.

En el primer caso, y explicado sin entrar en muchos detalles, un hacker inventa un virus que convierte a los ordenadores infectados en zombis de tal forma que esos ordenadores pueden hacer lo que el hacker quiere. Seguidamente el hacker solo tiene que vender en la DW un paquete de 100.000 ordenadores que él domina y con los que se puede hacer un ataque de inyección por ejemplo. Imagínate dos webs de empresas competidoras, una va a sacar un producto estrella y la otra decide que va a joderle la web ese mismo día con un ataque de inyección, denegación de servicio, etc., y consiguen bloquearla durante 24 horas. Ese día, que era importante para ese negocio, ha sido jodido por la competencia previo pago al hacker por sus servicios.

El otro negocio rentable para los hackers en DW hoy en día es el tráfico de tarjetas de crédito. Imagínate también un hacker que consigue acceder a la web de una importante empresa de reservas de hoteles o billetes de avión. Una vez dentro el hacker accede a la base de datos y consigue todos los números de tarjetas de crédito y sus correspondientes CCV que es el código de seguridad de tres cifras que está por detrás y que se usa para pagos por Internet. Recopilados esos datos los vende por paquetes, cobrando por ejemplo 10 euros por tarjeta. Una banda organizada cualquiera compra por ejemplo 100 tarjetas pagando mil euros. Una vez en su poder, empiezan a hacer compras por Internet, cogen un piso de alquiler para que envíen las compras, dejan a algún pardillo (por si las cosas se tuercen) para recoger los paquetes y a los 10 o 15 días se largan del piso alquilado con toda la mercancía. Entre que se tramitan las denuncias, se piden órdenes de registro y demás, cuando la policía llega ya no hay nadie y no se puede perseguir al que alquiló el piso pues lo más seguro es que lo alquilara con un DNI o un pasaporte falso comprado también en la DW.

En la mayoría de las ocasiones ante la DW no se puede hacer nada. Los ciberpolicías suelen ser meros espectadores en DW, entran, ven cómo se delinque y poco más pueden hacer pues las investigaciones son largas y a veces difíciles. Debemos pensar que la mayoría de los hackers y delincuentes que se mueven por DW son superdotados intelectuales que saben cubrir muy bien su rastro. Salvo que cometan un error es difícil atraparlos. Otras veces se caza a los poco inteligentes y menos precavidos que actúan a las órdenes de los peces gordos y se prefiere no actuar contra ellos, de momento, para ver si acaban conduciendo a los peces gordos.

En la DW se pueden hacer negocios buenos y malos. Se le puede dar un buen o mal uso. Por citar un ejemplo, las tendencias en la publicidad digital vienen de la Deep Web. Dada la naturaleza de algunos de los negocios que suceden allí, los vendedores utilizan formas innovadoras de negociar sus transacciones, mercadeo, distribución y cadenas de valor. Todas esas tendencias publicitarias pueden investigarse y extrapolarse o llevarse a la vida real (léase como oportunidades de negocio). Ejemplos: Gmail introduciendo el email patrocinado; la herramienta de publicidad social Thunderclap, que ganó un León de Innovación en Cannes en el 2013; y el gran éxito de la industria de la publicidad nativa, que está creciendo y su valor se estima en unos 11 mil millones de dólares para el 2017.

Puedes encontrar también trucos de lo más creativo. Por citar un ejemplo, me llamó mucho la atención un truco para recibir de forma anónima un paquete. Un usuario dejó la dirección de su oficina local de correos como dirección de envío en lugar de su casa. Como receptor, en lugar de su nombre presentó “Titular del billete de la Reserva Federal número #NNNNN”, siendo #NNNNN el número de serie de un billete de un dólar en su poder. Al parecer, fue a la oficina de correos y se identificó con el billete de dólar, y se le entregó el paquete (que puedo suponer contenía drogas o vete tu a saber qué ilegalidad dentro).

Al igual que en la zona visible de Internet hay que tener cuidado con los productos y ofertas que se encuentran o te ofrecen porque las estafas son algo a la orden del día. Imagina que encuentras por una cantidad irrisoria una motocicleta Harley Davison con toda la documentación en regla. Pueden pasarte varias cosas. Primera, es un engaño y la motocicleta es robada y si tiene papeles son falsificados. Segunda, es un anzuelo que tienden para que los peces tontos muerdan el anzuelo y sólo te quieren sacar información al dejar tus datos para la compra o robarte los datos de tu tarjeta. Tercero, recibes una vespa destartalada y mal tuneada que recuerda muy remotamente a una Harley.

Muchas veces dependiendo de lo que busques, acabarás bien o acabarás mal. Si eres un pervertido que entras en DW buscando pedofilia no cabe duda que encontrarás pedofilia y, con un poco de suerte, darás con un señor muy amable que te ofrecerá acceso a miles de fotos y cuando accedas descubrirás que era un ciberpolicía cazando pedófilos.

Si por el contrario entras buscando oportunidades de negocio legales las encontrarás. En la DW hay cientos de temas interesantes sobre oportunidades de negocio legales. Si buscas buena información y tienes dos dedos de frente encontrarás información buena.

La DW también puede abrirte nuevos horizontes a tu manera de navegar porque en DW, además de mucha mierda, también hay cosas útiles, como por ejemplo encontrar información que no se encuentra en el Internet visible.

Puedes encontrar manuales muy interesantes. Por citar ejemplos, curioseando por ahí encontré cosas interesantes como manuales sobre como invertir en materiales raros como el grafeno o manuales de inversión en tierras raras, sesudas comparativas entre fondos de inversión realizadas por economistas de reconocido prestigio, y un largo etc.

¿Cómo se paga en DW?

La moneda más o menos oficial es el Bitcoin. El Bitcoin al tener mucha popularidad es comúnmente aceptado. Otras como LTC también tendrán aceptación, aunque no tanta. Además, últimamente han surgido “monedas oscuras” diseñadas para cifrar las transacciones y complicar su rastreo, es posible que en los negocios más oscuros pronto empiecen a preferir dicho tipo de monedas.

Grandes empresas de capital riesgo ya han invertido millones de dólares en start-ups de criptomonedas o tecnología de cadena de bloques y saben que el momento de rehacer la cadena de valor del sector financiero, sobre todo con tecnología Bitcoin, podría ser realidad en un tiempo no demasiado lejano y si esto se confirma para muchos modelos de negocio más. Esta tendencia además podría verse reforzada por una crisis o por la liquidez del sistema financiero y monetario tal como lo conocemos hoy en día y, a partir de ahí, dar el salto a otros modelos de negocios listos para ser reinventados en un mundo que transfiere valor con sistemas descentralizados de valor.

También quiero advertir de la existencia de nuevos mundos comerciales en donde todo es negociable, sin que las autoridades puedan intervenirlos.

¿Qué es el Escrow y el Multisig Escrow?

En la Deep Web, el anonimato potencia de forma exponencial las posibilidades de que nos timen o estafen. Si no existiera el Escrow, no habría forma de protegerse contra las estafas. Todos los grandes mercados ofrecen este servicio: el dinero queda depositado en manos de los administradores de la tienda durante el proceso de compra, y no pasa al vendedor hasta que el producto se envía al comprador. Las tiendas cobran un porcentaje pequeño (alrededor de un 0,5%) por utilizar Escrow, además de un sistema de disputas si hay algún problema. Algunos vendedores te ofrecen un descuento si te saltas este mecanismo (pero posiblemente sea una estafa).

El Multi-Signature Escrow (o Multisig) es una alternativa en la que el dinero del comprador está retenido en una dirección de Bitcoin firmada tanto por él como por el vendedor. De esta forma, son los involucrados los que arbitran sobre el dinero.

¿Por qué no aparece la DW en los buscadores?

A la web profunda no puedes entrar como si fuese cualquier página. Voy a citarte algunas de las razones:

1. Por la estructura de la url. Las url tradicionales que conocemos tienen este formato: www (punto) paginaweb (punto) com

Por el contrario, las url en la deep web están encriptadas y tienen este formato: a124byasdfy56qwerty87ier4y8 (punto) onion

Como verás, las tres uves dobles y la página web se codifican con una secuencia de letras o números y una extensión “.onion”

Los buscadores no pueden indexarlas porque suelen estar protegidas o encriptadas y muchas veces son de acceso restringido. El buscador no puede entrar y es incapaz de saber si detrás de a124byasdfy56qwerty87ier4y8 hay cosas de terrorismo o de pedofilia o la base de datos de una empresa petrolera (por poner un ejemplo)

2. Los navegadores o browsers que usamos (Firefox, Chrome, IE, etc.) no están diseñados para permitir el acceso a este tipo de urls.

3. Muchas de esas páginas son de acceso restringido o están encriptadas o hay que pagar por acceder a ellas.

Conclusiones

A grandes rasgos, no he sacado casi nada bueno de la DW y sólo he saciado mi curiosidad al precio de herir mi sensibilidad por algunas cosas que he visto, pero tampoco se puede ni se debe negar su existencia pues internet va cambiando, la gente va cambiando y el mundo va cambiado.

Internet también tiene su lado oscuro, pero como todo en la vida. Esto lo sabe mucha gente, pero, en general, la sociedad no es consciente de ello y únicamente he compartido todo esto contigo para que conozcas su existencia.

Siempre me ha gustado la metáfora del Océano y del Iceberg para explicar el fenómeno digital. La Internet que tú conoces representa aproximadamente el 10% del total y el 90% restante se corresponde a la Internet Profunda. Tal y como ocurre con un Iceberg, tiene su parte visible y reducida y su parte invisible e inmensa.

La DW es otro mundo. Más bien es un inframundo. Las URL están encriptadas, no se puede acceder por navegadores normales, hacer determinadas cosas es ilegal, hay contenido peligroso, etc. Es un territorio sin ley, en el cual las autoridades policiales también “se sumergen” y la combaten en la medida que pueden.

Estoy convencido de que el mundo virtual es sólo una extrapolación del mundo real. Todos sabemos en la vida real los lugares a los que no debemos ir y, si lo hacemos, es bajo nuestro riesgo. En Internet ocurre lo mismo y ahora ya sabemos por qué sitios no debemos ir o no conviene ir.

En definitiva, Internet es una maravillosa herramienta que está transformando la sociedad y los negocios y nos brinda diversas oportunidades de negocio desconocidas hace décadas, pero es sólo eso, una herramienta. El uso que le damos a la misma ya sólo depende de las personas y, por supuesto, también tiene su lado oscuro.

La intención de este artículo no es incentivar, ni motivar a las personas a que ingresen a la Deep Web, sino única y exclusivamente divulgar su existencia y hacer una breve descripción sobre cómo se hacen negocios en ella. Por ello no facilitaré ninguna información sobre cómo entrar en la Deep Web y/o ver sus contenidos ni responderé ninguna pregunta al respecto.

Espero que te haya gustado este artículo y que lo difundas y compartas en las redes sociales pinchando en los botoncitos si lo consideras interesante.




Inocentadas en Bolsa

El día de los inocentes puede hacerte perder dinero. Ten mucho cuidado los días 1 de abril y 28 de diciembre.

El día de los inocentes puede hacerte perder dinero. Ten mucho cuidado los días 1 de abril y 28 de diciembre.

En España, cada vez que llega el 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes, comienza la tradición de los consumidores de prensa económica: buscar en su diario de referencia la noticia con la que el rotativo de turno ha decidido gastar una broma simpática a sus fieles lectores.

Estamos tan acostumbrados que es “difícil” cazarnos. Yo mismo intento colarle alguna inocentada a alguien de vez en cuando. Sin ir más lejos, lo intenté en 2012: “Burdelia entrará en el IBEX” http://cosasdedinero.com/2012/12/28/burdelia-entrara-en-el-ibex/

Sin embargo, es algo más fácil que nos la “cuelen” el 1 de abril. Sin mucho buscar he encontrado algunas perlas: “Nature” publica una investigación sobre la vuelta de los dragones, el CERN confirma la existencia de “la Fuerza”, la NASA diseña trajes espaciales para vacas…

No, no es que los científicos hayan perdido el norte, sino que han querido contribuir con humor a las inocentadas del April Fools’ Day.

Cada 1 de abril, el mundo anglosajón celebra el April Fools’ Day, una jornada de inocentadas en la que participan desde medios de comunicación a políticos, grandes corporaciones o instituciones científicas.

Mucho ojo por tanto a esos dos días (1 de abril y 28 de diciembre). Yo los tengo marcados con un gran círculo rojo en el calendario y, además, procuro no operar en bolsa esos días por lo que pueda pasar.

¿Recuerdas el 1 de abril de 2008?

Ese día el mercado de futuros se disparó después de que un reputado gestor de fondos bajista, Doug Kass, de Seabreeze Partners Short LP, asegurara en un artículo en The Street.com que había decidido mover sus fondos bajistas al mercado alcista. En el artículo apoyaba su decisión en una serie de consideraciones, tales como que el barril de petróleo iba a bajar hasta los 50 dólares, que esperaba una subida del 26% para el S&P 500 al cierre del año, que la economía americana no iba a entrar en recesión porque el precio de la vivienda estaba a punto de estabilizarse, etc. Sin embargo, lo que pretendía ser una broma para los lectores se convirtió en una bomba de relojería cuando los periodistas financieros se hicieron eco de la noticia.

Esto es lo que pasó: Wall Street subió bastante gracias a la inocentada. Incluso Bloomberg puso en marcha una detallada batería de alertas con los puntos principales del artículo de Kass: “Los datos del papel tóxico (periódicos) en el sistema financiero mundial ha exagerado dramáticamente la relevancia de la situación del crédito”; “Los grandes bancos centrales y los brokers serán un importante factor en el aumento del 25% de los beneficios corporativos”; “Las acciones del sector financiero, que han sido tratadas injustamente por la comunidad bajista el pasado año (monolines, bancos, etc.) pueden doblar su precio a final de 2008”. Y suma y sigue, incluso la caída del precio del crudo hasta 50 dólares (recordar que corría el año 2008, entonces era casi inimaginable ese precio).

Esto viene a demostrar como funcionan los mercados. ¿Dónde queda su siempre exaltada eficiencia? También quedan en evidencia esos expertos que encuentran explicación siempre a las variaciones de la Bolsa. Queda demostrada su ignorancia y la estupidez de los que se creen lo que dicen.

La gran inocentada de 2008 a los españoles

A finales de 2007, los analistas, la banca privada y los gestores de inversión, preveían una Bolsa en crecimiento “moderado”, alrededor del 10%, y aseguraban que en 2008 se consolidaría el nivel de los 17.000 puntos en el mercado de Madrid. Como ustedes saben acabamos 2008 muy lejos de tan optimistas profecías: alrededor de los 9.000 puntos y con unas pérdidas cercanas al 40%, con lo cual habrá que pensar que esos “super analistas” tenían un problema muy grave. Cualquier trabajador que tuviese el mismo nivel de errores sería despedido de forma inmediata y fulminante; pero ni ellos ni sus directivos (con contratos blindados por lo demás) acabaron en las colas del INEM.

Me diréis que lo de Lehman Brothers, o lo de Madoff era imprevisible. No tanto y no para todos, pero aquí (en España) estamos lidiando con responsables mucho más directos y más concretos. Muchas entidades aconsejaban en 2008, menuda inocentada, invertir en constructoras, en inmobiliarias y en bancos. Millones de ahorradores españoles fueron dirigidos así por sus asesores, que cobran por asesorarles o por analistas (que también cobran de una u otra forma). La única duda que queda después de la “broma” es si simplemente no conocen su oficio o si pretendían evitar a costa de la gente un hundimiento aún peor de los sectores que más han sufrido.

Inocentada en 2011 en el periódico Expansión

Nos informaban sobre la supuesta alianza entre Repsol y Burger King: “Repsol se alía con Burger King y se convierte en uno de sus mayores franquiciados mundiales” Repsol se convertiría, así, en franquiciado en exclusiva para estaciones de servicio en España de áreas de restauración de Burger King.

¿Picaría algún iluso comprando Repsol o Burguer King pensando que las acciones iban a subir? A mí, desde luego, aparte de no creérmelo, lo primero que se me ocurrió pensar era si pensaban usar el aceite reciclado de los coches para freír las patatas fritas o usarían algo menos indigesto.

Inocentadas imaginativas

Otras inocentadas son imaginativas, y un tanto diabólicas, pues aportan un beneficio al autor de la inocentada, como la que nos presentaba Fotonazos en 2010: “Ganar dinero con tu perfil de Facebook” Sí, no estáis leyendo mal, desde hoy 28 de diciembre de 2010 se puede empezar a ganar dinero con tu perfil de Facebook, tan solo debéis hacer clic en Me gusta y seguir las instrucciones. Una vez hayas hecho me gusta, tienes que decírselo a todos tus amigos para que hagan lo mismo, cuanto mayor sea la red que formes desde este punto más ganancias obtendrás, estamos hablando de unos 700 bookis por cada amigo que haga me gusta, ¿Qué no sabes lo que es un Booki? ¡Que desactualizado andas!, un booki es la nueva moneda virtual que Facebook ha presentado este 28 de diciembre, los bookis se cambian por Euros y el cambio está más o menos a 1Booki=0,75€, no está mal, nada mal, así que ya sabes, haz clic en me gusta, invita a tus amigos y difúndelo, cuantos más bookis, más €uros…

Personalmente, me parece una inocentada genial y no descarto copiarla en mi blog para que los lectores tuiteen o facebookeen o googleen. ¿Cuántos “me gusta” conseguirían con aquella inocentada? Me hubiera gustado saberlo.

La inocentada de Varoufakis en 2015

Me quito el sombrero ante la inocentada de Varoufakis: “Grecia adoptará el bitcoin si no llegamos a un acuerdo con el Eurogrupo” Además de estar muy bien estudiada, muy bien argumentada y muy bien planificada, me ha dado mucho que pensar por la mala leche que encierra.

El ministro de finanzas griego, Yanis Varoufakis, celebró el día de los inocentes, que recordamos en los países anglosajones es el 1 de abril, con una broma sobre el “Grexit” con el que tanto se ha especulado tras los problemas de deuda del país.

Varoufakis compartió en su cuenta de Twitter una noticia publicada por Greek Reporter según la cual el ministro aseguraría que, si no hay acuerdo con los acreedores, el país dejará el euro para utilizar el bitcoin.

Happy April Fool’s Day everyone… http://t.co/HELEDGDpOk
— Yanis Varoufakis (@yanisvaroufakis) April 1, 2015

Según Greek Reporter, mientras los acreedores presionan al Gobierno griego para aceptar sus condiciones, Varoufakis ya tendría un as bajo la manga. “Ya hemos tenido suficiente, utilizaremos el Bitcoin”, cita este medio, que atribuye la información a fuentes cercanas al ministro.

Según esta “inocentada”, Varoufakis habría mantenido una reunión de alto secreto con altos cargos del ministerio para prepararlos en caso de que las negociaciones con el eurogrupo fracasen. En esa reunión, todo el mundo en la sala se miraba mientras Varoufakis decía: “Utilizaremos el bitcoin, iremos por delante de todas las economías del mundo y, aunque sea doloroso al principio, la economía de Grecia prosperará a largo plazo”.

El ministro habría explicado qué es la divisa virtual y cómo se implementaría en la vida diaria en Grecia utilizando una especie de tarjeta electrónica con un chip. “Todos los ciudadanos llevarán esta tarjeta como una cartera electrónica, que será distribuida de manera gratuita a todos los griegos en las oficinas locales de Hacienda, pero también estará disponible en los puntos de entrada al país por 45 euros o 0,20 bitcoins. Además, la venta de estas tarjetas a los turistas sería otra fuente de ingresos para las arcas públicas”.

“Este es el movimiento más inteligente para luchar contra la corrupción y la evasión de impuestos. Todas las transacciones serán registradas por los nuevos servidores de bitcoin del Ministerio de Finanzas griego y podremos rastrear las transacciones en cualquier momento”, justificó Varoufakis en esa reunión ficticia. “Como griegos, somos innovadores, mirad a nuestra historia”, exclamó el ministro, que agregó que “el primer ordenador fue utilizado en Grecia, el mecanismo de Anticitera, nadie sabía lo que estaba comenzando entonces”.

“El futuro comienza en Grecia y seremos el primer país en utilizar la divisa del futuro, una divisa que no permite a terceras partes decirnos qué hacer o cómo vivir”.

Inocentadas ¿con segundas intenciones?

Una inocentada de Tesla, también el 1 de abril de 2013, hizo subir a sus acciones en bolsa. La compañía bromeó con un lanzamiento y varios medios lo dieron como noticia. Yo me pregunto: ¿es que ya no enseñan a los periodistas a confirmar una noticia antes de publicarla? ¿Es que todo lo publicado en Internet tiene que ser cierto por narices? Me parece una irresponsabilidad gravísima porque la gente puede creérsela y perder sus ahorros. Además, puestos a dudar, ¿no ha podido ser una inocentada premeditada de Tesla Motors para hacer subir artificialmente el precio de sus acciones?

Tesla Motors anunció en un comunicado el lanzamiento de un nuevo producto. Supuestamente era una broma y simplemente hacía mención a un reloj. Varios medios lo dieron como bueno y sus acciones subieron en bolsa un 3,5% en una hora

Si en Europa el gran protagonista del “april day” fue Varoufakis, en Estados Unidos Tesla Motors fue uno de los grandes nombres propios del día de los inocentes en países anglosajones.

La empresa publicó en su página web un comunicado en el que anunciaba un nuevo lanzamiento de un reloj y, sin embargo, no existía tal lanzamiento, sino que se trataba de una broma (yo al menos al leerlo veo claramente que es una broma, pero algunos periodistas parecen o no saber leer entre líneas o ser idiotas): “Este nuevo dispositivo increíble de Tesla no sólo dice el tiempo, sino que también indica la fecha. Lo que es más, es infinitamente ajustable, capaz de decir la hora, no importa en qué parte del planeta estés. Japón, Tombuctú, California, en cualquier lugar! Esto va a cambiar su vida. La realidad como usted sabe que nunca será lo mismo”, bromeaba el comunicado, con la foto de un reloj.

La secuencia ha sido más o menos la siguiente: Elon Musk, CEO de la compañía, anunció en Twitter que el próximo 30 de abril presentarán una “importante nueva línea de productos” y afirmó que no se trataba de un coche. El tweet tuvo una gran acogida en Wall Street. Las acciones se dispararon un 3,5% en una hora. Al respecto, Musk ha asegurado que el tweet no tenía como objetivo favorecer el comportamiento de los títulos de Tesla. Después, los inversores se han dejado de bromas. Los títulos de Tesla se han dejado un 1,18% en la sesión de este miércoles y acumulan caídas de casi el 14% en el acumulado del año.

Francamente, si yo fuera un inversor que ha comprado acciones de Tesla por las consecuencias de la bromita de Tesla… (prefiero no acabar la frase)

¿Conclusión de todo esto?

Dice el dicho que, “en bolsa no te fíes ni de tu padre” pero yo le agregaría “y menos aún si es 1 de abril o 28 de diciembre”

Si fuera uno de los perjudicados porque otros medios informativos se hayan hecho eco de la noticia, enviaría una carta al director de dichos medios para decirle cuatro palabras sobre la profesionalidad de los periodistas o reporteros que trabajan allí y que se hacen eco de las noticias sin comprobar y verificar su autenticidad.

Me parece lamentable tanto que estas cosas pasen como que la gente pique. Al planear una inocentada no se pueden mencionar empresas, ni productos ni servicios de una compañía real.

Cuando yo lancé mi inocentada sobre que Burdelia entraría en el IBEX, mi conciencia estaba totalmente tranquila porque sabía que nadie iba a poder comprar acciones de Burdelia, una empresa inexistente.

Pero cuando se citan nombres de empresas reales, el daño puede ser irreparable sin quererlo, por muy inocentada que sea. Por citar un ejemplo, cada vez que hecho gasolina en una estación de Repsol o paso cerca de un Burguer King, lo primero que me viene a la cabeza es lo que se me ocurrió sobre si pensaban freír las patatas con aceite reciclado de coches. De alguna forma, aquella inocentada de Expansión me ha condicionado y, si tengo posibilidades, prefiero ir a otra gasolinera o ir a tomarme la hamburguesa a otro sitio.

La noticia de Grecia y el Bitcoin también me ha hecho pensar mucho. Ya he dicho que me ha gustado mucho y he explicado las razones, pero también me ha dado la sensación de que los griegos se están riendo de Europa y que, con su inocentada, Varoufakis ha demostrado tener una mala leche increíble.

Inocentadas se pueden hacer, pero todo tiene un límite. O al menos, debiera tenerlo.

Y no olvidemos que cuando las inocentadas pueden suponerle pérdidas a alguien a nivel económico dejan de ser de mal gusto para convertirse en algo deleznable.

Si quieres dejar tu opinión en los comentarios, no dudes en hacerlo. ¿Qué opinas de las inocentadas? ¿Alguna vez has perdido dinero con ellas? ¿Alguna te ha llamado la atención? Si te ha gustado esta entrada del blog, te invito a difundirla en las redes sociales con los botones de abajo. No conseguirás “bookis” ni “piopios” ni “googlitos” ni ganarás dinero, pero al menos contribuirás a difundir una entrada que te ha gustado y eso ya tiene un gran valor para todos los lectores del blog.




Una alternativa al ahorro

La conversión de pasivos en activos es una muy buena alternativa al ahorro que te rentará dinero casi sin darte cuenta.

La conversión de pasivos en activos es una muy buena alternativa al ahorro que te rentará dinero casi sin darte cuenta.

Seguramente te gustaría tener independencia financiera, vivir de tus rentas sin trabajar y sin depender de jefes ni de tu trabajo. La mayoría de los asesores financieros te recomendarán que ahorres y vayas invirtiendo tus ahorros para ir creándote un colchoncito que te permita vivir algún día. Quede claro que estoy totalmente de acuerdo con ese consejo, pero… ¿que pasa si nuestro sueldo o las circunstancias de nuestra vida no nos permiten ahorrar?

Posiblemente no llegues a mileurista y, si tienes problemas para llegar a fin de mes, difícilmente serás capaz o podrás ahorrar. ¿Acaso no hay ninguna alternativa al ahorro?

Pequeñas cosas como conocer la diferencia entre activos y pasivos puede transformar radicalmente tu vida y ayudarte a tener un futuro sin tantas preocupaciones económicas. Si no puedo ahorrar ¿cómo puedo hacerme más rico o más pobre?, te preguntarás. La respuesta es muy sencilla: Aprende a convertir tus pasivos en activos.

¿Qué es un activo y un pasivo?

Un Activo es algo que pone dinero en tu bolsillo. Por ejemplo, unas acciones de una empresa que te pagan dividendos todos los años son un activo. Tener tu dinero en una cuenta bancaria remunerada es un activo pues te van pagando intereses.

Un Pasivo es algo que te quita dinero de tu bolsillo. Un coche, aunque lo uses para ir a trabajar, es un pasivo. Piensa en todo el dinero que el coche te saca del bolsillo: tienes que pagar el seguro, echarle gasolina, cambiarle el aceite, repararlo cuando se estropea, pagar aparcamientos, etc.

Imagina que tus bolsillos son una hucha. Mientras más activos tengamos, más ricos seremos, al igual que mientras más pasivos acumulemos, mayor será nuestra pobreza. Los pasivos meten dinero en tu hucha (o en tu bolsillo) mientras que los pasivos sacan dinero de tu bolsillo y no dejan de robarte o saquear tu hucha.

Es totalmente obvio que para poder enriquecernos en lugar de empobrecernos necesitamos usar la cabeza y estudiar como podemos transformar esos pasivos en activos.

¿Cómo convertir pasivos en activos para acercarnos al sueño de conseguir la libertad financiera?

Puedo asegurarte una cosa: De ti exclusivamente depende ser más rico o más pobre. De nadie más. Lo único que tienes que hacer es sentarte, hacer una lista con tus activos y tus pasivos y estudiar como convertir los pasivos en activos.

Voy a ponerte algunos ejemplos para que comprendas la mecánica de convertir los pasivos en activos. Son sólo ejemplos, pero una vez que comprendes cómo puedes convertir un pasivo en un activo, te resultará más sencillo aplicar la técnica a tu propia situación personal.

Gonzalo tenía una gran nave industrial en un polígono. Con la llegada de la crisis, se hizo poco menos que imposible alquilarla pues pocos empresarios necesitaban una nave tan grande. Gonzalo estudió la situación y levantó tabiques intermedios creando minioficinas que empezó a alquilar a jóvenes emprendedores de forma que todos ellos pudieran beneficiarse de servicios comunes como fotocopiadoras, almacén común, luz, adsl y teléfono compartido, etc. Curiosamente, Gonzalo obtenía en total más dinero alquilando las minioficinas que alquilando la nave completa. De tener un pasivo, una nave industrial vacía, pasó a tener un activo, es decir un complejo de oficinas en alquiler.

Andrés, por ejemplo, daba cursos de diseño gráfico y tenía una academia pero la cerraba entre junio y septiembre porque nadie se apuntaba a cursos de diseño gráfico en verano. Imagina la cantidad de pasivos que tenía: aulas cerradas, mesas y sillas criando polvo, ordenadores apagados, etc. Andrés decidió convertir durante el verano esos pasivos en activos. Por un lado, las aulas, las mesas y las sillas las destinó a dar clases particulares de recuperación a malos estudiantes que necesitaban dar clases para aprobar en septiembre y poder pasar de curso. El dar clases de matemáticas, física o química le permitió convertir esos pasivos en activos durante cuatro meses.

Por otro lado, esos cuatro meses tenía 20 ordenadores totalmente parados, sin hacer nada con ellos ni sacarle ningún rendimiento. Un ordenador parado es un pasivo porque no mete dinero en tu bolsillo. Se le ocurrió poner a trabajar los ordenadores haciendo minería de bitcoins durante esos cuatro meses. Sacó bastantes bitcoins y además tuvo la suerte de que el bitcoin se revalorizó en aquella época, lo que le supuso interesantes ganancias. Pincha en este enlace si quieres saber más sobre bitcoin.

Dicho en otras palabras, Andrés convirtió una academia cerrada (un pasivo) en un activo dando clases por un lado y usando los ordenadores para obtener bitcoins por otro.

Francisco, soltero, tenía un cochazo pero decidió vender el coche y comprarse una motocicleta. Para ir a trabajar le valía con una moto y entre lo que ahorraba de seguro, gasolina, parkings y tiempo perdido en atascos vio que le salía infinitamente más rentable la moto para ir a trabajar. Vendió el coche, liquidó un crédito que tenía (otro pasivo que le robaba dinero por tener que pagar el crédito y los intereses) y lo que le sobró lo metió a plazo fijo en el banco.

Por otro lado, como ya no tenía coche, la plaza de garaje le sobraba así que con un bote de pintura, dividió su plaza de garaje en cuatro plazas para moto y, descontando la suya, le quedaban tres mini-plazas para alquilar a tres moteros que vivían en su bloque.

Dicho en otras palabras, Francisco convirtió dos pasivos como eran el coche y la plaza de garaje en dos activos.

Julia estaba pagando la hipoteca de su casa cuando de pronto se quedó sin trabajo. Entonces se dio verdadera cuenta del gran pasivo que tenía. No sólo no tenía dinero para pagar la hipoteca, sino que tampoco tenía para la luz, el agua, el seguro de la casa, etc. A ello se le unió que los pisos habían bajado, pese a ser una zona céntrica, con lo que si vendía el piso perdería dinero y quizá ni sacara para terminar de pagar la hipoteca. ¿Cómo convirtió el pasivo en un activo? Muy sencillo, alquilando habitaciones a tres mujeres que trabajaban por la zona y convirtiendo su piso de soltera en un piso compartido. Con el alquiler que le pagaban las tres inquilinas conseguía pagar la hipoteca y los gastos de la casa mientras buscaba trabajo y salía del bache. Incluso cuando encontró trabajo había descubierto la conveniencia de convertir los pasivos en activos así que continuó con las tres inquilinas porque le cubrían todos los gastos que le generaba la casa y encima le quedaba todo su sueldo integro para ella.

Ángela era una lectora empedernida hasta que se dio cuenta que, literalmente, no tenía sitio para dejar un solo libro más. Toda su casa eran estanterías y estanterías llenas de libros. Sus libros eran un enorme pasivo ocupando espacio y criando polvo hasta que decidió crear una tienda por Internet de libros usados que se ha convertido en su negocio y su forma de vida. Todas las ganancias las va dedicando a comprar diversas acciones de empresas que pagan buenos dividendos aunque en ocasiones compra lotes de libros usados a bajo precio para tener bien nutrida su tienda. Entre lo que le rentan las acciones y lo que va sacando con la tienda de libros usados puede vivir holgadamente y, además, ha sustituido casi todos los libros que tenía en papel por versiones electrónicas de los mismos que no ocupan espacio y puede seguir leyendo en su lector de libros electrónicos, con lo que su ansia por leer y su biblioteca siguen prácticamente intactas habiendo rentabilizado todo el proceso.

Son sólo algunos ejemplos de cómo puedes convertir pasivos en activos. Espero que los ejemplos te hayan abierto los ojos y te hayan servido para comprender la mecánica que debes seguir, es decir: convierte todo lo que te robe dinero en cosas que te generen dinero.

Si no tienes capacidad de ahorrar porque tu sueldo no te lo permite ya no tienes excusa para no generar dinero utilizando tu imaginación. La conversión de pasivos en activos es una muy buena alternativa al ahorro que te rentará dinero casi sin darte cuenta. Si algún lector conoce otras formas de convertir pasivos en activos o quiere contarnos cómo ha convertido sus pasivos en activos, le invito a compartirlas con todos nosotros.




Bitcoin, ¿la moneda del futuro?

Hoy quiero hablaros de lo que me parece un proyecto muy interesante de cara a lo que puede traernos el dinero del futuro: El Bitcoin.

Bitcoin

¿Será la divisa del futuro?

BitCoin es una cibermoneda o una moneda electrónica que en realidad no es otra cosa que un sistema monetario p2p que funciona como una divisa electrónica descentralizada, permite realizar transferencias entre usuarios sin regulaciones estatales y se puede utilizar tanto para ahorrar como para comprar productos.

Todos sabemos que el dinero es cualquier medio de pago generalmente aceptado que puede circular libremente dentro de una sociedad. Bajo este contexto, el dinero no debe ser necesariamente físico, mientras cumpla con los requisitos fundamentales de servir como medio de intercambio, unidad contable e instrumento de conservación de valor. En mi modesta opinión, muy pronto tendremos que empezar a enfrentarnos con innovadores medios de pago basados en el dinero electrónico.

El dinero electrónico, también conocido como e-money o dinero virtual, se refiere al dinero que es intercambiado únicamente de manera electrónica y requiere la utilización de redes de computadoras e Internet.

Existen dos tipos de dinero electrónico. El primero precisará del uso de tarjetas que no existen todavía pero que serán similares a las tarjetas prepago o a las tarjetas de crédito o débito. Será como tener la cartilla de ahorros o la cuenta corriente en forma de tarjeta.

Uno de los proyectos más ambiciosos en los que llevan embarcadas las entidades financieras desde hace años ya se empieza a hacer realidad con las tarjetas sin contacto, basadas en la tecnología “contactless”. Ya se puede pagar sin soltar la tarjeta de la mano. La Caixa, BBVA y Bankia ya están haciendo las primeras pruebas según he leído por ahí.

El segundo tipo de dinero electrónico, y el menos desarrollado hasta ahora, incluye el uso de dispositivos que funcionan en base a software instalado en computadoras. El dinero electrónico basado en software está diseñado para realizar pagos a través de redes de computadoras, principalmente por Internet.

El primer proyecto medianamente serio de dinero electrónico que conozco es BitCoin, un sistema monetario basado en redes p2p que funciona como una divisa electrónica descentralizada, permite realizar transferencias entre usuarios sin regulaciones estatales y se puede utilizar tanto para ahorrar como para comprar productos.

Bitcoin es una moneda electrónica descentralizada que fue concebida en 2009 por una persona desconocida que usaba el pseudónimo de “Satoshi Nakamoto”. Mucha gente piensa que es varón y resulta chocante que todo lo que ha escrito esté en un inglés perfecto con ortografía británica y que nunca haya escrito nada públicamente en japonés. Lo único cierto es que este experto en criptografía ha decidido mantenerse en el anonimato ocultando su identidad verdadera.

Personalmente soy de la opinión que esa persona prefirió permanecer en el anonimato porque sabía que estaba creando algo que puede llegar a ser muy grande, pero que también puede llegar a traer innumerables problemas. Lo cierto es que la nueva cibermoneda criptográfica está despertando pasiones y debates enconados en el mundo tecnológico y no me extrañaría nada que algunos gobiernos empezaran a mirarla con malos ojos por la posibilidad de que les robe poder y competencias.

Bitcoin es un proyecto relativamente nuevo que se encuentra en evolución. Por dicha razón sus desarrolladores recomiendan ser cautos y tratarlo como un software experimental. No conozco demasiados detalles técnicos del proyecto, pero los bitcoins representan un concepto de dinero que puede ser superior al de las monedas tradicionales. La idea que fundamenta Bitcoin es muy brillante. La naturaleza del dinero se basa simplemente en la confianza, y los bitcoins podrían sustituir a las monedas actuales con tal de que la gente empiece a confiar en los bitcoins más que en los euros o en los dólares. Mi opinión es que la base tecnológica es robusta y que los bitcoins podrían perfectamente llegar a ser el dinero del futuro.

Las ideas en las que se basa Bitcoin (criptografía de clave pública, red entre pares descentralizada y verificación de operaciones basada en un proceso costoso de proof-of-work) y la manera en que se han combinado son realmente asombrosas.

Actualmente todas las monedas de uso habitual son emitidas por autoridades emisoras conocidas como bancos centrales. Solamente un banco central puede tomar la decisión de crear o destruir dinero, y este tipo de decisiones sobre el volumen total del dinero en circulación depende de los objetivos concretos de cada banco central.

La idea de una cibermoneda como Bitcoin no se basa simplemente en la representación electrónica del dinero, sino también en prescindir de la necesidad de una autoridad central que tenga el poder total sobre la creación del dinero. Una cibermoneda independiente del control de los gobiernos puede llegar a tener un éxito arrollador si logra hacerse con la confianza de una cantidad considerable de personas que la vean como un tipo de dinero mejor que la moneda de curso legal. Y esto es precisamente lo que está ocurriendo con Bitcoin.

Nakamoto ideó el sistema para resolver la dificultad de marcar el tiempo de las transacciones y evitar el problema del doble gasto y cómo almacenar los historiales de transacciones de manera eficiente mediante el uso de árboles de Merkle.

La información compartida a través de la red Bitcoin consta de transacciones de unidades entre cuentas. Es algo parecido a un sistema de compartición de ficheros como pueda ser BitTorrent donde los diferentes nodos se intercambian listas de ficheros, pero que en el caso de Bitcoin intercambia dinero virtual.

Un gobierno podría ser capaz de paralizar un servidor desde el que se transmite toda la información, pero nunca podría cerrar una red entre pares mientras existan clientes conectados a la red en cualquier lugar del mundo. Esta imposibilidad de un bloqueo gubernamental es una de las fortalezas de Bitcoin: dado que toda la información sobre las transacciones se encuentra distribuida a través de la red y que hay personas ejecutando clientes de Bitcoin por todo el mundo, no sería factible para ningún gobierno ordenar el cierre de Bitcoin, aun cuando pudiera declarar ilegales ciertos usos del sistema.

Una cibermoneda podría también empezar a utilizarse como auténtico dinero (medio de intercambio y depósito de valor) con tal de que las personas lo valoren como tal. Naturalmente, para que se consolide este tipo de confianza es necesario que la cibermoneda cumpla los requisitos básicos del dinero (como que sea fácil de almacenar y de transportar, que tenga una oferta limitada y que sea divisible), y también necesita hacerse popular dentro de una comunidad de usuarios.

Aunque es cierto que el uso de los bitcoins como medio de intercambio es todavía bastante limitado, el hecho de que el precio de los bitcoins en términos de euros o dólares se haya disparado en los últimos meses ha atraído a mucha gente a la nueva moneda. Existe sin duda el riesgo de que esta confianza se desvanezca un día si el proyecto Bitcoin fracasa y cae en el olvido, pero la impresión que tengo ahora mismo es que la confianza va aumentando en general, pese al revés del virus ladrón de bitcoins que robó 25.000 BTC a uno de los pioneros y a los problemas de seguridad que han afectado al sitio de cambio Mt. Gox.

Como el oro, los bitcoins son un recurso escaso, ya que se generan siguiendo una regla que limita el número total de unidades que pueden llegar a existir. El número máximo de bitcoins es de 21 millones, y los bitcoins se producen mediante un proceso conocido como “minería” (en una analogía evidente con el proceso de extraer oro de la naturaleza).

Existen sitios web de compraventa de bitcoins en los que estos pueden cambiarse por dólares estadounidenses, euros y otras monedas. En la actualidad hay mucha gente comprando bitcoins con la expectativa de que suban de valor, esperando poder vender esos bitcoins en el futuro para obtener un buen beneficio. Esta situación es característica de las burbujas financieras, por lo que es perfectamente posible que Bitcoin acabe revelándose como una burbuja.

En mi opinión, los bitcoins son una forma de inversión extremadamente arriesgada. Algunas personas llegan a acusar a Bitcoin de ser un fraude en la forma de un ardid de Ponzi. Uno puede comprar mil euros de bitcoins hoy y venderlos dentro de un año, pero el éxito o fracaso de esa operación dependerá de cómo evolucione el mercado.

Es una forma de inversión que puede salir bien o mal. Muchas personas pueden comprar bitcoins pensando que subirán de valor pero es el mismo tipo de apuesta que el de alguien que compre acciones de una empresa con la esperanza de que su valor suba en el futuro.

Una cosa que me llamó mucho la atención es que el sistema Bitcoin no permite más que la creación de 21 millones de bitcoins. Automáticamente pensé: ¿Cómo van a dar abasto tan pocos bitcoins para que todo el planeta pueda usarlos?

Un error conceptual muy común es que el límite de 21 millones de bitcoins sería de alguna forma un obstáculo para la consolidación del bitcoin como moneda global, como si hubiera demasiados pocos bitcoins. Las cantidades en bitcoins, al tratarse de números puros en formato digital, pueden subdividirse indefinidamente. Se puede decir que existen 20 millones de bitcoins de la misma manera que se puede decir que existen 20.000 millones de milibitcoins o 20 billones de microbitcoins (y así sucesivamente). Así que en ese sentido no hay problema, seguro que los 21 millones de bitcoins pueden ser suficientes para todo el planeta.

El sistema necesita de la distribución del software específico entre compradores y vendedores. El cliente de Bitcoin gestiona las direcciones que se utilizan para enviar y recibir cantidades de bitcoins. Estas direcciones de Bitcoin están compuestas de 34 letras y números que actualmente empiezan por 1 (por ejemplo, 12q4T3xuPaBlOAT3CV1k3nKpApAnJTvXCz, conste que me lo he inventado).

Aun cuando soy bastante optimista sobre el futuro de los bitcoins, veo algunos problemas potenciales que podrían hacer fracasar el proyecto. Por un lado, el concepto resulta ser problemático y no es capaz de despertar confianza hasta que no se profundiza en el tema y se va conociendo un poco como funciona todo. Existe también el riesgo que alguien invente otra cibermoneda alternativa que se haga más popular. Y por último, tengo muy claro que algunos gobiernos intentarán prohibir los bitcoins. Por ejemplo, ¿cómo controlará hacienda los bitcoins que tenemos para poder freírnos a impuestos?

¿Podrían los bitcoins alcanzar el nivel de confianza que los haga viables como moneda? Pues la respuesta es que tal vez ya lo han hecho.