No caigas en la estafa de Warren Buffet

¿Eres capaz de detectar las falsedades en este perfil falso de Twitter?

¿Eres capaz de detectar las falsedades en este perfil falso de Twitter?

El titular de este artículo no es un error, ni una equivocación al teclear, es totalmente premeditado. Ya sé que Warren Buffett acaba con dos “t” pero seguramente no te habías dado ni cuenta que en el titular solamente tiene una “t” al final. Al leer el título automáticamente te habrás preguntado ¿Qué estafa habrá cometido Warren? Y te habrás puesto a leer.

Esta pequeña introducción viene a cuento de que Warren Buffett ha iniciado su andadura en Twitter. Su primer tuit ha sido lacónico pero impactante: Warren is in the house. Vamos, que Warren también está en Twitter y, por cierto, ya tiene más de trescientos mil seguidores, que se dice pronto aunque curiosamente todavía no sigue a nadie.

Me extrañó tanto ver a Warren en Twitter que lo primero que pensé era que una nueva estafa estaba cociéndose o que alguien quería manipular los mercados o algo así. Hace tan poco tiempo de lo del pirateo de la cuenta de AP que hundió el mercado en USA (más información en este enlace) que no me fío un pelo de lo que leo por Twitter.

Imagino que muy pronto surgirá algún estafador o alguien que quiera manipular los mercados haciéndose pasar por Warren Buffett y por eso estoy escribiendo esto, para avisaros de la posibilidad que ocurra.

Y es que es facilísimo suplantar a alguien. Las letras son criminales cuando se saben usar con maldad. Prueba de ello es el titular. Seguro que te ha llamado la atención el titular y te has puesto a leer y Warren Buffett no tiene nada que ver porque su apellido acaba con dos “t” y yo solo he puesto una.

La cuenta de Twitter auténtica de Warren es @warrenbuffett, pero imagina que creo yo una cuenta con un nombre similar como @warrenbuffet o @warrentbuffett o @warrenbufett, le meto a continuación una foto de Warren descargada de Internet y me dedico a lanzar información falsa.

En la imagen verás una cuenta de Twitter falsa donde se ha suprimido una letra “t” al final del apellido. Pero la falsificación no acaba ahí. También se puede falsear la página web de Berkshire Hathaway como yo he hecho por el simple procedimiento de añadirle otra “t”. Así, el estafador puede crear una página web falsa ya que la página web de Berkshire Hathaway es demasiado sencilla de falsificar para alguien que tenga unos mínimos conocimientos de creación de páginas web. Si alguien desconfía de la cuenta de Twitter falsa se le envía a la página web falsa de la empresa donde el estafador ya se habrá encargado de introducir también la información falsa y así se le acaba de convencer al incauto de que lo que acaba de leer es verdad.

La página web auténtica de Berkshire Hathaway es www.berkshirehathaway.com mientras que la falsa que yo he puesto en el falso perfil es www.berkshirethathaway.com. Podrás ver que más parecidas imposible.

Una vez que como buen estafador que soy o como buen manipulador de mercados he creado el perfil falso en Twitter y la falsa página web ya sólo me queda ponerme a tuitear lo que me convenga.

Por ejemplo, el siguiente tuit explicaría lo que está pasando últimamente con las acciones de Bankia: “Warren compra acciones de Bankia @warrenbuffet”

¿Cuánta gente crees que se dará cuenta de que el tuit es falso, que la cuenta de Twitter es falsa o que la página web donde se amplia la información es también falsa? La mayoría se limitarán a retuitearlo convencidos que es verdad y ya tenemos a Bankia por las nubes mientras alguien va vendiendo acciones de Bankia a precio de oro a los inversores pardillos que caen en el engaño.

Espero haberos hecho reflexionar con esta entrada y que toméis precauciones cuando leáis cosas en cualquier red social, no sólo en Twitter. Desconfía de las redes sociales, es demasiado fácil engañar a la gente si no se toman precauciones. No caigas en la estafa de Warren Buffet o en otra similar.

También podría interesarte:

  1. ¿Qué mercado hundimos hoy?