Archivos mensuales: mayo, 2013

Nubes de palabras, otra innovadora forma de análisis bursátil

En menos de 15 minutos puedes hacerte una idea muy aproximada sobre cualquier tema que quieras investigar fijándote únicamente en las palabras más destacadas. En la imagen un ejemplo de nube de palabras de la empresa BME.

En menos de 15 minutos puedes hacerte una idea muy aproximada sobre cualquier tema que quieras investigar fijándote únicamente en las palabras más destacadas. En la imagen un ejemplo de nube de palabras de la empresa BME.

Imagina que quieres hacerte una idea rápida sobre alguna empresa de las que cotizan en el IBEX, pero no te fías demasiado de los análisis (tanto técnicos como fundamentales) que hacen los analistas porque sabes que muchos fallan como una escopeta de feria.

Lo ideal sería leerse todos los análisis técnicos y fundamentales que realizan los diferentes analistas para ver en que cosas están de acuerdo la mayoría y en cuáles no están de acuerdo. La lógica dice que, a mayor consenso, suele ser mayor la fiabilidad de la información.

He descubierto que las nubes de palabras dan una idea bastante buena sobre cualquier tema que queramos investigar. Si aplicamos las nubes de palabras a la Bolsa, podemos obtener muy buenos datos sin tener que perder horas o días leyendo las diversas informaciones que encontramos por Internet.

Una forma sencilla y atractiva para mostrar de manera gráfica las palabras más frecuentes de un texto son las nubes de palabras (del inglés “word cloud”).

En dichas nubes se muestran de manera desordenada las palabras más frecuentes de un texto cualquiera. Lo más importante es el tamaño de las palabras: cuanto más frecuente sea la palabra, más grande aparecerá en la nube.

Voy a poneros un ejemplo práctico de la metodología que utilizo y de cómo obtengo resultados a partir del análisis de nubes.

Imagina que quieres información sobre alguna empresa que cotiza en el IBEX. Por ejemplo, queremos obtener información sobre las acciones de Bolsas y Mercados Españoles (BME). Suponemos que no tenemos ni idea sobre dicha empresa y que desconocemos todo sobre su funcionamiento.

El primer paso es recopilar toda la información posible sobre BME. Para ello abrimos el navegador y, utilizando cualquier buscador, buscamos “Análisis BME”. Con ello obtenemos enlaces que nos llevarán tanto a páginas de análisis técnico como a páginas de análisis fundamental sobre BME. Dichos análisis habrán sido realizados por todo tipo de analistas: buenos, regulares, mediocres, aceptables, etc.

Como no sabemos de quién podemos fiarnos y de quién no, en este primer paso nos limitaremos a abrir un archivo de texto e iremos copiando en dicho archivo todos los análisis que encontremos. Es tan sencillo como ir abriendo enlaces en el buscador y en el navegador, marcar todo el texto con el ratón y dar a copiar y pegar en nuestro archivo de texto. En este proceso no perdemos ni un segundo en leer los diferentes textos porque a nosotros lo que nos interesa es comparar las distintas opiniones, así que nos limitamos a ir haciendo un largo churro de texto con todos los análisis que seamos capaces de encontrar.

Una vez recopilada toda la información en bruto y que tenemos nuestro super-macro-texto preparado, lo pasamos por un procesador de palabras que nos construya la nube de palabras.

Como ejemplo, os muestro la nube de palabras que he creado con diferentes análisis, tanto técnicos como fundamentales, de la empresa BME. Como buscadores he utilizado Google y Yahoo para que la muestra de análisis sea un poco más diversificada.

Mirando la nube, y recordando que las palabras más grandes son las más frecuentes en nuestro super-macro-texto, ¿qué podemos deducir de BME? En la nube se ve claramente cuáles son las palabras más frecuentes. ¿Por qué esas palabras y no otras? ¿Qué nos dicen esas palabras sobre BME?

Vemos que destaca el nombre de la empresa, BME, cosa lógica, pero también llaman nuestra atención las palabras: dividendos, mantener, lateral, rentabilidad.

A grandes rasgos la nube de palabras me está diciendo que las acciones de BME se suelen mover de forma lateral, y que conviene mantener las acciones a largo plazo, según el consenso, por su excelente rentabilidad en forma de dividendos.

Para enunciar esa frase solo he tenido que ir buscando las distintas palabras en mi super-macro-texto. Por ejemplo, buscando la palabra “mantener” he visto que la mayoría de los analistas recomiendan mantener las acciones como inversión a largo plazo. Buscando “dividendos” he visto que la mayoría alaban los jugosos dividendos que da BME a sus accionistas, etc.

En total he empleado en todo el proceso unos 15 minutos, no he perdido tiempo leyendo los diferentes análisis y como podéis ver me ha dado una primera aproximación bastante buena a una empresa que se supone que desconocíamos por completo. Todo parece indicar que BME es una buena empresa para comprar algunas acciones a largo plazo pensando en la rentabilidad de los dividendos.

Llegados a este punto me preguntarás: ¿Y cómo se crean las nubes de palabras?

Crear una nube de palabras a partir de un texto es bastante sencillo. Existen en Internet herramientas disponibles que lo hacen. Aquí os dejo la que he utilizado yo: http://www.wordle.net/

Probadla. Basta con tener un texto a mano. Veréis que los análisis en bruto que realiza son bastante aproximados a la realidad.

Por citaros un ejemplo, a mí el análisis de la nube de palabras me avisó de la debacle de Pescanova justo cuando todos los analistas la recomendaban. No puedo poner la nube porque la borré hace tiempo, pero me pusieron en guardia palabras como “problemas”, “deuda”, “riesgo” enfrentadas a “comprar” como recomendaban la mayoría de los analistas. Me pregunté: ¿comprar algo que tiene problemas, deuda y riesgo? No parece muy aconsejable, ¿verdad? Pocos días después las acciones de Pescanova caían en picado. Menos mal que no hice caso a todos los que recomendaban comprarlas. El análisis de la nube me sirvió para que se me posara la mosca tras la oreja y refrenara mi idea inicial de comprar.

Por supuesto, este tipo de análisis es otro tipo de análisis más que podemos emplear. Ni que decir tiene que jamás recomendaré emplearlo exclusivamente sino como otra herramienta más a nuestra disposición y que podemos utilizar en conjunción con el análisis técnico, el fundamental, los indicadores, etc.

También vale para otras cosas como hacerse una idea de la temática de un blog analizando las palabras más empleadas o para descubrir qué temas preocupan más a los inversores. Se pueden analizar foros, páginas web, y es capaz de desmenuzarnos los textos más coñazos, más aburridos y más soporíferos que podamos tener necesidad de analizar sin morir en el intento. Te invito a descubrir las posibilidades que brinda este nuevo tipo de análisis y ni que decir tiene que estaré encantado de escuchar tus comentarios. Espero que te haya resultado útil esta información.




¿Nadie patalea en este país?

La economía sumergida única explicación que encuentro a las preguntas que me hago.

La economía sumergida es la única explicación que encuentro a las preguntas que me hago.

No deja de llamarme la atención la situación actual que vivimos en España. No sé a ciencia cierta si somos un país de borregos que estamos todos quietos no vaya a venir el lobo y la cosa vaya a peor, o si somos todos unos magos de la supervivencia y actuamos con disimulo, a la chita callando.

La verdad es que no se explica que, con alrededor de un 25 o 26% de la población en paro, unos seis millones de personas a ojo de buen cubero, no haya apenas algaradas en la calles, ni protestas, ni un incremento exponencial de la delincuencia.

No me creo la calma chicha en que parece que vivimos. Sí, algunos, tímidamente se manifiestan por ahí pero parecen ser minoría. Unos cientos protestan en las puertas de los bancos por lo de las preferentes, otros pocos protestan por las hipotecas y los desahucios, otros pocos se dedican a acosar pacíficamente a los políticos en las puertas de sus casas (me niego a utilizar la palabreja esa que usan los medios de comunicación). Pero si lo pensamos fríamente, ¿no os parecen pocas protestas?

Se supone que hay unos seis millones de parados, y digo se supone porque muchos, o bien han dejado de renovar la tarjeta del paro porque saben que no va a servirles para encontrar empleo, o bien pasan directamente de apuntarse al paro.

Vamos a suponer que la mitad, unos tres millones son parados de larga duración. En muchos casos todos los miembros de la unidad familiar están en paro desde hace meses. Quizá tenían ahorrados cientos de miles de euros y van tirando de los ahorros, pero ¿tan ahorradora era la gente en España que todavía les duran los dineros? No me lo creo. Y entonces viene la gran pregunta: ¿Qué comen? ¿Cómo se visten? ¿Cómo llevan a los niños al colegio? ¿Cómo pagan la luz?

No sé, quizá estoy equivocado pero a mí me fallan las matemáticas. ¿Tanta paz con tres millones de personas sin empleo y sin recursos?

No he detectado un aumento espectacular de la mendicidad. Sí, se ven más personas hurgando en las basuras para recoger metales o cosas que otros tiran y revenderlas, pero mis matemáticas me dicen que tendría que ver por lo menos el triple o el cuadruple de los que veo. Tampoco veo apenas gente pidiendo por las calles o, al menos, veo poco más o menos las mismas que antes. ¿A ti te cuadra tanta paz estando la situación tan jodida como está?

Los delitos como robos, estafas, timos, atracos, etc. tampoco parecen estar subiendo de forma exponencial. ¿O están maquillando cifras para que no nos demos cuenta de la realidad de la delincuencia? Imagino que habrá un poco de todo y supongo que habrá más delitos que antes pero tampoco demasiados si los comparamos con los que llegaban antes a nuestros oídos. Así que, ¿por qué no aumenta la delincuencia de forma exponencial?

La respuesta a todas estas preguntas sólo puede ser una: la economía sumergida campa a sus anchas. Solamente eso puede explicar que la gente no tome las calles, no se manifieste, no haya actos vandálicos y que todos estemos tan quietecitos como estamos.

Y lo cojonudo del caso es que todo parece indicar que poco a poco vamos saliendo de la crisis. ¿Alguien se cree que las medidas del gobierno están haciendo efecto?

Subir el IVA, por ejemplo, ¿no implica retraer el consumo y recaudar menos? La solución del español es pagar sin abonar el IVA y así se va subsistiendo mientras pasa la crisis. El gobierno se lleva las manos a la cabeza preguntándose cómo es posible que se recaude menos habiendo subido el IVA. Por alguna razón es tan famosa la frase “¿Quiere factura o le cobro sin IVA?”. Seguro que la has oído alguna vez con esas u otras palabras parecidas.

¿Qué nos suben los impuestos o el IRPF? Nos da igual, como cobramos en negro, hacienda no se entera de los ingresos que tenemos realmente y se recauda menos.

Veo en los periódicos noticias como que está aumentando espectacularmente la prostitución. Es muy triste pero me parece normal. Si una madre, que tiene que alimentar a sus hijos, no encuentra trabajo de ningún tipo, algo tendrá que hacer para darles de comer. ¿O les deja morir de hambre? Y no olvidemos que la prostitución es un excelente ejemplo de lo que la economía sumergida está haciendo por el país: nos duela o no reconocerlo, la economía sumergida está salvando el culo a mucha gente.

Cada vez tengo más claro que la economía sumergida es el motor del país o, al menos, motor de una gran parte de la economía. Ni brotes verdes, ni atisbos de mejora, ni datos prometedores, ni palabras engalanadas para que suenen bonitas: la economía sumergida es lo que está salvando al país y nos permite seguir viviendo.

Solamente cuando el gobierno deje de presionarnos como lo hace nos olvidaremos de la economía sumergida y el país despegará y saldremos de la crisis. Pero, hasta entonces, y por muy poco solidario que pueda sonar, yo digo: ¡bendita sea la economía sumergida que consigue que España no estalle!.




¿Tienes 2 euros sueltos?

Si tienes 2 euros sueltos puedes dedicarlos a asociarte a A.P.D.E.S.

Si tienes 2 euros sueltos puedes dedicarlos a asociarte a A.P.D.E.S. o a tomarte un café o una cerveza, tú decides.

Estaba navegando por Internet buscando formas de ganar dinero con el blog cuando he descubierto esta desconocida Asociación que, yo creo, debe ser la única asociación en el planeta que paga dinero a sus asociados por atraer nuevos asociados a la misma sin tener que hacer absolutamente nada más.

Imagina un vaso vacío donde va cayendo cada cierto tiempo una gota de agua. El vaso, que al principio está vacío, un día llegará a estar lleno y podrás dar un delicioso trago que saciará tu sed. Así funciona la Asociación A.P.D.E.S.

Mucha gente no lo sabe, pero 2 euros pueden ser una buena inversión a largo plazo si los inviertes en una curiosa Asociación que recibe el nombre de A.P.D.E.S. y que lleva muchos años funcionando pese a ser prácticamente desconocida.

El único requisito que nos ponen si queremos asociarnos a la A.P.D.E.S. es pagar la cuota de inscripción de 2 euros que se pagan una sola vez en la vida y, desde el mismo momento que recibes tu diploma de bienvenida, empiezan a pagarte por invitar a otras personas a asociarse.

Supuse que sería otra estafa más relacionada con el marketing multinivel donde se hacen de oro los de arriba de la pirámide mientras que los de abajo no ven un duro. Pero reconozco que estaba totalmente equivocado. Además, cosa curiosa, la asociación no tiene página web ni encontrarás con facilidad información sobre dicha asociación en Internet. Hay otras asociaciones con las mismas siglas, pero no tienen nada que ver con la auténtica A.P.D.E.S.

Hablando con algunos de sus socios entiendo el motivo de no dar muchas pistas sobre cómo funciona la Asociación: No quieren que les copien el innovador sistema para ganar dinero que utilizan ni quieren tampoco tener un repentino aluvión de asociados que podría hacer disminuir las ganancias de sus socios actuales.

Lo cierto es que, el sistema que utilizan, patentado a nivel mundial, va dando jugosos beneficios a sus asociados a lo largo del tiempo. Saben que ninguno se hará millonario con la Asociación, pero al menos va dándoles dinero para cubrir gastos de los servidores donde tienen sus webs o blogs y, de paso, les sobra dinero para tomarse unas cañas o unos cafés de vez en cuando. De todos modos, aunque no lo reconozcan, personalmente estoy convencido que algún socio muy activo incluso habrá podido tomarse unas minivacaciones o se habrá sacado un buen extra de dinero.

Desde luego, ahora que soy miembro de la Asociación y conozco su funcionamiento, puedo aseguraros que no es nada relacionado con el multinivel. Es justo al contrario más bien. Tú, como Asociado, eres el único que cobra dinero por invitar a nuevos socios a convertirse en miembros de la Asociación. Nadie más que tú cobra, pero al resto de los asociados les da igual cuanto cobres tú, lo único importante para ellos es que la Asociación siga viva y pueda seguir funcionando para que todos ganen año tras año.

Tampoco tiene que ver nada con rellenar encuestas, ni hacer clics, ni ver publicidad, ni vender productos a comisión, ni hacer referidos multinivel. Es un sistema completamente novedoso y efectivo que te permitirá ganar dinero. La cantidad que ganes dependerá única y exclusivamente de ti y de nadie más.

Quizá la característica más llamativa de esta Asociación sea que los socios verdaderamente involucrados con la misma son los que ganan más dinero. Obviamente, los que se apuntan pero no hacen nada por la Asociación, ni invitan a nadie a asociarse, ni se preocupan por atraer nuevos socios para que la Asociación siga viva, poco o ningún dinero ganarán.

El funcionamiento de la Asociación A.P.D.E.S. es muy sencillo: Pagas los dos euros para asociarte y recibes el diploma de bienvenida como nuevo asociado. En el propio diploma vienen los estatutos de la asociación (que sólo son tres por cierto) y donde te explican como puedes ganar dinero como asociado el resto de tu vida.

Como ves, más sencillo no puede ser. Así que te pregunto: ¿tienes 2 euros sueltos?

Si rebuscas en los bolsillos del pantalón, o en los del abrigo o quizá perdidos en el fondo de algún cajón encontrarás los 2 euros que necesitas para convertirte en miembro de la Asociación y podrás empezar a ganar dinero de por vida. Como mucho puedes perder 2 euros, pero… ¿has pensado cuánto dejas de ganar si no te unes a la Asociación?

Aquí os dejo el enlace para pagar los 2 euros y convertirse en miembro de pleno derecho de la Asociación A.P.D.E.S. por si alguno le interesa.

Yo, desde luego, me he asociado y sólo puedo aseguraros que el sistema funciona. Sé que no me haré rico, pero algo de dinero voy sacando. Gota a gota se va llenando el vaso como decía al principio. Eso sí, también os advierto que si no vais a conseguir nuevos asociados no os molestéis en asociaros porque no ganareis ni un euro así que el negocio no está asegurado. De vosotros depende asociaros o no y, como comprenderéis, no acepto reclamaciones si no sois capaces de conseguir nuevos asociados porque entonces no ganareis dinero y habréis perdido miserablemente los 2 euros que cuesta inscribirse en A.P.D.E.S.




Una alternativa al ahorro

La conversión de pasivos en activos es una muy buena alternativa al ahorro que te rentará dinero casi sin darte cuenta.

La conversión de pasivos en activos es una muy buena alternativa al ahorro que te rentará dinero casi sin darte cuenta.

Seguramente te gustaría tener independencia financiera, vivir de tus rentas sin trabajar y sin depender de jefes ni de tu trabajo. La mayoría de los asesores financieros te recomendarán que ahorres y vayas invirtiendo tus ahorros para ir creándote un colchoncito que te permita vivir algún día. Quede claro que estoy totalmente de acuerdo con ese consejo, pero… ¿que pasa si nuestro sueldo o las circunstancias de nuestra vida no nos permiten ahorrar?

Posiblemente no llegues a mileurista y, si tienes problemas para llegar a fin de mes, difícilmente serás capaz o podrás ahorrar. ¿Acaso no hay ninguna alternativa al ahorro?

Pequeñas cosas como conocer la diferencia entre activos y pasivos puede transformar radicalmente tu vida y ayudarte a tener un futuro sin tantas preocupaciones económicas. Si no puedo ahorrar ¿cómo puedo hacerme más rico o más pobre?, te preguntarás. La respuesta es muy sencilla: Aprende a convertir tus pasivos en activos.

¿Qué es un activo y un pasivo?

Un Activo es algo que pone dinero en tu bolsillo. Por ejemplo, unas acciones de una empresa que te pagan dividendos todos los años son un activo. Tener tu dinero en una cuenta bancaria remunerada es un activo pues te van pagando intereses.

Un Pasivo es algo que te quita dinero de tu bolsillo. Un coche, aunque lo uses para ir a trabajar, es un pasivo. Piensa en todo el dinero que el coche te saca del bolsillo: tienes que pagar el seguro, echarle gasolina, cambiarle el aceite, repararlo cuando se estropea, pagar aparcamientos, etc.

Imagina que tus bolsillos son una hucha. Mientras más activos tengamos, más ricos seremos, al igual que mientras más pasivos acumulemos, mayor será nuestra pobreza. Los pasivos meten dinero en tu hucha (o en tu bolsillo) mientras que los pasivos sacan dinero de tu bolsillo y no dejan de robarte o saquear tu hucha.

Es totalmente obvio que para poder enriquecernos en lugar de empobrecernos necesitamos usar la cabeza y estudiar como podemos transformar esos pasivos en activos.

¿Cómo convertir pasivos en activos para acercarnos al sueño de conseguir la libertad financiera?

Puedo asegurarte una cosa: De ti exclusivamente depende ser más rico o más pobre. De nadie más. Lo único que tienes que hacer es sentarte, hacer una lista con tus activos y tus pasivos y estudiar como convertir los pasivos en activos.

Voy a ponerte algunos ejemplos para que comprendas la mecánica de convertir los pasivos en activos. Son sólo ejemplos, pero una vez que comprendes cómo puedes convertir un pasivo en un activo, te resultará más sencillo aplicar la técnica a tu propia situación personal.

Gonzalo tenía una gran nave industrial en un polígono. Con la llegada de la crisis, se hizo poco menos que imposible alquilarla pues pocos empresarios necesitaban una nave tan grande. Gonzalo estudió la situación y levantó tabiques intermedios creando minioficinas que empezó a alquilar a jóvenes emprendedores de forma que todos ellos pudieran beneficiarse de servicios comunes como fotocopiadoras, almacén común, luz, adsl y teléfono compartido, etc. Curiosamente, Gonzalo obtenía en total más dinero alquilando las minioficinas que alquilando la nave completa. De tener un pasivo, una nave industrial vacía, pasó a tener un activo, es decir un complejo de oficinas en alquiler.

Andrés, por ejemplo, daba cursos de diseño gráfico y tenía una academia pero la cerraba entre junio y septiembre porque nadie se apuntaba a cursos de diseño gráfico en verano. Imagina la cantidad de pasivos que tenía: aulas cerradas, mesas y sillas criando polvo, ordenadores apagados, etc. Andrés decidió convertir durante el verano esos pasivos en activos. Por un lado, las aulas, las mesas y las sillas las destinó a dar clases particulares de recuperación a malos estudiantes que necesitaban dar clases para aprobar en septiembre y poder pasar de curso. El dar clases de matemáticas, física o química le permitió convertir esos pasivos en activos durante cuatro meses.

Por otro lado, esos cuatro meses tenía 20 ordenadores totalmente parados, sin hacer nada con ellos ni sacarle ningún rendimiento. Un ordenador parado es un pasivo porque no mete dinero en tu bolsillo. Se le ocurrió poner a trabajar los ordenadores haciendo minería de bitcoins durante esos cuatro meses. Sacó bastantes bitcoins y además tuvo la suerte de que el bitcoin se revalorizó en aquella época, lo que le supuso interesantes ganancias. Pincha en este enlace si quieres saber más sobre bitcoin.

Dicho en otras palabras, Andrés convirtió una academia cerrada (un pasivo) en un activo dando clases por un lado y usando los ordenadores para obtener bitcoins por otro.

Francisco, soltero, tenía un cochazo pero decidió vender el coche y comprarse una motocicleta. Para ir a trabajar le valía con una moto y entre lo que ahorraba de seguro, gasolina, parkings y tiempo perdido en atascos vio que le salía infinitamente más rentable la moto para ir a trabajar. Vendió el coche, liquidó un crédito que tenía (otro pasivo que le robaba dinero por tener que pagar el crédito y los intereses) y lo que le sobró lo metió a plazo fijo en el banco.

Por otro lado, como ya no tenía coche, la plaza de garaje le sobraba así que con un bote de pintura, dividió su plaza de garaje en cuatro plazas para moto y, descontando la suya, le quedaban tres mini-plazas para alquilar a tres moteros que vivían en su bloque.

Dicho en otras palabras, Francisco convirtió dos pasivos como eran el coche y la plaza de garaje en dos activos.

Julia estaba pagando la hipoteca de su casa cuando de pronto se quedó sin trabajo. Entonces se dio verdadera cuenta del gran pasivo que tenía. No sólo no tenía dinero para pagar la hipoteca, sino que tampoco tenía para la luz, el agua, el seguro de la casa, etc. A ello se le unió que los pisos habían bajado, pese a ser una zona céntrica, con lo que si vendía el piso perdería dinero y quizá ni sacara para terminar de pagar la hipoteca. ¿Cómo convirtió el pasivo en un activo? Muy sencillo, alquilando habitaciones a tres mujeres que trabajaban por la zona y convirtiendo su piso de soltera en un piso compartido. Con el alquiler que le pagaban las tres inquilinas conseguía pagar la hipoteca y los gastos de la casa mientras buscaba trabajo y salía del bache. Incluso cuando encontró trabajo había descubierto la conveniencia de convertir los pasivos en activos así que continuó con las tres inquilinas porque le cubrían todos los gastos que le generaba la casa y encima le quedaba todo su sueldo integro para ella.

Ángela era una lectora empedernida hasta que se dio cuenta que, literalmente, no tenía sitio para dejar un solo libro más. Toda su casa eran estanterías y estanterías llenas de libros. Sus libros eran un enorme pasivo ocupando espacio y criando polvo hasta que decidió crear una tienda por Internet de libros usados que se ha convertido en su negocio y su forma de vida. Todas las ganancias las va dedicando a comprar diversas acciones de empresas que pagan buenos dividendos aunque en ocasiones compra lotes de libros usados a bajo precio para tener bien nutrida su tienda. Entre lo que le rentan las acciones y lo que va sacando con la tienda de libros usados puede vivir holgadamente y, además, ha sustituido casi todos los libros que tenía en papel por versiones electrónicas de los mismos que no ocupan espacio y puede seguir leyendo en su lector de libros electrónicos, con lo que su ansia por leer y su biblioteca siguen prácticamente intactas habiendo rentabilizado todo el proceso.

Son sólo algunos ejemplos de cómo puedes convertir pasivos en activos. Espero que los ejemplos te hayan abierto los ojos y te hayan servido para comprender la mecánica que debes seguir, es decir: convierte todo lo que te robe dinero en cosas que te generen dinero.

Si no tienes capacidad de ahorrar porque tu sueldo no te lo permite ya no tienes excusa para no generar dinero utilizando tu imaginación. La conversión de pasivos en activos es una muy buena alternativa al ahorro que te rentará dinero casi sin darte cuenta. Si algún lector conoce otras formas de convertir pasivos en activos o quiere contarnos cómo ha convertido sus pasivos en activos, le invito a compartirlas con todos nosotros.




No caigas en la estafa de Warren Buffet

¿Eres capaz de detectar las falsedades en este perfil falso de Twitter?

¿Eres capaz de detectar las falsedades en este perfil falso de Twitter?

El titular de este artículo no es un error, ni una equivocación al teclear, es totalmente premeditado. Ya sé que Warren Buffett acaba con dos “t” pero seguramente no te habías dado ni cuenta que en el titular solamente tiene una “t” al final. Al leer el título automáticamente te habrás preguntado ¿Qué estafa habrá cometido Warren? Y te habrás puesto a leer.

Esta pequeña introducción viene a cuento de que Warren Buffett ha iniciado su andadura en Twitter. Su primer tuit ha sido lacónico pero impactante: Warren is in the house. Vamos, que Warren también está en Twitter y, por cierto, ya tiene más de trescientos mil seguidores, que se dice pronto aunque curiosamente todavía no sigue a nadie.

Me extrañó tanto ver a Warren en Twitter que lo primero que pensé era que una nueva estafa estaba cociéndose o que alguien quería manipular los mercados o algo así. Hace tan poco tiempo de lo del pirateo de la cuenta de AP que hundió el mercado en USA (más información en este enlace) que no me fío un pelo de lo que leo por Twitter.

Imagino que muy pronto surgirá algún estafador o alguien que quiera manipular los mercados haciéndose pasar por Warren Buffett y por eso estoy escribiendo esto, para avisaros de la posibilidad que ocurra.

Y es que es facilísimo suplantar a alguien. Las letras son criminales cuando se saben usar con maldad. Prueba de ello es el titular. Seguro que te ha llamado la atención el titular y te has puesto a leer y Warren Buffett no tiene nada que ver porque su apellido acaba con dos “t” y yo solo he puesto una.

La cuenta de Twitter auténtica de Warren es @warrenbuffett, pero imagina que creo yo una cuenta con un nombre similar como @warrenbuffet o @warrentbuffett o @warrenbufett, le meto a continuación una foto de Warren descargada de Internet y me dedico a lanzar información falsa.

En la imagen verás una cuenta de Twitter falsa donde se ha suprimido una letra “t” al final del apellido. Pero la falsificación no acaba ahí. También se puede falsear la página web de Berkshire Hathaway como yo he hecho por el simple procedimiento de añadirle otra “t”. Así, el estafador puede crear una página web falsa ya que la página web de Berkshire Hathaway es demasiado sencilla de falsificar para alguien que tenga unos mínimos conocimientos de creación de páginas web. Si alguien desconfía de la cuenta de Twitter falsa se le envía a la página web falsa de la empresa donde el estafador ya se habrá encargado de introducir también la información falsa y así se le acaba de convencer al incauto de que lo que acaba de leer es verdad.

La página web auténtica de Berkshire Hathaway es www.berkshirehathaway.com mientras que la falsa que yo he puesto en el falso perfil es www.berkshirethathaway.com. Podrás ver que más parecidas imposible.

Una vez que como buen estafador que soy o como buen manipulador de mercados he creado el perfil falso en Twitter y la falsa página web ya sólo me queda ponerme a tuitear lo que me convenga.

Por ejemplo, el siguiente tuit explicaría lo que está pasando últimamente con las acciones de Bankia: “Warren compra acciones de Bankia @warrenbuffet”

¿Cuánta gente crees que se dará cuenta de que el tuit es falso, que la cuenta de Twitter es falsa o que la página web donde se amplia la información es también falsa? La mayoría se limitarán a retuitearlo convencidos que es verdad y ya tenemos a Bankia por las nubes mientras alguien va vendiendo acciones de Bankia a precio de oro a los inversores pardillos que caen en el engaño.

Espero haberos hecho reflexionar con esta entrada y que toméis precauciones cuando leáis cosas en cualquier red social, no sólo en Twitter. Desconfía de las redes sociales, es demasiado fácil engañar a la gente si no se toman precauciones. No caigas en la estafa de Warren Buffet o en otra similar.




Buscar trabajo 2.0

Estamos en una situación excepcional y sólo podemos arreglarla entre todos con medidas excepcionales

Estamos en una situación excepcional y sólo podemos arreglarla entre todos con medidas excepcionales

Me preguntaréis: ¿Qué haces escribiendo en un blog el día el trabajo? ¿No aprovechas para descansar? Pues la respuesta es: No, no descanso. Yo tengo trabajo pero soy consciente que millones de españoles no lo tienen y por eso he querido aportar mi granito de arena para dar ideas al gobierno, a las empresas y a los parados. Si una sola persona consigue trabajo gracias a alguna idea que proponga en esta entrada me daré por satisfecho.

El gobierno nos pide paciencia, nos dice que están haciendo lo que deben, que la cosa va a mejorar pero la triste realidad es que, al menos por el momento, seguimos yendo a peor. El paro no deja de crecer. En el momento de escribir esto se supone que un 27% de la población está en paro. Y digo “se supone” porque estoy convencido que las cifras han sido maquilladas.

Hay un dato sobre el paro en España que es muchísimo peor que los 6.277.000 desempleados que afirman tenemos en nuestro país. Lo que realmente es dramático del paro en España es la evolución que está teniendo la duración del paro. El verdadero drama lo encontramos en el número de personas que llevan ya más de dos años sin poder trabajar y en el incremento del número de familias donde todos los miembros están parados. Dicha cifra se está incrementando de forma exponencial y ya representa el 9% del 27% de la tasa de paro.

Es la tasa de paro más alta de la historia de España. Además, es especialmente preocupante que casi tres millones de personas llevan más de un año parados y que casi dos millones de hogares tienen a todos sus miembros en paro.

¿Qué podemos esperar del gobierno?

El gobierno podría hacer muchas cosas, pero se limita a decir que ya está haciendo lo que debe, que a mi entender es nada. Como se limitan a pedir paciencia, supongo que están cruzados de brazos esperando que la situación se resuelva por si sola por arte de magia. Si estuvieran haciendo algo dirían lo que están haciendo en vez de pedir paciencia. Así que poco podemos esperar del gobierno.

Podrían por ejemplo implantar una semana laboral de cuatro días. Hasta ahora, esa es la solución más afortunada en los países desarrollados. Se trata de trabajar las mismas horas a lo largo de la semana (unas 40), pero en sólo cuatro días, es decir, concentrar la semana laboral liberando tres días para el descanso.

Si todos estuviéramos dispuestos a apechugar con la situación incluso se podría hablar de jornadas laborales de 32 o 35 horas (cobrando menos eso sí, pero cobrando mucha más gente).

¿Ventajas? Reduce sensiblemente el consumo energético en los centros de trabajo, con el ahorro que ello conlleva, y en los lugares donde se ha implantado se ha incrementado la productividad de los empleados y se ha reducido la realización de horas extras, lo que también es un ahorro, que se puede canalizar a aumentar los beneficios… o a generar nuevos puestos de trabajo. Colateralmente, la gente, al tener más tiempo libre puede hacer otras actividades que generan consumo y riqueza a la sociedad.

La reducción de la jornada laboral permitiría a los empresarios con X trabajadores tener X+Y repartiéndose la carga de trabajo y el salario proporcionalmente. Más gente trabajando, menos paro, aunque provisionalmente cobremos menos dinero, ya hablaremos de sueldos cuando la cosa mejore.

Las ayudas vinculadas a cursos de formación, como todos sospechamos no son más que formas de maquillar cifras. Los cursos de formación sólo crean algunos puestos de formadores en el mejor de los casos porque la formación que aportan deja muchísimo que desear.

El gobierno debiera crear incentivos fiscales a la contratación y al mantenimiento de empleo a jornada completa. De tal forma que un empresario que tiene X trabajadores pueda tener X+Y pagando los mismos impuestos (X) y algunos nuevos salarios. No se aumenta la recaudación de impuestos, pero disminuyen los gastos por desempleo.

También sería necesario sustituir las subvenciones dadas a fondo perdido por créditos a bajo o nulo interés. Dentro de algunos sectores como el cine, la agricultura y la ganadería o la energía hay demasiada gente que vive exclusivamente de las subvenciones, y no del rendimiento. Si esa subvención se transforma en un crédito, la obligación de devolverlo, aunque sea sin intereses, reconduce el gasto hacia una inversión de la que se espere obtener rendimiento y que genere crecimiento.

El gobierno debiera olvidarse, o al menos hacer la vista gorda durante una larga temporada, en la persecución del fraude, de la economía sumergida y de personas que están en paro y que están trabajando “en negro” porque es su única posibilidad de comer. Cuando la cosa mejore ya habrá tiempo de perseguir ese fraude, pero creo que ahora es el peor momento porque la pescadilla que se muerde la cola cada vez da mordiscos más gordos y a este paso no va a quedar ni la espina.

¿Qué podemos esperar de las empresas?

Aunque no lo parezca, estoy convencido que muchísimas empresas ya hacen lo que pueden para no generar más paro, así que poco pueden hacer para generar empleo, máxime cuando el gobierno exige tanta austeridad, tanto aumento de la productividad y tanta normativa laboral que no genera empleo en absoluto.

De hecho, me consta que muchas empresas intentan contratar a trabajadores de forma sumergida, no porque les salga más barato ni por defraudar, sino por ayudar a la máxima gente que pueden.

No todos los empresarios piensan exclusivamente en su propio beneficio y yo soy partidario que si pueden dar trabajo a alguien, aunque sea pagándoles con dinero negro, bienvenida sea la iniciativa. Estamos en una situación excepcional y sólo podemos arreglarla entre todos con medidas excepcionales. El gobierno más que pensar en personas que dejan de pagar impuestos por cobrar en negro debiera pensar en personas que consiguen comer precisamente por cobrar en negro.

Sé con certeza que algunas empresas utilizan los contratos a tiempo parciales como contratos encubiertos a jornada completa, exentos de un elevado porcentaje de cotización, en el que el empleado es explotado si quiere trabajar. Por ejemplo hay contratos de ese tipo disfrazados de programas de prácticas en empresas por los que se puede pagar a un universitario titulado menos de 600 euros brutos por una jornada laboral completa, con el beneplácito de administraciones varias. Pero no voy a hablar de esas empresas que sólo piensan en su propio beneficio.

Hay empresas que están utilizando los contratos de media jornada o a tiempo parcial para ayudar a toda la gente que pueden. En vez de contratar a un solo empleado a jornada completa contratan a 2 personas a media jornada y así aseguran un ingreso, aunque sea más pequeño, a dos personas (quizá a dos familias que dependen de ese sueldo) en vez de a una sola.

La colaboración empresarial también puede generar empleo, aparentemente de menor calidad, pero empleo al fin y al cabo. Por citar un ejemplo, ¿porqué no ponerse de acuerdo tres empresas para contratar a un contable? Al contable le daría igual pues cobra un sueldo completo aunque le paguen tres empresas distintas y las empresas podrían permitirse menos costes con el aumento de la productividad que ello conlleva.

Otra posibilidad de las empresas es crear minitrabajos o minijobs y compartir multitrabajadores. Por ejemplo tres empresas se juntan para alquilar un local en común para almacenar sus artículos y contratan en común a un transportista que les haga los portes, al contable anteriormente mencionado y a un manipulador que prepare los pedidos con el ahorro que supone para cada empresa. Una sola empresa quizá no podría permitirse contratar a tres personas pero tres empresas si pueden contratar en común a esas tres personas por el mismo precio que pagarían a una sola. ¿Qué más les da a los tres trabajadores si trabajan en el mismo sitio y con un sueldo completo aunque les paguen tres empresas distintas?

Otra posibilidad de los minitrabajos es que las empresas podrían convertir en empleo las horas extra. En vez de pagar a un empleado horas extra ¿porque no crear un minitrabajo para poder contratar a otra persona a tiempo parcial?

Quizá algunos se lleven las manos a la cabeza al leer esto, pero recuerdo que la situación es excepcional y que las medidas deben ser excepcionales si queremos generar empleo. Además, las estadísticas me dan la razón. La relación estadística es directa: a mayor cantidad de trabajo a tiempo parcial, menor es el nivel de paro de una economía. El poco trabajo que hay tenemos que repartirlo para generar riqueza y poder generar más trabajo. Quizá todos cobremos menos dinero a final de mes, pero al menos todos podremos comer o pagar las hipotecas y evitar los desahucios por ejemplo.

Otra posibilidad que están poniendo en práctica muchas empresas es reciclarse para generar empleo o, al menos, mantenerlo. Por citar un ejemplo, muchas empresas de construcción de viviendas han tenido que olvidarse de construir pisos y ahora se dedican a rehabilitación de inmuebles dotándoles de instalaciones de eficiencia energética, etc. La mayoría de los trabajadores están desadaptados, su capacidad no coincide con lo que pueden ofrecer, por lo que las empresas tienen que crear programas de formación para su readaptación.

Y por último, tú. ¿Qué puedes hacer para conseguir empleo?

La solución más obvia es que intentes trabajar por cuenta propia creando tu propia empresa y prestando los servicios que puedes prestar. Es duro, pero si nadie va a contratarte mejor luchar por una posibilidad de trabajar aunque sea más arriesgada. En Internet tienes cientos de recursos e información para emprendedores así que no voy a entrar en el tema.

También puedes utilizar tu imaginación en la búsqueda de empleo y olvidarte de enviar el tradicional currículum vitae a las empresas. Te aseguro que en el 99% de los casos tu CV acaba directamente en la basura. Algunas de las ideas que voy a proponerte pueden parecerte ideas estrambóticas y seguramente más de uno pensará que estoy bebido o fumado, pero si lo piensas fríamente quizá no sean ideas tan descabelladas.

En tiempos de crisis, la originalidad tiene premio. Con millones de personas en busca activa de empleo, llamar la atención de los empresarios no es tarea fácil. Sin embargo, hay quien se las ingenia para convertir su situación desesperada en una ventaja competitiva con sólo unas gotitas de creatividad.

El programador francés Philippe Dubost no era más que uno de los aproximadamente 25 millones de parados que hay en la Unión Europea. Sin embargo decidió arriesgar y diseñó su currículum como si se tratase de un producto a la venta en Amazon.com, la mayor tienda online. El éxito no tardó en llegar. En las siguientes 24 horas las visitas de su web se multiplicaron por 10 hasta las 80.000 en una sola jornada. Su currículum online registró picos de hasta 1.000 personas conectadas a la vez desde lugares como Reino Unido, Estados Unidos, Australia o Japón. Su iniciativa pronto se convirtió en una incesante lluvia de propuestas de trabajo.

Algunos jóvenes están volviendo al campo mientras se dedican a hacer teletrabajos. La vida en los pueblos es muy barata y con un pequeño huerto y algunas gallinas o un par de cerdos se puede vivir bastante bien con sueldos pequeños o realizando minitrabajos por Internet.

En España también hemos asistido a intentos poco comunes de llamar la atención de los empresarios. En 2010, dos desempleados valencianos buscaron trabajo a través de un anuncio en una valla publicitaria, una original iniciativa con la que pretenden conseguir el empleo que no habían logrado durante varios meses por los medios tradicionales. Francisco Jover, un licenciado en Administración y Dirección de Empresas de 26 años, y la diseñadora gráfica Susana Alcolea fueron los dos ganadores valencianos del concurso “Vende-T”, con el que la empresa publicitaria CBS Outdoor publicita los currículum de desempleados de toda España de forma gratuita durante un mes.

Adam Paccitti, por su parte, decidió alquilar una valla publicitaria para buscar trabajo. Se veía su foto junto a un texto que decía “He gastado mis últimas 500 libras en este anuncio. Por favor, dame un trabajo. Y su página web: employadam.com”

Otro innovador fue Michiel Das, quien ideó una campaña para encontrar trabajo. Según la teoría de 6 grados de separación, cada persona está conectada con el resto del mundo a través de 6 contactos. Das creó 3 tarjetas de visita y se las dio a tres amigos, con el objetivo de ver hasta dónde llegaban, y encontrar un trabajo en el área de marketing y las redes sociales. El resultado en su web: elviajedemitarjeta.com

Victor Petit introdujo un código QR en su curriculum sobre una imagen suya de forma el código QR enlazaba con un vídeo presentación. La idea era buena, un pdf de dos páginas, en una su currículum y en la otra una foto a tamaño A4 con un código QR sobre su boca, como si estuviera amordazado. Al pasar un teléfono con lector de códigos QR te llevaba a un video de presentación.

Alec Brownstein ideó una campaña en Google Adwords de forma que cada vez que los directores de agencias publicitarias teclearan su nombre en la caja de búsqueda de Google apareciera el anuncio “Googlear tu nombre es divertido. Contratarme a mí también“.

Otra posibilidad es crearte una tarjeta de visita 2.0 ¿Cómo te presentas online si no puedes dar una tarjeta de visita de papel? Puedes crear una tarjeta de visita electrónica aprovechando aplicaciones web (algunas gratis) para generar páginas de presentación atractivas y gratuitas.

También puedes experimentar con formatos de CV menos tradicionales. Un currículum de papel no suele llamar la atención, pero un vídeo-CV sí, especialmente si es poco convencional. Para crearlo, basta con tener una cámara y buenas ideas.

Arturo Torres encontró empleo creando su propia publicidad haciendo billetes falsos de 500 euros. Se trataba de un billete de 500 euros con la frase “Te regalo 500 euros si me ayudas a conseguir empleo” Imprimió dicha publicidad y se dedicó a repartirla por coches y buzonearla. Un mes después un desconocido le puso en contacto con un empresario que le proporcionó empleo y, además, no le exigieron que pagara los 500 euros que ofrecía.

Como puedes ver, el Empleo 2.0 no es buscar oportunidades, es hacer que te encuentren.

Según el Informe Infoempleo-Adecco 2012, el 80% de los reclutadores de personal de las empresas ya buscan a los profesionales en las redes sociales. Internet y las redes sociales son los nuevos escenarios para la búsqueda de empleo y para los profesionales que quieren demostrar lo que valen.

El nuevo “buscar empleo 2.0” es convertir tus servicios en una oferta comercial en la que no te vendes tú, sino tu trabajo. Puedes ofrecer microservicios o postularte para realizar minitrabajos. Si, por ejemplo, eres periodista puedes ofrecerte a escribir para otros blogs. Te pagarán poco por cada artículo, pero sumando todas las ganancias a final de mes pueden ser un sueldo perfectamente decente.

En las redes sociales no vendes, “te compran” basándose en la imagen o marca profesional que proyectas y en lo que otras personas dicen de ti. Hazte visible para que las oportunidades te encuentren.

¿Sabes presentarte profesionalmente en 30 segundos y en 140 caracteres? Como si se tratara de una conversación casual con un desconocido en un ascensor deberías poder explicar qué sabes hacer de forma breve y concisa, pero sobre todo ten preparadas presentaciones profesionales en diversos formatos (texto, powerpoints originales, vídeos, audios, pdfs interactivos, etc.) que puedas usar en las redes sociales y en el cara a cara en función de cada contexto. Si no sabes decir quién eres y qué haces, los demás no sabrán quién eres ni qué haces.

Recuerda: La situación es excepcional y de todos depende tomar medidas excepcionales. Lo único importante ahora es generar empleo como sea, luego, cuando vengan las vacas gordas ya hablaremos de mejorar el empleo.

Por mi parte espero haber aportado algo y ojala alguien consiga empleo leyendo esto. Sería la mejor recompensa por haber trabajado el día del trabajo.